Abrir menú principal

Robert Otto Walser (Biel, Suiza, 15 de abril de 1878 - cerca de Herisau, Suiza, 25 de diciembre de 1956) fue un escritor suizo de expresión alemana.

Robert Walser
Robert Walser.jpg
Robert Walser
Información personal
Nombre de nacimiento Robert Otto Walser
Nacimiento 15 de abril de 1878
Biel, Suiza
Fallecimiento 25 de diciembre de 1956
(78 años)
Cerca de Herisau, Suiza
Causa de la muerte Infarto de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cantón de Appenzell Rodas Exteriores (Suiza) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Suiza
Lengua materna alemán
Información profesional
Ocupación escritor
Lengua de producción literaria alemán
Géneros novela, prosa breve, poesía
Obras notables Jakob von Gunten, Los hermanos Tanner, El ayudante, El paseo
Web
Sitio web

Índice

Vida y obraEditar

Primeros años (1878-1897)Editar

Séptimo de ocho hermanos, Walser nació en el seno de una familia de clase media. Su padre, Adolf Walser (1833-1914), era encuadernador y regentaba una papelería; su madre, Elisabeth Marti (1839-1894), trabajaba en el negocio de su marido.[1]​ El negocio familiar empieza a decaer y, en 1899, la familia se traslada al barrio industrial de Biel. El descenso social de los Walser agrava la enfermedad psíquica de la madre, que muere en 1894. Según la opinión de varios estudiosos, entre ellos Peter von Matt, la relación de Walser con su madre era tan «simbiótica»[2]​ que su pronta desaparición lo marcaría para siempre.

De sus siete hermanos, Robert mantendrá siempre buena relación con Karl (1877-1943), pintor, ilustrador y escenógrafo de renombre, y con Lisa (1875-1944), que ejerce de maestra y es quien, después de la enfermedad de la madre, cuidará de ella y de sus hermanos.[3]​ Obligado a abandonar los estudios ‒sus padres no pueden permitírselos‒, con catorce años Robert entra como aprendiz en la sede del Banco Cantonal de Berna en Biel, donde permanecerá de 1892 a 1895. Son los años en los que Walser acaricia todavía la idea de convertirse en actor. Ya por entonces su obra preferida es Los bandidos, de Friedrich Schiller. De 1894 data una acuarela de su hermano en la que Robert aparece disfrazado de Karl Moor.

En 1895, terminado el período de formación en el banco, Walser se marcha a Basilea, donde trabajará de abril a agosto en la empresa Speyer & Co., y asistirá a escondidas a clases de teatro. En septiembre de ese mismo año se traslada a Stuttgart, donde vive su hermano Karl. Allí se desempeña como escribiente en el departamento de publicidad y anuncios de la Union Deutsche Verlagsgesellschaft.[4]​ En octubre de 1896, tras varios intentos frustrados de labrarse una carrera en el mundo del teatro, Walser regresa a Suiza a pie, en lo que puede considerarse uno de los viajes más significativos de su vida y que mayor reflejo encontrará en sus escritos. En esta ocasión se instala en Zúrich, donde permanecerá casi ininterrumpidamente hasta 1905. Allí trabajará en toda suerte de empleos ‒oficinista, ayudante de contable, escribiente‒, circunstancia que se reflejará en la querencia que su obra tiene por esta clase de personajes y trabajos subalternos. De 1897 data el primer poema suyo que se conserva, «Zukunft» [Futuro]. Ese mismo año emprende su primer viaje a Berlín.

Inicios literarios (1898-1905)Editar

En 1898, gracias a la mediación del crítico y periodista Josef Victor Widmann –que sería una de sus mayores valedores–,[5]​ publica seis poemas en suplemento dominical del periódico Der Bund, que aparecen firmados sólo con sus iniciales. Ese mismo año conoce al escritor, crítico y traductor austriaco Franz Blei, por entonces redactor de la influyente revista Die Insel, que había reparado en la obra de Walser. Éste lo introduce en los ambientes de la revista, donde conocerá a figuras como Frank Wedekind, Max Dauthendey u Otto Julius Bierbaum. Son los años de máximo apogeo del modernismo o Jugendstil en Alemania, con Múnich como principal centro de irradiación. En 1899, en el primer número de Die Insel, que se edita en la capital bávara, se publican cuatro poemas suyos. Es por esa entonces cuando Walser toma la determinación de dedicarse a la escritura.[6]

