República Socialista de Rumania

Estado histórico existente entre 1965 y 1989

La República Socialista de Rumania (en rumano, Republica Socialistă România) fue un Estado socialista que existió entre 1965 y 1989 en el territorio que actualmente ocupa Rumania. Entre 1947 y 1965 fue denominada oficialmente República Popular de Rumania (Republica Populară Română).

República Popular de Rumania
Republica Populară Romînă
(1947-1965)

República Socialista de Rumania
Republica Socialistă România
(1965-1989)
Estado satélite de la Unión Soviética
(1947-1968)
Miembro del Pacto de Varsovia
(1955-1989)
1947-1989

Flag of Romania (1965–1989).svg
Coat of arms of the Socialist Republic of Romania.svg

Lema: Proletari din toate țările, uniți-vă!
«¡Proletarios de todos los países, uníos!»
Himno: Zdrobite cătuşe
«Cadenas rotas»
(1947-1953)
Te slăvim Românie
«Te glorificamos, Rumanía»
(1953-1975)
Pe-al nostru steag e scris Unire
«La unidad está escrita en nuestra bandera»
(1975-1977)
Trei Culori
«Tres colores»
(1977-1989)

Romania 1956-1990.svg
Ubicación de la República Socialista de Rumania durante la Guerra Fría.
Capital Bucarest
Entidad Estado satélite de la Unión Soviética
(1947-1968)
Miembro del Pacto de Varsovia
(1955-1989)
Idioma oficial Rumano
 • Otros idiomas Húngaro, ruso, ucraniano
Superficie  
 • Total 2 375 002 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Población (1987)  
 • Total 23 102 000 hab.
 • Densidad 9,73 hab/km²
Moneda Leu
Período histórico Guerra Fría
 • 30 de diciembre
de 1947
Proclamación
 • 13 de abril
de 1948
Constitución de 1948
 • 24 de septiembre
de 1952
Constitución de 1952
 • 21 de agosto
de 1965
Constitución de 1965
 • 15 de noviembre
de 1987
Rebelión de Brașov
 • 15-25 de diciembre
de 1989
Revolución Rumana
 • 25 de diciembre
de 1989
Ejecución de Ceaușescu
 • 20 de mayo
de 1990
Constitución adoptada
Forma de gobierno República socialista unitaria marxista-leninista unipartidista
(1947-1971)
República socialista unitaria marxista-leninista unipartidista bajo una dictadura totalitaria estalinista
(1971-1989)
Secretario General
• 1947-1965
• 1965-1989
Jefe de Estado
• 1947-1952
• 1952-1958
• 1958-1961
• 1961-1965
• 1965-1967
• 1967-1989

G. Gheorghiu-Dej[a]
Nicolae Ceaușescu

Constantin Parhon
Petru Groza
Ion Gheorghe Maurer
G. Gheorghiu-Dej
Chivu Stoica
Nicolae Ceaușescu
Jefe de Gobierno
• 1947-1952
• 1952-1955
• 1955-1961
• 1961-1974
• 1974-1979
• 1979-1982
• 1982-1989

Petru Groza
G. Gheorghiu-Dej
Chivu Stoica
Ion Gheorghe Maurer
Manea Mănescu
Ilie Verdeț
Constantin Dăscălescu
Legislatura Gran Asamblea Nacional
Miembro de Pacto de Varsovia, ONU, OSCE, CAME
Precedido por
Sucedido por
Reino de Rumania
Rumania
  1. Brevemente suplantado por Gheorghe Apostol entre 1954 y 1955.

Se la suele incluir en el período llamado Rumania comunista, junto a la República Popular Rumana fundada en 1947. El nombre de este período obedece a que durante la existencia de ambos Estados, la vida del país fue dominada por el Partido Comunista Rumano.

HistoriaEditar

A finales de la Segunda Guerra Mundial, el 8 de mayo de 1945, la Unión Soviética presionó para incluir al ilegalizado PCR en el gobierno de la posguerra, lo que al paso del tiempo dio lugar a la eliminación de los políticos no socialistas de los primeros planos de la vida política en el país. El rey Miguel I de Rumania fue obligado a abdicar y se exilió del país el 30 de diciembre de 1947, al tiempo que fue instalada la República Popular.

