Rápido, rápida o corredera, es una sección de un río donde el cauce tiene una pendiente relativamente pronunciada, provocando de esta forma un aumento en la velocidad y la turbulencia del agua. Un rápido es una característica hidrológica entre una corrida (una parte fluida de un arroyo) y una cascada. Un rápido se caracteriza por ser superficial y por tener algunas rocas expuestas sobre la superficie del flujo. Como el agua que fluye salpica sobre y alrededor de las rocas, las burbujas de aire se mezclan con éstas y las porciones de la superficie adquieren un color blanco, formando lo que se llama «aguas bravas». Los rápidos se producen cuando el cauce es muy resistente a la fuerza erosiva de la corriente en comparación con el lecho de los rápidos. Los arroyos muy pequeños que fluyen a través de rocas sólidas pueden ser rápidos durante la mayor parte de su longitud.

Agua violentada por debajo de las cataratas del Niágara.
Rápidos en el río Misisipi, Pakehnham, Ontario, Canadá.
Rápidos el Tammerkoski en Tampere, Finlandia.
Rápidos de río.

El término «rápido» se suele utilizar en plural (rápidos).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  • Masòn, Bill. Path of the Paddle, 1984, Northword Press, Minoqua, WI.

Enlaces externosEditar