Abrir menú principal

Reserva de la Biosfera Janos

Bisontes americanos en los pastizales de la reserva de la biosfera en Janos, Chihuahua.

La reserva de la biosfera de Janos es una reserva natural en el estado de Chihuahua, México. Protege el ecosistema de la pradera y es conocida por ser el lugar de reintroducción del bisonte americano a México. Es la primera área natural protegida a nivel federal en México que tiene por objetivo la protección de un ecosistema de pastizales.[1]

Índice

HistoriaEditar

El pueblo de Janos fue fundado en 1580 por un grupo de misioneros franciscanos y una base militar fue establecida en 1686 para proteger al pueblo de ataques apaches.[1]

Como resultado de la reforma agraria entre la década de 1930, las tierras federales y los ranchos de ganado que se convertirían en Janos fueron distribuidos a los pobres sin tierras. En los siguientes años, la excesiva ganadería y agricultura alteraron la condición ambiental significativamente. Los osos grizzly (Ursus arctos horribilis), los lobos (Canis lupus) y el carpintero imperial (Campephilus imperialis) que habían habitado el área se habían extinguido.[1]

En 1988, se encontró un grupo de perritos de la pradera (Cynomys ludovicianus) que se estimaba que habitaba en 55 000 hectáreas. En 1991 el Instituto de Ecología de la UNAM empezó a realizar los primeros estudios biológicos en la zona y en 2001 un programa de reintroducción del turón de patas negras (Mustela nigripes) fue iniciado por la misma institución. En enero de 2002 se inició el proceso para incluirlo en la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).[1]

El 28 de noviembre de 2009, veintitrés bisontes genéticamente puros provenientes de la manada de Wind Cave se liberaron en la pradera de Janos.[1]​ Esta fue la primera vez que el bisonte recorrió territorio mexicano en alrededor de un siglo. El 8 de diciembre de 2009, la reserva de la biosfera Janos fue oficialmente creada, por decreto del presidente de México Felipe Calderón y publicado en el Diario Oficial de la Federación.[2]

La abundancia de vida de Janos ha sido un atractivo desde tiempos remotos, cuando la cultura Paquimé dejó salpicado el paisaje de vestigios arqueológicos que delatan su presencia. Actualmente, en la reserva habitan más de 13 mil habitantes, en ejidos, comunidades agrarias menonitas, ranchos privados y pueblos, como Casa de Janos, San Pedro, Pancho Villa, Monte Verde, Ignacio Zaragoza, San Francisco, Ojo Frío y Altamirano. Algunos de los pobladores actuales descienden de pobladores que ya vivían en la región antes de que se estableciera la actual frontera entre México y Estados Unidos.[3]

La Reserva de la Biosfera de Janos, ha sido el fruto de más de ocho años de arduo trabajo de un entregado grupo de profesionales que incluyen académicos, miembros de la sociedad civil, ejidatarios, ganaderos, entidades gubernamentales y organizaciones civiles nacionales y extranjeras. El principal objetivo es el mantener los procesos ecológicos que moldean la gran diversidad biológica y cultural de la región.[3]

En 2017, a ocho años de la reintroducción de bisontes a México, suman 138 especímenes que corren libremente en praderas de Janos, Chihuahua, de los cuales más de cien son nacidos en México.[4]

EcologíaEditar

El área total de la reserva es 526 482 hectáreas; incluye 218 630 hectáreas de pastizal natural, 65 539 hectáreas de bosques de pino-encino, 24 873 hectáreas de vegetación halófila y 3681 hectáreas de vegetación riparia.[2]

En la región de Janos existen 383 especies de fauna, de las cuales 79 son mamíferos, 257 aves, 34 reptiles y 13 anfibios:[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar