Abrir menú principal

OrigenEditar

Las actuales Hermandades de Señoras y de Romeros de la Virgen de Gracia tienen sus antecedentes en la antigua “Cofradía de Nuestra Señora de Gracia de los Ermitaños”, fundada el 12 de septiembre de 1715 por Manuel Fernández, José González, Francisco Gutiérrez y Diego Miranda, residentes en el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial. La Cofradía toma por vocación el renombre de Nuestra Señora de Gracia, en alusión a la Ermita erigida en el Bosque de la Herrería, en el lugar llamado de los Ermitaños.

De esta Ermita existen testimonios que señalan que ya existía antes del año 1561, fecha en la que el Rey Felipe II ordena el inicio del proceso construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El escorial. La Ermita y todos sus bienes fue legada el año 1619 por el hermano Diego de San Jerónimo, que hasta entonces se había ocupado de la misma, al rey Felipe III, haciéndose por tanto cargo de ella la Comunidad de monjes jerónimos del Monasterio.

La función de esta Cofradía de Nuestra Señora de Gracia de los Ermitaños, era mantener el culto a la Virgen de Gracia, con misa cantada y procesión el día que la Iglesia celebra la festividad del Dulcísimo Nombre de María. Además, se obligaban a “procurar cera” para el entierro de los hermanos cofrades difuntos, excepto para los que pertenecieran a alguna orden religiosa.

Esta Cofradía, también conocida como de “los Ermitaños” tuvo una pujante evolución, que culmina el año 1722, fecha en la que acomete importantes obras de mejora y ampliación de la Ermita. Sin embargo, posteriormente entra en decadencia, de modo que el 7 de agosto de 1890, estando constituida únicamente por seis hermanos, adopta el Acuerdo en Junta General de suspender sus actividades. En esta fecha forman parte de la Cofradía: Sabas Herrero, José Antonio Cobo, Aquilino Mora, Víctor Cotillo, Fermín Rodríguez y Silva y Ventura Brea.

La Ermita fue abandonada y cayó en ruina. Sus restos aún pueden localizarse en la llamada Finca de Los Ermitaños. Este año 1890 se crea la Hermandad de Señoras de la Virgen de Gracia, que se hace cargo de la custodia de la imagen y del fomento del culto a la Virgen de Gracia.

El año 1946 se reconstituye la Hermandad de Romeros de la Virgen de Gracia, heredera de la mencionada “Cofradía de Nuestra Señora de Gracia de los Ermitaños”, cuya función estatutaria es cuidar y fomentar el culto y la devoción a la Virgen, bajo su advocación de Nuestra Señora de Gracia, y organizar la Romería que en su honor se celebra el segundo domingo de septiembre.

La Virgen y su ermitaEditar

La devoción a la Virgen de Gracia tiene su origen mucho antes de que Felipe II escogiera esta región para construir el Monasterio dedicado a San Lorenzo.

Cuenta la tradición que finalizada la reconquista de la comarca unos pastores hallaron la imagen en una cueva, en la parte alta de la Herrería, donde posteriormente se construyó una ermita para albergarla. Los restos de esta ermita aún pueden localizarse en la actual Finca de los Ermitaños (Bosque de la Herrería) En esa ermita había tres altares, el central estaba dedicado a Nuestra Señora de Gracia, la imagen tenía al Niño en brazos. Según los inventarios era una “imagen de bulto, de una vara de alto poco más o menos” tanto la Virgen como el Niño lucían coronas de plata. La Señora lucía en su mano derecha un cetro de bronce o hierro dorado, y la del Niño, por lo menos, desde 1645, unas avellanas de plata y una piedra preciosa engastada en plata.

A principios del siglo XIX (entre 1808 y 1809) la Imagen primitiva de la Virgen de Gracia fue trasladada a la Parroquia de San Lorenzo, que en aquellos momentos estaba en el actual Santuario de la calle Floridablanca.

De aquella imagen primitiva se conserva una reproducción en una antigua estampa, hallada por D. José Martín, perteneciente a una tirada de 500 ejemplares que se mandó imprimir por encargo de la Cofradía de Nuestra Señora de Gracia en 1.853, en la litografía de D. Antonio Ruiz. El dibujo de la Imagen de esta estampa fue realizado en 1.690 por fray Joan de Sanct Esteban, monje de la Comunidad Jerónima de San Lorenzo.

