Puente Infanta Cristina

puente, patrimonio histórico de Andalucía de importancia arquitectónica en Isla Cristina, España

El puente Infanta Cristina es un puente urbano que cruza la ría Carreras a su paso por la ciudad de Isla Cristina (provincia de Huelva), uniendo el distrito histórico (casco antiguo) y la barriada de "Román Pérez". Da acceso a la ciudad por su vertiente norte desde la carretera A-5150. Fue inaugurado en 1978 y se nombró en honor a la infanta Cristina de Borbón y Grecia con motivo de su visita a la localidad el 8 de agosto de 1989,[2]​ con ocasión de la botadura de una de las réplicas de las carabelas del Descubrimiento.[3]

Puente Infanta Cristina
Ubicación
País EspañaBandera de España España
Localidad Isla Cristina
Cruza Ría Carreras
Coordenadas 37°12′21″N 7°19′26″O / 37.20595, -7.32402
Características
Tipo puente sobre columnas
Uso tráfico rodado
Material cemento
Largo 200 m
Ancho 13,6 m
Gálibo 2 m
Tráfico soportado 10.693 vehículos/día[1]
Peaje no
Historia
Construcción 1978

La motivación de su construcción fue la de disponer de una conexión de doble sentido por el norte a Isla Cristina, puesto que tan solo existía hasta ese momento un puente de sentido único, diseñado para una línea de ferrocarril que nunca llegó a montarse, debido al inicio de la Guerra Civil Española. Dicha línea de ferrocarril varió su trazado y el puente quedó para uso carretero, sin opción de contar con doble calzada.

Este acceso es el principal vial de entrada a Isla Cristina, al ser el que da servicio desde la A-49 y la carretera nacional N-431, soportando un tráfico medio diario de 10 a 15 mil vehículos, con picos muy superiores en época estival.[4]

En 2021 se llevó a cabo una rehabilitación integral de su estructura debido a la falta de mantenimiento que había sufrido durante bastante tiempo, a la vez que las condiciones ambientales complican su mantenimiento y hacen más perentoria la necesidad de una gestión adecuada de la infraestructura. En la actuación se llevó a cabo un proceso de protección sobre el puente que mitigará en el futuro los efectos de la humedad y el salitre, a la vez que se amplió ligeramente la calzada y se protegió debidamente con barandillas de acero los laterales peatonales respecto de la calzada, entre otras medidas.[1]

Véase también editar

Referencias editar