Radamantis

personaje de la mitología griega

En la mitología griega, Radamantis[1]​ o Radamanto[2]​ (en griego antiguo Ῥαδάμανθυς, Rhadamanthys; en latín Rhadamanthus) era un hijo de Zeus y Europa y hermano de Sarpedón y Minos, rey de Creta.

Litografía de los tres jueces de los muertos: Minos, Éaco y Radamanto (Ludwig Mack, Die Unterwelt, 1826.

Asterio, príncipe de los cretenses, desposó a Europa y crio a los hijos de ésta. Cuando ellos crecieron se pelearon por el amor de un muchacho llamado Mileto o bien Atimnio. Como el muchacho prefiriese a Sarpedón, lucharon, venció Minos y los otros huyeron. Radamantis legisló para los isleños, pero más tarde huyó a Beocia y desposó a Alcmena; desde su muerte actúa como juez en el Hades junto a Minos.[3]Homero lo representa morando en los Campos Elíseos.[4]

Diodoro Sículo cuenta que de Radamantis los cretenses dicen que pronunció las sentencias más justas y que infligió castigos ejemplares a los piratas, a los impíos y a los otros malhechores. Conquistó un buen número de islas y una vasta zona de la costa de Asia, al entregarse todos sus habitantes voluntariamente debido a que conocían su fama de justicia. A Eritro, uno de sus hijos, Radamantis le confió el reino de la ciudad que por él tomó el nombre de Eritras, y entregó Quíos, dicen, a Enopión, hijo de Ariadna, la hija de Minos, aunque algunos mitógrafos piensan que Enopión sería hijo de Dioniso y que habría aprendido de su padre el modo de elaborar el vino. A cada uno de los otros comandantes de su séquito, dicen los cretenses, Radamantis les concedió una isla o una ciudad, Lemnos a Toante, Cirno a Enieo, Peparetos a Estáfilo, Maronea a Evantes, Paros a Alceo, Delos a Anión, y a Andreo la isla que por él recibió el nombre de Andros. [5]

Cinetón dice que Radamantis era hijo de Festo, y Festo, de Talo, así como Talo, hijo de Cres.[6]​ Otros atribuyen a Radamantis, y no a Dioniso, el papel de esposo de Ariadna y padre de Enopión, Estáfilo y Toante. En este relato, Ariadna era hija de Minos, el hermano de Radamantis.[7]

Hay una referencia a una ley de Radamantis que ordena a los cretenses jurar por animales.[8]Heracles citó la ley de Radamantis, según la cual quien rechaza a un agresor injusto es inocente, para defenderse del asesinato de Lino.[9]

También nos dice que Radamantis se embarcó hasta Eubea para encontrarse con Ticio pero no han sobrevivido más datos acerca de este episodio.[10]

De acuerdo con leyendas posteriores, a causa de su inflexible integridad fue uno de los jueces de los muertos en el Hades, junto con Éaco y Minos. Se suponía que juzgaba las almas de los orientales, mientras Éaco hacía lo propio con los occidentales, teniendo Minos el voto decisivo.[11]

Es creencia popular que Dante hizo a Radamantis uno de los jueces de los condenados en la parte del Infierno de La divina comedia. En realidad, no existe una sola parte en la La divina comedia que hable de Radamantis, o Radamanto. Dante solo muestra como juez a Minos, omitiendo por completo a Éaco y Radamantis.

Sin embargo, Virgilio hace una breve descripción de las funciones de Radamantis como juez de las sombras en la Eneida: «El cretense Radamanto ejerce aquí un imperio durísimo. Indaga y castiga los fraudes y obliga a los hombres a confesar las culpas cometidas y que vanamente se complacían en guardar secretas, fiando su expiación al tardío momento de la muerte. Al punto de pronunciada la sentencia, la vengadora Tisífone, armada de un látigo, azota e insulta a los culpados, y presentándoles con la mano izquierda sus fieras serpientes, llama a la turba cruel de sus hermanas (las Furias)».[12]

Notas y referencias editar

  1. Término como Radamantis:
  2. Término como Radamanto:
  3. Apolodoro: Biblioteca mitológica III 1, 2
  4. Homero, Odisea iv. 564.
  5. Diodoro Sículo: Biblioteca histórica V 79, 1
  6. Pausanias da como autoridad a Cinetón (Descripción de Grecia, VIII 53, 5)
  7. Plutarco, Teseo 20
  8. Porfirio, De Abstinentia III.16.6
  9. Apolodoro: Biblioteca mitológica II 4, 9
  10. Homero: Odisea VII 324
  11. Platón, Gorgias 524A.
  12. Virgilio: Eneida VI 566

Véase también editar

Enlaces externos editar