Abrir menú principal
Reino de Mysore
Principado de Mysore
ಮೈಸೂರು ಸಂಸ್ಥಾನ

Reino (subordinado al Imperio Vijayanagara hasta 1565)
Principado vasallo del Reino Unido después de 1799

(1399) Vijayanagara-empire-map.svg

1399-1950

Flag of India.svg (1950)

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Mysore
El Reino de Mysore, en el año 1784 (máxima extensión).
Capital Mysore, Srinangapatna
Idioma oficial Kannada
Religión Hinduismo, Islam
Gobierno Monarquía
Principado
Majarash
 • 1399 - 1423 Yaduraya
Historia
 •  1399
 •  1950

El Reino de Mysore fue un reino en la zona sur de la India, que se cree fue fundado en 1399 en proximidades de la actual ciudad de Mysore. El reino que era gobernado por la familia Wodeyar, inicialmente era un estado vasallo del Imperio Vijayanagara. Al declinar el Imperio Vijayanagara (c.1565), el reino se independizó. En el siglo XVII el reino expandió mucho su territorio y durante los gobiernos de Narasaraja Wodeyar I y Chikka Devaraja Wodeyar, el reino anexó grandes extensiones en lo que actualmente es el sur de Karnataka y trozos de Tamil Nadu hasta convertirse en un estado poderoso de la zona sur de Deccan.[1]

El reino alcanzó la cima de su poderío y dominio en la segunda mitad del siglo XVIII bajo el gobernador de facto Haider Ali y su hijo Tipu Sultan. Durante esta época, tuvo conflictos con los Marathas, el Nizam de Hyderabad, el Reino de Travancore y los británicos lo que dio lugar a las cuatro guerras anglo-mysore. Al éxito en las primeras dos guerras anglo-mysore le siguió la derrota en la tercera y la cuarta. Luego del fallecimiento de Tipu en la cuarta guerra de 1799, grandes porciones del reino fueron anexadas por los británicos, lo que marcó el fin del período de hegemonía mysorea sobre el pueblo de Decán. Los británicos restauraron a los Wodeyars en el trono mediante una alianza subsidiaria y el reino Mysore debilitado fue transformado en un Principado. Los Wodeyars continuaron gobernando hasta la independencia de la India en 1947, cuando Mysore accedió a la Unión de India.[1]

Aun cuando ya era solo un principado, Mysore estuvo entre las regiones más modernas y urbanizadas de la India. Durante el período en que fue un principado 1799–1947, Mysore emergió como uno de los centros más importantes de arte y cultura de la India. Los reyes de Mysore no solo eran acabados exponentes de las artes y hombres de letras, sino también patrones entusiastas, y sus legados continúan influyendo a comienzos del siglo XXI sobre la música y el arte.

Índice

HistoriaEditar

Historia tempranaEditar

Las fuentes para reconstruir la historia del reino incluyen numerosas inscripciones existentes en placa lítica y cobre, registros del palacio de Mysore y fuentes literarias contemporáneas en canarés, persa y otros idiomas. [2][3][4]​ Según las fuentes tradicionales, el reino se originó como un pequeño estado basado en la moderna ciudad de Mysore y fue fundado por dos hermanos, Yaduraya (también conocido como Vijaya) y Krishnaraya. Sus orígenes están inmersos en la leyenda y son todavía una cuestión de debate; mientras que algunos historiadores postulan un origen norteño en Dwarka, [5][6]​ otros lo ubican en Karnataka. [7][8]​ Se dice que Yaduraya se casó con Chikkadevarasi, la princesa local y asumió el título feudal "Wodeyar" (lit, "Señor"), que la dinastía subsiguiente retuvo. [9]​ La primera mención inequívoca de la familia Wodeyar se encuentra en la literatura kannada del siglo XVI del reinado del rey Vijayanagara Achyuta Deva Raya (1529-1542); La primera inscripción disponible, emitida por los propios Wodeyars, se remonta al reinado del pequeño jefe Timmaraja II en 1551.[10]

