Políxena

princesa de la mitología griega

En la mitología griega Políxena o Políxene (en griego Πολυξένη Poluxénê) era una princesa, hija de Hécuba y Príamo, reyes de Troya.

Políxena es sacrificada por Neoptólemo. Ánfora tirrénica de figuras negras, decorada por el Pintor de Timiades hacia 570-550 a. C.

LeyendasEditar

 
Aquiles tiende una emboscada a Troilo y Políxena. Hidria ática de figuras negras, hacia 560-550 a. C. Museo Metropolitano de Arte, Nueva York.

Un oráculo profetizó que Troya no sería derrotada si Troilo cumplía los veinte años de edad. Su hermana Políxena y él cayeron en una emboscada y Aquiles mató al joven pero ella pudo escapar. Se cuenta también que Aquiles pidió a los troyanos la mano de Políxena, pero el momento en que se enamoró de ella tiene muy diversas versiones: pudo ser durante la emboscada donde murió Troilo, o mientras ella participaba en un rito en honor a Apolo o cuando ella acudió a visitar el sepulcro de su hermano Héctor o cuando, tras la muerte de Héctor, ella contribuyó al rescate del cuerpo de su hermano arrojando desde los muros de Troya sus joyas u ofreciéndose personalmente a Aquiles para convertirse en su esclava.[1][2][3][4]​ A cambio de poder casarse con la princesa troyana, se decía que Aquiles llegó a prometer que persuadiría a los aqueos para abandonar el sitio de Troya.[5]​ El secreto de su talón vulnerable pudo ser averiguado por Políxena[6]​ y así, en una ocasión en la que Aquiles se dirigía a encontrarse con Políxena o a concertar su casamiento en el templo de Apolo Timbreo, el héroe aqueo murió en una emboscada que le tendieron Deífobo y Paris o solo Paris.[7][8][9][10]

Más tarde, tras el saqueo de Troya, el eidolon (fantasma) de Aquiles se apareció a los supervivientes de la guerra y exigió que Políxena le fuese sacrificada antes de que nadie pudiera marcharse.[11]​ Su hijo Neoptólemo la decapitó sobre la tumba de Aquiles.[12][13][14]​ También se ha mencionado que el sacrificio de Políxena tenía como finalidad propiciar unas condiciones favorables para el regreso de las naves aqueas a Grecia, una analogía con el sacrificio de Ifigenia, que tenía como fin conseguir vientos favorables para el trayecto de ida.[1]​ Una versión minoritaria contaba que, en cambio, Políxena se había suicidado tras la muerte de Aquiles, clavándose una espada sobre su tumba, por amor a él.[15][16]

Fuentes literariasEditar

Políxena no aparece en la Ilíada de Homero, pero sí debió aparecer en otros poemas del ciclo troyano que posteriormente se perdieron: las Ciprias y la Iliupersis.[17]​ Su sacrificio también debió ser tratado en la poesía liríca arcaica, aunque solo quedan fragmentos de su inclusión en la obra de Estesícoro.[18]

La historia de su leyenda es más conocida a través de tragedias de la Grecia Clásica como Hécuba o Las troyanas de Eurípides. Sófocles escribió también una tragedia titulada precisamente Políxena, pero de ella solo se conservan fragmentos.[19]

En fuentes latinas se la nombra de manera muy habitual, como en Las metamorfosis de Ovidio,[20]​ en las Posthoméricas de Quinto de Esmirna,[21]​ y en la tragedia de Séneca Las troyanas.

Es personaje destacado también en las obras de Dictis Cretense Diario de la guerra de Troya y de Dares Frigio Historia de la destrucción de Troya, obras a las que no se atribuye demasiado valor literario pero que sirvieron de fuentes principales para numerosas adaptaciones de relatos sobre la Guerra de Troya de época medieval.

Otras obras de literatura pos-clásica que tratan el personaje de Políxena son:

  • El manuscrito anónimo Excidium Troiae, que suele fecharse en el siglo VI y maneja en ciertos aspectos fuentes independientes de Dictis y Dares.[22]
  • Una Aquileida de época bizantina, probablemente del siglo XV, anónima, en la que Políxena en principio desprecia el amor de Aquiles pero luego, tras ser herida por Cupido con una flecha, cambia sus sentimientos hacia él y los enamorados llegan a casarse.
  • La mort d'Achille, tragedia del siglo XVII de Thomas Corneille, donde es Pirro, el hijo de Aquiles, el que se enamora de Políxena.[23]

Representaciones artísticasEditar

 
Neoptólemo arrebata a Políxena de los brazos de Hécuba, obra de Pio Fedi (1865), Loggia dei Lanzi, Florencia.

