Abrir menú principal

La mayor parte de las religiones tienen una posición ambigua en la moralidad de la pena capital.

Las religiones suelen basarse en miembro para el que lee, un cuerpo de enseñanzas y escrituras que pueden ser interpretadas tanto a favor como en contra de la pena de muerte. Algunas como el judaísmo y catolicismo, enseñan que, mientras la pena de muerte está permitida en ciertas circunstancias, debería ser abolida en el mundo moderno.[1]

En el pasado, algunas religiones sentenciaban a personas a muerte tanto por convertirse a su religión (ej.: brujas que se convierten al cristianismo) como por convertirse a otra; Otras apuntaban en la dirección escrita en el Corán: No hay compulsión en la religión (2:256).[2]

La relación entre la religión y la pena de muerte se ha complicado ya que muchos seguidores religiosos no están de acuerdo con la creencia oficial en el tema.

Debate actualEditar

En Estados Unidos, el Congreso debate sobre las creencias religiosas y la primera enmienda de su Constitución que condena la ejecución de miembro para el que lee.

NotasEditar

  1. Para un debate en detalle acerca del punto de vista de la iglesia católica sobre la pena de muerte, véase el capítulo 3 de la encíclica de Juan Pablo II: Evangelium Vitae.
  2. «Copia archivada». Archivado desde el original el 17 de abril de 2006. Consultado el 16 de febrero de 2009. 

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar