Relaciones China-Unión Europea

(Redirigido desde «República Popular China y la UE»)

Las relaciones China-Unión Europea revisten una gran importancia en el ámbito geoestratégico de las dos partes. Desde finales de la década de 2010 ambas partes son dos de las tres mayores potencias económicas y comerciales del mundo. Además, la UE es el mayor socio comercial de China, quien a su vez es el segundo socio comercial de la UE.[1]​ AChina y la UE se han comprometido a una asociación estratégica integral, expresada en la Agenda Estratégica para la Cooperación UE-China 2020.[2]

Relaciones China-Unión Europea
Bandera de República Popular China
Bandera de Unión Europea
European Union China Locator.png
     China
     Unión Europea

Durante las diferentes etapas de la construcción europea, las relaciones entre las dos partes se han incrementado de manera sustancial, especialmente impulsadas por el creciente desarrollo económico de China. Es así que periódicamente se celebran cumbres bilaterales entre la UE y China. Complementariamente las cumbre ASEM (Encuentro de Asia-Europa) cuentan con la participación de todos de miembros del Consejo de la Unión Europea, el presidente de China y los jefes de gobierno de las naciones de Asia.[3]

A lo largo de los últimos lustros, China y la UE han acercado posiciones en asuntos destacados de la agenda global como la defensa del libre comercio, la globalización y el multilateralismo.[4]​ Sin embargo, reorganizar su relación con China es uno de los desafíos geoestratégicos más cruciales que enfrenta la UE. Mientras tanto, los Estados miembros están frecuentemente divididos sobre el enfoque necesario para sus relaciones con China.[5]

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

Desde que Marco Polo transitara por la ruta de la seda, a finales del siglo XII, las relaciones entre China y los diferentes Estados europeos no se han detenido. Durante el siglo XVI, las potencias coloniales de Europa, lograron asentarse en diferentes puntos de la costa de China. Más tarde en el siglo XIX, un nuevo impulso colonizador de Europa, aumentó la presencia europea en territorio Chino. Capítulos destacados de este movimiento son la guerra del Opio y de la rebelión de los Boxers.

Embargo sobre las armas a ChinaEditar

Tras los acontecimientos ocurridos durante las protestas de la Plaza de Tian'anmen de 1989, la Unión Europea orden un embargo de armas a China, vigente desde entonces.[6]​ China ha instado repetidamente a la UE a levantar el embargo sobre las armas, haciendo entender que su mantenimiento sería un obstáculo al desarrollo de las relaciones bilaterales.[7]

El efecto de Donald Trump en las relaciones China-UEEditar

 
El presidente italiano Sergio Mattarella con máscara de protección durante la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2020. La Comisión Europea pidió que se investigara cómo se originó esta crisis en China.[8]

Desde el comienzo de su administración en enero de 2017, el presidente estadounidense Donald Trump ha planteado sustituir los pactos transnacionales en los que participa su país por acuerdos bilaterales.[10]​ Es así que en varias ocasiones se ha manifestado contrario a la idea supranacional que representa la UE,[11][12]​ y ha cuestionado la conveniencia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN),[13]​ negandose también a dar continuidad tratados y acuerdos iniciados en administraciones anteriores.[14]

El relativo distanciamiento de Trump con la UE comenzó a manifestarse con el abandono del acuerdo del clima, siguió con la ruptura del pacto nuclear iraní, y continuó con el comercio. En este terreno, Trump ha iniciado una guerra comercial de tres frentes al mismo tiempo: uno, contra sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN); otro, con la Unión Europea; y otro, con China. La escalada continuó en los días posteriores cuando Trump anunció la retirada de Estados Unidos del acuerdo de París (2015) que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Desde entonces, para salvar el acuerdo, la UE afronta el reto contando con aliados como Rusia o China, que han reiterado su compromiso a compartir el liderazgo con la UE. El anuncio coincidió con la cumbre bilateral China-UE, una cita en la que primó la sintonía frente a la división.[15][16]

La cumbre del G-20 de Hamburgo, Alemania, llevada a cabo entre el 7 y el 8 de julio de 2017, fue considerado como una oportunidad para la Unión Europea.[17]​ Dado que la UE forma parte del G-20 al igual que algunos de sus Estados miembro, la cita sirvió para plasmar la unidad de bloque europeo frente a los desafíos internacionales del momento, incluida la política internacional del presidente estadounidense Trump.[18][19][20]​ En el comunicado final de la cumbre, los miembros del G-20 respaldaron de forma unánime el libre comercio y todos, menos Estados Unidos, ratificaron su apoyo al Acuerdo de París, afirmando que es “irreversible”.[21]

Trump recalcó en julio de 2018 que la Unión Europea es un “enemigo” para los Estados Unidos. Lo dijo en una entrevista con la cadena de televisión CBS, en la que sus afirmaciones sirvieron de epílogo a una cumbre de la OTAN y una visita a Reino Unido. “Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio”,[22]​ respondió Trump a la pregunta de cuáles consideraba que eran los principales rivales de EE.UU.. Aunque China representa el grueso del déficit comercial de EE UU, Trump lo ha equiparado con el bloque comunitario “La UE es posiblemente tan mala como China, solo que más pequeña. Es terrible lo que nos hacen”, había comentado dos semanas antes.[23]

En ese contexto, varios medios de comunicación y algunos analistas han resaltado la posibilidad de que Trump esté contribuyendo al resurgimiento geopolítico de la UE,[24]​ dando de paso espacio a China para que aproveche el supuesto vacío dejado por la retirada de Estados Unidos.[25]

Comercio e inversionesEditar

 
Imagen que muestra el tiempo que se necesita para transportar mercancía por vía marítima (36 días) desde el este de China hasta Europa, por los 16 días que se emplearían en el transporte ferroviario con la Nueva Ruta de la Seda.

Tras la reforma económica china a partir de 1978, su comercio con los diferentes Estados miembros de la UE se ha incrementado. A principios de los años 1980, China ocupaba el puesto 25 entre los destinos de exportación de la UE. En 1990, ascendió al puesto 14, para subir al sexto en 1999 y al tercero en el 2003, por detrás de Estados Unidos y Suiza. El 60% de las exportaciones de la UE hacia China son maquinaria y vehículos. Sin embargo, Las cifras de la Administración General de Aduanas china discrepan de las manejadas por la UE, debido a que Pekín no incluye las exportaciones chinas que viajan a la UE a través de Hong Kong, por ser ésta una zona aduanera distinta.[26]

En el período comprendido entre septiembre de 2018 y agosto de 2019, China fue el segundo destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE, cuyo valor ascendió a 12 800 millones de euros. También fue el segundo destino de las exportaciones con indicación geográfica protegida (IGP) de la UE. En consecuencia, la UE y China tienen un acuerdo bilateral para proteger contra las imitaciones y la usurpación 100 IGP en China y 100 indicaciones geográficas chinas en la UE.[27]

Por otra parte, las inversiones de China en Europa han sufrido un fuerte retroceso: solo en 2018, las transacciones cayeron un 40% con respecto 2017 nada que ver con 2016 cuando las inversiones alcanzaron su máximo histórico con una cifra de 37.000 millones aproximadamente.[28]​ Sin embargo, también desde 2016, China es el principal inversor en exterior en la UE. En ese año superó a Estados Unidos en la lista de compra de activos en el mercado de fusiones y adquisiciones.[4]

Según la Comisión Europea, entre 2000 y el tercer trimestre de 2018 la inversión china en la UE ascendió a 181.000 millones de euros y era equiparable a la europea en china. La europea inversión se centraba en la producción, mientras la china buscaba activos estratégicos con valor añadido tecnológico. Además, el 60% de la inversión china procedía de empresas públicas que habían adquirido, por ejemplo, el puerto de El Pireo.[29]

Entre los socios comunitarios, Alemania se sitúa a la cabeza del comercio con China.[30]​ Por ello desde hace varios años el canciller alemán realiza visitas regulares a China.[31]

Nueva Ruta de la SedaEditar

En 2018, casi el 80% del tráfico ferroviario de contenedores entre China y la UE cruzó el “Corredor Central” (China - Kazajstán - Rusia - Bielorrusia - UE). Así mismo, se registró un aumento significativo en el cruce de la frontera en Horgos (Khorgos), que comenzó a operar en 2012.[32]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (12 de marzo de 2019). «UE-China –Una perspectiva estratégica». Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  2. «1 EU-China 2020 Strategic Agenda for Cooperation». Europa (en inglés). Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  3. «El Foro ASEM impulsa la cooperación entre Europa y Asia». Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. 16 de diciembre de 2019. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  4. a b Ríos, Xulio (9 de mayo de 2019). «Los tira y afloja China-UE». La Vanguardia. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  5. Hegedüs, Daniel (14 de enero de 2020). «A Grand Bargain Can Bridge Any EU Divide on China». German Marshall Fund of the United States (en inglés). Consultado el 5 de mayo de 2020. 
  6. «Preguntas frecuentes sobre las relaciones UE-China». Europa. 1 de junio de 2017. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  7. Slijper, Franck (2011). «El embargo más antiguo de Europa: ventas de armas a la superpotencia China». Antimilitaristas. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  8. «La Comisión Europea pidió que se investigue cómo se originó el coronavirus en China». Infobae. 1 de mayo de 2020. Consultado el 3 de mayo de 2020. 
  9. «EU-China-Gipfel in Leipzig noch ohne Sicherheitskonzept». MDR (en alemán). 26 de marzo de 2020. Consultado el 11 de abril de 2020. 
  10. Erice Oronoz, Manuel (4 de junio de 2017). «Debilitar para vencer a la Unión Europea, la apuesta nacionalista de Trump». ABC. Consultado el 13 de junio de 2017. 
  11. Navarro, Beatriz (25 de diciembre de 2015). «La broma de Juncker en su encuentro con Trump: “Un presidente sobra”». La Vanguardia. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  12. Valero, Jorge (26 de mayo de 2017). «La visita de Trump a Bruselas para la cumbre de la OTAN evidencia la fractura con Europa». El Economista. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  13. «Para Donald Trump, "la OTAN está obsoleta"». La Nación (Argentina). 15 de enero de 2017. Consultado el 15 de junio de 2017. 
  14. «Merkel y el fin de una época». Deutsche Welle. 28 de mayo de 2017. Consultado el 14 de junio de 2017. 
  15. Martínez, Silvia (1 de junio de 2017). «Duros reproches de la UE a la política de Trump sobre el cambio climático». El Periódico. Consultado el 13 de junio de 2017. 
  16. Mullen, Jethro (1 de junio de 2017). «Europa y China dan un paso adelante sin Trump y se unen en defensa del acuerdo climático». CNN. Consultado el 13 de junio de 2017. 
  17. Palacio, Vicente (7 de julio de 2017). «Merkel y los 20 de Hamburgo». El País. Consultado el 7 de julio de 2017. 
  18. Martínez, Julia (7 de julio de 2017). «Comienza un G20 marcado por las tensiones». Bez. Consultado el 7 de julio de 2017. 
  19. «La cumbre del G-20 está marcada por la tensión entre EEUU y la Unión Europea». La Capital (Rosario). 8 de julio de 2017. Consultado el 8 de julio de 2017. 
  20. Pérez, Claudi (7 de julio de 2017). «Europa y EE UU libran una guerra comercial de baja intensidad en el G20». El País. Consultado el 8 de julio de 2017. 
  21. «Merkel logró que la Cumbre del G20 dé una declaración conjunta final». El Telégrafo. 9 de julio de 2017. Consultado el 9 de julio de 2017. 
  22. «'Rusia, China y la Unión Europea son enemigos de EE. UU.': Trump». El Tiempo. 15 de julio de 2018. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  23. Mars, Amanda (15 de julio de 2018). «Trump: “La Unión Europea es un enemigo”». El País. Consultado el 28 de agosto de 2018. 
  24. Arancón, Fernando (6 de agosto de 2019). «De Hong Kong a la guerra de divisas entre China y EEUU: no es economía, es geopolítica». El Diario. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  25. «Un acuerdo histórico que protegerá 100 indicaciones geográficas europeas en China». Europa. 6 de noviembre de 2019. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  26. De Santos Pascual, Juan Carlos (25 de marzo de 2019). «La relación entre China y la UE, en cifras». Euronews. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  27. Pellicer, Lluís (17 de marzo de 2019). «El nuevo miedo de Europa se llama China». El País. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  28. Koschyk, Maximiliane (9 de septiembre de 2019). «Alemania: solo comercio con China». Deutsche Welle. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  29. «Alemania fortalece lazos con Pekín en la duodécima visita oficial de Angela Merkel a China». ABC. 7 de septiembre de 2019. Consultado el 4 de mayo de 2020. 
  30. Pieriegud, Jana (febrero de 2018). «Analysis of the potential of the development of rail container transport market in Poland». Europa (en inglés). Consultado el 4 de mayo de 2020. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar