Rosa Blanca

Rosa Blanca o la Rosa Blanca (en alemán, Weiße Rose) fue un grupo organizado en la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, que abogaba por la resistencia no-violenta contra el régimen. Se fundó en junio de 1942 y existió hasta febrero de 1943. Los miembros de la Rosa Blanca, todos ellos cristianos, redactaron, imprimieron y distribuyeron seis hojas en las que se animaba a la resistencia contra el nacionalsocialismo.[1][2]

Sophie y Hans Scholl en una estampilla conmemorativa de la Alemania Oriental, 1961.
Monumento en Múnich en recuerdo de la Rosa Blanca.

Personas vinculadasEditar

Los estudiantes de la Universidad de Munich constituyeron el núcleo de la Rosa Blanca: los hermanos Hans Scholl y Sophie Scholl, Alexander Schmorell, Willi Graf, Christoph Probst y Kurt Huber, un profesor de filosofía y musicología.

Estaban apoyados por otras personas, incluyendo: Traute Lafrenz, Katharina Schüddekopf, Lieselotte "Lilo" Ramdohr, Jürgen Wittenstein, Marie-Luise Jahn, Falk Harnack (posteriormente director de cine), Hubert Furtwängler, Wilhelm Geyer, el arquitecto Manfred Eickemeyer (en cuyo estudio se reunía el grupo), el librero Josef Söhngen (cuyos sótanos sirvieron como almacén para las hojas), Heinrich Guter, Heinrich Bollinger, Helmut Bauer, Harald Dohrn (suegro de Christoph Probs), Hans Conrad Leipelt, Gisela Schertling, Rudi Alt[3]​ y Wolfgang Jaeger.[4]​ La mayoría tenía unos veinte años. Wilhelm Geyer enseñó a Alexander Schmorell cómo hacer las plantillas de estaño usadas en las campañas con grafitis.Eugen Grimminger de Stuttgart fundó sus operaciones. Grimminger fue arrestado el 2 de marzo de 1943, sentenciado a diez años en una institución penal por alta traición por el "Tribunal del Pueblo" el 19 de abril de 1943 y estuvo apresado en la institución penal de Ludwigsburg hasta abril de 1945. Su mujer Jenny fue asesinada en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, probablemente el 2 de diciembre de 1943. La secretaria de Grimminger, Tilly Hahn, contribuyó con sus propios fondos a la causa, y actuó como enlace entre Grimminger y el grupo en Munich. Con frecuencia transportaba suministros como sobres, papel y una máquina duplicadora adicional desde Stuttgart a Munich. Además, un grupo de estudiantes en la ciudad de Ulm distribuyó un número de panfletos del grupo y fueron arrestados y juzgados. En este grupo estaban la amiga de la infancia de Sophie Scholl, Susanne Hirzel, su hermano adolescente Hans Hirzel y Franz Josef Müller.[5]

Contaron también con el apoyo de Heinz Brenner,[6]​ y el pintor Wilhelm Geyer, que alquiló el estudio de Eickemeyer y dio la llave a Hans Scholl.

HistoriaEditar

Alemania en 1942Editar

El sobreviviente de la Rosa Blanca, Jürgen Wittenstein, describió cómo era para los alemanes comunes vivir en la Alemania nazi:

El gobierno, o mejor dicho, el partido, controlaba todo: los medios de comunicación, las armas, la policía, las fuerzas armadas, el sistema judicial, las comunicaciones, los viajes, todos los niveles de educación desde el jardín de infancia hasta las universidades, todas las instituciones culturales y religiosas. El adoctrinamiento político comenzaba a una edad muy temprana, y continuaba por medio de las Juventudes Hitlerianas con el objetivo final de un control mental completo. Se exhortó a los niños en la escuela a denunciar incluso a sus propios padres por comentarios despectivos sobre Hitler o la ideología nazi.
George J. Wittenstein, M.D., "Memorias de la Rosa Blanca", 1979[7]

Las actividades de la Rosa Blanca empezaron en el otoño de 1942. Este fue un momento especialmente crítico para el régimen nazi: tras las victorias iniciales en la Segunda Guerra Mundial, la población alemana pasó a ser más consciente de las pérdidas y los daños de la guerra. En el verano de 1942, la Wehrmacht alemana se estaba preparando para una nueva campaña militar en el sur del Frente Oriental para retomar la iniciativa tras la anterior derrota cerca de Moscú. Esta ofensiva alemana fue inicialmente muy exitosa, pero se estancó en el otoño de 1942. En febrero de 1943, el Ejército Alemán se tuvo que enfrentar a una derrota mayor en la Batalla de Stalingrado. Durante este tiempo, los autores de los panfletos no pudieron ser descubiertos ni las autoridades nazis pudieron detener la campaña. Cuando Hans y Sophie Scholl fueron descubiertos y arrestados mientras distribuían folletos en la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich,[8]​ el régimen reaccionó brutalmente. Como el "Volksgerichtshof" no estaba sujeto a la ley, sino dirigido por la ideología nazi, sus acciones fueron declaradas ilegales en la Alemania de la posguerra. Por lo tanto, la ejecución de los miembros del grupo Rosa Blanca, entre muchas otras, se consideraron asesinatos judiciales.[9]

Trasfondo socialEditar

Todos los miembros del grupo central compartieron una formación académica como estudiantes en la Universidad de Múnich. Los hermanos Scholl, Christoph Probst, Willi Graf y Alexander Schmorell fueron criados por padres liberales, independientes y ricos. Alexander Schmorell nació en Rusia, y su primer idioma fue el ruso. Después de que él y Hans Scholl se hicieron amigos en la universidad, Alexander invitó a Hans a la casa de sus padres, donde Hans también conoció a Christoph Probst a principios de 1941. Alexander Schmorell y Christoph Probst ya habían sido amigos desde sus días escolares. Como el padre de Christoph se había divorciado y se había vuelto a casar con una esposa judía, los efectos de las leyes nazis de Núremberg y la ideología racial nazi tuvieron un impacto en las vidas de Christoph y Alexander desde el principio.[10]

El Movimiento Juvenil Alemán y las Juventudes HitlerianasEditar

Las ideas y pensamientos del Movimiento Juvenil Alemán, fundado en 1896, tuvieron un gran impacto en la juventud alemana a principios del siglo XX. El movimiento tenía como objetivo proporcionar espacio libre para desarrollar una vida saludable. Un rasgo común de las diversas organizaciones era un anhelo romántico por un estado prístino de las cosas y un retorno a las tradiciones culturales más antiguas, con un fuerte énfasis en el pensamiento independiente y no conformista. Propagaron un retorno a la naturaleza, la fraternidad y las expediciones en grupos. El Deutsche Jungenschaft vom 1.11.1929 (abreviado como "dj1.11.") fue parte de este movimiento juvenil, fundado por Eberhard Koebel en 1929. Christoph Probst era miembro del Movimiento Juvenil Alemán, y Willi Graf era miembro de Neudeutschland ( "Nueva Alemania"), y el Grauer Orden ("Convento Gris"), que eran organizaciones juveniles católicas ilegales.[11]

Las organizaciones juveniles del Partido Nazi se hicieron cargo de algunos de los elementos del Movimiento Juvenil e involucraron a sus miembros en actividades similares a las expediciones de los Boy Scouts, pero también los sometieron a adoctrinamiento ideológico. Algunos, pero no todos, los miembros de la Rosa Blanca se habían unido con entusiasmo a las organizaciones juveniles del partido nazi: Hans Scholl se había unido a las Juventudes Hitlerianas, y Sophie Scholl era miembro del Bund Deutscher Mädel. La membresía en ambas organizaciones juveniles era obligatoria para los alemanes jóvenes, aunque algunos, como Willi Graf, Otl Aicher y Heinz Brenner, se negaron a unirse. La hermana de Sophie y Hans, Inge Scholl, informó sobre el entusiasmo inicial de los jóvenes por la organización juvenil nazi, para consternación de sus padres:[10]

Pero había algo más que nos atrajo con un poder misterioso y nos arrastró: las filas cerradas de jóvenes marchando con estandartes ondeando, los ojos fijos al frente, manteniendo el tiempo para tocar el tambor y la canción. ¿No era este sentido de compañerismo abrumador? ¿No es sorprendente que todos nosotros, Hans, Sophie y los demás, nos hayamos unido a las Juventudes Hitlerianas? Entramos en él con cuerpo y alma, y ​​no podíamos entender por qué nuestro padre no lo aprobaba, por qué no estaba feliz y orgulloso. Por el contrario, estaba bastante disgustado con nosotros.

Las organizaciones juveniles distintas a las dirigidas por el partido nazi fueron disueltas y prohibidas oficialmente en 1936. Tanto Hans Scholl como Willi Graf fueron arrestados en 1937-1938 debido a su membresía en organizaciones prohibidas del Movimiento Juvenil. Hans Scholl se había unido al Deutsche Jungenschaft 1. 11. en 1934, cuando él y otros miembros de la Juventudes Hitlerianas en Ulm consideraban que la membresía en este grupo y las Juventudes Hitlerianas eran compatibles. Hans Scholl también fue acusado de transgredir la ley alemana contra la homosexualidad, debido a una relación entre adolescentes del mismo sexo que se remontaba a 1934-1935, cuando Hans tenía solo 16 años. Esto ha sido estudiado en la obra de Eckard Holler, un sociólogo especializado en el Movimiento Juvenil Alemán,[12]​ así como en las transcripciones de interrogatorios de la Gestapo de arrestos de 1937–38 y con argumentos del historiador George Mosse sobre los aspectos homoeróticos del Movimiento Juvenil "Bündische Jugend" alemán.[13]​ Como Mosse indicó, los vínculos románticos idealizados entre los jóvenes varones no eran infrecuentes en Alemania, especialmente entre los miembros de las asociaciones "Bündische Jugend". Se argumentó que la experiencia de ser perseguido podía haber llevado a Hans y Sophie a identificarse con las víctimas del estado nazi, proporcionando otra explicación de por qué Hans y Sophie Scholl pasaron de ser líderes ardientes de las Juventudes Hitlerianas a ser apasionados opositores del régimen nazi.[14]

ReligiónEditar

El grupo de la Rosa Blanca estaba motivado por consideraciones éticas, morales y religiosas. Apoyaron y acogieron a personas con todo tipo de antecedentes, y no dependía de la raza, el sexo, la religión o la edad. Willi Graf y Katharina Schüddekopf eran católicos devotos. Alexander Schmorell era un cristiano ortodoxo. Traute Lafrenz se adhirió a los conceptos de antroposofía, mientras que Eugen Grimminger se consideraba budista. Christoph Probst fue bautizado católico poco antes de su ejecución. Su padre Hermann era nominalmente católico, pero también un erudito privado del pensamiento y la sabiduría orientales. En sus diarios y cartas a sus amigos, ambos hermanos Scholl escribieron sobre su lectura de eruditos cristianos, entre ellos las Confesiones de san Agustín de Hipona[15]​ y Etienne Gilson, discutieron sobre su obra acerca de la filosofía medieval entre otras obras filosóficas dentro de su red de amigos.[10]​ Los Scholls leyeron sermones de John Henry Newman, y Sophie le dio dos volúmenes de sermones de Newman a su novio, Fritz Hartnagel, cuando fue asignado al Frente Oriental; él le escribió: "Sabemos por quién somos creados, y que tenemos una relación de obligación moral con nuestro creador. La conciencia nos da la capacidad de distinguir entre el bien y el mal". Esta es una paráfrasis del sermón de Newman «El testimonio de la conciencia».[16]

Sirva de ejemplo esta anotación del diario de Sophie Scholl, del 12 de febrero de 1942:[cita requerida]

Cuando miro a los hombres a mi alrededor, y también a mí misma, siento un enorme respeto ante las personas, pues a causa de ellas Dios ha descendido. Por otra parte es lo que menos entiendo. Sí, lo que menos entiendo de Dios es su amor.
Señor, necesito rezar, rogar.
¡Sí! Tendríamos que tener siempre presente cuando nos interrelacionamos que Dios se hizo Hombre por nosotros.

