Presos políticos de Venezuela

Como presos políticos de Venezuela se les llama a las personas arrestadas y encarceladas en el país de manera arbitraria y con motivos políticos.[1]

Nombre y apellido Edad Fecha de detención Recinto Penitenciario
Marco Javier Hurtado NA 19/04/2003 Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde
Héctor José Rovain 52 19/04/2003 Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde
Erasmo José Bolívar 46 19/04/2003 Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde

Dictadura de Juan Vicente GómezEditar

 
Preso político de la Rotunda portando perno y grillete en los tobillos para impedir su movilidad

Los hombres que eran apresados en la Rotunda por motivos políticos cargaban con grilletes y pernos de acero en los pies y eran víctimas de numerosas torturas. Los grillos sujetaban los tobillos de los prisioneros, inmovilizándolos e hiriéndolos. Se solía introducir veneno en los alimentos de reos sobre los que pesaran órdenes de asesinato, y vidrio molido en sus bebidas para causar mayor sufrimiento a la hora de la muerte. Todo aquel que se opusiera al régimen de Gómez era asesinado, encarcelado o desaparecido. Entre el peor de los castigos se encontraba esta cárcel. Los métodos de tortura iban desde los más convencionales hasta la pena de muerte.[2][3]

Muchos de los presos políticos de la Rotunda eran enviados a cumplir con trabajos forzados, el más famoso de los cuales fue la construcción de la carretera Trasandina en los Andes venezolanos, que aún sigue en funcionamiento. Uno de los torturadores más crueles de esta cárcel fue un preso común llamado Nereo Pacheco quien, por órdenes de Gómez, fue utilizado por los vigilantes como elemento de castigo contra los presos políticos.[4]

Dictadura de Marcos Pérez JiménezEditar

 
Pedro Estrada, jefe de la Dirección de Seguridad Nacional durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez

La dictadura de Marcos Pérez Jiménez se caracterizó por su excesiva represión a la disidencia y tortura contra los detenidos. Por ejemplo, el historiador Manuel Vicente Magallanes, preso durante la dictadura, explicaba que en las sedes de la Seguridad Nacional de todo el país los presos políticos fueron sometidos a las diferentes métodos de tortura, como la cámara de hielo, ring, golpes con bolas de acero, cintillos eléctricos, planazos, tortoles y otras formas de maltrato físico.[cita requerida]

Para ese entonces, la Plaza Colón de la urbanización Los Caobos era el epicentro de las protestas estudiantiles. En la celebración del Día de la Raza en 1951, fueron arrestados diversos venezolanos que protestaban en contra de la dictadura: José Amín, Miguel Astor Martínez, Antonio Avila Barrios, Francisco Barrios, Federico Estaba, Gerardo Estaba, Luis José Estaba, Dario Hernández, Manuel Vicente Magallanes, Eloy Martínez Méndez, Salón Meza Espinosa y Juan Regalado. Este grupo fue conocido como el de "Los Doce Apóstoles" por haber sido una docena de detenidos. Los doce apóstoles fueron obligados a permanecer juntos de pie durante tres días, privados de hacer necesidades fisiológicas. Cada uno fue torturado de forma personalizada.[5]

A pesar de que el régimen de Pérez Jiménez anunció la clausura del campo de concentración de Guasina el 17 de diciembre de 1952, en Delta Amacuro, pero registros como la obra Se llamaba SN, de José Vicente Abreu, documentan los trabajos forzosos y las condiciones infrahumanas en la isla. Dicha cárcel tuvo que ser cerrada por cuanto el Río Orinoco hundió el islote donde se encontraba.[cita requerida]

Revolución bolivarianaEditar

Hugo ChávezEditar

En el estado Táchira, personas fueron arrestas y encarceladas acusados del cargo de rebelión civil, durante el golpe de estado del 11 de abril de 2002. En este sentido el oficialismo le suelen denominar "políticos presos" aunque solo una parte de los implicados habían tenido algún tipo de actividad política.

