Queratitis punteada superficial de Thygeson

Durante la época de 1950, Phillips Thygeson (oftalmólogo de la universidad de California), describió por primera vez una queratitis punteada superficial que se caracterizaba por múltiples opacidades corneales gruesas que no alcanzaban la conjuntiva.[2]​ A nivel microscópico se puede vislumbrar que dichas opacidades se deben a un aumento de las células de Langerhans en las capas basales de la córnea y, en la membrana de Bowman.[3]​ La enfermedad produce una afectación bilateral, transitoria y con múltiples recurrencias.[4]

Córnea del lado izquierdo antes del tratamiento con ciclosporina, se aprecian las opacidades subepiteliales de color blanco grisáceo ligeramente elevadas. Hasanreisoglu y Avisar[1]

CausasEditar

Su causa no está del todo clara,[4]​ sin embargo se la ha relacionado con el gen HLA - DR3 el cual se ha visto afectado sobre todo en enfermedades de carácter auto inmune, aunque también se encuentra presente en la diabetes mellitus tipo 1,[5]​ por otro lado Braley y Alexander encontraron relación de la enfermedad con una sobre infección del Herpes Zóster y el Varicela Zóster, en un individuo inmuno-deficiente. Los cuales causarían cicatrices a nivel del tejido corneal y, debido a la pobre vascularización que tiene este tejido, la cicatriz al formarse dejaría una pequeña opacidad que se vislumbrarían al examen oftalmológico;[6]​ dicho estudio se respalda con el estudio de Lemp en donde se pudo aislar de forma satisfactoria el virus en la córnea de un niño de diez años.[7]

A pesar de esto, estudios más recientes propuestos por Connel y O'Reilly, realizados sobre una reacción en cadena de polimerasa (PCR) no fueron capaces de aislar ninguno de los virus antes mencionados por lo que su relación con la enfermedad no parece ser directa sino, más bien consecuencia.[8]

DiagnósticoEditar

Para esta patología aún no existe un diagnóstico específico, se basa principalmente en la evaluación médica de los signos y síntomas. Sin embargo, existen exámenes complementarios que son de gran ayuda para asegurar de que se trata de una Queratitis punteada superficial de Thygeson. Existen estudios de laboratorio microbiológico que examinan la flora de la córnea, mientras hay inflamación activa, no obstante, este método de diagnóstico no es necesario porque no se trata de una enfermedad infecciosa.[9]

Manifestaciones clínicasEditar

Al ser una enfermedad crónica de la córnea que se caracteriza por la formación de pequeñas lesiones a nivel focal y un aspecto turbio, los principales síntomas que presentan son la irritación, fotofobia, desgarro y molestias oculares en general, además otras afectaciones como ardor y la sensación de cuerpos extraños.[10]​ De igual forma aunque menos frecuente puede manifestarse una inyección conjuntival e hipoestesia corneal leve o sensibilidad corneal disminuida.[11]

TratamientoEditar

Existen diferentes formas para tratar la Queratitis punteada superficial de Thygeson, sin embargo estos tratamientos están enfocados en la resolución de la sintomatología, ya que al ser una enfermedad viral de carácter auto inmune esta va a cursar con cuadros de recidiva y de alivio, a pesar de que los síntomas pueden ceder por si solos.[12]​ Por otro lado se ha implementado tratamiento para la Queratitis punteada superficial de Thygeson, sin encontrar éxito alguno,[13]​ se ha demostrado que los antibióticos tópicos resultan ineficaces[13]​ además de que los anti virales han tenido un resultado mixto,[14]​ por un lado, se ha mostrado una mejoría leve en aquellos que han sido tratados con trifluridina, pero por otro lado también se ha reportado que enlentece el proceso de curación de la enfermedad en comparación a cuando se trata solo con corticoides,[14]​ también se ha informado que la trifluridina, produce reacciones secundarias tales como la reacción folicular lumbar transitoria.[15]

El uso de lubricantes tópicos resulta beneficioso para aliviar los síntomas de la afección ocular [16]​ y, junto al uso de corticoides tópicos; se considera el tratamiento ideal para aliviar los síntomas y los signos de esta enfermedad, a pesar de esto se considera que la aplicación de corticoides podría llegar a alargar el tiempo de curación,[14]​ por ello se considera el uso de corticoides reservado para el exacerbación aguda,[11]​ la ciclosporina, se considera el tratamiento de elección sobre todo cuando se utiliza como primera línea para este tipo de pacientes, además de tener menos efectos adversos en relación a los corticoides.[17][18][19]​ Uno de los defectos que podría tener la ciclosporina es el picor que siente el paciente durante la aplicación tópica de la ciclosporina además de su elevado coste durante el tratamiento,[15]​ razón por la cual los corticoides tópicos siguen siendo la base del tratamiento para la Queratitis punteada superficial de Thygeson.[15]

El doctor Parveen K. Nagra sugiere un uso gradual de corticoides empezando con dosis bajas, seguido de corticoides fuertes y finalizando con gotas de ciclosporina.[11]

Por otro lado, el uso de lentes de contacto blandos de vendaje han presentado resultados beneficiosos para aliviar de forma temporal la sintomatología de la enfermedad pero, podría llegar a aumentar la queratitis bacteriana asociada a lentes de contacto.[15]