Autonomía: avances y retrocesosEditar

Los reyes que siguieron gobernaron como vasallos del imperio Vijayanagara hasta el declive de este último en 1565. Para entonces, el reino se había expandido a treinta y tres pueblos protegidos por una fuerza de 300 soldados. [11]​ El rey Timmaraja II conquistó algunas jefaturas circundantes,[12]​ y el rey Bola Chamaraja IV (lit, "Calvo"), el primer gobernante de algún significado político entre ellos, retuvo el tributo al monarca nominal de Vijayanagara Aravidu Ramaraya.[13]​ Después de la muerte de Aravidu Aliya Rama Raya, los Wodeyars comenzaron a imponerse y el Rey Raja Wodeyar I arrebató el control de Srirangapatna del gobernador de Vijayanagara (Mahamandaleshvara) Aravidu Tirumalla: situación que obtuvo, aunque solo ex post facto, la aprobación tácita de Venkatapati Raya, el rey titular del imperio Vijayanagara que gobernaba desde Chandragiri.[14]​ El reinado de Raja Wodeyar I también experimentó una expansión territorial con la anexión de Channapatna al norte de Jaggadeva Raya [14][15]​, un desarrollo que convirtió a Mysore en un factor político regional a tener en cuenta.[16][17]

En consecuencia, entre 1612 y 13, los Wodeyars tuvieron gran autonomía y, aunque reconocieron el dominio nominal de la dinastía Aravidu, los tributos y las transferencias de ingresos a Chandragiri cesaron. Esto fue en marcado contraste con otros jefes principales Nayakas del país Tamil que continuaron pagando a los emperadores de Chandragiri hasta bien entrado la década de 1630.[14]​ Chamaraja VI y Kanthirava Narasaraja intentaron expandirce más hacia el norte, pero fueron detenidos por el Sultanato de Bijapur y sus subordinados de Maratha, aunque los ejércitos de Bijapur bajo Ranadullah Khan fueron efectivamente rechazados en su asedio de Srirangapatna en 1638.[17][18]​ Las ambiciones expansivas se trasladaron al país tamil, donde Narasaraja Wodeyar conquisto Satyamangalam (en el moderno distrito de Coimbatore), mientras que su sucesora Dodda Devaraja Wodeyar se expandió para capturar las regiones tamiles occidentales de Erode y Dharmapuri, luego de repeler con éxito a los jefes de Madurai. La invasión de los Nayakas de Keladi de Malnad también se trató con éxito. Este período fue seguido por uno de los complejos cambios geopolíticos, cuando en la década de 1670, los Marathas y los Mogoles presionaron sobre el Deccan.[17][18]

Chikka Devaraja (r. 1672–1704), el más notable de los primeros reyes de Mysore, que gobernó durante gran parte de este período, logró no solo sobrevivir a los desafíos impuestos sino expandir aún más el territorio. Lo logró al forjar alianzas estratégicas con los Marathas y los Mogoles.[19][20]​ El reino pronto se extendió para incluir Salem y Bangalore al este, Hassan al oeste, Chikkamagaluru y Tumkur al norte y el resto de Coimbatore al sur. [21]​ A pesar de esta expansión, el reino, que ahora controlaba una parte justa de la tierra en el corazón del sur de la India, que se extiende desde los Ghats occidentales a los límites occidentales de la llanura de Coromandel, permaneció sin salida al mar. Los intentos de Chikka Devaraja para remediar esto llevó a Mysore a entrar en conflicto con los jefes Nayaka de Ikkeri y los reyes (Rajas) de Kodagu (Coorg moderna); quienes entre ellos controlaban la costa de Kanara (áreas costeras de Karnataka moderno) y la región de la colina intermedia respectivamente. [22]​ El conflicto trajo resultados mixtos con Mysore anexando Periyapatna pero sufriendo un cambio en Palupare.[23]

