Pipino II de Aquitania

Pipino II, llamado el Joven (823 - después de 864 en Senlis), fue rey de Aquitania desde 838 como sucesor de su padre Pipino I. Pipino II era hijo de Pipino I e Ingeltrude,[1]​ hija de Teodoberto, conde de Madrie. Era nieto del Emperador Luis el Piadoso.

Pipino II de Aquitania
Pepin II d Aquitaine obole 845 to 848.jpg
Óbolo de Pipino, de 845-848 (Cabinet des Médailles, París)
Información personal
Nacimiento c. 823 Ver y modificar los datos en Wikidata
valor desconocido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento post. junio de 864 Ver y modificar los datos en Wikidata
Senlis, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliaria Dinastía carolingia Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Pipino I de Aquitania Ver y modificar los datos en Wikidata
Ingeltrude of Madrie Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Monarca Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Pipino fue elegido rey a la muerte de sus padres por la nobleza aquitana, deseosa de independizarse del Imperio. Sin embargo, Luis había nombrado rey de Aquitania a su hijo Carlos el Calvo en 832, cuando desposeyó (nominalmente) a Pipino I. Pipino había estado a partir de entonces en guerra con su tío Carlos. Luis le desheredó en Crémieu y posteriormente en Worms en los dos siguientes repartos del imperio.

Luis pidió a los aquitanos que enviaran a Pipino a Aquisgrán para formarle como gobernante, pero se negaron. Pipino tuvo el control total de Aquitania hasta 841, cuando acudió en ayuda de su tío Lotario I en Fontenay. Pipino derrotó a Carlos el Calvo, pero Lotario cayó ante Luis el Germánico, otro hijo del emperador Luis. Pipino regresó a Aquitania y continuó la guerra con Carlos.

En 844, Pipino cometió el terrible error de solicitar la ayuda del Jarl Oscar, un aventurero vikingo. Guio a las fuerzas de Oscar siguiendo el curso del Garona hasta Toulouse, dádonles la ocasión de explorar el territorio para posteriores saqueos. En 845, Pipino acogió Seguin de Burdeos que había desertado de las filas imperiales y lo convirtió en dux Wasconum, para que colaborará en la lucha contra Sancho II Sánchez de Gascuña, que ya había luchado contra Pipino I.

Burdeos, la mayor ciudad de Aquitania, y por aquel entonces en manos de Carlos, fue capturada por Oscar en 847 con la ayuda de los ciudadanos descontentos, en su mayoría judíos o partidarios de Pipino. La caída de la ciudad en manos de un pirata pagano, junto con el alcoholismo y vida relajada de Pipino, debilitaron su posición entre la nobleza, hasta quedar sin apoyos en 848. Su hermano menor Carlos trató entonces de ocupar su lugar.

El gobierno de Pipino concluyó en 851 o 852 cuando fue capturado por Sancho II de Gascuña y entregado a Carlos. Fue confinado en el monasterio de Saint Médard en Soissons. Como recompensa, Sancho fue nombrado Duque.

Luis el Germánico, en guerra con Carlos el Calvo, mandó a su hijo Luis el Joven a reclamar Aquitania. Llegó hasta Limoges en 855 antes de regresar.

Pipino logró escapar y recuperar parte de su autoridad y tierras en 854. Los vikingos, ahora asentados en el Valle del Loira asolaron Poitiers, Angoulême, Périgueux, Limoges, Clermont, Y Bourges mientras Carlos el Calvo trataba de someter a Pipino. En 864, Pipino se unió a los vikingos, y se rumoreaba que había abandonado el cristianismo para adorar a Woden y "vivía como uno de ellos [los vikingos]".[2]​ Atacó Toulouse juntó con los vikingos, y fue capturado nuevamente a finales de 864, depuesto por el Edicto de Pistres, y encarcelado en Senlis, donde falleció.

NotesEditar

  1. También conocida como Engelberga, Rigarde, Hringard, o Ringart.
  2. "Pipino II de Aquitania," The Routledge Companion to Medieval Warfare, Jim Bradbury, ed. (Routledge, 2004), 72. Archibald Ross Lewis (1965), The Development of Southern French and Catalan Society, 718–1050 (Austin: University of Texas Press), 100–101, menciona la alianza de Pipino con los vikingos sin referirse al paganismo. Edward Peters (1970), The Shadow King: Rex inutilis in Medieval Law and Literature, 751–1327 (New Haven: Yale University Press), 67–8, cita el criticismo de los Annales Bertiniani hacia Pipino a partir de 843.