RMS Olympic

Primer y único transatlántico sobreviviente de la clase Olympic de la White Star Line. ''Gemelo'' de los buques siniestrados Titanic y Britannic.

El RMS Olympic fue el primer transatlántico de la clase Olympic diseñado por los ingenieros navales Alexander Carlisle y Thomas Andrews, y construido en los astilleros Harland & Wolff de Belfast (Irlanda del Norte), para la compañía naviera White Star Line, fue el buque gemelo del RMS Titanic y del HMHS Britannic.

RMS Olympic
Olympic in New York cropped.jpg
El RMS Olympic, arribando a Nueva York durante su viaje inaugural, 21 de junio de 1911.
Banderas
British Blue Ensign
Historial
Astillero Bandera de Reino Unido Harland & Wolff, Belfast, Irlanda del Norte
Clase Clase Olympic
Tipo Transatlántico
Operador White Star flag NEW.svg 1911-1934: White Star Line
Cunard White Star Line Logo.JPG 1934-1935: Cunard White Star Line
Puerto de registro British Blue Ensign Liverpool, Reino Unido
Iniciado 16 de diciembre de 1908
Botado 20 de octubre de 1910
Asignado 31 de mayo de 1911
Viaje inaugural 14 de junio de 1911
Baja Marzo de 1935
Destino Desguazado en 1935 en Jarrow (Inglaterra)
Características generales
Desplazamiento • 52 067 toneladas
• 45 324 t de registro bruto
• 46 439 tras las reformas de 1913 y 1920
Eslora 269 m
Manga 28,2 m
Puntal 18,0 m
Calado 10,5 m
Cubiertas 9 cubiertas
Propulsión • 2 hélices laterales de 3 palas
• 1 hélice central de 4 palas
• 29 calderas «HUGE»
• 2 máquinas alternativas de 4 cilindros de triple expansión
• 1 turbina Parsons de baja presión
• Su hélice central no operaba en marcha atrás.
Potencia 59 000 CV a máximas revoluciones[1]
Velocidad • En servicio: 21 nudos
• Máxima: 23,5 nudos
Tripulación 860 tripulantes
Capacidad 2435 pasajeros

A diferencia de estos últimos, operó durante un largo período (desde 1911 hasta 1935), incluyendo el servicio como buque de transporte de tropas durante la Primera Guerra Mundial, siendo conocido por los miembros de su tripulación como el "Old Reilable" (en español: "Viejo Fiable").

Durante dos períodos, el Olympic ostentó el título del barco de pasajeros más grande del mundo: el primero, desde el momento de su botadura, en octubre de 1910, hasta abril de 1912, cuando fue superado por su gemelo, el Titanic, cuando la construcción de este último fue terminada y con su consiguiente entrada en servicio. El segundo período abarcó desde el naufragio del Titanic, ocurrido el 15 de abril de 1912, hasta la terminación y entrada en servicio del navío alemán SS Imperator, en 1913. Tuvo una carrera muy popular, entre los pasajeros de la alta sociedad de las décadas de 1910, 1920 y 1930.

Los estragos causados por la Gran Depresión sentaron las bases para la caída de los viajes transatlánticos a mediados de los años 1930, envolviendo a la White Star en una crisis que no le aportaba ingresos económicos suficientes para mantener sus barcos, por lo que la compañía se vio obligada a fusionarse con su rival, la Cunard Line, en 1934.

Al año siguiente, el Olympic fue retirado del servicio de transporte de pasajeros en la ruta del Atlántico Norte, tras 24 años de servicio, realizando su último viaje en marzo de 1935 para ser posteriormente vendido para su desguace, junto con su antiguo rival de Cunard, el Mauretania.

HistoriaEditar

Construcción y primeros años en servicioEditar

 
El Olympic durante su construcción en octubre de 1910, pocos días antes de su botadura. A la izquierda se puede observar el casco del Titanic todavía en plena fase de construcción.

El Olympic fue construido en el astillero de Harland & Wolff, siendo iniciada su construcción el 16 de diciembre de 1908 (con el número de construcción 400),[2]​ y fue botado al mar el 20 de octubre de 1910 mientras su hermano gemelo, el Titanic, estaba en un avance de un 30%. El Olympic fue el primer buque de su clase en ser completado, y fue comisionado el día 31 de mayo de 1911, el mismo día en el que se celebró la botadura del Titanic.

 
Fotografía del 6 de marzo de 1912, considerada una de las pocas imágenes en las que aparecen el Olympic (izq.) y el Titanic (der.) juntos.

Con 30 metros más de eslora que sus rivales más cercanos, el RMS Lusitania y el RMS Mauretania de la Cunard Line, el Olympic obstentó el título de barco más grande del mundo en su época, siendo sus dimensiones de: 269 metros de eslora y 28,2 de manga.

Realizó su viaje inaugural el 14 de junio de 1911, llegando a Nueva York una semana después. En este viaje, el Olympic consumió 650 toneladas de carbón cada 24 horas con un promedio de velocidad de 21,7 nudos, comparado a las 1000 toneladas de carbón cada 24 horas que consumían el Lusitania y el Mauretania.[3]

Su primer capitán fue Edward Smith, quien lo comandó desde junio de 1911 hasta el 30 de marzo de 1912, para tomar luego su último mando en el Titanic en sus pruebas de mar y en su trágico viaje inaugural.

El interior del Olympic, reunía los mejores diseños en lujo que Harland & Wolff había incorporado en sus barcos hasta entonces, lo que rápidamente hizo llegar a pasajeros millonarios y personalidades famosas de todos los ámbitos sociales, concediendo al transatlántico una gran popularidad y fama que lo acompañaría durante toda su historia.

 
Daños en la popa del Olympic provocados por el Hawke, cuyos daños también se observan a la derecha.

El 20 de septiembre de 1911, cuando se disponía a realizar su sexta travesía, el Olympic tuvo un incidente con un buque de guerra, el HMS Hawke, que se le acercó demasiado al ser atraído por la fuerte succión generada por el Olympic. El Hawke acabó golpeando el casco del Olympic por el lado de estribor, abriendo un gran agujero en la zona de los camarotes de tercera clase y dañando el eje de una hélice. Este accidente no causó heridos​.[4]

A pesar de los daños, el Olympic consiguió volver por cuenta propia al puerto de Southampton.[5]​ Después de realizarse una inspección para evaluar los daños, la White Star Line tuvo que enviar al buque de vuelta a los astilleros de Harland & Wolff para efectuarse las reparaciones.

Como consecuencia de estos acontecimientos, se tuvo que retirar al Titanic de su dique seco para que su gemelo pudiera ser reparado. Además, parte de los trabajadores que se encargaban del acondicionamiento del Titanic fueron temporalmente transferidos al Olympic, con el objetivo de permitir el regreso de este último al servicio en el Atlántico lo antes posible.

Las reparaciones del Olympic habían ocasionado un retraso importante en el proceso de equipamiento de los interiores del Titanic[6]​, el cual regresó a su dique en el mes de noviembre, una vez que su buque hermano retornara al servicio comercial.

Sin embargo, la terminación del Titanic vuelve a verse retarasada en febrero de 1912, cuando el Olympic pierde la pala de una hélice durante un viaje de regreso a Gran Bretaña desde Nueva York, con lo que tuvo que regresar a Belfast para efecuarse su reparación, durante la cual se tuvo que volver a retirar al Titanic del dique seco Thompson para dejarlo disponible para el Olympic durante sus reparaciones, que serían concluidas para el mes siguiente.

No obstante, aquellas circunstancias retrasaron la fecha de entrega del Titanic a la White Star, por lo que la compañía no tuvo más opción que retrasar, por tres semanas, la fecha de su viaje inaugural (planeada inicialmente para finales de marzo) al día 10 de abril de 1912.

Desastre del TitanicEditar

 
El Olympic aguardando la instalación de su nuevo lote de botes salvavidas, hacia septiembre de 1912.

En la noche del 14 de abril de 1912, el Olympic, bajo el mando del capitán Herbert Haddock, se encontraba realizando un viaje de regreso desde los Estados Unidos, cuando recibió las señales de socorro de su barco gemelo, el Titanic, pero estaba a 500 millas (926 km) de distancia, por lo que le fue imposible llegar a tiempo para prestar ayuda.[4]​ Varias horas después del final del hundimiento, cuando el Olympic se encontraba a 100 millas (190 km) de la última posición oceánica del Titanic, el capitán Haddock recibió un telegrama del capitán del RMS Carpathia, Arthur Rostron, informando de que su barco ya se encontraba en la zona del desastre y que había recuperado varios de los botes salvavidas del barco naufragado, con 675 supervivientes a bordo.

Haddock volvió a contactar con el Carpathia para solicitar el traslado de varios de los supervivientes a bordo del Olympic. Sin embargo, el capitán Rostron respondió a la petición indicando que no serviría de mucho que el buque continuara su rumbo hasta el lugar del naufragio, ya que todos los supervivientes del Titanic habían sido ya rescatados y no veía necesario colocar en riesgo al propio Olympic de encontrarse con témpanos de hielo en su trayecto, con el fin de evitar una tragedia similar.

También, coincidiendo con el superviviente y presidente de la White Star Line, Bruce Ismay, Rostron rechazó la propuesta del capitán del Olympic de transferir a los supervivientes a su barco, ya que consideraba que los supervivientes todavía se encontraban traumatizados con lo sucedido y que el hecho de pedirles que suban a bordo de un barco prácticamente idéntico al Titanic les causaría angustia, pues estos temerían por que la misma situación volviera a repetirse.

No obstante, el capitán del Carpathia encomendó al Olympic el trabajo de emitir telegramas a las oficinas de la Cunard Line y la White Star, anunciando la pérdida del Titanic y del rescate de 13 de los 20 botes del extinto transatlántico, con 705 personas supervivientes del desastre.

Poco después, el Olympic regresó a Nueva York, donde se encargaría de la triste tarea de recoger los botes salvavidas de su malogrado buque hermano, que habían sido colocados por el Carpathia en el muelle 54 que la Cunard Line tenía en el puerto neoyorquino. Después de recuperar los botes del Titanic, el Olympic prosiguió su viaje de regreso al Reino Unido, llegando a aguas británicas para la siguiente semana.

Mejoras en el Olympic tras el naufragio del TitanicEditar

 
El Olympic, con sus reformas ya realizadas y un número mayor de botes salvavidas, representado en esta ilustración realizada por el artista Fred Pansing, c. 1913.

El día 24 de abril, nueve días después de la tragedia, el Olympic tenía programado realizar el que sería su primer viaje tras la pérdida del Titanic. No obstante, la White Star Line tuvo que tomar la decisión de cancelar este viaje, principalmente debido a que la tripulación del Olympic no quiso abandonar el puerto de Southampton, y los maquinistas habían iniciado una huelga,[7]​ reclamando una mayor cantidad de botes salvavidas.[7]​ Además, sumado a estas circunstancias, se añadió una drástica caída de las reservas de pasajeros, lo cual hizo que la White Star realizara importantes cambios en el Olympic.[7]

Entonces, el buque fue retirado del servicio y enviado al astillero de Harland & Wolff con el fin de mejorar su seguridad. Durante los seis meses que estuvo fuera de servicio[8]​ se añadieron 48 botes salvavidas, contando ahora con un total de 68[7]​ (algunos de estos botes extra pertenecían al Titanic).[4]​ Después, fueron mejorados cinco de los dieciséis compartimientos estancos, siendo puestos a nivel de la cubierta B[7][8]​ (anteriormente solo llegaban hasta la cubierta E, por lo que había una diferencia de tres cubiertas), logrando que el barco pudiese aguantar averías mucho más graves. También fue aumentada la altura del doble fondo, haciendo que el casco fuese más resistente.[7]

En marzo de 1913, el Olympic estaba listo para volver al servicio en el Atlántico norte. Tras su reacondicionamiento, fue anunciado comercialmente por la White Star "como nuevo", destacando en dichos anuncios las mejoras de sus elementos de seguridad. Además, gracias a estos cambios, su tonelaje aumentó a 46.359 toneladas, 31 más que el Titanic, lo que le permitió recuperar, durante un breve período, el título de barco de pasajeros más grande del mundo, hasta que el nuevo transatlántico insignia de la naviera alemana HAPAG, el Imperator, entró en servicio en junio de ese mismo año.

Desde su reincorporación al servicio comercial en 1913, el Olympic experimentó un breve período de tranquilidad y prosperidad hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial, en agosto de 1914.

Primera Guerra MundialEditar

 
El Olympic pintado con camuflaje dazzle.

Durante los primeros meses de la guerra, el Olympic permaneció en el servicio civil, transportando pasajeros norteamerinanos que regresaban a su país huyendo de los horrores del conflicto que asolaba Europa.

Como medida preventiva para evitar ser detectado por los submarinos y buques de guerra de las potencias centrales, su casco fue pintado en color gris y las chimeneas en color negro, se cerraron los ojos de buey y se desactivó el sistema de alumbrado que iluminaba la cubierta de botes. Sus horarios fueron modificados apresuradamente para que el buque atracara en Liverpool en lugar de Southampton; posteriormente, sería destinado al puerto de Glasgow.

En octubre de 1914, durante su último viaje como navío de pasajeros durante la I Guerra Mundial, rescató a los tripulantes del HMS Audacious, un barco de guerra británico hundido a causa del choque con una mina.

En mayo de 1915, el buque fue requisado por la Royal Navy, fue renombrado como HMT (His Majesty's Troopship) Olympic, fue pintado de camuflaje antisubmarino y sirvió como transporte de tropas. Ese mismo año, el Olympic se juntó a su hermano más nuevo, el Britannic, que servía como barco hospital en el mar Mediterráneo trasladando tropas y heridos a la batalla de Galípoli.

Después comenzó a transportar tropas canadienses y a finales de 1916 ya había completado 10 viajes entre Canadá y Europa. Más tarde haría el trayecto entre Estados Unidos y el continente europeo con la misma finalidad.

El 12 de mayo de 1918, consiguió hundir al submarino alemán SM U-103, que lo había atacado lanzándole un torpedo que falló. Al comprobar esto emergió con la idea de atacar el buque a cañón, pero el capitán del Olympic, Sir Bertram Hayes, consiguió maniobrar, embistió y hundió al submarino. El submarino comenzó a hundirse rápidamente y 31 personas que escaparon fueron recogidas por un destructor norteamericano que pasaba por allí, el USS Davis. El Olympic sobrevivió a 4 ataques submarinos, incluyendo el ya mencionado. Durante la contienda, transportó 41 000 pasajeros civiles, 66 000 tropas y 12 000 miembros del batallón trabajador chino, siendo conocido por su tripulación como el "Viejo Fiable". Terminada la guerra en noviembre de 1918, regresó a Belfast en agosto de 1919 para su restauración, y volvió al servicio comercial en 1920.

Carrera posteriorEditar

 
El Olympic fotografiado en 1922.

Poco antes de reincorporarse a la flota de la White Star Line tras el final de la guerra, el Olympic sufrió numerosas reformas para reacondicionarlo y adaptarlo a los nuevos tiempos. Sus interiores fueron modernizados y sus calderas fueron reformadas para consumir diésel en lugar de carbón. Esta modificación reduciría el tiempo de repostaje de varios días a tan solo unas horas. También proporcionó un régimen de revoluciones por minuto más estable y permitió reducir el personal de la sala de máquinas de 350 a tan solo 60 personas.

Durante los trabajos de conversión de las calderas, cuando el Olympic fue llevado al dique seco, se descubrió una abolladura con una grieta en el centro debajo de la línea de flotación, que luego se determinó que había sido causada por un torpedo que no se había detonado.

Tras las reformas, el tonelaje del buque había aumentado a 46.439 toneladas, lo que le permitió mantener el título del barco de pasajeros más grande de Gran Bretaña (título que mantendría en su poder hasta la botadura del Queen Mary, en septiembre de 1934), aunque el RMS Aquitania de la Cunard Line tenía una eslora superior (no obstante, el tamaño de un buque se mide por el tonelaje).

 
Portada de la lista de pasajeros de una travesía del Olympic, con fecha de abril de 1923.

En 1921, un año después de regresar al servicio del transporte de pasajeros, el Olympic batió su mayor récord en todo lo que llevaba de carrera hasta entonces, en un viaje en el que transportó a 38.000 pasajeros.

Con la pérdida del Titanic en 1912, del Oceanic en 1914 y del Britannic en 1916, el Olympic inicialmente carecía de compañeros de ruta apropiados para el servicio regular entre Inglaterra y los Estados Unidos. Sin embargo, en 1922, como compensación por la pérdida de varios buques británicos durante la I Guerra Mundial, la White Star obtuvo dos antiguos barcos alemanes, el SS Bismarck (renombrado como Majestic) y el SS Columbus (rebautizado como Homeric), que habían sido cedidos al Reino Unido como reparaciones de guerra.

Estos nuevos barcos se unieron al Olympic en el servicio semanal de la ruta del Atlántico, operando con éxito hasta que las consecuencias de la Crisis de 1929 redujeron la demanda de los viajes transoceánicos durante la década de 1930.

