Producción (economía)

actividad económica

Desde el punto de vista de la economía, la producción es la actividad que aporta valor agregado por creación y suministro de bienes y servicios, es decir, consiste en la creación de productos o servicios y, al mismo tiempo, la creación de valor. Es la actividad que se desarrolla dentro de un sistema económico. Más específicamente, se trata de la capacidad que tiene un factor productivo para crear determinados bienes en un periodo de tiempo determinado. El concepto de producción parte de la conversión o transformación de uno o más bienes en otros diferentes. Se considera que dos bienes son diferentes entre sí cuando no son completamente intercambiables por todos los consumidores.

El concepto económico de producción engloba un rango de actividades más amplio que el que comprende el concepto genérico de producción del lenguaje corriente. Producción es la elaboración o la fabricación de los objetos físicos, pero también la provisión de servicios (médicos sanitarios, enseñanza; espectáculos; restaurantes; etc.). En la actualidad, los servicios constituyen la mayor parte de la producción total de los países industrializados. Así, en un sentido económico, el término engloba todas aquellas actividades que no son estrictamente de consumo.

Índice

Clases de procesos productivosEditar

Según la continuidad del proceso productivoEditar

Se distingue entre producción continua y producción intermitente.

Producción continuaEditar

El proceso productivo tiene lugar a través de un flujo ininterrumpido en el tiempo. Es el propio de procesos productivos en los que, como en los altos hornos, las interrupciones son muy costosas, o bien de procesos productivos en los que la producción se realiza en serie, aunque en este último caso, es posible también, sin grandes costes suplementarios, la producción intermitente.

La producción continua tiene las siguientes ventajas:

  • Costes unitarios de fabricación menores, por la existencia de economías de escala.
  • La obtención del producto puede realizarse en un tiempo menor.
  • Permite una mejor gestión de los stocks, evitando las roturas de inventario y reduciendo o incluso eliminando los stocks necesarios para llevar a buen puerto el proceso productivo.

Sin embargo, la producción continua exige una mayor inversión, ya que son necesarios equipos especializados.

Producción intermitenteEditar

El proceso productivo no tiene que ser continuado, puesto que los costes de interrupción del proceso productivo son relativamente bajos. Es propio de procesos productivos donde las series de fabricación son muy limitadas, así en el caso de la construcción de un buque. La forma típica de producción intermitente es la producción por encargo.

Atendiendo a la forma de producciónEditar

Se distingue entre producción en serie y producción por encargo, según la actividad productiva se realice en cadena, sin atender a los requerimientos de un cliente concreto, o de forma individualizada.

Las características del mercado actual provocan que esta distinción se difumine, puesto que es posible realizar una programación del proceso productivo en el que, sin perder las ventajas de la producción en serie, se atienda a los deseos concretos de un determinado cliente.

Según la gama de productos obtenidosEditar

  • Producción simple. Se obtiene un único producto.
  • Producción múltiple. Se obtiene más de un producto. Se distingue entre:
    • Producción independiente: Los distintos productos salen de cadenas de fabricación totalmente independientes.
    • Producción compuesta o conjunta: De un mismo proceso se obtiene más de un producto, o al menos parte del proceso es común a más de un producto.
    • Producción alternativa: Algunos factores de producción pueden ser aplicados alternativamente a más de un producto, pero no a la vez, sino con carácter alternativo.

Capacidad de producciónEditar

La capacidad de producción es el nivel de actividad máximo que puede alcanzarse con una estructura productiva dada. El estudio de la capacidad es fundamental para la gestión empresarial en cuanto permite conocer y analizar el grado de uso de cada uno de ellos en la organización y así tener oportunidad de optimizarlos. Un modelo usual es representar la capacidad de producción es la llamada frontera de posibilidades de producción.

Los incrementos y disminuciones de la capacidad productiva provienen de decisiones de inversión o desinversión (por ejemplo, la adquisición de una máquina adicional). Cuando una línea de producción está formada por varias máquinas o estaciones de trabajo, la capacidad de producción de la planta está determinada por la máquina o la estación más lenta (la que tenga una menor capacidad de producción). Se llama balance de línea al proceso mediante el cual se determina la cantidad de máquinas y herramientas por estación de trabajo, para lograr que todas ellas estén bastante equilibradas, con lo que se evitan desperdicios.

En una economía nacional, se considera que una economía es capaz de producir diferentes cantidades de bienes y servicios según el uso que haga. Se denomina frontera de posibilidades de producción a las combinaciones posibles cuando todos los recursos productivos son usados al máximo de su capacidad.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Courbois, R.; Temple, P. (1975). La méthode des "Comptes de surplus" et ses applications macroéconomiques. 160 des Collect,INSEE,Serie C (35). p. 100. 
  • Craig, C.; Harris, R. (1973). «Total Productivity Measurement at the Firm Level». Sloan Management Review (Spring 1973): 13-28. 
  • Genesca, G.E.; Grifell, T. E. (1992). «Profits and Total Factor Productivity: A Comparative Analysis». Omega. the International Journal of Management Science 20 (5/6): 553-568. doi:10.1016/0305-0483(92)90002-O. 
  • Gollop, F.M. (1979). «Accounting for Intermediate Input: The Link Between Sectoral and Aggregate Measures of Productivity Growth». Measurement and Interpretation of Productivity (National Academy of Sciences). 
  • Hulten, C.R. (enero de 2000). Total Factor Productivity: A Short Biography. National Bureau of Economic Research. 
  • Hulten, C.R. (septiembre de 2009). Growth Accounting. National Bureau of Economic Research. 
  • Jorgenson, D.W.; Ho, M.S.; Samuels, J.D. (2014). «Long-term Estimates of U.S. Productivity and Growth» (PDF). Tokyo: Third World KLEMS Conference. 
  • Kurosawa, K (1975). «An aggregate index for the analysis of productivity». Omega 3 (2): 157-168. doi:10.1016/0305-0483(75)90115-2. 
  • Loggerenberg van, B.; Cucchiaro, S. (1982). «Productivity Measurement and the Bottom Line». National Productivity Review 1 (1): 87-99. doi:10.1002/npr.4040010111. 
  • Pineda, A. (1990). A Multiple Case Study Research to Determine and respond to Management Information Need Using Total-Factor Productivity Measurement (TFPM). Virginia Polytechnic Institute and State University. 
  • Riistama, K.; Jyrkkiö E. (1971). Operatiivinen laskentatoimi (Operative Accounting). Weilin + Göös. p. 335. 
  • Saari, S. (2006a). Productivity. Theory and Measurement in Business. Productivity Handbook. (in Finnish). MIDO OY. p. 272. 
  • Saari, S. (2011). Production and Productivity as Sources of Well-being. MIDO OY. p. 25. 
  • Saari, S. (2006). «Productivity. Theory and Measurement in Business» (PDF). Espoo, Finland: European Productivity Conference.