Abrir menú principal

Repartición de Bosnia y Herzegovina

La repartición de Bosnia y Herzegovina es un tema de bastante incidencia política en las naciones de los Balcanes, que se ha manifestado durante el s. XX de forma incluso violenta y en diferentes momentos de la historia desde sus naciones directamente afectadas, tanto de Yugoslavia como de Bosnia y Herzegovina, y que alcanzaron un mayor renombre durante la guerras de separación de Yugoslavia, sucedidas en los 90, que involucraron a los más grandes vecinos y rivales históricos de Bosnia y Herzegovina: Croacia y Serbia. Para el año 2015, el país aún permanece separado de facto, mientras que las disputas internas derivaron en la actual organización territorial, dada desde los Acuerdos de Dayton de 1995, que son las que se mantienen.[1]

Índice

HistoriaEditar

TrasfondoEditar

Bosnia y Herzegovina se ha mantenido siempre como una única entidad territorial, que se creó en sus actuales territorios desde el nacimiento del Reino de Bosnia medieval, y la subsecuente conquista otomana de Bosnia entre 1380 y 1590. Las fronteras actuales de Bosnia y Herzegovina se asemejan inmensamente con las del Eyalato de Bosnia de la era otomana, fijadas al sur y al este por el tratado de 1699, al norte por el tratado de 1739, y en el este por el tratado de Berlín de 1878.

Aunque formalmente bajo soberanía otomana, el imperio de Austria-Hungría ocupó dicha parte bajo la figura del Condominio de Bosnia y Herzegovina en 1878, tras lo que se anexiona dicha parte de manera formal y exitosamente en 1908. Tras la 1ra guerra mundial, y por la disolución del imperio austro-húngaro, éste territorio pasaría a conformar el recientemente creado Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos en 1918. Para 1922, sería dividido internamente en seis Óblasts.

En el Reino de YugoslaviaEditar

En 1929, las óblasts fueron reemplazadas con cuatro banovinas, pero todas ellas incluyeron territorios ajenos a la integridad anteriormente conseguida por Bosnia-Herzegovina.

Con el Acuerdo Cvetković-Maček, el cual crearía la Banovina de Croacia en 1939; se caldearon los ánimos entre las diferentes culturas de Yugoslavia, y esencialmente se consideró como una repartición de Bosnia y Herzegovina entre Croacia y Serbia.[2]​ Con dicho acuerdo los bosnios musulmanes, conocidos con posterioridad como musulmanes yugoslavos, y en los que se incluye a la Organización Musulmana Yugoslava (JMO) que denunciaría dicho acuerdo como un tratado de repartición de Bosnia y Herzegovina, se creó un detonante para conflictos posteriores inclusive.[3]

Disolución de YugoslaviaEditar

Los líderes políticos tanto serbios como croatas acordaron entre sí la repartición de Bosnia y Herzegovina primero con el Acuerdo de Karađorđevo de 1991 y el Acuerdo de Graz de 1992, con los que las fuerzas croatas del ARBiH se seprarasen de éstas, y con ello se inicie la guerra entre bosnios y croatas entre 1992 y 1994.[4]

En 1992, las negociaciones continuaron entre los líderes serbios y croatas sobre como se repartirían los territorios de Bosnia-Herzegovina.[5]Franjo Tuđman argumentaba que Bosnia-Herzegovina podría hacer parte dentro de una unión con Croacia una nación federada a causa de sus profundos lazos históricos con Croacia.[6]​ Tuđjman no se tomó la idea en serio de una Bosnia separada, como se pudo ver por sus comentarios durante una entrevista televisada donde sostenía

"Bosnia fue una creación surgida de la invasión otomana[...] hasta entonces era parte de Croacia, o era parte del Reino de Bosnia, pero era sin embargo éste, un reíno católico conectado estrechamente a Croacia."[7]

En 1981, Tuđjman admitió que Bosnia-Herzegovina era una entidad más factible en una nación federal:

"y ya no sería más la fuente de nuevos conflictos entre serbios y croatas más que un puente de unión".[8]

Además, Tuđjman admitió que desde un punto de vista étnico y lingüístico muchos bosnios católicos y bosníos musulmanes eran de origen croata.[6]​ Y que la identidad nacional de los Bosnios musulmanes sólo beneficiaría a los serbios y por lo tanto, les permitiría avanzar favorablemente a éstos en el calendario "de una razonable división territorial de Bosnia en su beneficio" según lo que acordó con sus co-líderes para Croacia.[8]

Según las declaraciones de Warren Zimmermann, el último embajador de EUA en Yugoslavia, Tuđman reclamó que Bosnia y Herzegovina debería ser dividida entre croatas y serbios.