Durante los primeros años de la República Popular, una buena cantidad de los recursos financieros del país fueron dirigidos a los acuerdos SovRom, que estaban constituidos por compañías de capital rumano-soviético establecidas tras de la Segunda Guerra Mundial. Además de los obvios motivos de colaboración económica, es posible que este tipo de acuerdos tuvieran como propósito una solapada intervención soviética en Rumania, la misma que explicaría las repatriaciones de disidentes rusos a la URSS. Por esta época, varias personas —el número varía entre cientos[1]​ y miles[2]​— fueron puestas en prisión por razones de índole diversa, pero principalmente por motivos políticos.

Hacia la década de 1960, el gobierno de la República Popular se mostraba más proclive a una política de Estado más independiente de la Unión Soviética. En 1965, Nicolae Ceauşescu ocupó la jefatura del Partido Comunista y dos años después fue elegido jefe de Estado rumano, año en que también fue instituida la República Socialista y se reorganizó el PCR. La denuncia de la intervención militar soviética en Praga (Checoslovaquia) por parte de Ceauşescu, así como la relajación temporal de la represión interna le valieron al nuevo régimen socialista un mejoramiento de su imagen tanto en la propia Rumania como en el mundo occidental. Ceaușescu rehusó poner en práctica medidas de liberalismo económico. La evolución de su régimen siguió la ruta empezada por Gheorghiu-Dej. Continuó con el programa de industrialización intensiva encaminado a la autosuficiencia económica del país que desde 1959 ya había duplicado la producción industrial y había reducido la población campesina de un 78% a finales de los años 40 a un 61% en 1966 y un 49% hacia 1971. Sin embargo, para Rumania, a semejanza de otras repúblicas populares del Este, la industrialización no supuso la total ruptura social con el campo. Los campesinos regresaban periódicamente a las aldeas o residían en ellas, desplazándose diariamente a la ciudad en una práctica denominada naveta. Ésta permitía a los rumanos ejercer como campesinos y obreros al mismo tiempo.[3]

Fueron fundando además universidades en ciudades pequeñas de Rumanía que sirvieron para formar a profesionales cualificados, como ingenieros, economistas, planificadores o juristas, necesarios para el proyecto de industrialización y desarrollo del país. La sanidad rumana también alcanzó mejoras y reconocimiento por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En mayo de 1969, Marcolino Gomes Candau, Director General de esta organización, visitó Rumanía y declaró que las visitas del personal de la OMS a diversos establecimientos hospitalarios rumanos habían suscitado una impresión extraordinariamente buena.[3]

Las transformaciones sociales y económicas se tradujeron en una mejora de las condiciones de vida de los rumanos. El crecimiento económico permitió unos mayores salarios que, combinados con los beneficios que el Estado ofrecía (asistencia médica gratuita, pensiones, educación universal gratuita a todos los niveles, etc.) supusieron un salto en comparación con la situación de la población rumana anterior a la Segunda Guerra Mundial. Así mismo, se permitieron ciertas retribuciones extra para los campesinos, los cuales comenzaron a producir más.[3]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Szalontai, Balazs (2003): "The dynamic of repression: The global impact of the Stalinist model, 1944-1953" Archivado el 13 de mayo de 2008 en Wayback Machine., en el sitio en internet de Asociation for Asian Reasearch, consultada el 27 de febrero de 2007.
  2. Caraza, Grigore (2004), Aiud însângerat, capitolul IV (en rumano), en el sitio en internet de Procesul comunismului, contrarevolutiei şi tranzitiei criminale, consultado el 27 de febrero de 2007.
  3. a b c Martínez, Tomás Núñez (25 de diciembre de 2019). «Nicolae Ceaușescu: auge, crisis y caída del modelo independiente rumano - Archivos de la Historia». Archivos de la Historia.