Sin embargo, desde alrededor de 1704, cuando el reino pasó al "Muteking" (Mukarasu) Kanthirava Narasaraja II, la supervivencia y expansión del mismo se logró jugando un delicado juego de alianza, negociación, subordinación en ocasiones y anexión de territorio en todas las direcciones. Según los historiadores Sanjay Subrahmanyam y Sethu Madhava Rao, Mysore era ahora formalmente un tributario del imperio mogol. Los registros del imperio afirman que Mysore pagaba un tributo regular (peshkash). Sin embargo, el historiador Suryanath U. Kamath cree que los mogoles pueden haber considerado a Mysore como un aliado, una situación provocada por la competencia de supremacía Mogol-Maratha en el sur de la India. [24]​ Para la década de 1720, con el imperio mogol en decadencia, surgieron más complicaciones con los gobernadores mogoles en Arcot y Sira que reclamaban tributo.[19]​ Los años siguientes vieron a Krishnaraja Wodeyar pisando con cautela el asunto mientras mantenía a los jefes de Kodagu y los Marathas a raya. Fue sucedido por Chamaraja Wodeyar VII durante cuyo reinado el poder cayó en manos del primer ministro (Dalwai o Dalavoy) Nanjarajiah (o Nanjaraja) y el jefe de gobierno (Sarvadhikari) Devarajiah (o Devaraja), que gobernarían durante las próximas tres décadas con los Wodeyars relegados a ser los jefes titulares.[25][26]​ La última parte del reinado de Krishnaraja II vio a los Sultanatos del Decán siendo eclipsados ​​por los mogoles y en la confusión que se produjo, Hyder Ali, un capitán en el ejército, se destacó.[17]​ Su victoria contra los Marathas en Bangalore en 1758, que resultó en la anexión de su territorio, lo convirtió en una figura icónica. En honor a sus logros, el rey le dio el título "Nawab Haider Ali Khan Bahadur".

Bajo Hyder Ali y Tipu SultanEditar

Hyder Ali se ganó un lugar importante en la historia de Karnataka por sus habilidades de lucha y su perspicacia administrativa. [27][28]​ El surgimiento de Hyder se produjo en un momento de importantes desarrollos políticos en el subcontinente. Mientras las potencias europeas estaban ocupadas transformándose de compañías comerciales a potencias políticas, los Nizam, como subedar de los mogoles, persiguieron sus ambiciones en el Deccan, y los Marathas, luego de su derrota en Panipat, buscaron refugios seguros en el sur. El período también vio a los franceses compitiendo con los británicos por el control de Karnataka, una contienda en la que los británicos finalmente prevalecerían cuando el comandante británico Sir Eyre Coote derrotó decisivamente a los franceses bajo el mando el Conde de Lally en la Batalla de Wandiwash en 1760, un hito en la historia de la India, ya que cimentó la supremacía británica en el sur de Asia.[29]​ Aunque los Wodeyars siguieron siendo los jefes nominales de Mysore durante este período, el poder real estaba en manos de Hyder Ali y su hijo Tipu.

Para 1761, la amenaza Maratha había disminuido y para 1763, Haider Ali había conquistado el reino de Keladi, había derrotado a los gobernantes de Bilgi, Bednur y Gutti, había invadido Malabar en el sur y había conquistado la capital de Zamorín, Calicut, en 1766 y ampliado el reino de Mysore hasta Dharwad y Bellary en el norte. [30][31]​Mysore era ahora una gran potencia política en el subcontinente y el meteórico ascenso de Haider desde la relativa oscuridad y su desafío formó uno de los últimos retos para finalizar de establecer la hegemonía británica sobre el subcontinente indio, un desafío que les tomaría más que tres décadas por superar.[32]

En un intento por frenar el ascenso de Haider, los británicos formaron una alianza con los Marathas y los Nizam de Golconda, que culmino en la Primera Guerra Anglo-Mysore en 1767. A pesar de la superioridad numérica, Haider Ali sufrió derrotas en las batallas de Chengham y Tiruvannamalai. Los británicos ignoraron sus propuestas de paz hasta que Haider Ali movió estratégicamente sus ejércitos a cinco millas de Madras (Chennai moderno) y pudo demandar con éxito la paz. [29][31][33]​En 1770, cuando los ejércitos Maratha de Madhavrao Peshwa invadieron Mysore (tres guerras se libraron entre 1764 y 1772 por Madhavrao contra Haider, en las que perdió Haider), Haider espero el apoyo británico según lo establecido en el tratado de 1769, pero lo traicionaron al permanecer fuera del conflicto. La traición británica y la posterior derrota de Haider reforzaron la profunda desconfianza de este hacia los británicos, un sentimiento que compartiría su hijo y que marcaría las rivalidades Anglo-Mysore de las próximas tres décadas. En 1777, Haider Ali recuperó los territorios previamente perdidos de Coorg y Malabar de los Marathas. [34]​ El ejército de Haider Ali avanzó contra los Marathas y luchó contra ellos en la batalla de Saunshi y salió victorioso durante el mismo año.[34]

