Pirene (náyade)

náyade

Pirene o Peirene (del griego antiguo Πειρήνη, Peirene, con el significado "atado", "sujetado", "que ata"),[1]​ en la mitología griega era una náyade hija de la ninfa Metone, mientras que su padre, dependiendo de las diversas fuentes, puede ser uno de los dioses-río Aqueloo[2]​ o Asopo[3][4]​ o del rey de Laconia Ébalo.[5]

Fuente de Pirene en Corinto.

Pirene fue amante de Poseidón, de quien tuvo dos hijos, Leques y Cencrias, héroes epónimos de dos puertos de Corinto, Lequeia y Cencrias. Cuando Cencrias fue matado involuntariamente por la diosa Artemisa, el dolor de Pirene fue tan profundo y vertió tantas lágrimas que se convirtió en una fuente puertas afuera de Corinto.[6]

Los corintios construyeron un pequeño santuario dedicado a la náyade por su famosa Fuente de Pirene donde se le ofrecían pasteles de miel durante los meses secos del comienzo del verano. La fuente, que se consagró a las Musas, fue un lugar de peregrinación para los poetas para beber y recibir inspiración y la leyenda dice que fue donde Belerofonte encontró al caballo Pegaso, que bebía de sus aguas y lo domesticó.[7]

ReferenciasEditar

  1. Theoi (ed.). «Peirene» (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2019. 
  2. PAUSANIAS: Descripción de Grecia, 2.2.2.
  3. DIODORO SÍCULO: Biblioteca histórica, 4.72. 1-5.
  4. BAQUÍLIDES: Fragmento 9.
  5. Megalai Ehoiai, fr. 258, citado por Pausanias (loc. cit.)
  6. Descripción de Grecia, 2, 3, 3.
  7. PÍNDARO: Odas de las Olimpiacas, 13, 3.

BibliografíaEditar