Putto

motivo ornamental consistente en una figura de niño, frecuentemente desnudo y alado
Detalle de la Cámara de los Esposos del Palacio Ducal de Mantua (Andrea Mantegna).

Los putti (plural de putto en italiano)[1]​ son motivos ornamentales consistentes en figuras de niños, frecuentemente desnudos y alados,[1]​ en forma de Cupido, querubín o amorcillo. Son también conocidos como erotes.

Son abundantes en el Renacimiento y Barroco italiano y español, y forman parte de la recuperación de motivos clásicos típica de la época.

En italiano, la voz "putto" significa "niño".

En España destacan las figuras de putto del Peinador de la Reina, en la Alhambra de Granada, obra de Julio de Aquiles, del segundo tercio del siglo XVI.

Algunas obras representativas con puttiEditar

Bóveda de la Cámara de los Esposos, pintada por Andrea Mantegna;

Bóveda de la Capilla Sixtina, por Miguel Ángel; aparecen sosteniendo medallones con escenas bíblicas;

Paso (Semana Santa) de la Hermandad de Jesús del Gran Poder.

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 174. ISBN 978-84-460-0924-5.