Para 1779, Haider Ali había capturado partes de los modernos Tamil Nadu y Kerala en el sur, extendiendo el área del Reino a aproximadamente 80,000 m² (205,000 km²).[31]​ En 1780, se hizo amigo de los franceses e hizo las paces con los Marathas y los Nizam.[35]​ Sin embargo, Haider Ali fue traicionado por los Marathas y los Nizam, que también hicieron tratados con los británicos. En julio de 1780, Haider Ali encabezó un ejército de 80,000, en su mayoría de caballería, descendiendo a través de los pasos de los Ghats, antes de asediar a los fuertes británicos en el norte de Arcot, comenzando la Segunda Guerra Anglo-Mysore. Haider Ali tuvo algunos éxitos iniciales contra los británicos, especialmente en Pollilur, la peor derrota que los británicos sufrieron en India hasta Chillianwala, y Arcot, hasta la llegada de Sir Eyre Coote, cuando las fortunas de los británicos comenzaron a cambiar.[36]​ El 1 de junio de 1781, Coote dio el primer golpe fuerte contra Haider Ali en la decisiva batalla de Porto Novo. La batalla fue ganada por Coote contra probabilidades de cinco a uno, y es considerada como una de las mayores hazañas de los británicos en la India. Fue seguida por otra batalla en Pollilur (la escena de un triunfo anterior de Haider Ali sobre una fuerza británica) el 27 de agosto, en la que los británicos obtuvieron otro éxito, y por la derrota de las tropas de Mysore en Sholinghur un mes después. Haider Ali murió el 7 de diciembre de 1782, incluso mientras la lucha continuaba con los británicos. Fue sucedido por su hijo Tipu Sultan, quien continuó las hostilidades contra los británicos al recuperar Baidanur y Mangalore.[31][37]

En 1783, ni los británicos ni Mysore pudieron obtener una clara victoria general. Los franceses retiraron su apoyo a Mysore tras el acuerdo de paz en Europa. [38]​ Sin desanimarse, Tipu, conocido popularmente como el "Tigre de Mysore", continuó la guerra contra los británicos, pero perdió ante ellos algunas regiones de la moderna costa de Karnataka. Una nueva guerra entre el Imperio Maratha y Mysore ocurrió entre 1785-1787.[39]​Después de la victoria de Tipu Sultan contra los Marathas en el Sitio de Bahadur Benda, se firmó un acuerdo de paz entre los dos reinos con ganancias y pérdidas mutuas. [40][41]​ De manera similar, el tratado de Mangalore se firmó en 1784, lo que llevó a las hostilidades con los británicos a una detención temporal e incómoda y restauró las tierras de los demás al statu quo ante bellum.[42][43]​El tratado es un documento importante en la historia de la India, porque fue la última ocasión en que una potencia de la India dictó los términos a los británicos, quienes fueron obligados a desempeñar el papel de humildes suplicantes por la paz. Un comienzo de nuevas hostilidades entre los británicos y los franceses en Europa habría sido razón suficiente para que Tipu abrogara su tratado y aumentara su ambición de atacar a los británicos. [44]​Sus intentos de atraer a los Nizam, los Marathas, los franceses y el Sultán de Turquía no lograron brindar ayuda militar directa.[44]

Los exitosos ataques de Tipu en 1790 al Reino de Travancore, un aliado británico, precipitaron el estallido de la Tercera Guerra Anglo-Mysore.[45]​ Al principio, los británicos obtuvieron ganancias al tomar el distrito de Coimbatore, pero el contraataque de Tipu revirtió muchas de estas ganancias. En 1792, con la ayuda de los marathas que atacaron desde el noroeste y Nizam que lo hicieron desde el noreste, los británicos bajo Lord Cornwallis sitiaron con éxito Srirangapatna, lo que resultó en la derrota de Tipu y el Tratado de Srirangapatna. La mitad de Mysore se repartió entre los aliados, y dos de sus hijos fueron condenados a rescate.[42]​ Un Tipu humillado pero indomable se dedicó a reconstruir su poder económico y militar. Intentó obtener de manera encubierta el apoyo de la Francia revolucionaria, el Emir de Afganistán, el Imperio Otomano y Arabia. Sin embargo, estos intentos de involucrar a los franceses pronto se dieron a conocer a los británicos, quienes en ese momento estaban luchando contra los franceses en Egipto, fueron respaldados por los Marathas y los Nizam. En 1799, Tipu murió defendiendo Srirangapatna en la Cuarta guerra anglo-mysore, anunciando el fin de la independencia del Reino. [46]​Los historiadores indios modernos consideran a Tipu Sultan un enemigo empedernido de los británicos, un administrador capaz e innovador.[47]

Estado principescoEditar

Tras la caída de Tipu, una parte del reino de Mysore fue anexada y dividida entre la Presidencia de Madras y el Nizam. El resto del territorio se transformó en un estado principesco; El descendiente de cinco años de la familia Wodeyar, Krishnaraja III, fue instalado en el trono con el ministro principal (Diwan) Purnaiah, quien había servido anteriormente bajo Tipu, manejando las riendas como regente y el teniente coronel Barry Close asumiendo el cargo de residente británico. Los británicos entonces tomaron el control de la política exterior de Mysore y también exigieron un tributo anual y un subsidio para mantener un ejército británico en pie en Mysore.[48][49][50]​ Como Diwan, Purnaiah se distinguió por su administración progresiva e innovadora hasta que se retiró del servicio en 1811 (y murió poco después) después del 16 cumpleaños del niño rey.[51][52]

Los años que siguieron fueron testigos de relaciones cordiales entre Mysore y los británicos hasta que las cosas empezaron a agriarse en la década de 1820. A pesar de que el gobernador de Madras, Thomas Munro, determinó después de una investigación personal en 1825 que no había sustancia en las acusaciones de irregularidad financiera formuladas por el teniente coronel Cole, el residente titular de Mysore, con la revuelta de Nagar (una insurrección civil) que estalló hacia el final de la década las cosas cambiaron considerablemente. En 1831, durante la insurrección y citando la mala administración, los británicos tomaron el control directo del estado principesco. [53][53][54]​ Durante los siguientes cincuenta años, Mysore pasó bajo el gobierno de sucesivos comisionados británicos; Sir Mark Cubbon, famoso por su habilidad política, sirvió desde 1834 hasta 1861 y puso en marcha un sistema administrativo eficiente y exitoso que dejó a Mysore un estado bien desarrollado.[55]

Entre 1876–77, sin embargo, hacia el final del período del dominio británico directo, Mysore sufrió una hambruna devastadora con cifras de mortalidad estimadas entre 700,000 y 1,100,000, o casi una quinta parte de la población. [56]​Poco después, Maharajá Chamaraja X, educado en el sistema británico, asumió el gobierno de Mysore en 1881. En consecuencia, un oficial británico residente fue nombrado en la corte de Mysore y un Diwan para manejar la administración del Maharajá. [57]​A partir de entonces, hasta la independencia de la India en 1947, Mysore se mantuvo como un Estado principesco dentro del Imperio Indio Británico, y los Wodeyars continuaron su gobierno.[57]

