Abrir menú principal

El Retablo Mayor de Chacas o Retablo mayor del Santuario de Mama Ashu es una obra de arte que fue diseñada y construida en la década de 1750. Se ubica dentro del Santuario de Mama Ashu, en el pueblo peruano de Chacas. Fue hecho con cedro y quenual para albergar a tres santos patrones, la Virgen de la Asunción, San Martín Papa, patrones de Chacas y San José de Nazaret, patrón del desaparecido ingenio San José de Mushojmarca.

Retablo Mayor del Santuario Mama Ashu
Retablo de Chacas.jpg
Primer plano del retablo
Creación Década de 1750
Ubicación Bandera del PerúSantuario de Nuestra Señora de la Asunción de Chacas, Áncash, Perú
Estilo Barroco
Material Madera de Cedro blanco y Quenual
Técnica Estofado
Dimensiones 10 m del altura/ 9 m de ancho/ 1 m de profundidad

A sus pies, descansan los restos del padre italo-peruano Ugo de Censi, párroco de Chacas entre 1976 y 2018, gestor de la restauración del retablo, la reconstrucción del templo y el resurgimiento económico de la provincia.

Índice

HistoriaEditar

Según testimonios orales de los chacasinos de antaño, el retablo fue donado por las familias más ricas de Chacas, quienes disfrutaban de un fecundo auge minero. La donación fue encabezada por los Tafur de Córdoba, familia española propietaria del ingenio minero San José de Mushojmarca, quienes gestionaron su construcción con la finalidad de trasladar a los dos santos que tenían en la capilla de su propiedad, su patrón fundacional San José de Nazaret y la Virgen de la Asunción. El retablo fue construido a medida para los santos mencionados y para el patrón fundacional de Chacas: San Martín I.

Está construido casi enteramente en cedro nicaraguense y tiene partes hechas con quenual, producto de refacciones posteriores. Tras 240 años de historia y ya sumamente deteriorado, el retablo pudo ser restaurado en 1993 con la participación de artistas curadores de la Galería Uffizi de Florencia, gracias a un convenio entre la Parroquia de Chacas encabezada por el padre Ugo de Censi y el gobierno italiano.

Por sus características estilísticas y arquitectónicas, y con el parecido que tiene con algunos retablos coloniales de la región Cuzco, es posible que haya sido elaborado y pintado por maestros artistas de la escuela cuzqueña.

Descripción arquitectónicaEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

NotasEditar