 
El Olympic en el puerto de Southampton, c.1930.

Durante la década conocida como los Felices Años 20, el Olympic continuó siendo muy popular, siendo uno de sus atractivos el hecho de ser casi idéntico a su famoso buque hermano, el Titanic. Muchos pasajeros viajaban en el buque como una forma de experimentar, de forma indirecta, la sensación de cómo hubiera sido viajar a bordo del Titanic.

A menudo, el buque atraía a varias de la personalidades más ricas y famosas del momento: Marie Curie, Charles Chaplin, Mary Pickford, Federico García Lorca, Douglas Fairbanks, y el Príncipe de Gales (futuro Eduardo VIII), se encontraban entre las celebridades que viajaron a bordo del Olympic.

Con los cambios en las leyes de inmigración de Estados Unidos impuestas a principios de la década, que restringieron en gran medida el número de inmigrantes autorizados a entrar en el país, el comercio del transporte de inmigrantes sufrió una importante recesión para las líneas navieras, lo que les obligó a atender al turismo para poder mantenerse a flote. Así, a finales de 1927, las cabinas de tercera y segunda clase del Olympic fueron reconvertidas en una sola clase: la llamada "Clase Turista", con la intención de que los pasajeros de clase media que deseaban comodidad pudiesen disfrutar de esas instalaciones sin tener que pagar el alto precio de los billetes de primera clase.

Un año más tarde, los camarotes de primera clase del Olympic fueron nuevamente mejorados mediante la adición de más cuartos de baño privados, la instalación de una pista de baile en el comedor de primera clase, la colocación de una pantalla de cine en el salón general y la incorporación de nuevas suites que incluían un baño privado hacia la sección de proa.

Estas mejoras, así como otras posteriores, consiguieron que el Olympic obtuviera, en 1929, el mejor promedio de pasajeros de toda su carrera.

Últimos años en servicioEditar

 
El Olympic zarpando del puerto de Nueva York, en octubre de 1933. Al fondo, se visualiza la proa de Aquitania, que acaba de atracar en el muelle 54 de la Cunard Line.

En los últimos años de su carrera, el Olympic tuvo un incidente muy grave, sumada la colisión en 1911 con el Hawke. El 15 de mayo de 1934, debido a la niebla existente ese día, colisionó con el buque faro Nantucket LV-117, matando a siete de sus once tripulantes.[9]

 
El Olympic (izquierda) y el Mauretania (derecha) amarraos en en el nuevo muelle de Southampton, en junio de 1935; aguardando su viaje final al desguace.

No obstante, el buque siguió gozando de una buena popularidad, siendo como prueba de ello el apodo "The Ship Magnificent " ("El Barco Magnífico") con el que era conocido por sus pasajeros.

A principios de 1935, la nueva compañía Cunard White Star Line (creada el año anterior a partir de la fusión de la Cunard Line y la White Star Line) anunció que el Olympic sería retirado del servicio comercial durante la primavera de ese año, y que su agenda de cruceros de verano quedaba cancelada con motivo de su retiro.

En marzo ese mismo año, tras veinticuatro años de carrera, el Olympic realizó su último viaje hacia Nueva York antes de ser retirado definitivamente del servicio como buque de pasajeros en la ruta del Atlántico norte.

Desguace (1935-1937)Editar

Debido a sus años y acicateado por las secuelas de la Gran Depresión que ocasionaron un grave desfinanciamiento para la Cunard White Star, conllevaron a que, en abril de 1935, la compañía tomara la decisión de retirar al Olympic del servicio, junto con otros buques veteranos, como el Mauretania y el Homeric.

En octubre de ese mismo año, el Olympic fue vendido por £ 100.000 a Sir John Jarvis para comenzar a ser parcialmente desguazado en Jarrow (Tyne y Wear, Inglaterra). El día 11 de ese mismo mes, el Olympic zarpó por última vez del puerto de Southampton, llegando a Jarrow el día 13, donde una gran multitud de personas esperaba su llegada para recibirlo (en contraste con la escasa multitud que despidió al buque a su salida de Southampton). Durante un período de casi dos semanas, hasta el día 26 de octubre, el barco fue abierto al público por última vez, siendo visitado por centenares de personas.