Aunque sigue radicado en Zúrich, Walser inicia una existencia nómada y pasa largas temporadas en otras ciudades, como Thun, Múnich, Berlín, Winterthur, Berna o Täuffelen, en este último caso en casa de su hermana Lisa. En otoño de 1899 se instala en Solothurn, donde se quedará hasta la primavera del año siguiente. No deja de publicar poemas y prosas breves en revistas y periódicos, y se consagra a uno de sus géneros preferidos, el «Dramolett» o drama breve. En julio de 1901 se instala en Múnich, donde escribirá dos de sus «Dramolette» más conocidos, Aschenbrödel [Cenicienta] y Schneewittchen [Blancanieves], que se publicarán ese mismo año en Die Insel. En octubre regresa a Zúrich y se consagra a la escritura del que será su primer libro, Los cuadernos de Fritz Kocher, con cuyo manuscrito se trasladará a Berlín a finales de año en busca de un editor. Tras dos meses y varias tentativas fallidas, Walser deja la capital alemana y en febrero de 1902 se instala temporalmente en casa de su hermana Lisa en Täuffelen. Finalmente los Los cuadernos de Fritz Kocher se publican, como sus primeros poemas, en el suplemento dominical de Der Bund, gracias de nuevo a la intercesión de Widmann. En mayo de 1902 vuelve a Zúrich, donde trabaja como escribiente en la Oficina para Desempleados, una organización benéfica creada para ocupar en tareas burocráticas y de copia a las personas en paro con formación comercial.

1905-1912: Período de BerlínEditar

En 1903 trabaja unos meses en una fábrica de Winterthur. Después de pasar el período de instrucción militar, en junio empieza a trabajar como secretario y contable en casa del ingeniero e inventor Carl Dubler, en Wädenswil, cerca de Zúrich. Esta experiencia será la base de su segunda novela, El ayudante (1908), en la que verterá, vestidos de ficción, varios de los episodios allí vividos.

En 1904, la editorial Insel, asociada a la revista homónima, publica en forma de libro Los cuadernos de Fritz Kocher, de cuyo diseño de cubierta e ilustraciones se encarga su hermano Karl. La publicación, que consta de una serie de ejercicios de redacción o composición escolar, prefigura ya buena parte de los temas recurrentes en su obra: el gusto por la naturaleza y la espontaneidad, el mundo de los subordinados felices de serlo, el estupor, el carácter muchas veces absurdo de las convenciones sociales y la digresión, que es a un mismo tiempo física, mental y estilística.

En 1905 se traslada a Berlín, donde su hermano Karl, por entonces una figura reconocida e influyente en el mundo artístico de la capital –en una carta a su hermana Fanny, Robert escribe: «Karl se ha convertido en un perfecto un hombre de éxito»–,[7]​ lo introducirá en los círculos literarios. Antes, sin embargo, a finales del verano de 1905, Walser se inscribe en Berlín en un curso para convertirse en mayordomo, y en otoño de ese mismo año entra a trabajar como tal en el castillo de Dambrau, en la Alta Silesia. También esta experiencia, la de preferir servir a ser servido, se reflejará posteriormente en su obra, tanto en los textos breves –muchos de ellos redactados en forma de carta– como en el que quizá sea su libro más conocido: Jakob von Gunten (1909), novela escrita en forma de diario.

En Berlín vive casi por entero consagrado a la escritura. No sólo escribe y publica sus tres grandes novelas –Los hermanos Tanner (1907), que completa en menos de seis semanas; El ayudante (1908), y Jakob von Gunten (1909)–, sino que son también años en los que colabora asiduamente con periódicos de todo el mundo germano, en los que publica textos breves que le granjearán las simpatías del público en general y también de los especialistas o colegas. Su editor en la editorial Bruno Cassirer, en la que aparecen sus tres novelas, era nada menos que Christian Morgenstern. Sus textos reciben los elogios de Rainer Maria Rilke, Max Brod, Hermann Hesse o del mismísimo Franz Kafka, al que, según Brod, gustaba leer sus textos «en voz alta con enorme regocijo, embelesado, exprimiendo cada gota. Estábamos los dos solos, pero él leía como si estuviera ante un público integrado por cientos de personas».[8]​ Pese a la importancia de las tres novelas, Walser se dedicará cada vez más a las formas breves, bien en prosa, en verso o en forma de drama. Sus textos se publicarán, entre otras, en revistas como Schaubühne, Kunst und Künstler, Neue Rundschau, Zukunft o Simplicissimus, y se recogerán posteriormente en algunos volúmenes publicados en vida

