Abrir menú principal

Prefectura apostólica de las Islas Malvinas

La prefectura apostólica de las Islas Malvinas (en latín, Apostolica Praefectura de Insulis Falkland seu Malvinis; en inglés, Apostolic Prefecture of the Falkland Islands)[1]​ es una jurisdicción territorial aislada de la Iglesia católica dependiente directamente de la Santa Sede, es decir que no forma parte de la organización eclesiástica del Reino Unido ni de la Conferencia Episcopal Argentina. Fue erigida el 10 de enero de 1952 al separarla de la diócesis de Punta Arenas y abarca las islas Malvinas.[2]

Prefectura Apostólica de las Islas Malvinas
Apostolica Praefectura de Insulis Falkland seu Malvinis
Información general
Sede Puerto Argentino/Stanley
Región Islas Malvinas
País Islas Malvinas (Falkland)Bandera de Islas Malvinas Islas Malvinas (Falkland) nota: La soberanía de la totalidad del territorio junto con sus aguas adyacentes se encuentra en litigio entre Bandera de Argentina Argentina y Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido.
Rito Romano
Jerarquía
Prefecto apostólico Hugh Allan, O. Praem
Estadísticas
Población
- Total
- Católicos

4300
580
Superficie 16.000 km²
Location map of the Falklands – Alternative version 4.svg Ver y modificar los datos en Wikidata
Sitio web
www.southatlanticrcchurch.com
Mapa de las misiones salesianas en el extremo meridional de América del Sur hacia 1916. Allí aparece el vicariato apostólico de Magallanes e Islas Malvinas.

La procatedral y única parroquia es la iglesia de St. Mary en Puerto Argentino/Stanley. Hasta enero de 2013, además del prefecto apostólico, contaba con un único sacerdote residente, fray Peter Norris SFO, quien además era capellán militar de las fuerzas británicas estacionadas en las islas. Luego la parroquia quedó vacante.[3]

HistoriaEditar

Las islas Malvinas permanecieron deshabitadas hasta que fueron transitoriamente ocupadas en el siglo XVIII por franceses e ingleses. De acuerdo al punto de vista español el archipiélago de las Malvinas estaba dentro de los límites de la región de tierras y mares concedida en 1493 por el papa Alejandro VI a la reina Isabel I de Castilla y sus sucesores.

Cuando el francés Louis Antoine de Bougainville se estableció con colonos acadianos exiliados en Port Saint Louis el 3 de febrero de 1764 lo acompañaba el monje benedictino Antoine Pernetty. Este sacerdote utilizó como primera capilla católica de las Malvinas a parte del comedor del edificio principal de la colonia. Cuando España tomó posesión formal de la colonia francesa el 2 de abril de 1767 había en ella dos sacerdotes católicos franceses. En menos de un año los españoles construyeron en la colonia renombrada a Puerto Soledad una pequeña iglesia llamada Nuestra Señora de la Soledad, bajo jurisdicción del obispado de Buenos Aires. En 1774 se le agregó un campanario, existiendo 80 feligreses en la colonia. En la década de 1780 la pequeña iglesia fue mejorada, agregándosele un púlpito y pila bautismal.

Para 1790 la colonia tenía unas 200 personas, por lo que el sacerdote Pío de Aguiar escribió al obispo de Buenos Aires que la iglesia solo podía albergar a la mitad de los feligreses, razón por lo que una nueva iglesia de ladrillos y piedras fue construida, siendo consagrada el 4 de noviembre de 1801. La antigua iglesia pasó a ser un santuario hogareño.

Durante el período de dominio español de las Malvinas la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad fue atendida por 57 sacerdotes: 16 franciscanos, 18 mercedarios, 21 miembros del clero secular del obispado de Buenos Aires, 1 agustino y un dominico. España abandonó las islas Malvinas el 13 de febrero de 1811, siendo Juan Canosa el sacerdote. A partir de 1823 las Malvinas fueron nuevamente colonizadas estableciéndose colonos argentinos en Puerto Soledad. Producida la ocupación británica en 1833 desapareció toda exteriorización de la religión católica, aunque permanecieron fieles católicos y llegaron otros de esa fe.[4]​ Hacia 1842 la colonia tenía 78 habitantes, un cuarto de ellos católicos. En 1845 fue abandonado Puerto Soledad transfiriéndose los colonos a Port Stanley, que para 1851 tenía 372 habitantes, de los cuales la mitad eran católicos.

