Río Ego

río del País Vasco

El río Ego es un río situado en el norte de España, en la Cornisa Cantábrica, y es el principal afluente del Deva. Nace en las proximidades del puerto de Trabakua, en las faldas del monte Oiz, en el municipio vizcaíno de Mallavia, y desemboca en el Deva, en el barrio eibarrés de Málzaga.[1]

Río Ego
Rio Ego 1.JPG
El Ego en el límite entre Vizcaya y Guipúzcoa
Ubicación geográfica
Cuenca Deva
Nacimiento Monte Oiz
Desembocadura Río Deva
Coordenadas 43°11′38″N 2°26′13″O / 43.194001, -2.436956
Ubicación administrativa
País EspañaBandera de España España
Comunidad autónoma País VascoFlag of the Basque Country.svg País Vasco
Provincia Vizcaya y Guipúzcoa
Cuerpo de agua
Longitud 15 km
Altitud Nacimiento: 400 m

CursoEditar

Tiene 15 km de longitud y discurre por los municipios vizcaínos de Mallavia, (no por su casco urbano), Ermua –donde comienza a ser duramente urbano y a estar encauzado y cubierto en algunos tramos– y Zaldívar (por el territorio de este municipio, que pertenece a la cuenca del Deva), entrando en Guipúzcoa por Éibar, donde vuelve a ser domesticado hasta el extremo de que, prácticamente, en todo su recorrido por el casco urbano de Éibar está cubierto, volviendo a la luz en los últimos kilómetros del mismo.

Desde su entrada a Ermua el río se ve muy afectado en todos sus aspectos: cauce, orillas, aguas... La agresión al cauce es extremadamente alta, tanto por las alteraciones de sus orillas debidas al desarrollo urbano e industrial –llegando a desaparecer en gran parte de su recorrido–, como por la contaminación por vertidos de todo tipo, al propio río Ego y a sus afluentes.

Todo su recorrido está inmerso en un estrecho y angosto valle ocupado principalmente por la ciudad de Éibar, que en su desarrollo, muy significativo en la segunda mitad del siglo XX, se extendió, trepando, por la laderas de los montes circundantes y cubrió todo el cauce del Ego. Este desarrollo influyó de forma notable a la cercana villa vizcaína de Ermua.

Al final de su recorrido, ya en Málzaga, el río recupera parte de la naturaleza de sus orillas y se une con el Deva. En ese punto tiene 25 metros de anchura.[1]

EcologíaEditar

El alto grado de contaminación ha venido impidiendo cualquier clase de fauna en sus aguas, salvo en la parte superior de su cuenca, donde todavía se puede encontrar algo de vida. Con la construcción de un sistema de recogida de aguas residuales y su posterior tratamiento, en la planta inaugurada en marzo de 2007 y ubicada en el barrio de Apraiz de Elgóibar, se ha devuelto la limpieza a sus aguas y se espera la recuperación de la vida en ellas.

En el año 2008 es posible observar colonias de patos en el tramo eibarrés descubierto del río Ego, en su confluencia con el Deva en Málzaga, y ya en todo el Deva, casi hasta la desembocadura.

Dentro de la política de volver a descubrir el río, en 2008 se reurbaniza el tramo ocupado hasta entonces por las instalaciones de la empresa Alfa dejándolo descubierto hasta las inmediaciones de la casa consistorial eibarresa.

HistoriaEditar

El río Ego, así como algunos de sus afluentes, fueron el suministro de fuerza motriz para muchos molinos y ferrerías, y luego centrales hidroeléctricas, que impulsaron la industria de la localidad. En la edad media se creó la institución Val de Ego que gestionaba la producción ferrona del valle.

AfluentesEditar

 
Cuenca del río Ego

Los afluentes principales del Ego son:

  • Por la izquierda:
    • Berano.
    • Arrajola, procedente del monte Urko.
    • Abontza.
    • Matxaria.
    • Asua.
    • Txarakoa.
    • Gorosta o Azitain.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar