Abrir menú principal

La corrupción de menores es un delito tipificado en la legislación de varios países. Esta conducta antijurídica e imputable, es infraccional del Derecho penal.

Se entiende por corrupción de menores, la manipulación o abuso de incapaces por parte del autor del delito, quien hace participar a la víctima de forma prematura u obscena, en actividades de naturaleza sexual que perjudican el desarrollo de su personalidad.[1][2]​ Además todas las conductas derivadas o que tuvieran su origen en un acto de corrupción, pueden también ser punibles. Por ejemplo, al mismo tiempo que se condena la producción de pornografía infantil, se castiga la posesión de dicho material.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. La protección y seguridad de la persona en internet. Editorial Reus. 2014. p. 151. Consultado el 8 de noviembre de 2016. 
  2. González Jara, Manuel Ángel (1986). El delito de promoción o facilitación de corrupción o prostitución de menores. Editorial Jurídica de Chile. p. 63. Consultado el 8 de noviembre de 2016.