La imagen primitiva de la Virgen de Gracia fue quemada el año 1936. Para reparar esta terrible pérdida el año 1941 se encargó al escultor D. Mariano Benlliure una nueva talla, “que sea la reproducción más exacta de la anterior”. Esta nueva Imagen, realizada en un tiempo record, fue entronizada en la Parroquia de San Lorenzo el 7 de septiembre de 1941. La Virgen de Gracia fue proclamada Patrona del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial en el Pleno del Ayuntamiento celebrado el 30 de agosto de 1946, siendo renovada esta proclamación en año 1995, con motivo de la celebración del cincuenta aniversario de la Romería. La Imagen de la Virgen de Gracia se venera durante todo el año en su Santuario de la calle Floridablanca de San Lorenzo de El Escorial. El día de la Romería (segundo domingo de septiembre) la Imagen se traslada a su Ermita en el Bosque de la Herrería, regresando nuevamente por la noche a su Santuario.

La ermitaEditar

Situada en un Bosque de la Herrería, la actual Ermita de la Virgen de Gracia fue construida mediante suscripción popular, para sustituir a las que durante siglos habían albergado a la imagen y habían quedado destruidas por el paso del tiempo. El emplazamiento fue elegido por una Junta presidida por D. Teodosio Martínez Pardo, D. Carlos Sabau Bergamín, fundador de la Hermandad y Primer Romero Mayor, y el delegado del Patrimonio Nacional quien dio todas las facilidades para poder realizar la obra, tal y como ha seguido haciendo a lo largo de todos estos años. El proyecto inicial fue realizado por D. Joaquín Muro. La primera piedra se colocó el 15 de septiembre de 1946 y las obras finalizaron el 23 de agosto de 1947, siendo inaugurada por D. Teodosio Martínez Pardo, Párroco-Arcipreste de San Lorenzo de El Escorial y por el Alcalde de este Real Sitio, D. Salvador Almela, el 14 de septiembre de 1947.

La obra de cantería fue realizada por D. José Estevez; el constructor fue D. José Fernández Quejo; la carpintería fue realizada por D. Francisco Muñoz Agudo; la fontanería por D. Ciriaco Sánchez; la cerrajería por D. Antonio Ricote y la decoración interior por D. Alfredo del Moral. D. Antonio Cobos pintó un cuadro para el retablo, que actualmente se conserva en la sede de la Hermandad. La cubierta de pizarra procede de Bernardos. La piedra se extrajo de canteras situadas en el propio Bosque de la Herrería La campana de la espadaña fue fundida en los talleres de Constantino Linares, de Madrid. Pesa 30 kilos y lleva la inscripción “Teresa de Jesús”. Fue donada por la familia Gutiérrez de Terán. Se colocó en la madrugada del 14 de septiembre de 1947. Otras de las primeras donaciones fueron las siguientes: el altar de piedra, la familia Estévez, la veleta, el Semanario “Veleta”; los faroles exteriores, D, Antonio Ricote y la familia Cano, la cruz del campanario. Siendo Romero Mayor D. Ramón Ramírez Escribano se fue creando una red de caminos que dan vida al paraje. Se erigió la “Cruz de los Romeros” (1954), se ordenó la Plaza de la Ermita (1955) y se trasladó la Fuente a su emplazamiento actual.

En 1958, bajo la dirección del arquitecto D. Ramón Andrada, el constructor D. José Martín y el cantero D. José Estevez acondicionaron el porche de la Ermita, sustentado en columnas de una sola pieza. En 1963, este mismo arquitecto proyectó una importante reforma de la Ermita, añadiéndole el cuerpo posterior, abriendo las puertas laterales y modificando la ornamentación pétrea del exterior. Las obras fueron realizadas por el constructor D. Julio Muñoz Ontoria; la cantería fue ejecutada por D. Sotero Esteban, las puertas de hierro fueron realizadas por D. Ramón Millán. Se instaló una artística vidriera, obra de la casa Maumejean. Posteriormente, siendo Romero Mayor D. Gabriel Sabau Bergamín, según proyecto de D. Ramón Andrada, se acometió una importante remodelación interior de la Ermita, consistente en: apertura de dos ventanas laterales, que dan luz al altar, en las que se instalaron las correspondientes vidrieras, las rejas fueron donadas por D. Félix Millán; colocación de artesonado en el interior de la Ermita y puertas de la sacristía, obra de D. Santiago Garrido; revestimiento con piedra granítica del frente del retablo y el arco divisorio interior, realizado por D. José Estevez Rico.

