Abrir menú principal

Piscidia grandifolia

especie de planta

DescripciónEditar

Son árboles, que alcanzan un tamaño de hasta 20 m de alto; los tallos jóvenes tomentulosos, glabrescentes. Folíolos 9–13, elípticos a obovados, de 4–20 cm de largo y 2–13 cm de ancho, ápice obtuso a subagudo, a veces mucronado, base redondeada a aguda, haz glabrescente, envés tomentoso; estípulas ovadas, 7–8 mm de largo y 4–8 mm de ancho. Las inflorescencias en forma de espigas axilares, con flores 15–18 mm de largo; cáliz 7–8 mm de largo, tomentuloso, lobos agudos; los pétalos blancos a rosados, estandarte glabro por fuera. Frutos 4–15 cm de largo (incluyendo el estípite 5–15 mm de largo) y 1.5–4 cm de ancho (incluyendo las alas de 5–15 mm de ancho y el cuerpo seminífero de 6–10 mm de ancho), tomentosos o velutinos; semillas (1–) 2–7 (–8), 12–13 mm de largo y 5 mm de ancho, café-rojizas.

Distribución y hábitatEditar

Es una especie común, en los bosques húmedos, semideciduos o de pino-encinos, a una altitud de 1000–1500 metros desde Guatemala a Nicaragua. Sólo la variedad típica se conoce de Nicaragua. Las 2 variedades adicionales son de México.

PropiedadesEditar

Las hojas cocidas se usan para tratar afecciones respiratorias (asma, catarro, gripe, tos, tos ferina), cefalea, dismenorrea, dolores, fiebres, gastritis, insomnio, náuseas y tinea.

La corteza se usa para tratar alcoholismo, asma, bronquitis, cefalea, delirio, dolor de muelas, insomnio, histeria, neuralgia, tos ferina y rabia. La corteza y la raíz se usan para dolores (cabeza, muelas, neuralgia).

Sus frutos se usan como veneno en las flechas. Los textos mayas prescriben la decocción de la hoja en baños con fines medicinales (asma, fiebre, tinea) y tóxicos. La corteza y las hojas se usan para intoxicar peces. Se le atribuyen propiedades analgésicas, anestésicas, antisépticas, ictiotóxicas, insecticidas, midriática, narcótica, purgante, sedante, sudorífica.

TaxonomíaEditar

Piscidia grandifolia fue descrita por (Donn.Sm.) I.M.Johnst. y publicado en Contributions from the Gray Herbarium of Harvard University 70: 71, en el año 1924.[1]

Variedades aceptadas
Nombre común

Se conoce popularmente como: barbasco, chijol, habín, llorasangre, papaché, palo de zope, zopilote.[2]

Sinonimia

VéaseEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  1. Berendsohn, W. G. & A. E. A. González. 1989. Listado básico de la Flora Salvadorensis: Familia 118: Leguminosae. Cuscatlania 1(2): 1–16.
  2. CONABIO. 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. 1. In Ca. nat. México. CONABIO, Mexico City.
  3. Reyes-García, A. & M. Sousa Sánchez. 1997. Depresión central de Chiapas. La selva baja caducifolia. Listados Floríst. México 17: 1–41.
  4. Rudd, V. E. 1969. A synopsis of the genus Piscidia (Leguminosae). Phytologia 18(8): 473–499.
  5. Sandwith, N. Y. 1936. Contributions to the Flora of Tropical America: XXV. Bull. Misc. Inform. Kew 1936(1): 1–16.
  6. Sousa S., M., M. Ricker & H. M. Hernández. 2003. An index for the tree species of the family Leguminosae in Mexico. Harvard Pap. Bot. 7(2): 381–398.
  7. Standley, P. C. & J. A. Steyermark. 1946. Leguminosae. Flora of Guatemala. Fieldiana, Bot. 24(5): 1–368.
  8. Stevens, W. D., C. U. U., A. Pool & O. M. Montiel. 2001. Flora de Nicaragua. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 85: i–xlii, 1–2666.
  9. Zamora Villalobos, N. 2010. Fabaceae. In: Manual de Plantas de Costa Rica. Vol. 5. B.E. Hammel, M.H. Grayum, C. Herrera & N. Zamora (eds.). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 119: 395–775.

Enlaces externosEditar