"[Tuđman] admitió que él discutió sus fantásticas ideas con Milošević, líder del JNA y con los serbo-bosnios, y que ellos acordaron que la única solución es la de dividir Bosnia entre Serbia y Croacia".[9][10][página requerida].

Zimmermann a su vez testificó sobre los temores de Franjo Tuđman sobre el surgimiento de una "nación islámica y fundamentalista en Europa a través de Bosnia", refiriéndose a Izetbegović como "el portavoz fundamentalista enviado desde Turquía" y lo acusó de "conspirar para la creación de un gran estado (Gran Bosnia)" mediante la "invasión a Bosnia con 500,000 Turcos."[11]

Mario Nobilo, consejero principal de Tuđman, confirmó al periodista Tim Judah que éste hablaba de "resolver el conflicto de Yugoslavia al disolver la República de Bosnia-Herzegovina y que luego se crearía un estado islámico-resorte entre ellos" y que ello tomaría lugar.[12]

Testimonios de otros embajadores estadounidenses y británicos, como Herbert Okun (un veterano diplomático de Estados Unidos); sugerían que dicha reunión era sobre la división de Bosnia-Herzegovina entre ellos.[13]​ Luego, el embajador británico Lord Paddy Ashdown confirmó que la división de Bosnia-Herzegovina entre Croacia y Serbia era una ambición y obvia meta de Tuđman en su mandato.[14][15]

Stjepan Mesić sería el posteriormente hallado como responsable, y el cual fuera designado durante el mandato de Milošević; para "crear una Gran Serbia sobre las ruinas de la ex-Yugoslavia".[16][17]​ Mesić revelaría miles de video-grabaciones, documentos y miles de cintas de audio grabadas por Tuđman acerca de sus planes durante un kjuicio contra los líderes políticos y militares croatas de Bosnia-Herzegovina por crímenes de guerra cometidos contra los bosnios musulmanes.[18][19]​ Dichas grabaciones dejaron al descubierto que, mientras no se signaron los acuerdos de paz de Dayton, Tuđman y Milosević ignoraron las peticiones de los líderes extranjeros y locales para respetar la soberanía e integridad territorial de Bosnia-Herzegovina.[18][19]​ En una de las conversaciones, Tuđman le dice a uno de sus oficiales:

"Hagamos un acuerdo con los serbios. Ni la historia ni los sentimentalismos deberán permitir que en los Balcanes exista el multinacionalismo. Tenemos que renunciar a la ilusión de los últimos ocho años... [lo que se acordó en] Dayton no sirve. Nadie -excepto los diplomáticos y los funcionarios- creen en la soberanía de Bosnia y en los acuerdos de Dayton."[19]

En otra de esas grabaciones, se escucha una directriz que le da a un aliado bosniocroata, la cual es una instrucción muy específica:

"Usted debe dejar en claro que no habrá ninguna indicación de que deseemos una división tripartita de Bosnia."[18]

Dichas grabaciones dejan al descubierto que Tuđman estuvo altamente involucrado en hechos atroces contra los bosnios musulmanes en Bosnia, incluyendo al presidente croata por su encubrimiento de los crímenes que tuvieron lugar en Ahmići en donde un centenar de varones bosníacos murieron, junto a varios niños y mujeres, a algunos de ellos se les mataría con armas de fuego o serían quemados hasta morir, y algunos de ellos fueron traumatizados profundamente.[18][19]​ Cuando se le cuestinó acerca de si "la visión de Tuđman era de que la existencia de Bosnia-Herzegovina era un craso error, y que si Bosnia era eso, entonces dicho error debía ser corregido, y que Bosnia-Herzegovina no debería ser una república tras la 2da guerra mundial y que ésta debía ser anexionada a Croacia", Mesić respondió "De acuerdo a sus ideas, creía que Bosnia-Herzegovina le pertenecía a Croacia con base en la decisión que deberían adaptarse a los lineamientos de la AVNOJ."[20]

