Reino de Noruega (872-1397)

Los términos Imperio, Dominio (nórdico antiguo: Norégveldi, bokmål: Norgesveldet, nynorsk: Noregsveldet) y Reino Antiguo de Noruega se refieren al período de máximo poder de Noruega, después de una larga era de guerras civiles y la unificación de los pequeños reinos noruegos en 872, hasta la formación de la Unión de Kalmar con Dinamarca y Suecia en 1397. Este período corresponde a una transición del poder ejercido por líderes de clanes militarizados a un poder legitimado e institucionalizado por la ley.[1]

Reino de Noruega
Norégveldi
Reino medieval
872-1397

Royal Banner of Norway (14th Century).svg
Coat of arms of Norway.svg

Norway1265.png
Noriega en su máxima extensión hacia el año 1263
Capital
Entidad Reino medieval
Idioma oficial nórdico antiguo, noruego antiguo, norn, feroés, Nórdico antiguo groenlandés
Moneda Penning noruego
Historia  
 • 872 Unificación de Noruega por Harald I Fairhair
 • 1020 Reunificación de Noruega por Olaf II de Noruega
 • 1262 Vasallaje al rey de Noruega del Estado Libre de Islandia
 • 1397 Fundación de la Unión de Kalmar
Precedido por
Sucedido por
Reinos vikingos de Noruega
Mancomunidad Islandesa
Imperio del mar del Norte
Unión de Kalmar
Liga Hanseática

El reino fue un nación vagamente unificada que incluía el territorio de la actual Noruega, el actual territorio sueco de Jämtland, Härjedalen, Ranrike e Idre y Särna, así como las posesiones de Noruega en el extranjero que habían sido colonizadas por marinos durante siglos antes de ser anexadas o incorporadas al reino como "territorios fiscales". Al norte, Noruega también limitaba con extensos territorios fiscales en el continente. Noruega, cuyo expansionismo comenzó desde la fundación misma del reino en 872, alcanzó la cima de su poder entre los años 1240 y 1319.

Noruega alcanzó durante este período el apogeo de su poder, controlando las islas Feroe, Groenlandia y parte de las islas británicas, así como Islandia desde 1262.

HistoriaEditar

Desde el período vikingo hasta la unificación (872-1066)Editar

 
Harald I es considerado el primero en haber unificado Noruega, al final del siglo IX.

A partir de 995, los reyes de Noruega mantuvieron una intensa actividad misionera de cristianización apoyando una política continua de unificación de los diferentes reinos y clanes del país, con el fin de sacar a relucir el principio de una única realeza cristiana en un contexto de competencia por desde el siglo XI con la realeza danesa que intentaba establecer su supremacía comercial en el Báltico.[2]​ Esta lucha llevó a Harald Hardrada a aprovechar la oportunidad de reclamar el trono de Inglaterra tras la muerte de Eduardo el Confesor en 1066. El desembarco de la flota noruega resultó en la derrota de Stamford Bridge y la muerte del rey Harald.

Consolidación del reino (1066-1130)Editar

El reino de Noruega continuó una intensa actividad en el exterior participando desde 1107 en el movimiento de las cruzadas.[3]Sigurd I dirigió la Cruzada noruega (1107-1110). Los cruzados ganaron batallas en Lisboa y las islas Baleares. En el sitio de Sidón lucharon junto a Balduino I y Ordelafo Faliero, y el sitio resultó en una expansión del Reino de Jerusalén.[4]

Leif Erikson, un islandés de origen noruego y hirdman oficial del rey Olaf I de Noruega, exploró América 500 años antes que Cristóbal Colón.[5]Adán de Bremen escribió sobre las nuevas tierras en "Gesta Hammaburgensis ecclesiae pontificum" (1076) cuando se reunió con Svend I de Dinamarca, pero ninguna otra fuente indica que este conocimiento llegara más lejos en Europa que Bremen, Alemania.