El personaje de Políxena ha sido representado en numerosas obras de arte, entre las que se encuentran:

  • Varias piezas de cerámica del siglo VI a. C., que representan la emboscada sufrida por Troilo y Políxena o su sacrificio.[25]
  • Una pintura del siglo V a. C. realizada por Polignoto donde se representaba a Políxena con trenzas en los cabellos, modo como solían llevarlos las doncellas. Esta pintura no se ha conservado pero se conoce su existencia por el testimonio de Pausanias.[29]
  • Un sarcófago de un taller ático del siglo III que se halla en el Museo del Prado de Madrid que representa la historia de Aquiles y Políxena.[30]
  • Una estatua de Neoptólemo arrebatando a Políxena de los brazos de su madre Hécuba, realizada por Pio Fedi en 1865, que se encuentra en la Loggia dei Lanzi de Florencia.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b GRIMAL, Pierre: Diccionario de mitología griega y romana. Paidós. Barcelona. Ed. del 2004. Pág. 444. ISBN 84-7509-166-0
  2. Dictis Cretense III,2; III,24.
  3. DARES FRIGIO: Historia de la destrucción de Troya 27.
  4. Segundo Mitógrafo Vaticano 205.
  5. FILÓSTRATO DE ATENAS: Sobre los héroes 51.
  6. Excidium Troiae pág. 12.
  7. Dictis Cretense IV,10-11.
  8. Historia de la destrucción de Troya 34.
  9. HIGINO: Fábulas (Fabulae) 110: Políxena (Polyxena).
  10. SERVIO: Comentarios de la Eneida VI,57.
  11. QUINTO DE ESMIRNA: Posthoméricas XIV,214.
  12. Dictis Cretense V,13.
  13. Historia de la destrucción de Troya 43.
  14. TRIFIODORO: La toma de Ilión 686.
  15. FILÓSTRATO DE ATENAS: Vida de Apolonio de Tiana IV,16.
  16. Sobre los héroes 51.
  17. Fragmentos de épica griega arcaica, edición de Alberto Bernabé, pp. 123,137 y 182. Madrid. Gredos. ISBN 84-249-3524-1. Su inclusión en estos poemas se conoce por testimonios indirectos: en un escolio de la Hécuba de Euripides se dice que era nombrada en las Cipria; por otra parte, se la cita en el resumen de la Iliupersis que contiene la Crestomatía de Proclo.
  18. RODRÍGUEZ ADRADOS, Francisco: Lírica griega arcaica, pp. 204, 205, 208; Madrid: Gredos (1980), ISBN 84-249-3546-2.
  19. ESTRABÓN: Geografía X,3,14.
  20. OVIDIO: Metamorfosis XIII, 439 y ss.: El sacrificio de Políxena.
  21. QUINTO DE ESMIRNA: Posthoméricas XIV,214,241.
  22. La Ilíada latina. Diario de la guerra de Troya de Dictis cretense. Historia de la destrucción de Troya de Dares Frigio. Editorial Gredos. Madrid. Pág. 146. ISBN 84-249-2313-8
  23. María Teresa Beltrán Noguer, El mito de Aquiles en la literatura pos-clásica (1984), en Anales de la Universidad de Murcia. Letras vol. 42, nº 1-2, Murcia: Universidad de Murcia, ISSN 0463-9863.
  24. El Aquiles en wikisource
  25. Hay autores que han sugerido que Políxena también es uno de los personajes representados en el llamado Carro etrusco de Monteleone, también del siglo VI a. C., pero esta identificación es muy dudosa.
  26. Noces de Thétis et Pélée et Chant des Parques: le destin d'Achille (en francés)
  27. Elisabet Huntingford Antigas, Persecución, desesperanza y muerte femeninas en las imágenes griegas, pp.158-159, en La violencia de género en la Antigüedad, Madrid: Instituto de la Mujer (2006).
  28. Çanakkale Troya Müzesi en la página kulturportali.gov.tr (en turco)
  29. PAUSANIAS: Descripción de Grecia X,25,10.
  30. Ficha del sarcófago en la página del Museo del Prado

Enlaces externosEditar

  • Sobre Políxena, en el sitio del Proyecto Perseus: 1; 2.