Mentores y referentesEditar

En 1941, Hans Scholl leyó una copia de un sermón de un crítico del régimen nazi, el obispo católico August von Galen, denunciando la política de eutanasia expresada en la Action T4 (y que se extendió ese mismo año a los campos de concentración nazis con la Action 14f13)[17]​ con la que los nazis protegerían la genética alemana.[18]​ Horrorizada por las políticas nazis, Sophie obtuvo permiso para reimprimir el sermón y distribuirlo en la Universidad de Munich como el primer folleto del grupo antes de su organización formal.[18]

En 1940, Otl Aicher conoció a Carl Muth, el fundador de la revista católica «Hochland». Otl presentó a Hans Scholl a Muth en 1941.[19]​ En sus cartas a Muth, Hans escribió sobre su creciente atracción por la fe cristiana católica.[20]​ Both Hans y Sophie Scholl estaban influenciados por Carl Muth, a quien describían como profundamente religioso y opuesto al nazismo. Llamó la atención de los hermanos Scholl sobre la persecución de los judíos, que consideraba pecaminosa y anticristiana.[21]​ç

Sophie Scholl y Willi Graf asistieron a algunas de las conferencias de Kurt Huber en la Universidad de Múnich. Kurt Huber era conocido entre sus estudiantes por las insinuaciones políticas que solía incluir en sus conferencias universitarias, por las cuales criticaba la ideología nazi al hablar de filósofos clásicos como Gottfried Wilhelm Leibniz. Él conoció a Hans Scholl por primera vez en junio de 1942, fue admitido en las actividades de la Rosa Blanca el 17 de diciembre de 1942,[22]​ y se convirtió en su mentor y el autor principal del sexto panfleto.

Experiencia en el Frente Oriental en la Segunda Guerra MundialEditar

Hans Scholl, Alexander Schmorell, Christoph Probst y Willi Graf eran estudiantes de medicina. Sus estudios fueron interrumpidos regularmente por términos de servicio obligatorio como estudiantes soldados en el cuerpo médico de la Wehrmacht en el Frente Oriental. Su experiencia durante este tiempo tuvo un gran impacto en su pensamiento, y también motivó su resistencia, ya que condujo a su desilusión con el régimen nazi.[23]

Alexander Schmorell, quien nació en Orenburg y fue criado por enfermeras rusas, hablaba perfectamente ruso, lo que le permitió tener contacto directo y comunicación con la población rusa local y su difícil situación. Esto fue invaluable durante su tiempo allí, y pudo transmitir a sus compañeros miembros de la Rosa Blanca lo que no entendieron ni escucharon otros alemanes procedentes del Frente Oriental.[10]

En el verano de 1942, varios miembros de la Rosa Blanca tuvieron que servir durante tres meses en el frente ruso junto con muchos otros estudiantes de medicina varones de la Universidad de Múnich. Allí, observaron los horrores de la guerra, vieron palizas y otros malos tratos a los judíos por parte de los alemanes, y escucharon sobre la persecución de los judíos de fuentes confiables.[24]​ Algunos presenciaron las atrocidades de la guerra en el campo de batalla y contra las poblaciones civiles en el este. En una carta a su hermana Anneliese, Willi Graf escribió: "Ojalá me hubiera ahorrado la visión de todo lo que tuve que presenciar".[25]​ Poco a poco, el desapego dio paso a la convicción de que había que hacer algo. No era suficiente mantener las creencias propias y los estándares éticos, sino que había llegado el momento de actuar.[7]

Origen del nombreEditar

Bajo el interrogatorio de la Gestapo, Hans Scholl dio varias explicaciones sobre el origen del nombre "La rosa blanca", y sugirió que pudo haberlo elegido mientras estaba bajo la influencia emocional de un poema del siglo XIX con el mismo nombre del poeta alemán Clemens Brentano. También se especuló que el nombre podría haber sido tomado del poeta cubano, del verso de José Martí "Cultivo una rosa blanca" (Versos Sencillos) o de una novela alemana «La rosa blanca», escrita por B. Traven, el autor alemán de «El tesoro de la Sierra Madre». Hans Scholl y Alex Schmorell habían leído esta novela. También escribieron que el símbolo de la rosa blanca tenía la intención de representar la pureza y la inocencia frente al mal.[26]

