Abrir menú principal

Real Monasterio de Nuestra Señora de la Esperanza

Convento franciscano desaparecido en Ocaña (Toledo) que contaba con una parte destinada a residencia real.

El Real Monasterio de Nuestra Señora de la Esperanza fue un antiguo cenobio franciscano situado en las afueras de Ocaña, en la provincia de Toledo, hoy en ruinas.

HistoriaEditar

Fue fundado en 1420 por el infante Don Enrique de Aragón, bajo la advocación de San Miguel Arcángel, que cambió el año siguiente por la advocación actual.[1]​ Los Reyes Católicos lo amplían y construyen un cuarto real para poder parar en el convento.

En 1561 la iglesia tuvo que ser ampliada debido al aumento de peregrinos y devotos. En esta iglesia se enterraban muchos de los criados del Real Sitio de Aranjuez. El convento contaba por entonces con unos sesenta frailes.

En 1562, Felipe II encarga la reconstrucción del cuarto real construido por los Reyes Católicos.[2][3]​ Se debate si el arquitecto de esta reconstrucción fue Juan Bautista de Toledo o Juan de Herrera, aunque la innovación de la planta conservada hace apuntar a este último frente al primero, más conservador.[4]

Debido a la mala situación del cuarto real, este tuvo que ser reconstruido en distintas ocasiones, en concreto en 1572, 1593 y 1750.

En el año de 1769 los religiosos piden permiso al rey para derribar el cuarto real, debido al peligro de derrumbe, de nuevo por causa de las aguas. Carlos III accede y es derribado el cuarto real a excepción del claustro bajo del mismo, que daba entrada a la iglesia.[5][6]

Actualmente se encuentra en ruinas.[6]

DescripciónEditar

La iglesia contaba con la capilla mayor que era patronato de la familia Chacón, que contaba con miembros en Ocaña. Así mismo existía una capilla en la que estaba enterrado don Juan Ramírez de Guzmán, comendador mayor de Calatrava.

El cuarto real se encontraba en la parte sur del monasterio y estaba compuesto por diversas estancias dispuestas alrededor de un claustro de dos alturas. En este claustro existía una capilla dedicada a San Diego de Alcalá que contaba con una talla del santo de vara y media de alto realizada por el escultor toledano Luis Villoldo. [7]​ Se accedía a la iglesia por el piso bajo del claustro.[6]​ Este cuarto real contaba asimismo con caballerizas y dependencias para los oficios de boca.[8]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Jiménez de Gregorio, Fernando (1996). «La comarca de la mesa de Ocaña.». Temas toledanos. 
  2. López, Ángela Atienza (2008). Tiempos de conventos: una historia social de las fundaciones en la España moderna. Marcial Pons Historia. ISBN 9788496467736. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  3. Baena, Juan Antonio Álvarez de Quindos y (1804). Descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez. Imprenta real. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  4. Zerner, Catherine Wilkinson (9 de julio de 1996). Juan de Herrera: arquitecto de Felipe II. Ediciones AKAL. ISBN 9788446005827. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  5. Bouza, Fernando (6 de octubre de 2011). Cartas de Felipe II a sus hijas. Ediciones AKAL. ISBN 9788446032878. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  6. a b c Salamanca, Mingo (20 de octubre de 2010). «Estampas de Aranjuez: El convento de Nuestra Señora de la Esperanza». Estampas de Aranjuez. Consultado el 3 de octubre de 2018. 
  7. Baena, Juan Antonio Álvarez de Quindos y (1804). Descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez. Imprenta real. Consultado el 4 de octubre de 2018. 
  8. Baena, Juan Antonio Álvarez de Quindos y (1804). Descripción histórica del Real Bosque y Casa de Aranjuez. Imprenta real. Consultado el 4 de octubre de 2018.