ReferenciasEditar

  1. Hasanreisoglu, Murat; Avisar, Rahamim (23 de diciembre de 2008). «Long-term topical cyclosporin A therapy in Thygeson's superficial punctate keratitis: a case report». Cases Journal 1 (1): 415. ISSN 1757-1626. PMC 2636787. PMID 19105827. doi:10.1186/1757-1626-1-415. Consultado el 15 de diciembre de 2019. 
  2. «Association News». Journal of the American Medical Association 97 (17): 1231. 24 de octubre de 1931. ISSN 0002-9955. doi:10.1001/jama.1931.02730170043019. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  3. Jiang, Chao; Wang, Zhiqun; Zhang, Yan; Sun, Xuguang (2015-03). «[Clinical analyses of 21 cases of Thygeson's superficial punctate keratitis]». [Zhonghua Yan Ke Za Zhi] Chinese Journal of Ophthalmology 51 (3): 173-177. ISSN 0412-4081. PMID 26268638. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  4. a b «Thygeson Superficial Punctate Keratitis Clinical Presentation: History, Physical, Causes». emedicine.medscape.com. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  5. Pera, C.; Delfino, L.; Longo, A.; Pistillo, M. P.; Ferrara, G. B. (2000-03). «Novel associations among HLA-DQA1 and -DQB1 alleles, revealed by high-resolution sequence-based typing (SBT)». Tissue Antigens 55 (3): 275-279. ISSN 0001-2815. PMID 10777105. doi:10.1034/j.1399-0039.2000.550313.x. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  6. Braley, A. E.; Alexander, R. C. (1953-08). «Superficial punctate keratitis; isolation of a virus». A.M.A. Archives of Ophthalmology 50 (2): 147-154. ISSN 0096-6339. PMID 13064890. doi:10.1001/archopht.1953.00920030152002. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  7. «Manuel d'ophtalmologie». Archives of Ophthalmology 45 (2): 238-238. 1 de febrero de 1951. ISSN 0003-9950. doi:10.1001/archopht.1951.01700010243021. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  8. Reinhard, T.; Roggendorf, M.; Fengler, I.; Sundmacher, R. (2004-03). «PCR for varicella zoster virus genome negative in corneal epithelial cells of patients with Thygeson's superficial punctate keratitis». Eye (en inglés) 18 (3): 304-305. ISSN 1476-5454. doi:10.1038/sj.eye.6700621. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  9. «Thygeson Superficial Punctate Keratitis Workup: Laboratory Studies, Imaging Studies, Histologic Findings». emedicine.medscape.com. Consultado el 15 de diciembre de 2019. 
  10. Tabery, Helena M. (2012). Adenovirus Epithelial Keratitis and Thygeson's Superficial Punctate Keratitis (en inglés). Springer Berlin Heidelberg. ISBN 978-3-642-21633-6. doi:10.1007/978-3-642-21634-3. Consultado el 15 de diciembre de 2019. 
  11. a b c Nagra, Parveen K.; Rapuano, Christopher J.; Cohen, Elisabeth J.; Laibson, Peter R. (2004-01). «Thygeson's superficial punctate keratitis: ten years' experience». Ophthalmology 111 (1): 34-37. ISSN 0161-6420. PMID 14711711. doi:10.1016/j.ophtha.2003.05.002. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  12. «Queratitis punteada - Trastornos oftálmicos». Manual MSD versión para público general. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  13. a b Tabbara, K. F.; Ostler, H. B.; Dawson, C.; Oh, J. (1981-01). «Thygeson's superficial punctate keratitis». Ophthalmology 88 (1): 75-77. ISSN 0161-6420. PMID 6264365. doi:10.1016/s0161-6420(81)35089-1. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  14. a b c Nesburn, A. B.; Lowe, G. H.; Lepoff, N. J.; Maguen, E. (1984-10). «Effect of topical trifluridine on Thygeson's superficial punctate keratitis». Ophthalmology 91 (10): 1188-1192. ISSN 0161-6420. PMID 6440070. doi:10.1016/s0161-6420(84)34170-7. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  15. a b c d Chan, Tommy C. Y.; Chau, Hatty H. T.; Bhat, Amar Krishna; Nischal, Ken K.; Jhanji, Vishal (1 de septiembre de 2019). «Thygeson’s superficial punctate keratitis». Journal of EuCornea 3 (3): 5-8. ISSN 2452-4034. doi:10.1016/j.xjec.2019.11.001. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  16. Gock, Germaine; Ong, Keith; McClellan, Kathy (1995-02). «A classical case of Thygeson's superficial punctate keratitis». Australian and New Zealand Journal of Ophthalmology (en inglés) 23 (1): 76-77. doi:10.1111/j.1442-9071.1995.tb01652.x. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  17. Reinhard, T.; Sundmacher, R. (1999-02). «Topical cyclosporin A in Thygeson's superficial punctate keratitis». Graefe's Archive for Clinical and Experimental Ophthalmology = Albrecht Von Graefes Archiv Fur Klinische Und Experimentelle Ophthalmologie 237 (2): 109-112. ISSN 0721-832X. PMID 9987626. doi:10.1007/s004170050204. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  18. Sundmacher, R.; Press, M.; Neumann-Haefelin, D.; Riede, U. (1977-06). «[Thygeson's superficial punctate keratitis (author's transl)]». Klinische Monatsblatter Fur Augenheilkunde 170 (6): 908-916. ISSN 0023-2165. PMID 894998. Consultado el 14 de diciembre de 2019. 
  19. Hasanreisoglu, Murat; Avisar, Rahamim (23 de diciembre de 2008). «Long-term topical cyclosporin A therapy in Thygeson's superficial punctate keratitis: a case report». Cases Journal 1 (1): 415. ISSN 1757-1626. PMC 2636787. PMID 19105827. doi:10.1186/1757-1626-1-415. Consultado el 14 de diciembre de 2019.