Las guerras yugoslavas se saldaron con al menos 97,000 muertos, entre ellos miles de los ciudadanos de Bosnia y Herzegovina,[21]​ y más de 1.5 millones fueron víctimas del desplazamiento forzado.[22]​ Un país donde previamente ninguna región se declaró estrictamente bosníaca, serbia o croata les permitiría, según su ideal, el ser repartida entre las naciones vecinas, étnicamente homogéneas.[22][23][verifica la fuente]

Las políticas de Tuđman, y de Croacia por defecto, hacia Bosnia-Herzegovina nunca fueron realmente transparentes, pero siempre incluían su finalidad real: Su anexión con los actuales territorios de Bosnia y Herzegovina fue estipulada como un logro mayor, esto con el objeto de expandir más las fronteras definitivas de Croacia.[24]​ Con el veredicto en el caso de Tihomir Blaškić, la cámara de juzgados halló que "Croacia, y más específicamente el expresidente Tuđman, esperaban con la repartición de Bosnia ejercer a su favor un mayor control sobre las regiones habitadas por los bosnio-croatas y usando a las fuerzas del HVO como su herramienta" con lo que se esperaba justificar sobre "hablar del control total de la región en sus manos".[6]

Involucramiento de los serbo-bosniosEditar

 
Radovan Karadžić, el primer presidente de la Republika Srpska.

La mayoría de los líderes serbo-bosnios del tiempo de los conflictos, tales como Biljana Plavšić,[25]Momčilo Krajišnik,[26]Radoslav Brđanin,[27]Duško Tadić[28]​ fueron sindicados y juzgados, siendo hallados culpables de crímenes de guerra y de limpieza étnica. Al anterior presidente de la Republika Srpska, Radovan Karadžić se le está juzgando actualmente por cargos similares.[29]​ El comandante y general del VRS Ratko Mladić está a su vez bajo juicio por el TPIY en conexión con el Asedio de Sarajevo y la Masacre de Srebrenica.[30]​ Al presidente serbio Slobodan Milosević se le acusó formalmente por varios cargos de genocidio en Bosnia-Herzegovina y de crímenes de guerra en Croacia,[31]​ pero murió en reclusión, mucho antes de ser juzgado.[32]

La corte de acusación, en el desaparecido expediente de juicio[...] declara que, entre el 1 de julio de 1991 y el 30 de diciembre de 1992, con el fin de asegurarse el control de varias municipialidades de Bosnia-Herzegovina que habían sido proclamadas como parte de la auto-creada república serbia de Bosnia y Herzegovina, el liderazgo serbo-bosnio, incluidos Momčilo Krajišnik, Biljana Plavšić y Radovan Karadžić, incurrieron en conductas punibles de juzgamiento, entre ellas, la de crear condiciones de vida indignas e imposibilitantes, persecución y tácticas terroristas en orden de alterar el ánimo entre los no-serbios e incitarlos a que abandonasen las áreas a ser controladas, la deportación de aquellos que se rehusaban a su evacuación, y la liquidación de los que se rehusaban totalmente. Desde finales de marzo de 1992, las fuerzas serbo-bosnias ejercieron prácticas de control sobre muchas de las villas de las municipalidades de Bosnia-Herzegovina que habían sido proclamadas parte de la "República Serbia de Bosnia y Herzegovina".

El TPIY juzgó a continuación que:[33]

Esta corte halló que hubo una sociedad criminal conjunta en los territorios bajo el control de las autoridades bosnio-serbias. Estas se basaban en los integrantes del núcleo organizacional de dicho grupo, en os que se incluyen al sr. Krajišnik, Radovan Karadžić, y a otros líderes serbobosnios. El rango y los archivos sobre los comitentes de dichas condutctas criminales conjuntas estuvieron basados en las sedes del dicha organización en las regiones y municipalidades controlados por las autoridades de la república serbo-bosnia, y mantuvo estrechos vínculos con el liderazgo en la capital serbo-bosnia de Pale. [...] El objetivo común de dicha sociedad criminal conjunta fue la de recomponer étnicamente los territorios declarados como objetivos por el liderato serbo-bosnio, que redujo drásticamente la proporción de bosnios musulmanes y bosniocroatas a través de su expulsión. Esta corte halló que los crímenes de deportación y desplazamiento forzado fueron los crímenes originales de dicho objetivo común. El sr Krajišnik dio el aval para iniciar el programa de expulsión durante una sesión en una asamblea serbo-bosnia que lo citó [y refiero que], "se implementaría que accedieron a dichas prácticas, con el fin de conseguir la separación étnica en el campo".