Los trabajos de desmantelamiento comenzaron después de las navidades de 1935. En septiembre de 1937, los restos del Olympic fueron remolcados hasta el desguace de Thomas W. Ward, ubicado en el puerto escocés de Inverkeithing, para ser finalmente desmantelados.

CaracterísticasEditar

Cubierta de BotesEditar

La cubierta de botes del Olympic, fotografiada en 1911.
Castillo de proa del Olympic.
Sala de radiotelegrafía Marconi del Olympic, en 1913.
Castillo de popa del Olympic, con el área de paseo para tercera clase.
Puente de mando del Olympic, en 1911.

Los botes salvavidas estaban ubicados en dos columnas, una en estribor y otra en babor. Antes de que el número de botes fuese aumentado a 68, en cada lado había 10 botes salvavidas, dos de ellos con capacidad para 40 personas, cuatro con capacidad para 47, y el resto con capacidad para 65.

Hacia proa, se encontraba el puente de mando y los camarotes de los oficiales y el del capitán, y también la sala de radiotelegrafía Marconi, las máquinas que movían los ascensores y cuatro habitaciones simples de primera clase.

El gimnasio estaba ubicado en el lado de estribor, al costado de la entrada de primera clase y a un costado de la segunda chimenea. Entre la segunda y tercera chimenea, se encontraba el techo elevado del salón general y de la sala de lectura de primera clase.

Más allá de la tercera chimenea, se encontraba un pequeño bloque destinado a un tanque de agua, la entrada de luz a la sala de máquinas y un espacio reservado con cubierta de paseo para los ingenieros. Al costado de este bloque se hallaba un tragaluz que cubría la cúpula que iba sobre la escalera trasera de primera clase. A ambos lados de la cuarta chimenea se encontraba el techo elevado del salón de fumadores de primera clase y de los cafés Verandah en la cubierta inferior.

Al final de la cubierta se hallaban la entrada y escalera de segunda clase (la cual descendía hasta la cubierta F). Así mismo, los pasajeros contaban con su respectiva cubierta de paseo.

Equipamiento InteriorEditar

Primera ClaseEditar

En su época, el Olympic fue uno de los barcos más lujosos, equipado con una piscina interior, un gimnasio, una cancha de squash, baños turcos, baños eléctricos, un café Parisien (instalado durante las reformas de 1912-1913), una biblioteca, salón de lectura, sala de fumadores, área de recepción, salón comedor, dos cafés Verandah, un prestigioso restaurante Á la Carte, lujosas Parlour Suites (en las cubiertas B y C), algunas con baños privados, lo que era un todo un lujo para la época, entre otras comodidades para uso exclusivo de la primera clase.

Cabe destacar que en el diseño interior original del Olympic no estaban incluidos algunos elementos del Titanic, como el Café Parisien o una amplación hacia el lado de babor del restaurante Á la Carte. No obstante, muchas de estas instalaciones fueron incorporadas al Olympic durante los trabajos de reacondicionamiento del buque para mejorar su seguridad tras la tragedia del Titanic.

Los pasajeros de dicha clase podían pasear por gran parte de la cubierta de botes; así como por todo el largo de las cubiertas A y B gracias a unos amplios paseos públicos con vistas al mar.

En cuanto a la cubierta B, a diferencia del Olympic, en el Titanic se eliminó el paseo publico de la cubierta B con el objetivo añadir nuevos camarotes, además de amplificar el espacio de las Parlor Suites, dos de las cuales tuvieron su propia zona de paseo privada.

Durante varias reformas realizadas al Olympic en 1928, se añadieron camarotes en la cubierta B, aunque únicamente en la sección de proa, sin áreas de paseo privadas y decoradas con un diseño más moderno, acorde a la época.

Contaban con una banda de músicos expertos que interpretaban variadas melodías populares a la hora de las comidas. También disponían de un piano en la recepción del comedor y otro dentro del mismo, así como de uno en el restaurante y en la entrada de primera clase en la cubierta de botes. A bordo del buque, habían dos Grandes Escalinatas muy lujosas, una ubicada hacia la zona de popa (que descendía desde la cubierta A hasta la cubierta C), y otra situada hacia la sección de proa, decorada con un reloj en su nivel superior que representaba al "Honor y la Gloria coronando al Tiempo". Esta última escalera recorría cinco niveles desde la cubierta de botes hasta la cubierta E, decorada en el estilo inglés William & Mary; y terminaba en la cubierta F como una escalera común.