Tras la muerte de Maharajá Chamaraja X, Krishnaraja IV, todavía un niño de once años, ascendió al trono en 1895. Su madre Maharaní Kemparajammanniyavaru gobernó como regente hasta que Krishnaraja tomó las riendas el 8 de febrero de 1902.[58]​ Bajo su gobierno, con Sir M. Vishweshwariah como su Diwan, el Maharajá se propuso transformar a Mysore en un estado moderno y progresista, particularmente en la industria, la educación, la agricultura y el arte. Tales fueron los avances que hizo Mysore para que Mahatma Gandhi llamara al Maharajá un "rey santo" ( Rajarishi). [59]​ Paul Brunton, el filósofo y orientalista británico, John Gunther, el autor estadounidense y el estadista británico Lord Samuel elogiaron los esfuerzos del gobernante. Gran parte del trabajo pionero en infraestructura educativa que tuvo lugar durante este período serviría de manera invaluable a Karnataka en las próximas décadas. [60]​El Maharajá era un músico consumado, y al igual que sus antecesores, patrocinaba con avidez el desarrollo de las bellas artes. [61]​Fue sucedido por su sobrino Jayachamaraja, cuya regla llegó a su fin cuando firmó el instrumento de adhesión y Mysore se unió a la Unión de la India el 9 de agosto de 1947.[62]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Chopra, P. N.; Ravindran, T. K.; Subrahmanian, N. (2003). History of South India (Ancient, Medieval and Modern). New Delhi: Sultan Chand and Sons. ISBN 81-219-0153-7. 
  2. Kamath (2001), pp. 11–12, pp. 226–227; Pranesh (2003), p. 11
  3. Narasimhacharya (1988), p. 23
  4. Subrahmanyam (2003), p. 64; Rice E.P. (1921), p. 89
  5. Kamath (2001), p. 226
  6. Rice B.L. (1897), p. 361
  7. Pranesh (2003), pp. 2–3
  8. Wilks, Aiyangar in Aiyangar and Smith (1911), pp. 275–276
  9. Aiyangar (1911), p. 275; Pranesh (2003), p. 2
  10. Stein (1989), p. 82
  11. Stein, 1987, p. 82
  12. Kamath (2001), p. 227
  13. Subrahmanyam (2001), p. 67
  14. a b c Subrahmanyam (2001), p. 68
  15. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), p. 200
  16. Shama Rao in Kamath (2001), p. 227
  17. a b c d Venkata Ramanappa, M. N. (1975), p.201
  18. a b Subrahmanyam (2001), p. 68; Kamath (2001), p. 228
  19. a b Subrahmanyam (2001), p. 71
  20. Kamath (2001), pp. 228–229
  21. Subrahmanyam (2001), p. 69; Kamath (2001), pp. 228–229
  22. Subrahmanyam (2001), p. 69
  23. Subrahmanyam (2001), p. 70
  24. Subrahmanyam (2001), pp. 70–71; Kamath (2001), p. 229
  25. Pranesh (2003), pp. 44–45
  26. Kamath (2001), p. 230
  27. Shama Rao in Kamath (2001), p. 233
  28. Quote:"A military genius and a man of vigour, valour and resourcefulness" (Chopra et al. 2003, p. 76)
  29. a b Venkata Ramanappa, M. N. (1975), p. 207
  30. Chopra et al. (2003), p. 55
  31. a b c d Kamath (2001), p. 232
  32. Chopra et al. (2003), p. 71
  33. Chopra et al. (2003), p. 73
  34. a b Jacques, Tony. Dictionary of Battles and Sieges. Greenwood Press. p. 916. ISBN 978-0-313-33536-5. 
  35. Chopra et al. (2003), p. 74
  36. Chopra et al. (2003), p. 75
  37. Chopra et al. 2003, p. 75
  38. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), p. 211
  39. Naravane, M. S. (2014). Battles of the Honorourable East India Company. A.P.H. Publishing Corporation. p. 175. ISBN 9788131300343. 
  40. Mohibbul Hasan, History of Tipu Sultan, pp. 105-107 
  41. Sailendra Nath Sen, Anglo-Maratha Relations, 1785–96, Volume 2, p. 55 
  42. a b Chopra et al. (2003), p. 78–79; Kamath (2001), p. 233
  43. Chopra et al. (2003), pp. 75–76
  44. a b Chopra et al. (2003), p. 77
  45. Mohibbul Hasan (2005), History of Tipu Sultan, Aakar Books, p. 167 
  46. Chopra et al. (2003), pp. 79–80; Kamath (2001), pp. 233–234
  47. Chopra et al. (2003), pp. 81–82
  48. Kamath (2001), p. 249
  49. Kamath (2001), p. 234
  50. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), p. 225
  51. Quote:"The Diwan seems to pursue the wisest and the most benevolent course for the promotion of industry and opulence" (Gen. Wellesley in Kamath 2001, p. 249)
  52. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), pp. 226–229
  53. a b Kamath (2001), p. 250
  54. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), pp. 229–231
  55. Venkata Ramanappa, M. N. (1975), pp. 231–232
  56. Lewis Rice, B., Report on the Mysore census (Bangalore: Mysore Government Press, 1881), p. 3
  57. a b Kamath (2001), pp. 250–254
  58. Rama Jois, M. 1984. Legal and constitutional history of India ancient legal, judicial and constitutional system. Delhi: Universal Law Pub. Co. p. 597
  59. Puttaswamaiah, K. 1980. Economic development of Karnataka a treatise in continuity and change. New Delhi: Oxford & IBH. p. 3
  60. «The Mysore duo Krishnaraja Wodeya IV & M. Visvesvaraya». India Today. Archivado desde el original el 24 October 2008. Consultado el 23 October 2007.  Parámetro desconocido |df= ignorado (ayuda)
  61. Pranesh (2003), p. 162
  62. Kamath (2001), p. 261