La Imagen de la Virgen de Gracia que se venera en la Ermita fue bendecida por Su Santidad el Papa Juan Pablo II, siendo Romero Mayor D. Agustín Cebaríán Velasco. Además se colocaron bronces labrados obra de los hermanos Pascual, y seis altorrelieves de alabastro, obra de D. Antonio Pau, que representan: la Inmaculada Concepción y la Asunción de la Virgen (a ambos lados del retablo); la Natividad del Señor; la Adoración de los Reyes Magos; la Huida a Egipto de la Sagrada Familia y el Descendimiento de la Cruz. Siendo Romero Mayor D. Jaime Sabau Bergamín y gracias a la generosa ayuda de D. Matías Jiménez; y a las facilidades dadas por la Compañía Hidroeléctrica Española, se dotó de acometida eléctrica e iluminación el interior de la Ermita. Finalmente, en 2007 se han instalado una serie de bolardos, que con sus correspondientes cadenas de engarce delimitan la plazoleta de la Ermita. Han sido donados por el Delegado del Patrimonio Nacional en el Real Sitio, D. Pablo Larrea Villacián. Además se ha instalado un artístico artesonado de madera en el porche de la Ermita, donado por D. Agapito Fernandez-Quejo

Ofrenda floralEditar

El viernes anterior a la Romería las distintas peñas y asociaciones del pueblo realizan una ofrenda floral a la virgen. Tras la ofrenda se baila el rondón (baile de rueda típico de la provincia de Madrid y de otras zonas del centro de Castilla).

Día de la RomeríaEditar

La Jornada Romera se desarrolla en el Recinto Romero, espacio circundante a la Ermita de la Virgen de Gracia, en el Bosque de La Herrería de San Lorenzo de El Escorial, cedido para este fin por Patrimonio Nacional. Los actos del Día de la Romería (2º domingo de septiembre) propiamente dichos comienzan a las 5 de la mañana, con el lanzamiento de las “Bombas Reales” que despiertan a los sanlorentinos, anunciando el inicio del Gran Día Romero, llamándoles a concentrarse en la puerta del Santuario de Ntra. Sra. la Virgen de Gracia de la calle de Floridablanca.

Rosario de la AuroraEditar

A las 6 de la mañana, en el Santuario de la Virgen de Gracia la Hermandad de Señoras de la Virgen de Gracia hace entrega de la Imagen de la Virgen a la Hermandad de Romeros. Una vez solemnemente entronizada la Imagen de la Virgen en su Carreta se inicia el Rosario de la Aurora; trascurre desde el Santuario hasta la Ermita de La Herrería. A la llegada a la Ermita, y una vez instalada la Imagen de la Virgen en el altar, se celebra la Misa del Alba, aplicada por todos los Romeros fallecidos en el transcurso del año.

Cortejo RomeroEditar

A las 10 de la mañana, frente al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, se organiza el Cortejo Romero. Encabeza el Cortejo el Estandarte de la Hermandad de Romeros. A continuación el Grupo de Dulzaineros seguido por los miembros de las Juntas Directivas de las Hermandades de Romeros y Señoras, Autoridades e Invitados. Las Peñas Romeras, en las que se agrupa la práctica totalidad de los habitantes del pueblo y un gran número de visitantes, ataviados con el traje serrano tradicional desfilan en el Cortejo Romero con sus carretas adornadas especialmente para este día, y con las que participan en el Concurso de Carretas engalanadas, en el que se premia la devoción a la Virgen de Gracia, la tradición mariana, la originalidad, el costumbrismo o la recuperación de tradiciones populares.

Tradiciones RomerasEditar

Una vez que han llegado todas las Peñas con sus carretas al Recinto Romero tiene lugar en la Ermita la Misa Mayor, durante la cual se reparte el tradicional romero bendecido. A continuación tiene lugar la tradicional Subasta de Regalos generosamente cedidos por los comerciantes locales. Después de la comida, aproximadamente a las 17:30 horas, en las Tribunas instaladas en la explanada de la Ermita, los Dulzaineros de la Hermandad interpretan Jotas Serranas y el tradicional Rondón, al que se suman las Rondallas de las Peñas.

Vuelta a casaEditar

A su finalización (19:30 horas) se inicia el Cortejo de Regreso que acompaña a la Imagen de la Virgen en su vuelta hasta su Santuario en San Lorenzo de El Escorial. Todas las Peñas con sus carretas desfilan ante la Ermita. Las Autoridades hacen entrega de los Premios y Trofeos otorgados por el Jurado calificador. La carreta de la Virgen de Gracia es la última en salir del Recinto Romero, cerrando el Cortejo. Es escoltada por guardas del Patrimonio Nacional y miembros de la Junta Directiva de la Hermandad y Autoridades. A la entrada en San Lorenzo de El Escorial, bajo los Arcos de la Universidad, se canta la “Salve”, mientras la Imagen de la Virgen recibe una lluvia de pétalos de rosa.