Se ha argumentado que la respuesta de Hans Scholl a la Gestapo fue intencionalmente engañosa para proteger a Josef Söhngen, el librero antinazi que había brindado a los miembros de la Rosa Blanca un lugar seguro de reunión para el intercambio de información y recibir contribuciones financieras ocasionales. Söhngen guardaba un grupo de libros prohibidos escondidos en su tienda, y también había escondido los folletos cuando habían sido impresos.[14]

Acciones: los panfletos y los grafitisEditar

Después de sus experiencias en el Frente Oriental, habiendo aprendido sobre los asesinatos en masa en Polonia y Rusia, Hans Scholl and Alexander Schmorell se sintieron compelidos a actuar. De finales de junio hasta mediados de julio de 1942, escribieron los primeros cuatro panfletos. Citando ampliamente la Biblia, Aristóteles y Novales, así como a Goethe y a Schiller, los poetas icónicos de la burguesía alemana, apelaron a lo que ellos consideraban la intelligentsia alemana, creyendo que esas personas podrían ser fácilmente convencidas por los mismos argumentos que también motivaron a aquellos autores. Estos panfletos fueron dejados en listines telefónicos en cabinas telefónicas públicas, enviados por correo a profesores y estudiantes y enviados por correo a otras universidades para su distribución.[7]​ Del 23 de julio al 30 de octubre de 1942, Graf, Scholl y Schmorell sirvieron nuevamente en el frente ruso, y las actividades cesaron hasta su regreso. En otoño de 1942, Sophie Scholl descubrió que su hermano Hans era uno de los autores de los panfletos y se unió al grupo. Poco después, se unió Willi Graf, y para fines de diciembre de 1942, Kurt Huber se convirtió en miembro de la Rosa Blanca.[10]

En enero de 1943, el quinto folleto, "¡Llamamiento a todos los alemanes!" (Aufruf an alle Deutsche!) se imprimió en una cantidad de entre 6,000 y 9,000 copias, usando una máquina duplicadora manual. Fue llevado a otras ciudades alemanas entre el 27 y el 29 de enero de 1943 por los miembros y simpatizantes del grupo a muchas ciudades, y luego se envió por correo desde allí. Las copias aparecieron en Saarbrücken, Stuttgart, Colonia, Viena, Friburgo, Chemnitz, Hamburgo, Innsbruck y Berlín. Sophie Scholl declaró durante su interrogatorio de la Gestapo que desde el verano de 1942 en adelante, el objetivo de la Rosa Blanca era dirigirse a un rango más amplio de la población. En consecuencia, en el quinto folleto, el nombre del grupo fue cambiado de Rosa Blanca a "Movimiento de Resistencia Alemán", y también el estilo de escritura se volvió más polémico y menos intelectual.[27]​ Los estudiantes se habían convencido durante su servicio militar de que la guerra se había perdido: "Hitler no puede ganar la guerra, solo puede prolongarla". Apelaron a renunciar al "subhumanismo nacionalsocialista", al imperialismo y al militarismo prusiano "para siempre". Se instó al lector a "¡Apoyar el movimiento de resistencia!" en la lucha por "la libertad de expresión, la libertad de religión y la protección del ciudadano individual de la acción arbitraria de los estados dictadores criminales". Estos fueron los principios que formarían "los cimientos de una nueva Europa".

A finales de enero de 1943, la Batalla de Stalingrado terminó con la capitulación la pérdida casi total del Sexto Ejército de la Wehrmacht. En Stalingrado, la Segunda Guerra Mundial dio un giro decisivo, inspirando a los movimientos de resistencia de los países europeos ocupados entonces ocupados por Alemania. También tuvo un efecto devastador en la moral alemana. El 13 de enero de 1943, tuvo lugar una revuelta estudiantil en la Universidad de Múnich después de un discurso del Gauleiter nazi para Múnich y la Alta Baviera, en el cual denunció a los estudantes varones por no servir en el ejército en las SS-Totenkopfverbände e hizo referencias obscenas a las estudiantes mujeres. Estos eventos alentaron a los miembros de la Rosa Blanca. Cuando se anunció oficialmente la derrota en Stalingrado, enviaron su sexto y último panfleto. El tono de este, escrito por Kurt Huber y revisado por Hans Scholl y Alexander Schmorell, fue más patriótico. Estaba encabezado por "¡Compañeros estudiantes!, ¡Compañeros estudiantes!" (el ahora icónico "Kommilitoninnen! Kommilitonen!") y anunciaba que el "día del juicio final" había llegado para "el tirano más despreciable que nuestra gente haya sufrido". "¡Los muertos de Stalingrado nos conjuran!".[28]

