Piedra de Caen

La piedra de Caen es una piedra caliza bella, fácil de tallar y de muy buena calidad, es extraída en la región de Caen (Calvados, Francia) y empleada desde el siglo XI, sobre todo tras la conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador, cuando se abrió un enorme mercado para su exportación.

Iglesia de Caen hecha con la Piedra de Caen.

Existen numerosos monumentos construidos con la piedra de Caen como son:

Una cantera está siendo de nuevo explotada para permitir la construcción y restauración de edificios.