Proyección cilíndrica equidistante

Proyección cilíndrica equidistante, también conocida como proyección geográfica, proyección paralelogramática, y que incluye el caso especial de la proyección de la plate carrée o proyección geográfica, conocida más generalmente por proyección equirectangular, es una proyección geográfica cilíndrica muy simple, cuya invención se atribuye a Marino de Tiro en torno al año 100 d.C., pues Claudio Ptolomeo así lo dice en su obra Geografía.[1]​ También se puede llamar proyección latitud-longitud.

Una proyección cilíndrica equidistante de la Tierra a 1 píxel/grado; el paralelo estándar es el ecuador.

DefiniciónEditar

 
 

donde:

  es la longitud del meridiano central de la proyección,
  es la latitud
  son los paralelos estándar (al norte y al sur del ecuador), donde la escala de la proyección es verdadera.

Nótese que en la parte derecha de la ecuación, las coordenadas   y  , son medidas lineares, no angulares. El punto   está en el centro de la proyección resultante.

UsosEditar

Debido a la distorsión que se produce en esta proyección, no se suele usar en mapas de navegación o mapas catastrales, sino más bien en mapas de tipo divulgativo. Se ha convertido en un estándar en aplicaciones informáticas para procesar mapas globales, por su correspondencia entre píxeles y su posición geográfica.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. Flattening the Earth: Two Thousand Years of Map Projections, John P. Snyder, 1993, pp. 5-8, ISBN 0-226-76747-7.