Llegada al SantuarioEditar

Desde los Arcos de la Universidad hasta la puerta del Santuario tiene lugar una procesión en la que participan romeros y romeras de las distintas peñas. Al llegar al Santuario se canta y baila a la virgen y se da por terminada la Romería hasta el año siguiente.

Lunes siguienteEditar

El lunes siguiente (Fiesta Local), los Romeros acuden de nuevo a La Herrería para recoger y limpiar el Recinto Romero. La Ermita de la Virgen permanece abierta durante todo el día para venerar la imagen que la preside. Alrededor de las 18:00 horas, se baila de nuevo el Rondón. A su finalización, en la Ermita se entona una “Salve” de despedida con la ilusión puesta ya en la Romería del próximo año

Juntas DirectivasEditar

Las directivas se dividen en Hermandad de romeros de la Virgen de Gracia y Hermandad de señoras de la Virgen de Gracia. Estas juntas directivas se encargan de organizar la romería y de mantener y cuidar las instalaciones de la ermita y del santuario durante todo el año.

Hermandad de RomerosEditar

  • Consiliario

D. Juan Delgado Álvarez, Párroco-Arcipreste de San Lorenzo de El Escorial

  • Romero Mayor

D. José Ramón Luis-Yagüe Sánchez

  • Vice-Presidente Director Artístico de la Hermandad

D. Ángel Rodríguez Martín

  • Secretario

D. Miguel Ángel García Pacheco

  • Tesorero

D. Luis Fernando Arenaza García

  • Mayordomo

D. Santiago Fuentes Cea

  • Alcalde de la Romería

D. Ramón Mingo Viudes

  • Contador

D. Rafael Rodríguez-Berzosa Cortés

  • Vocales

-D. Carlos Agudo Garrido -D. Vicente Casas Cano -D. Eduardo Fernández Quejo -D. Juan Ramón Herrero Quijada -D. Víctor Muñoz Díez -D. Javier Muñumel Fernández -D. Juan José Romero Estrada -D. Gonzalo Sánchez Jiménez

  • Camarera de la Virgen de la Ermita

Dña. Petri Joven Barrios

Hermandad de SeñorasEditar

  • Consiliario

D. Juan Delgado Álvarez, Párroco-Arcipreste de San Lorenzo de El Escorial

  • Presidenta

Dña. Mª Dolores Gómez Martín

  • Vice-Presidenta

Dña. Mar Espelleta Campanario

  • Secretaria

Dña. Mª Teresa Barroso Morales

  • Tesorera

Dña. Mª Jesús Bermejo San Román

  • Camarera mayor

Dña. Isabel Díaz Gala

  • Camareras

-Dña. Carmina Martín García -Dña. Marta Cebrián Miguel-Romero -Dña. Rosa Mª Ruiz Tarazona -Dña. Isabel Díaz Gala

  • Vocales

-Dña. Mª Fe Preciados González -Dña. Ana María Arranz Bernaldo de Quirós -Dña. María Paz González Garcimartín -Dña. Paloma Andrada Pfeiffer -Dña. Mª del Carmen Álvarez Herrero

Himno a la Virgen de GraciaEditar

La letra del Himno a la Virgen de Gracia fue compuesta por Guillermo Fernández-Shaw y la música por el Maestro Francisco Alonso.

" Alégrense los montes y los valles, repiquen las campanas sin cesar, la Virgen de la Sierra nos bendice, con gracias de divina claridad.

¡Digamos su pureza inmaculada, cantemos alabanzas en su honor, y sean nuestros cantos mensajeros, de nuestra fervorosa admiración!

Virgen de Gracia, Virgen María, líbranos siempre de todo mal. Tiende tus brazos amparadores a quienes tiemblan de amor filial.

¡Virgen bendita, mira a tus plantas, a los que imploran tu bendición! Da a los que sufren tu fortaleza, prenda dorada de tu perdón.

El cielo por la noche es todo estrellas, el cielo por la noche es todo azul. Y siempre nos parece, Virgen Santa, el manto con que nos proteges Tú.

Si nubes nos ocultan ese manto, sabemos con amor pensar en él. La Virgen nos ampara si a los cielos miramos con los ojos de la fe.

Virgen de Gracia, Virgen María, danos piadosa tu bendición, el dulce premio de tus mercedes que purifican el corazón.

Danos la palma de tu alegría, con que cumplamos nuestro deber, la fe que alumbre nuestro camino con claridades de amanecer.

¡La luz que marque nuestro deber!

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar