Rafael Martínez Esteve

Piloto y militar español

Rafael Martínez Esteve (Valencia, 17 de febrero de 1894 - Madrid, 23 de abril de 1965) fue un piloto y militar español. Es conocido por ser uno de los pioneros de la aviación española,[1][2][3]​ y por su participación en el raid aéreo de la «Patrulla Elcano».

Rafael Martínez Esteve
Teniente coronel
Años de servicio 19111936
Lealtad Bandera de España Reino de España
Bandera de España República Española
Rama militar Aeronáutica Militar
Mandos Patrulla Elcano (1926)
Conflictos
Información
Nacimiento 17 de febrero de 1894
Valencia, España
Fallecimiento 23 de abril de 1965
Madrid, España
Ocupaciones aviador y escritor

BiografíaEditar

Nacido el 17 de febrero de 1894 en Valencia, procedente de una familia liberal moderada. Ingresó en 1911 en la Academia de Infantería de Toledo, junto a Ramón Franco, con quien mantuvo desde entonces una cercana relación.[1]​ En 1916, tras años preparándose en la academia, ascendió a teniente, y en 1920 es admitido como alumno en el curso para pilotos de aviación que se organizó en el aeródromo de Los Alcázares. Aquel mismo año ascendió a capitán y un año después, el 30 de junio de 1921, se licenció como piloto militar y se casó con Alicia Vircondelet Gómez.

Fue destinado a Marruecos, donde quedó adscrito a las Fuerzas Aéreas de África e intervino en diversas operaciones militares operando los biplanos Breguet XIV. Sus actuaciones en Marruecos le supusieron ganar varias condecoraciones,[4]​ como la Orden de María Cristina. Durante su estancia en el norte de África aprendió árabe, idioma que se unía a su anterior dominio del francés y el inglés. Martínez Esteve perteneció a la generación de los primeros pilotos militares españoles,[5]​ recibiendo condecoraciones e intervino en diversas acciones militares siendo así distinguido en varias ocasiones.[2]

Raids aéreosEditar

Al igual que otros pilotos de la época, Martínez Esteve también destacó por su participación en algunos de vuelos internacionales que dieron renombre a la Aviación Española.[6]​ En enero de 1923 formó parte de la expedición que enlazó por vía aérea la Península ibérica con las islas Canarias.

Al año siguiente se unió a los también aviadores Eduardo González-Gallarza y Joaquín Loriga Taboada en la idea de llevar a cabo un vuelo que uniese España con las lejanas Islas Filipinas,[7]​ algo que hasta entonces todavía no se había hecho. Martínez Esteve, por antigüedad, tendría el mando de la que se llamó «Patrulla Elcano». La escuadrilla compuesta por tres aviones Breguet XIX salió del Aeródromo de Cuatro Vientos el 5 de abril de 1926,[8]​ y cuatro días después ya se encontraban en El Cairo, a donde habían llegado sin grandes dificultades. El día 11 reanudaron el vuelo, esta vez con destino a Bagdad, sobrevolando los inhóspitos desiertos de Arabia. El avión de Martínez Esteve tuvo diversos percances ya que uno de los neumáticos explotó y el motor se paró en pleno en vuelo, por lo que tuvo que planear hasta tocar tierra en pleno desierto sirio.[9]​ Martínez Esteve y su mecánico, Calvo, tardaron cinco días en ser descubiertos por la RAF británica, siendo trasladados a un hospital de Amán.[10]

Tras recuperarse, Martínez Esteve logró recuperar su biplano Breguet XIX y embarcó rumbo a España junto a su mecánico.[10]​ Se le privó de compartir con Gallarza y Loriga la gloria de la hazaña. Esta será una de las causas de su oposición, a partir de entonces, a la Dictadura de Primo de Rivera y al régimen monárquico que la soportaba.[3]

Años posterioresEditar

De regreso a España, en abril de 1927 ascendió al rango de comandante por méritos de guerra y fue nombrado comandante de la 1.ª Escuadrilla del Grupo 33, con base en el aeródromo de Burgos. Posteriormente fue destinado a la base aérea de Los Alcázares para asistir a un curso para el pilotaje de hidroaviones. En 1928 se licencia como piloto de hidroaviones y es destinado a la Base Aeronaval El Atalayón, en la Mar Chica, como jefe del 10.º Grupo de las Fuerzas Áreas de África. El aviador fue elegido por Ramón Franco, hermano del dictador, para tomar parte en su proyecto de dar la vuelta al mundo a bordo de un hidroavión cuatrimotor.[1]

Cuando en abril de 1931 se produjo la proclamación de la Segunda República se encontraba destinado en la Escuadra n.º 1 con base en Getafe, adhiriéndose al nuevo régimen. Durante los siguientes años estuvo destinado en París en el Estado Mayor de la 2.ª División Aérea del Armée de l’Air y posteriormente, en 1933, fue nombrado jefe de la aviación de zona oriental de Marruecos,[4]​ con sede en la base aérea del Atalayón. En diciembre de 1935 ascendió al rango de teniente de coronel.