El tribunal de enjuiciamiento encontró también que el plan estratégico de los líderes serbo-bosnios consistía en que "como parte del plan para enlazar y unificar las áreas pobladas por serbo-bosnios en Bosnia-Herzegovina, con el fin de ganarse el control sobre las áreas bajo su control con el fin de crear una entidad serbo-bosnia separada y totalmente diferenciada, donde los no-serbios fueren permanentemente removidos".[27]​ Así mismo se encontró que como una forma de mantener la atención de los medios de prensa en las áreas que el SDS declarara como su política y que los reportajes provenientes de Belgrado tuvieran una mayor promoción en las noticias, incluyendo la presentación de los puntos de vista más extremistas y la promoción del concepto de la Gran Serbia, justamente como en otras partes de Bosnia-Herzegovina se hacía con la idea de la Gran Croacia, la cual era abiertamente aceptada.[28]

Involucramiento de los bosnio-croatasEditar

El 13 de octubre de 1997, el semanario croata Feral Tribune publicó un documento elaborado por el HDZ bosnio en 1991y firmado por sus líderes principales: Mate Boban, Vladimir Šoljić, Božo Raić, Ivan Bender, Pero Marković, Dario Kordić y otros. En éste se cita, entre otros temas, que "[...] la población de ascendencia croata en Bosnia-Herzegovina debe tomar acciones definitivamente para alcanzar su anhelado sueños de cientos de años: un estado común con Croacia".[34][35]

Basados en la evidencia de los ataques croatas contra los bosníacos, la corte de juzgamiento del tribunal TPIY concluyó en el Caso Kordić-Čerkez que para abril de 1993, la dirigencia croata tenía una meta común o un plan concebido y ejecutado para la limpieza étnica y erradicación de los bosníacos del Valle de Lašva.[35]​ Kordić, como el líder político local, fue hallado culpable de la planeación e instigación de dicho plan. Conclusiones posteriormente surgidas demostraron que el ejército croata estuvo también involucrado en ésta campaña, y el tribunal TPIY definió que dichos eventos eran una clase de conflicto internacional entre Bosnia-Herzegovina y Croacia.[36]​ Kordić, junto al comandante militar Mario Čerkez fueron sentenciados a penas de entre 15 a 25 años respectivamente.[37]

En el veredicto del caso contra Tihomir Blaškić, de marzo del año 2000, la corte de enjuiciamiento concluyó que "[...] Croacia, y más específicamente el expresidente Tudjman, esperaban que con la repartición de Bosnia-Herzegovina; obtener y ejercer cierto grado de control sobre los bosniocroatas y más en específico en el Hrvastko Vojne Obradne (HVO) como una acción para declarar su control total sobre la totalidad de esos territorios".[6]

Jadranko Prlić, Bruno Stojić, Slobodan Praljak, Milivoj Petković, Valentin Ćorić, y Berislav Pušić fueron acusados y enjuiciados por el cargo de "crear y/o conducir una empresa criminal conjunta en la encausación de una serie de maniobras políticas y militares" con el fin de remover permanentemente y realizar la limpieza étnica de los bosníacos y otros pobladores no-croatas de ciertas áreas de Bosnia y Herzegovina en un esfuerzo conjunto en esas zonas como parte de la "idea de una Gran Croacia".[38]​ El veredicto surgido en el (Prlic et al. case) por el TPIY (Tribunal Internacional Criminal para la ex-Yugoslavia) estableció que la reunión con los más prominentes líderes del movimiento nacionalista croata de Bosnia-Herzegovina, en la que Franjo Tuđman declaró que "Era el momento para que nos hagamos la oportunidad de reunir al pueblo croata dentro de las más amplias fronteras posibles" considerando ése conflicto como la oportunidad de expandir las posibles fronteras finales de Croacia a expensas de la integridad territorial de Bosnia-Herzegovina.[39][40][41]​ Con la sentencia se esperaba que no solamente Tuđman, sino también los demás líderes claves en el gobierno de la República de Croacia, incluidos el anterior ministro de defensa Gojko Šušak y el General Janko Bobetko fueran considerados como autores intelectuales, participantes y determinadores también de la idea de la división de Bosnia y Herzegovina entre serbios y croatas.[42]​ The amended indictment goes further to say:[39][40]

