Republiqueta de Cinti

Se conoce con el nombre de Republiqueta de Cinti a la guerrilla independentista que luchó contra los realistas españoles durante la Guerra de Independencia Hispanoamericana en el Alto Perú (actual Bolivia), al mando de José Vicente Camargo. Tenía su sede en Cinti y amenazaba la fortaleza de Cotagaita que protegía una de las rutas de acceso de las expediciones auxiliares argentinas. Llegó a contar con unos 1.000 regulares[1]​ y unos 2.000 indios auxiliares.[2][3]

La fortaleza realista de Cotagaita era constantemente atacada por Camargo y sus montoneras basadas en Cinti, localidad tomada por él en 1815, lo que posibilitaba una vía de ingreso para los ejércitos auxiliares argentinos desde Jujuy.

En enero de 1816 el teniente coronel Gregorio Aráoz de Lamadrid fue enviado por José Rondeau hacia el norte para reunir a dispersos de Sipe Sipe y reunido con Camargo hostigar el flanco realista. El comandante realista Joaquín de la Pezuela a fines de enero de 1816 envió 500 hombres de los dos batallones del Primer Regimiento del Cuzco, al mando del brigadier Antonio María Álvarez a combatir a José Vicente Camargo, cuyos honderos atacaban constantemente a las fuerzas realistas, y anticipar a Lamadrid.

El 31 de enero se produjo el combate de Culpina entre las fuerzas de Álvarez y las fuerzas reunidas por Lamadrid, unos 120 hombres. Tras una acción de resultado indeciso, Álvarez se replegó pero fue emboscado en un desfiladero y derrotado el 2 de febrero en el Combate de Utarango por las fuerzas combinadas de Camargo y Lamadrid. El coronel Pedro Antonio Olañeta venció a Lamadrid el 12 de febrero en las márgenes del río San Juan. Luego Pezuela envió al coronel Buenaventura Centeno con su Batallón "Chilotes", un escuadrón al mando del capitán Andrés de Santa Cruz e infantes al mando de Olarría. El 12 de marzo de 1816 se produjo la Batalla de Cinti, tras la cual Camargo huyó hacia Culpina, pero el 27 de marzo volvió a ser derrotado en Aucapuñima y el 3 de abril fue nuevamente derrotado en Arpaja, donde fue tomado prisionero y decapitado. De esta forma desapareció la "Republiqueta de Cinti".[4]​ Murieron cerca de 900 guerrilleros de Cinti, mientras que las haciendas del partido fueron saquedas y quemadas.

Rondeau recibió la orden de retirarse a Tucumán, el Ejército del Norte casi devastado marchó durante nueve meses pasando por Potosí y Humahuaca hasta llegar a Tucumán. El 7 de agosto de 1816 en Trancas, Rondeau fue desplazado de su cargo y reemplazado de nuevo por Manuel Belgrano.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Marie-Danielle Demélas (2007). Nacimiento de la guerra de guerrilla: el diario de José Santos Vargas (1810-1825). Plural Editores, Lima, pp. 157, ISBN 978-99954-1-086-5.
  2. Bartolomé Mitre. La guerra de las republiquetas: las guerrillas en la lucha por la independencia nacional. Editado por Raúl Larra, Editorial Lautaro, 1965.

    (...) algunas avanzadas se posesionó del pueblo de Cinti el 12 de marzo, con la pérdida de unos veinte hombres entre muertos y heridos, y se encontró allí con Camargo, que al frente de más de 2.000 indios armados de honda y palo y algunos de (...)



  3. Bartolomé Mitre. Historia de Belgrano y de la independencia argentina: Estudio preliminar de Angel Acuña. Volumen III. Ediciones Estrada, 1960, pp. 164.

    Camargo quedó solo en la republiqueta de Cinti (*). Para neutralizar el mal efecto del desastre de Cinti, proyectó Pezuela una (...) y se encontró allí con Camargo, que al frente de más de 2.000 indios de honda y palo y algunos de fusil, (...)



  4. Comunidad Andina