En febrero de 1936 fue nombrado comandante de la 2.ª Escuadra Aérea y jefe de la Base Aérea de Tablada, donde le sorprendió el comienzo de la Guerra Civil Española.[11]​ Los militares alzados de Sevilla intentaron deponer a Martínez Esteve, pero este se resistió y detuvo a los oficiales comprometidos con la conspiración. Envió varios destacamentos para bloquear las entradas al aeródromo y organizó la resistencia.[12]​ El gobernador civil, Varela, pidió por teléfono a Martínez Esteve que bombardease a los sublevados,[13]​ pero Esteve se negó a hacerlo.[14]​ En la madrugada del día 19, rendidos el gobierno civil y el cuartel de la Guardia de Asalto, Martínez Esteve se desmoralizó y decidió rendirse también, por lo que le cedió el mando al comandante Rogelio Azaola. Algunos autores han considerado la negativa de Martínez Esteve a bombardear a los sublevados como un elemento clave para el triunfo de la sublevación militar en Sevilla.[15]

Tras ser capturado, Esteve fue juzgado y condenado a muerte el 20 de septiembre de 1936 pero más tarde le fue conmutada la pena.[16]

Estuvo en prisión algunos años, siendo liberado posteriormente. Falleció en Madrid en 1965.

ObrasEditar

  • Una aventura en el desierto: (Del vuelo Madrid-Manila). Espasa Calpe, 1926.
  • Memoria de un vuelo transatlántico.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Zafra, Ignacio (23 de abril de 2005). «La vida cinematográfica de un aviador». El País. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  2. a b «Martínez Esteve, Rafael». ejercitodelaire.mde.es. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  3. a b «Coronel Rafael Martínez Esteve». Fundacion Aérea de la Comunidad Valenciana. Consultado el 31 de mayo de 2016. 
  4. a b Alicia Alted Vigil et al. (1999). Los niños de la guerra de España en la Unión Soviética, Fundación Largo Caballero, pág. 257
  5. Jaime Salom, Rafael Abella (1981). El Corto Vuelo Del Gallo, Grijalbo, pág. 51
  6. Roberto Muñoz Bolaños (2001). Las Campañas de Marruecos (1909-1927), Almena, pág. 193
  7. Carlos Pérez Grange, Beatriz Pecker (1998). Crónica de la Aviación Española. Sílex, pág. 45
  8. Carlos Pérez Grange, Beatriz Pecker (1998). Crónica de la Aviación Española. Sílex, pág. 46
  9. Francis Millet Rogers (1971). Precision astrolabe: Portuguese navigators and transoceanic aviation, UCD Library, pág. 97
  10. a b Carlos Pérez Grange, Beatriz Pecker (1998). Crónica de la Aviación Española. Sílex, pág. 47
  11. Francisco Alía Miranda (2011). Julio de 1936: Conspiración y alzamiento contra la Segunda República, Ed. Crítica, pág. 106
  12. Joaquín Gil (2010). Desde la proclamación de la República al 18 de julio de 1936: el cambio de rumbo político en la II División Orgánica. Universidad de Huelva , pp. 384-387
  13. Juan Ortiz Villalba (2006). Del golpe militar a la Guerra Civil: Sevilla 1936, RD Editores, pág. 123
  14. Nicolás Salas (1992). Sevilla fue la clave: república, alzamiento, Guerra Civil (1931-1939), Editorial Castillejo, pág. 226
  15. Nicolás Salas (1992). Sevilla fue la clave: república, alzamiento, Guerra Civil (1931-1939), Editorial Castillejo, pág. 282
  16. Joaquín Gil (2010). Desde la proclamación de la República al 18 de julio de 1936: el cambio de rumbo político en la II División Orgánica. Universidad de Huelva , pp. 390-392