[...] Para abril de 1994 y posteriormente, varias personas participaron en una conducta criminal conjunta y establecieron, en la calidad de asociación para delinquir tanto política como militarmente, al crear las condiciones permanentes con las cuales se removería y se iniciaría un programa de limpieza étnica contra los bosnios musulmanes y otras etnias no-croatas que habitasen en las áreas de la figura croata de la República croata de Herzeg-Bosnia, dentro de la hoy día República de Bosnia y Herzegovina, las cuales eran reclamadas como parte de la comunidad croata allí establecida; y qu pretendían unir esas áreas para formar una "Gran Croacia" ya sea en el corto o en el largo plazo, ya sea como parte de la República de Croacia o en una entidad con una cercana asociación a ésta. [...] Las ambiciones territoriales croatas, junto a las elaboradas maniobras criminales; pretendían establecer un terriotrio croata que se asemejara a las anteriores fronteras de la banovina croata, una entidad territorial que existió entre 1939 y 1941, antes del establecimiento del Estado Independiente de Croacia.

La fiscalía estableció que también parte de la idea de la Gran Croacia, mediante el surgimiento del programa territorial croata en Bosnia tenía tres importantes objetivos.[39][40]

Primero, es totalmente claro que, probablemente, se buscó entre los intelectuales una conclusión objetiva y en algunas municipalidades y en las áreas reclamadas por la comunidad de Herceg-Bosnia que eran más croatas que otras y en algunas de las áreas en las periferias más hacia el este, más hacia la parte de la Bosnia central, que no tenían una comunidad croata mayoritaria o incluso pluralitaria. [...] Como una segunda razón, como un asunto de incidencia tanto política, como militar y de practicidades económicas y como parte de lo último lo que llamaré "El comercio de ganado con los serbios y los musulmanes", Tudjman y los líderes reconocidos de Herceg-Bosnia que tengan que renunciar al comercio con algunas de las zonas más alejadas, dado la distancia; del núcleo del anterior territorio de la Banovina. [...] Tercero, e igualmente importante y como se ha mencionado anteriormente, la reubicación de los croatas de otras partes de Bosnia-Herzegovina y trasladarlos a estos a casas y apartamentos requisados y/o abandonados por las familias bosnias musulmanas o de las familias musulmanas que habían sido expulsadas haría más difícil, si no imposible, que los musulmanes retornasen a éstas áreas, después de haber sido sus casas tomadas por los croatas.

ActualidadEditar

En el presente, han surgido voces para escindir la federación, ya no entre Serbia y Croacia, sino con la idea de crear una nación para los croatas de Bosnia-Herzegovina y los bosnios musulmanes.[43]​ Protestas iniciadas en grandes centros urbanos, como Tuzla; han indicado que, lejos de cesar; la tácita separación entre católicos bosnios y bosnios musulmanes es algo aún candente, ya que, tanto el tema religioso pro-extremista y negado entre las autoridades bosnias musulmanas (los bosnios musulmanes reciben grandes cantidades de dinero de naciones musulmanas en apoyo a su realización, e incluso se sabe de combatientes bosnios en la guerra en Siria y en la guerra en Irak) contra el notable vacío dejado entre la comunidad de credo católico-cristiano (los serbios de Bosnia y los croatas de bosnia no cuentan con tales apoyos) como el económico, y más aún; el político han hecho reaparecer las fracturas de tan frágil creación de Dayton.[44]

El índice de desempleo es de los más altos en Europa, cerca del 40% de los jóvenes no consiguen trabajo, la corrupción entre la clase política es galopante, y el choque de ideas en cuanto al manejo administrativo socavan más el delicado entramado de esta sociedad.[44]​ Los croatas bosnios abogan porque se mantenga el modelo de autonomías, mientras que las autoridades centrales, los serbios de Bosnia y bosnios musulmanes suelen ser adeptos de centralizar las instituciones, el que ha sido un requisito impuesto para su candidatura ante la UE, que reclama el dejar el manejo en un ente central de gobierno para todo, objetivo conseguido tan sólo en el ejército y la policía, y evitar la división existente entre comunidades; para su admisión en dicho ente.[44][45]