Segunda ClaseEditar

La segunda clase del Olympic se podía comparar con las instalaciones de primera clase de otros barcos de la época.

Disponía de comedor, sala de fumadores, una biblioteca (que también albergaba la función de sala de estar) y un ascensor que llegaba hasta la cubierta de botes. También había un piano en la zona de la escalera de segunda clase.

Aunque los camarotes de segunda clase no eran tan grandes como los de primera, eran bastante aceptables para aquel entonces.

Tercera ClaseEditar

Los hombres solteros eran asignados a los camarotes de proa, mientras que las mujeres, familias y niños, eran ubicados en los camarotes de la sección de popa. Entre las comodidades y estancias, los inmigrantes que viajaban en tercera clase disponían de un comedor con cubertería y mantel, así como de un mesero, lo cual no se había visto con anterioridad.

Hacia el extremo de popa de la cubierta C, se encontraba una sala común, pintada de blanco con asientos amplios y un piano; en la habitación contigua, se ubicaba la sala de fumadores, decorada con paneles de madera en color natural, sin piano y con los mismos asientos. Arriba se encontraba la cubierta de paseo de popa con varios bancos destinados al ocio de dichos pasajeros.

La sala de fumadores del Olympic, c. 1911.
Biblioteca/salón general de segunda clase del Olympic, afín al del Titanic.
Fotografía del comedor de segunda clase del Olympic, en 1911.
El salón comedor de tercera clase del Olympic.
Sala de estar de tercera clase a bordo del Olympic.

El Olympic en el presenteEditar

Los lujosos decorados del Olympic fueron subastados inmediatamente antes de que el buque fuera desguazado; algunas de sus estancias (especialmente las del salón general de primera clase y partes de las escalinatas) se encuentran en el Hotel White Swan, en Alnwick (Northumberland, Inglaterra). Otras piezas, como algunos de los paneles, están en la fábrica de pintura de Haltwhistle. El resto de sus partes fueron compradas por gente rica del Reino Unido, que adornaron sus casas con muchos de sus interiores.

En el año 2000, la compañía Celebrity Cruises compró algunos paneles de madera originales del Olympic y crearon el "RMS Olympic Restaurant" a bordo de su mejor crucero, el Millenium. Según Celebrity Cruises, estos paneles suntuosos alguna vez cubrieron las paredes del restaurante À la Carte del Olympic.

Perfil del OlympicEditar

 
Perfil del RMS Olympic en 1911.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Mark Chirnside's Reception Room: Olympic, Titanic & Britannic: Olympic Interview». Markchirnside.co.uk. 2005. Consultado el 16 de julio de 2009. 
  2. Olympic Class Liners. Titanic-Titanic.com.
  3. Merchantnavyofficers.com. «RMS Mauretania». 
  4. a b c El RMS Olympic. Mundocuriososencillo.com.
  5. Piouffre, 2009, p. 70
  6. Chirnside, 2004, p. 71
  7. a b c d e f Brewster y Coulter (1999), p. 78.
  8. a b Ballard y Archbold (1998), p. 100.
  9. Tres titanes gafados, artículo de Luis Jar Torre. Grijalvo.com.

BibliografíaEditar

  • Robert Ballard y Rick Archbold (1998). Les grands paquebots disparus (en francés). Éditions Glénat. ISBN 2-7234-2453-7. 
  • Hugh Brewster y Laurie Coulter (1999). Tout ce que vous avez toujours voulu savoir sur le Titanic (en francés). Éditions Glénat. ISBN 2-7234-2882-6. 
  • Beveridge, Bruce; Steve Hall (2004). Olympic & Titanic. Buy Books. ISBN 978-0-7414-1949-1. 
  • Chirnside, Mark, RMS Olympic: Titanic's Sister.
  • Hawley, Brian (2012). RMS Olympic. Amberly. ISBN 978-1-4456-0093-2. 
  • Layton, J. Kent, Atlantic Liners: A Trio of Trios

Enlaces externosEditar


Predecesor:
RMS Mauretania
Buque de pasajeros más grande del mundo
1911-1912
Sucesor:
RMS Titanic
Predecesor:
RMS Titanic
Buque de pasajeros más grande del mundo
1912-1913
Sucesor:
SS Imperator
Predecesor:
RMS Mauretania
Buque de pasajeros más grande del Reino Unido
1911-1934
Sucesor:
RMS Queen Mary