En la década de 1850 el funcionario colonial católico Thomas Havers alquiló una casa en Port Stanley para dar instrucción religiosa católica y en 1856 escribió al cardenal Wiseman, arzobispo de Westminster, y al cardenal Barnabó en Roma, solicitando un sacerdote. La Santa Sede contactó al arzobispo de Buenos Aires, Mariano J. Escalada, debido a la presencia de sacerdotes católicos irlandeses en Argentina. El sacerdote dominico irlandés Anthony Fahy, que estaba a cargo de los irlandeses, envió a las Malvinas en misión temporaria en 1856/1857 al padre Laurence Kirwan. Durante su presencia los fieles católicos de las islas intentaron adquirir un terreno para construir una iglesia, pero no lo lograron. Otros capellanes irlandeses provenientes de Buenos Aires fueron: Patrick Dillon (1866), William Walsh (1872) y Felix M. Grisar (1887). Walsh utilizó para los servicios religiosos un edificio gubernamental llamado posteriormente Central Store, pero posteriormente la comunidad católica adquirió un terreno conocido como Pump Green, en el que fue construida la iglesia de St. Mary. Esta iglesia fue inaugurada el 15 de junio de 1873 por el padre brasileño Vincent de Vilas.[5]

El último de estos capellanes, el inglés James Foran, cedió su puesto a dos misioneros salesianos en 1888, quienes fundaron en Puerto Stanley, capital de las islas, la Casa de Santa María. En 1884 el papa estableció la prefectura apostólica de la Patagonia Meridional, Magallanes, Tierra del Fuego e Islas Malvinas, poniéndola bajo responsabilidad de los salesianos, pero la suprimió el 4 de octubre de 1916 pasando los territorios bajo control argentino a la arquidiócesis de Buenos Aires. Con los territorios bajo control de Chile y las islas Malvinas erigió el vicariato apostólico de Magallanes e Islas Malvinas con sede en Punta Arenas, que fue promovida a diócesis de Punta Arenas el 27 de enero de 1947, con las islas Malvinas continuando dentro de su jurisdicción.[6]

Los salesianos permanecieron en las islas Malvinas hasta 1952, cuando fueron remplazados por los misioneros de Mill Hill al establecer el papa Pío XII la prefectura apostólica de las Islas Malvinas el 10 de enero de 1952.[7]​ El presbítero Mario Luis Migone, de origen uruguayo fue quien más tiempo —entre 1903 y 1936— permaneció como relata en su libro "33 años de vida malvinera".

(...) Apostolicae Nostrae potestatis plenitudine, quas memoravimus Insulas de Falkland seu Malvinas in Praefecturam Apostolicam « de Insulis Falkland seu Malvinis » nuncupandam, erigimus et constituimus, quam curis committimus sodalium Societatis S. Iosephi de Mill-Hill, ad Nostrum tamen et Apostolicae Sedis beneplacitum (...)
Parte de la constitución apostólica

Las hijas de María Auxiliadora dirigieron, entre 1907 y 1942 un colegio al que concurrían por igual católicos y protestantes. Durante la segunda mitad del siglo XX los feligreses católicos contaron con la asistencia espiritual de sacerdotes provenientes casi siempre de Europa.

Desde 2002 la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales remplazó a los misioneros de Mill Hill en la responsabilidad de proveer sacerdotes a la prefectura apostólica.

Prefectos apostólicos[1]Editar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Praefectura Catholica dicit de Insulis Falkland seu Malvinis.
  2. El sitio web GCatholic menciona que las deshabitadas islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur forman parte de la prefectura apostólica, pero no lo dice la constitución apostólica que la creó en 1952 ni tampoco el sitio web oficial de la prefectura.
  3. St Mary's Home Page
  4. Guía Eclesiástica Argentina Agencia Informativa Católica Argentina (AICA)
  5. Historia de la prefectura
  6. Diócesis de Punta Arenas en GCatholic
  7. Acta Apostolicae Sedis de 1952

Enlaces externosEditar