Este lastre ha demostrado ser el tema de un cáriz muy determinante, ya que en el distrito central de Brčko, los indicadores de desarrollo están por encima, incluso de las zonas bajo mandato serbio (República Srpska) que son las de mejor desempeño, con un salario casi igual al de zonas europeas desarrolladas, y demostrando que el modelo federado no es el conveniente si se quiere igualar a sus naciones vecinas.[46]

Pero el otro lastre para el desarrollo viene de 20 años atrás: los escombros del conflicto, en cuerpo de las minas antipersonales y bombas sin explotar que quedaron tras la guerra, dificultan el arreglo de las zonas rurales, y por ende, su vocación agrícola.[47]​ Además con las recientes inundaciones, las ciudades que han quedado anegadas han visto esos artefactos como un peligro latente y real, y hacen que su recuperación esté en manos de naciones externas, pero muy cercanas a sus causas.[48]​ Las naciones cristianas ortodoxas, como Rusia, se han volcado a apoyar a Serbia y a la comunidad serbia de Bosnia, mientras que la UE, aliada de la comunidad croata de Bosnia han extendido su mano, pero en condiciones desventajosas para las demás comunidades afectadas, lo que ayuda a aumentar el sentimiento anti-estatal entre los menos favorecidos.[46]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Motyl, Alexander J. (2001). Encyclopedia of Nationalism, Volume II. Academic Press. ISBN 0-12-227230-7. Consultado el 3 de febrero de 2013. 
  2. Imamović, Mustafa (1996). Historija Bošnjaka. Sarajevo: BZK Preporod. ISBN 9958-815-00-1
  3. Motyl, 2001, pp. 57.
  4. Silber, L (1997), Yugoslavia: Death of a Nation. Penguin Books, p.185
  5. Lukic, Reneo; Lynch, Allen. 1996. Europe from the Balkans to the Urals. The Disintegration of Yugoslavia and the Soviet Union. Oxford: Oxford University Press. p. 210.
  6. a b c d «Prosecutor v. Tihomir Blaškić - judgement». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 3 de marzo de 2000. 
  7. Tanner, Marcus (2001). Croatia: A nation forged in war (second edition). New Haven and London: Yale University Press. ISBN 978-0-300-09125-0. 
  8. a b Tuđman, Franjo (1981). Nationalism in contemporary Europe. Columbia University Press. ISBN 0-914710-70-2. 
  9. Mahmutćehajić, Rusmir; Jones, Francis; Bowder, Marina (2000). The Denial of Bosnia. Penn State University Press. p. 47. ISBN 978-0-271-02030-3. Consultado el 17 de agosto de 2009. 
  10. Zimmermann, Warren (1996). Origins of a Catastrophe: Yugoslavia and Its Destroyers. Times Books. ISBN 978-0-8129-6399-1. 
  11. Mahmutćehajić, Rusmir; Jones, Francis; Bowder, Marina (2000). The denial of Bosnia. Penn State University Press. p. 49. ISBN 978-0-271-02030-3. Consultado el 17 de agosto de 2009. 
  12. Judah, Tim (12 de julio de 1991). «Creation of Islamic buffer state discussed in secret». The Times. 
  13. «BH partition plans in form of a stain». Sense Tribunal. 2 de abril de 2007. Consultado el 17 de agosto de 2009. 
  14. Kay, Sean (1998). >La OTAN y el futuro de la seguridad europea. Rowman & Littlefield Publishers, Inc. p. 82. 
  15. Meurs, Wim (2003). Prospects and Risks Beyond EU Enlargement: Southeastern Europe. VS Verlag. p. 168. 
  16. Lattimer, Mark; Sands, Philippe (2003). Justice for crimes against humanity. Hart Publishing. p. 16. 
  17. «Milosevic trial: Croatia’s President Mesic gives evidence». 
  18. a b c d Sherwell, Philip; Petric, Alina (18 de junio de 2000). «Tudjman tapes reveal plans to divide Bosnia and hide war crimes». London: Telegraph.co.uk. Consultado el 7 de mayo de 2010. 
  19. a b c d Lashmar, Paul; Bruce, Cabell; Cookson, John (1 de noviembre de 2000). «Secret recordings link dead dictator to Bosnia crimes». London: Independent News. Consultado el 7 de mayo de 2010. 
  20. «Testimony of Stjepan Mesić from a transcript of the Milošević trial». Organización de las Naciones Unidas International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 2 de octubre de 2002. Consultado el 17 de agosto de 2009. 