Paralelamente a la labor literaria, que le reportaba algo de dinero pero no lo suficiente como para vivir en el meollo del mundo literario de la época, en el que por lo demás no se sentía muy cómodo, ejerce también otros empleos: de abril a septiembre de 1907, por ejemplo, trabaja para Paul Cassirer como secretario de la Berliner Secession,[9]​ y a mediados de 1910, cada vez más apartado de la sociedad literaria de la capital alemana, se convierte en secretario, ayudante y hombre para todo de su casera berlinesa, propietaria de varios inmuebles y negocios. Al morir ésta en septiembre de 1912, Walser se queda de la noche al día sin seguridad económica, hecho que, sumado a las negativas de Bruno Cassirer de seguir prestándole apoyo, lo lleva a marcharse de Berlín, no sin antes pasar unas semanas en casa de su hermano, que entretanto se había casado.

1913-1921: Período de BielEditar

En 1913, pues, tras la experiencia en la capital de la modernidad, Walser regresa a Suiza. Primero se instala por un tiempo con su hermana Lisa en Bellelay, donde ésta ejercía de maestra de los hijos del personal de la clínica psiquiátrica del lugar. Es allí donde conoce a Frieda Mermet, lavandera y planchadora de la institución, con la que trabará amistad y mantendrá una larga y nutrida correspondencia. Mermet será su amiga y confidente, lo proveerá de víveres –queso, mantequilla, salchichón, té– y se encargará de guardar celosamente los artículos que se publican del escritor o que hablan de él; será a la vez una amiga fiel, su mejor interlocutora y la custodia de su archivo de trabajo.

Tras el breve paso por Bellelay, Walser se muda a su ciudad natal, Biel. La vuelta a Suiza puede leerse como un retiro voluntario de la esfera pública, demasiado exigente para alguien del carácter de Walser, y como la búsqueda de refugio en la paz de lo modesto, pequeño y conocido. En Biel se instala primera en casa de su padre y luego en una mansarda del hotel Blaues Kreuz, donde permanecerá hasta 1920. Sigue publicando prosas breves en varios periódicos y revistas, y en 1913 aparece una antología de éstas en el volumen Aufsätze, publicado por la editorial Kurt Wolff de Leipzig, que sería también el editor de Kafka.[10]​ Son años de importantes pérdidas personales. En 1914 muere su padre; en 1916 fallece su hermano Ernst, que, afectado de «dementia praecox» (esquizofrenia), vivía desde 1898 ingresado en la clínica psquiátrica de Waldau; y en 1919 se suicida hermano Hermann, profesor de Geografía Humana en la Universidad de Berna, aquejado igualmente de problemas psicológicos. El regreso a casa, por tanto, es menos cómodo de lo que puede parecer. En 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, es movilizado durante varias semanas para hacer de nuevo el servicio militar en Erlach y en Saint Maurice.

El período de Biel se caracteriza por la vuelta a la forma breve, que publica en periódicos principalmente alemanas y suizos. De esos años, además de los mencionados Aufsätze, datan también Geschichten [Historias, 1914], Kleine Dichtungen [Breves fantasías, 1915], Prosastücke [Piezas en prosa, 1917], Kleine Prosa [Prosa breve, 1917], Der Spaziergang [El paseo, 1917] (el único texto relativamente extenso de la época), Poetenleben [Vida de poeta, 1918], Komödie [Comedia, 1919] y Seeland (1920).[11]​ La publicación de Kleine Dichtungen le mereció el premio del Frauenbund zur Ehrung rheinländischer Dichter.[12]​ Los años de Biel, además de aquilatar la forma breve, muestran a un Walser mucho más dado a la observación de la naturaleza, de la pérdida por el camino a la espera de la sorpresa, en una especie de idilio o fusión bucólica con el medio natural.

1921-1929: Período de BernaEditar

Ejerció todo tipo de empleos para subsistir y paralelamente ir escribiendo: trabajó como empleado de banca, como sirviente o como secretario, lo que será decisivo en sus textos. Cambiaba mucho de lugar de residencia, su vida fue un gran vagabundeo, algo que también se ve reflejado en sus relatos.

Publicó poemas desde 1898; después pequeños textos teatrales (había intentado trabajar en la tablas sin éxito), y prosas. En 1904 publicó su primera recopilación de textos, Fritz Kochers Aufsätze, ya muy walserianos, con escaso eco.