BibliografíaEditar

  • Abram, David; Edwards, Nick; Ford, Mike; Sen, Devdan; Wooldridge, Beth (2003). South India. Rough Guides. ISBN 1-84353-103-8. 
  • Aiyangar, Krishnaswami S. (1911). Ancient India: Collected Essays on the Literary and Political History of Southern India. New Delhi: (Facsimile Reprint 2004) Asian Educational Services. ISBN 81-206-1850-5. 
  • Bakshi, Shiri Ram (1996). Gandhi and the Congress. New Delhi: Sarup and Sons. ISBN 81-85431-65-5. 
  • Bradnock, Robert (2000) [2000]. South India Handbook - The Travel Guide. Footprint Travel Guide. ISBN 1-900949-81-4. 
  • Indian Science Congress Association (various authors), Presidential Address, vol 1: 1914-1947 (2003). The Shaping of Indian Science. Orient Blackswan. ISBN 81-7371-432-0. 
  • Kamath, Suryanath U. (2001) [1980]. A concise history of Karnataka : from pre-historic times to the present. Bangalore: Jupiter books. LCCN 80905179. OCLC 7796041. 
  • Manchanda, Bindu (2006) [2006]. Forts & Palaces of India: Sentinals of History. Roli Books Private Limited. ISBN 81-7436-381-5. 
  • Michell, George. «Temple Architecture: The Kannada and Telugu zones». The new Cambridge history of India: Architecture and Art of Southern India. Cambridge University Press. ISBN 0-521-44110-2. 
  • Mukherjee, Sujit (1999) [1999]. A Dictionary of Indian Literature. Orient Blackswan. ISBN 81-250-1453-5. 
  • Murthy, K. Narasimha (1992). «Modern Kannada Literature». En George K.M. Modern Indian Literature:An Anthology - Vol 1. Sahitya Akademi. ISBN 81-7201-324-8. 
  • Nagaraj, D.R. (2003) [2003]. «Critical Tensions in the History of Kannada Literary Culture». En Sheldon I. Pollock. Literary Cultures in History: Reconstructions from South Asia. Berkeley and London: University of California Press. ISBN 0-520-22821-9. 
  • Narasimhacharya, R (1988) [1934]. History of Kannada Literature. New Delhi: Asian Educational Services. ISBN 81-206-0303-6. 
  • Pranesh, Meera Rajaram (2003) [2003]. Musical Composers during Wodeyar Dynasty (1638–1947 A.D.). Bangalore: Vee Emm. 
  • Raman, Afried (1994). Bangalore - Mysore: A Disha Guide. Bangalore: Orient Blackswan. ISBN 0-86311-431-8. 
  • Rice, E. P. (1921). Kannada Literature. New Delhi: (Facsimile Reprint 1982) Asian Educational Services. ISBN 81-206-0063-0. 
  • Rice, B.L. (2001) [1897]. Mysore Gazatteer Compiled for Government-vol 1. New Delhi, Madras: Asian Educational Services. ISBN 81-206-0977-8. 
  • Sastri, Nilakanta K.A. (2005) [1955]. A history of South India from prehistoric times to the fall of Vijayanagar. New Delhi: Indian Branch, Oxford University Press. ISBN 0-19-560686-8. 
  • Singh, Nagendra Kr (2001). Encyclopaedia of Jainism. Anmol Publications. ISBN 81-261-0691-3. 
  • Stein, Burton (1987). Vijayanagara (The New Cambridge History of India). Cambridge and New York: Cambridge University Press. Pp. 156. ISBN 0-521-26693-9. 
  • Subrahmanyam, Sanjay (2001). «Warfare and State Finance in Wodeyar Mysore». En Subrahmanyam, Sanjay. Penumbral Visions. Ann Arbor: University of Michigan Press. pp. 161-193. ISBN 978-0-472-11216-6. 
  • Subramaniyan, V.K. (2006) [2006]. 101 Mystics of India. Abhinav Publications. ISBN 81-7017-471-6. 
  • Various (1988) [1988]. Encyclopaedia of Indian literature - vol 2. Sahitya Akademi. ISBN 81-260-1194-7. 
  • Venkata Ramanappa, M. N. (1975) [1975]. Outlines of South Indian history : with special reference to Karnataka. Delhi : Vikas Pub. House ; London (38 Kennington La., SE11 4LS) : [Distributed by] Independent Pub. Co.,. ISBN 0-7069-0378-1. 
  • Weidman, Amanda J (2006) [2006]. Singing the Classical, Voicing the Modern. Duke University Press. ISBN 0-8223-3620-0. 
  • Inc, Time (12 de mayo de 1941). «India». Life: 94-103. 


Coordenadas: 12°18′N 76°39′E / 12.30, 76.65