  21. «JUSTICE REPORT: Bosnia's Book of the Dead». Balkan Investigative Reporting Network. 21 de junio de 2007. Archivado desde el original el 10 de julio de 2011. Consultado el 14 de agosto de 2009. 
  22. a b Kurspahic, Kemal (2006). «Chapter 6: From Bosnia to Kosovo and beyond: mistakes and lessons». En Blitz, Brad. War and change in the Balkans. Cambridge University Press. pp. 76-86. ISBN 978-0-521-67773-8. 
  23. Banac, Ivo (2006). «Chapter 3: The politics of national homogeneity». En Blitz, Brad. War and change in the Balkans. Cambridge University Press. pp. 30-43. ISBN 978-0-521-67773-8. 
  24. «Prosecutor v. Naletilic and Martinovic - Judgement (Historical Background)». Organización de las Naciones Unidas International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 22 de febrero de 2001. Consultado el 16 de agosto de 2009. 
  25. «Prosecutor v. Biljana Plavsic judgement». «Biljana Plavsic was sentenced to 11 years’ imprisonment.» 
  26. «Prosecutor v. Momcilo Krajisnik judgement». «Sentenced to 27 years’ imprisonment». 
  27. a b «Prosecutor v. Radoslav Brđanin - Judgement». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 3 de abril de 2007. Consultado el 3 de noviembre de 2009. 
  28. a b «Prosecutor v. Duško Tadić - Judgement». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 14 de julio de 1997. Consultado el 3 de noviembre de 2009. 
  29. «Prosecutor v. Radovan Karadžić - Second Amended Indictment». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 26 de febrero de 2009. Consultado el 18 de agosto de 2009. 
  30. «Prosecutor v. Ratko Mladic - Amended Indictment». United Nations Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. 8 de noviembre de 2002. Consultado el 18 de agosto de 2009. 
  31. «Milosevic et al. - Amended Indictment». United Nations Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. 14 de marzo de 2006. Consultado el 18 de agosto de 2009. 
  32. «Report to the death of Slobodan Milosević». United Nations Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. May 2006. Consultado el 18 de agosto de 2009. 
  33. «Prosecutor v. Momčilo Krajišnik - Judgement Summary». United Nations Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia. 27 de septiembre de 2006. Consultado el 3 de noviembre de 2009. 
  34. «Planes para una 'Gran Croacia' (documento)». Bosnia Report. Consultado el 26 de mayo de 2010. 
  35. a b «Prosecutor v. Kordić and Čerkez - Judgement». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  36. «HRW: Conflict between Bosnia and Herzegovina and Croatia». 
  37. «Judgement of Trial Chamber III in the Kordić and Čerkez Case». United Nations International Criminal Tribunal for the former Yugoslavia. 
  38. «The Prosecutor v. Jadranko Prlić, Bruno Stojić, Slobodan Praljak, Milivoj Petković, Valentin Ćorić & Berislav Pušić». 
  39. a b c «View from the Hague». 
  40. a b c «Session from the Prlić case». 4 de febrero de 2008. Consultado el 4 de noviembre de 2009. 
  41. Ponte, Carla Del (January 2009). Madame Prosecutor: Confrontations with Humanity's Worst Criminals and the Culture of Impunity. Other Press. ISBN 1-59051-302-9. 
  42. Initial Indictment - Prlic et al
  43. http://www.unav.es/nuestrotiempo/es/temas/despiece/seiscientos-anos-de-persecuciones-extenuantes
  44. a b c http://vovworld.vn/es-es/Enfoque-de-actualidad/Inestabilidad-en-Bosnia-y-Herzegovina-un-desenlace-previsible/215457.vov
  45. http://actualidad.rt.com/programas/especial/view/59156-BOSNIA-HERZEGOVINA--SIN-PUNTO-FINAL
  46. a b http://meetinghalfway.eu/2013/08/las-heridas-abiertas-de-bosnia-herzegovina/
  47. http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/128484-inundacion-serbia-minas-guerra-bosnia
  48. http://actualidad.rt.com/actualidad/view/128485-inundaciones-muertos-serbia-bosnia

Enlaces externosEditar