Se alojó en Berlín con su hermano, el pintor Karl Walser (que describió en "Una vida de pintor" (incluido en Seeland, 1920). Y entre 1907 y 1909, publicó tres grandes novelas: Geschwister Tanner, en 1907; Der Gehülfe, en 1908; y Jakob von Gunten, en 1909, quizá su obra maestra (le dirá a Seelig que es, de sus libros largos, el más querido).[13]​ En este año entregó ya a la imprenta una serie de poemas.

En el medio literario berlinés fue muy bien recibido; y obtuvo la admiración de muchos escritores, incluso de figuras como Robert Musil o como Franz Kafka.

Regresó de pronto a Suiza en 1913; y se refugió (más que se instaló) en Bienne, quizá para estar más tranquilo o para recuperarse de una depresión. Allí, en efecto, publicó nueve obras de otro tono, aparentemente menor, pero muy valioso, con predominio de la prosa breve. Destacan: Geschichten, en 1914; Poetenleben, en 1917; Der Spaziergang (luego incorporado a Seeland) en 1920).

En 1921, Robert Walser se afincará en Berna, apartado de la sociedad y también de la vida literaria. Parece fue su período más fecundo, junto con el berlinés (señala Seelig). Publicó en la prensa de diversos lugares —Berlín, Praga y Zúrich—, centenares de prosas, poemas y escenas dialogadas. Die Rose, recopilación postrera de prosas, apareció en 1925. El resto de su obra quedará dispersa, y al final escribió pequeñas anotaciones en una mini-escritura, que son sus famosos «microgramas»: sólo muy lentamente han sido descifrados.

En 1929, Walser entró en la clínica psiquiátrica de Waldau, en Berna, donde siguió escribiendo. Dejó de hacerlo hacia 1933, al ser llevado a la clínica psiquiátrica de Herisau, contra su voluntad. Estará recluido hasta la navidad de 1956, donde le encuentran muerto en la nieve, algo alejado de allí.

Su amigo Carl Seelig recogió, en un libro excepcional, sus conversaciones con el escritor en los años de silencio, desde 1936: Paseos con Robert Walser. En cierta medida, puede considerarse obra walseriana, dada la calidad de la reproducción de sus palabras y gestos.

BalanceEditar

Además de multitud de relatos cortos y de poesía, sus principales novelas o textos son Los hermanos Tanner, Jakob von Gunten, El ayudante, El bandido, La rosa y El paseo. Pero todo lo demás es asimismo de gran altura.

Fue autor, como vemos sólo hoy, de una bastante extensa obra, con tintes autobiográficos y caracterizada por un estilo que le es propio e inconfundible: poético, enamoradizo, lleno de digresiones y de observaciones burlonas.

De manera póstuma han aparecido, al fin descifrados, sus Microgramas, que son una serie de notas, esbozos, observaciones, de 1924 a 1933, que el autor escribía en papeles sueltos, y con una escritura minúscula, sin ánimo de publicarlos.

La difusión en España de su obra se inició cuando el editor y poeta Carlos Barral publicó, en Barcelona, en 1974, su novela extraordinaria, Jakob von Gunten, sobre un instituto en el que se aprendía a obedecer. La tarea fue proseguida por Pre-Textos, Alfaguara y, luego, Siruela.

Además de a Robert Musil y Franz Kafka, a quienes en cierta medida pudo influir, al menos en el campo de la prosa breve, está su admiración en ensayos significativos de J. M. Coetzee y en W. G. Sebald.[14]

Obras publicadas en vidaEditar

  • Fritz Kochers Aufsätze. Leipizg: Insel Verlag, 1904
  • Geschwister Tanner. Berlín: Verlag Bruno Cassirer, 1907.
  • Der Gehülfe. Berlín: Verlag Bruno Cassirer, 1908.
  • Jakob von Gunten. Berlín: Verlag Bruno Cassirer, 1909.
  • Gedichte. Berlín: Verlag Bruno Cassirer, 1909.
  • Aufsätze. Leipzig: Kurt Wolff Verlag, 1913.
  • Geschichten. Leipzig: Kurt Wolff Verlag, 1914.
  • Kleine Dichtungen. Leipzig: Kurt Wolff Verlag, 1915 [pie de imprenta: 1914].
  • Prosastücke. Zúrich: Rascher Verlag,1916.
  • Kleine Prosa. Berna: Francke Verlag, 1917.
  • Der Spaziergang. Frauenfeld: Huber Verlag, 1917.
  • Kleine Prosa. Berna: Francke Verlag, 1917.
  • Poetenleben. Frauenfeld: Huber Verlag, 1918.
  • Komödie. Berlín: Verlag Bruno Cassirer, 1919.
  • Seeland. Zúrich: Rascher Verlag, 1920 [1919].
  • Die Rose. Berlín: Rowohlt, 1925.
  • Große Welt, kleine Welt, ed. al cuidado de Carl Seelig. Erlenbach-Zúrich, Leipizg: Eugen Rentsch Verlag, 1937.
  • Aus: „Große kleine Welt“, „Kleine Dichtungen“, „Poetenleben“. Aarau: Verlag H. R. Sauerländer & Co., sin indicación de año [1940].
  • Vom Glück des Unglücks und der Armut, ed. al cuidado de Carl Seelig. Basilea: Benno Schwabe & Co., 1944.
  • Stille Freuden, ed. al cuidado de Carl Seelig. Olten: Vereinigung Oltner Bücherfreunde, 1944.
  • Dichterbildnisse, ed. al cuidado de Carl Seelig. Schaffhausen: Scherrer & Co., 1947.
  • Die Schlacht bei Sempach. Eine Geschichte. St. Gallen: Tschudy Verlag, 1950.

Ediciones de sus obras en alemánEditar

Desde la muerte de Walser se han emprendido varias ediciones de su obras completas y de su correspondencia. A fecha de hoy cabe destacar las siguientes, todas ellas disponibles:

  • Werke. Berner Ausgabe, ed. al cuidado de Lucas Marco Gisi, Reto Sorg, Peter Stocker y Peter Utz. Berlín: Suhrkamp, desde 2018.
  • Kritische Robert Walser-Ausgabe. Kritische Ausgabe sämtlicher Drucke und Manuskripte, ed. al cuidado de Wolfram Groddeck, Barbara von Reibnitz et al. Basilea y Frankfurt: Stroemfeld, Schwabe, 2008 y ss.
  • Aus dem Bleistiftgebiet, ed. al cuidado de Bernhard Echte y Werner Morlang, por encargo del Robert Walser-Archiv de la Fundación Carl Seelig. Zúrich y Frankfurt: Suhrkamp, 1985-2000 [6 volúmenes].
  • Briefe. Berner Ausgabe, ed. al cuidado de Peter Stocker y Bernhard Echte, con la colaboración de Peter Utz y Thomas Binder. Berlín: Suhrkamp, 2018 [tres volúmenes].
  • Sämtliche Werke in Einzelausgaben, ed. al cuidado de Jochen Greven. Zúrich y Frankfurt: Suhrkamp, 1985-1986 [20 volúmenes].

Traducciones al castellanoEditar

  • Jakob von Gunten, trad. de Juan García Hortelano y C[arlos] B[arral] Agesta. Barcelona: Barral, 1974. (Basada en la edición italiana de Adelphi.)
  • El ayudante, trad. de Juan José del Solar. Madrid: Alfaguara, 1982; Siruela, 2001.
  • Jakob von Gunten, trad. de Juan José del Solar. Madrid: Alfaguara, 1984; Siruela, 2000.
  • Los hermanos Tanner, trad. de Juan José del Solar. Madrid: Alfaguara, 1985; Siruela, 2003.
  • Vida de poeta, trad. de Juan José del Solar. Madrid: Alfaguara, 1990; Siruela, 2010.
  • El paseo, trad. de Carlos Fortea. Madrid: Siruela, 1996.
  • Poemas. Blancanieves, trad. de Carlos Ortega. Barcelona: Icaria, 1997.
  • Los cuadernos de Fritz Kocher, trad. de Violeta Pérez y Eduardo Gil Bera. Valencia: Pre-Textos, 1998.
  • Las composiciones de Fritz Kocher, trad. de Helena Graciela Cisneros. Buenos Aires: Eudeba, 1999.
  • Historias de amor, trad. de Juan de Sola. Madrid: Siruela, 2003.
  • El bandido, trad. de Juan de Sola. Madrid: Siruela, 2004.
  • Escrito a lápiz. Microgramas I (1924-1925), trad. de Juan de Sola. Madrid: Siruela, 2005.
  • La habitación del poeta. Prosas y poemas inéditos, trad. de Juan de Sola. Madrid: Siruela, 2005
  • Escrito a lápiz. Microgramas II (1926-1927), trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2006.
  • Escrito a lápiz. Microgramas III (1925-1932), trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2007.
  • Ante la pintura. Narraciones y poemas, trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2009.
  • Historias, trad. de Juan José del Solar. Madrid: Siruela, 2010.
  • Sueños. Prosa de la época de Biel, trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2012.
  • Diario de 1926, trad. de Juan de Sola. Segovia: La Uña Rota, 2013.
  • Desde la oficina, trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2016.
  • El pequeño zoológico, trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2017.
  • Lo mejor que sé decir sobre la música, trad. de Rosa Pilar Blanco. Madrid: Siruela, 2019.

Adaptaciones cinematográficas y musicalesEditar

  • Jakob von Gunten (1971). Dirección: Peter Lilienthal. Guión: Ror Wolf y Peter Lilienthal.
  • Der Gehülfe [El ayudante, 1975]. Dirección: Thomas Koerfer.
  • Der Vormund und sein Dichter [El tutor y su poeta, 1978]. Dirección y guión: Percy Adlon. (Adaptación libre del Paseos con Robert Walser, de Carl Seelig.)
  • Robert Walser (1974-1978). Dirección y guión: HHK Schoenherr.
  • Waldi [Bosquecillo, 1980]. Dirección y guión: Reinhard Kahn y Michael Leiner. (Adaptación de «Der Wald» [El bosque].)
  • Brentano (1995). Dirección: Romeo Castellucci.
  • Institute Benjamenta, or This Dream People Call Human Life [El Instituto Benjamenta o Este sueño que la gente llama vida humana, 1995]. Dirección y guión: Stephen Quay y Timothy Quay. (Adaptación libre de Jakob von Gunten.)
  • Schneewittchen [Blancanieves, 1998], ópera de Heinz Holliger.
  • Blanche Neige (1999), dirigida por Rudolph Straub, con música de Giovanna Marini.
  • Branca de Neve (2000). Dirección: João César Monteiro.[1]
  • Jakob von Gunten (2001). Dirección fílmica: Georg Bühren. Dirección escenica: Martin Jürgens. Guión: Martin Jürgens, Petra Moser y Andreas Ramstein.

ReferenciasEditar

  1. Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J.B. Metzler, 2018, p. 16.
  2. Peter von Matt, Die tintenblauen Eidgenossen. Über die literarische und politische Schweiz. Múnich; dtv, 2004, p. 214.
  3. Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J.B. Metzler, 2018, p. 17.
  4. Franziska Zihlmann, «Zeittafel», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J.B. Metzler, 2018, p. 7.
  5. Rudolf Käser, «Josef Vikor Widmann: Entdecker, Förderer, Rezensent», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J.B. Metzler, 2018, pp. 19-21.
  6. Kurt Ifkovits, «Der Kreis um Die Insel», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J.B. Metzler, 2018, pp. 21-24.
  7. Robert Walser, Briefe. Berner Ausgabe, ed. al cuidado de Peter Stocker y Bernhard Echte, vol. I. Berlín: Suhrkamp, 2018, p. 129 [carta 116].
  8. Max Brod, «Kafka liest Walser» [1948], en Katharina Kerr (ed.), Über Robert Walser, vol. I. Frankfurt: Suhrkamp, 1978, pp. 87-88.
  9. Bernhard Echte, «In Berlin», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J. B. Metzler, 2018, p. 27.
  10. Sobre las relaciones de Walser con el mundo editorial, véase Peter Stocker, «Literaturbetrieb, Verlage, Zeitschriften und Zeitungen», en Lucas Marco Gisi, Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J. B. Metzler, 2018, pp. 40-48.
  11. Franziska Zihlmann, «Zeittafel», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J. B. Metzler, 2018, pp. 9-10.
  12. Lucas Marco Gisi, «Bieler Zeit (1913-1921)», en Lucas Marco Gisi (ed.), Robert Walser-Handbuch. Stuttgart: J. B. Metzler, 2018, p. 141.
  13. Carl Seelig, Paseos con Robert Walser, varias veces.
  14. Sebald, El paseante solitario: en recuerdo de Robert Walser, Siruela (2007) ISBN 978-84-9841-107-2, que pertenece a su recopilación Logis in einem Landhaus, Hanser, 1998.

Enlaces externosEditar