Según el chavismo, las personas arrestadas se apoyaron de la impunidad al régimen de facto de Pedro Carmona Estanga que gobernó por dos días y derrocó temporalmente al presidente Hugo Chávez mediante un golpe de estado, el 11 de abril de 2002, y entre sus acciones estaba el presunto intento de asesinato al gobernador del Táchira Ronald Blanco LaCruz, pro Chávez, la acusación formal y los trámites judiciales la realizó el citado gobernador.

La oposición de Chávez en general, los medios de comunicación privados del país y algunos jerarcas de la iglesia católica sostienen, que los arrestos son improcedentes, injustos y hechos por fines políticos, y de amedrentamiento de la oposición.

En 2003, tres militares vinculados a los soldados sublevados en la Plaza Altamira durante el paro petrolero de 2002 fueron asesinados. Zaida Peraza, de 28 años; Darwin Argüello, de 21; Ángel Salas, de 21, y Félix Pinto, de 22, fueron encontrados en dos lugares diferentes de las afueras de Caracas con signos de haber sido torturados, atados de pies y manos, habiendo sido asesinados con tiros de escopeta a corta distancia. El líder del grupo, el general Enrique Medina Gómez, declaró que varios testigos vieron cómo los militares, junto a dos mujeres que les acompañaban, fueron detenidos y obligados a abordar dos camionetas por hombres vestidos de negro y con las caras cubiertas con pasamontañas.[6]

La jueza María Lourdes Afiuni fue detenida el 17 de diciembre de 2009 en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), una cárcel de mujeres en las afueras de Caracas. En enero de 2010, la fiscalía presentó cargos oficiales contra Afiuni por presuntas irregularidades en la liberación de Eligio Cedeño.[7]

Nicolás MaduroEditar

Durante las protestas en Venezuela de 2014, la ONG Foro Penal documentó 33 casos de torturas contra detenidos, afirmando que los abusos fueron «continuos y sistemáticos» y que las autoridades venezolanas eran «acusadas en general de golpear a los detenidos, en muchos casos fuertemente, y muchas personas han indicado que las fuerzas de seguridad les han robado, tomando sus teléfonos móviles, dinero y joyas».[8]

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) denunció que durante las protestas en Venezuela de 2017 «varios miles de personas han sido detenidas arbitrariamente, muchas de ellas han sido víctimas de malos tratos e incluso de torturas».[9]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «SILENCIO A LA FUERZA DETENCIONES ARBITRARIAS POR MOTIVOS POLÍTICOS EN VENEZUELA». 
  2. «Las cámaras de tortura más escalofriantes de las dictaduras latinoamericanas». Breinguash. 13 de mayo de 2015. Consultado el 14 de septiembre de 2018. 
  3. Fundación Polar. «La Rotunda». Diccionario de Historia de Venezuela. 
  4. Pocaterra, José Rafael: Memorias de un venezolano de la decadencia, Monte Ávila Editores Latinoamericana, C.A.,Caracas, Venezuela, 1997
  5. Magallanes, Manuel Vicente (1873). Los partidos políticos en la evolución histórica venezolana. Mediterráneo. 
  6. Hernández, Clodovaldo (20 de febrero de 2003). «Torturados y asesinados tres militares opuestos a Chávez». EL País. Consultado el 10 de febrero de 2019. 
  7. Afiuni rompió el silencio y habló en el juicio
  8. «Tenemos 33 casos de tortura documentados» (en línea). Venezuela: El Nacional. 28 de febrero de 2014. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2014. Consultado el 4 de marzo de 2014. «El abogado Gonzalo Himiob, directivo del Foro Penal Venezolano, explicó que las torturas cometidas por cuerpos de seguridad del Estado en perjuicio de los participantes de las protestas de febrero constan en las actas judiciales de cada caso: «33 víctimas denunciaron formalmente ante fiscales y jueces los atropellos a los cuales fueron sometidos»». 
  9. «ONU denuncia el uso de "fuerza excesiva" y "torturas" en Venezuela». El Heraldo. 8 de agosto de 2017. Consultado el 13 de agosto de 2017.