Rivalidades en torno al poder real (1130-1240)Editar

El último gobernante del linaje de Harald I Fairhair fueSigurd I, que reinó desde 1103 hasta su muerte en 1130. Entre sus sucesores fue el más notable Sverre, rey de 1184 a 1202. Un estadista altamente calificado, estableció una poderosa monarquía y debilitó el poder del clero y la nobleza. Durante el reinado de Haakon Haakonsson de 1217 a 1263, Noruega alcanzó el apogeo de su poder económico, político y cultural en la Edad Media.

El Reino de Noruega fue el segundo país europeo después de Inglaterra en hacer cumplir un código de derecho unificado que se aplicará a todo el país, llamado "Magnus Lagabøtes landslov" (1274).

El poder secular estaba en su punto más fuerte al final del reinado del rey Haakon Haakonsson en 1263. Un elemento importante del período fue la supremacía eclesiástica de la archidiócesis de Nidaros desde 1152. No hay fuentes confiables de cuándo Jämtland fue colocado bajo el arzobispo de Upsala. Upsala se estableció más tarde y fue la tercera diócesis metropolitana de Escandinavia después de Lund y Nidaros. La iglesia participó en un proceso político antes y durante la Unión de Kalmar que tenía como objetivo establecer una posición sueca en Jämtland. Esta zona había sido una zona fronteriza en relación con el reino sueco, y probablemente en algún tipo de alianza con Trøndelag, al igual que con Hålogaland.

Estabilización de poder y clímax (1240-1319)Editar

Islandia fue anexada al reino en 1262 después de la edad de la Sturlungs y la autoridad real se vio reforzada por Haakon y su hijo, Magnus VI Lagaböte. La aristocracia terrateniente fue debilitada por Haakon V (1270-1319). Las antiguas familias nobles declinaron gradualmente y Noruega se convirtió principalmente en una nación de campesinos. La Liga Hanseática secuestró el comercio en el Mar del Norte y controló toda la economía de la región.

En 1319, a la muerte de Haakon V que no tenía heredero varón, el reino fue entregado a Magnus IV de Suecia, reemplazado en 1343 por su hijo Haakon VI.

De las crisis a la formación de la Unión de Kalmar (1319-1397)Editar

Luego fue el turno, en 1380, de su hijo, Oluf II de Dinamarca, rey de Dinamarca, quien se convirtió en Olaf IV de Noruega. Pero el joven rey solo ejerció un poder de fachada porque el poder real lo tenía su madre, Margarita I Valdemarsdotter. Murió antes que ella y esta se convirtió en soberana de Noruega y Dinamarca, luego de Suecia en 1389. Para obtener el apoyo de los alemanes contra los duques de Mecklemburgo que pretendían ocupar el trono sueco, Margarita nombró rey elegido su sobrino nieto, Erico de Pomerania.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Sverre Bagge; Tuomas Martti Samuel Lehtonen; Elisabeth Mornet (2007). «Caractères et fondements du pouvoir en Norvège au Moyen Age». Les élites nordiques et l'Europe occidentale: XIIe-XVe siècle actes de la rencontre franco-nordique organisée à Paris, 9-10 juin 2005. Histoire ancienne et médiévale (en francés). París: Publications de la Sorbonne. pp. 23-40. ISBN 9782859445775. Consultado el 14 de mayo de 2019. 
  2. Coviaux, Stéphane (2005). «Norvège et Normandie au XIe siècle». Annales de Normandie (en francés) 55 (3). pp. 195-211. doi:10.3406/annor.2005.1533. Consultado el 15 de mayo de 2019. 
  3. Gultzgoff, Vladimir (1983). «La Russie kiévienne entre la Scandinavie, Constantinople et le Royaume franc de Jérusalem». Revue des Études Slaves (en francés) 55 (1). pp. 151-161. doi:10.3406/slave.1983.5312. Consultado el 12 de junio de 2019. 
  4. Thomas Madden, The New Concise History of the Crusades (Rowman and Littlefield, 2005), pp. 40-43.
  5. Bjørn Bandlien, ed. (31 de enero de 2020). «Leiv Eiriksson». Store norske leksikon (en noruego). Consultado el 1 de febrero de 2020.