Los días 3, 8 y 15 de febrero de 1943, Alexander Schmorell, Hans Scholl y Willi Graf usaron plantillas de estaño para escribir lemas como "Abajo con Hitler" y "Libertad" en las paredes de la universidad y otros edificios en Múnich.[10]

¿No es cierto que todos los alemanes honestos se avergüenzan de su gobierno en estos días? ¿Quién de nosotros tiene alguna idea de las dimensiones de la vergüenza que nos sobrevendrá a nosotros y a nuestros hijos cuando un día se nos caiga el velo y los más horribles de los crímenes, crímenes que superan infinitamente cada medida humana, lleguen a la luz del día?
Primer panfleto de la Rosa Blanca
Desde la conquista de Polonia, 300,000 judíos han sido asesinados en este país de la manera más bestial ... El pueblo alemán duerme en un sueño aburrido y estúpido y alienta a los criminales fascistas. Cada uno quiere ser exonerado de culpa, cada uno continúa su camino con la conciencia más plácida y tranquila. Pero no puede ser exonerado; ¡él es culpable, culpable, culpable!
Segundo panfleto de la Rosa Blanca.
¿Por qué permites que estos hombres que están en el poder te roben paso a paso, abiertamente y en secreto, un dominio de tus derechos tras otro, hasta que un día no quede nada más que un sistema de estado mecanizado presidido por criminales y borrachos? ¿Tu espíritu ya está tan aplastado por el abuso que olvida que es su derecho, o más bien, su deber moral, eliminar este sistema?
Tercer panfleto de la Rosa Blanca

Captura, Gestapo, interrogatorio y juicioEditar

El 18 de febrero de 1943, los Scholls llevaron una maleta llena de folletos al edificio principal de la universidad. Apresuradamente arrojaron pilas de copias en los pasillos vacíos para que los estudiantes las encontraran cuando salieron de las salas de conferencias. Antes de que terminaran las conferencias, los Scholls notaron que había algunas copias sobrantes en la maleta y decidieron distribuirlas. Sophie arrojó los últimos folletos restantes desde el piso superior hacia el atrio. Esta acción espontánea fue observada por el hombre de mantenimiento de la universidad, Jakob Schmid.[29]​ Hans y Sophie Scholl fueron puestos bajo custodia de la Gestapo. Un borrador de un séptimo folleto, escrito por Christoph Probst, fue encontrado en posesión de Hans Scholl en el momento de su arresto por la Gestapo. Mientras Sophie Scholl se deshizo de las pruebas incriminatorias antes de ser detenido, Hans intentó destruir el borrador del último folleto desgarrándolo e intentando tragárselo. Sin embargo, la Gestapo recuperó lo suficiente y pudo comparar la escritura a mano con otros escritos de Probst, que encontraron cuando registraron el apartamento de Hans.[30]​ El principal interrogador de la Gestapo fue Robert Mohr, quien inicialmente pensó que Sophie era inocente. Sin embargo, después de que Hans hubiera confesado, Sophie asumió la responsabilidad total en un intento de proteger a otros miembros de la Rosa Blanca.

Los Scholls y Probst estaban programados para ser juzgados ante el Volksgerichtshof, el "Tribunal Popular" nazi infame por sus juicios políticos injustos, que la mayoría de las veces terminaron con una sentencia de muerte, el 22 de febrero de 1943. Fueron declarados culpables de traición. Roland Freisler, juez principal del tribunal, los condenó a muerte. Los tres fueron ejecutados el mismo día por guillotina en la prisión de Stadelheim. Los tres se destacaron por el coraje con el que enfrentaron sus muertes, particularmente Sophie, que se mantuvo firme a pesar de los intensos interrogatorios y la intimidación de Freisler durante el juicio. Ella respondió: "Sabes tan bien como nosotros que la guerra está perdida. ¿Por qué eres tan cobarde que no lo admitirás?".[31]​ Antes de ser ejecutado Hans gritó: "¡Viva la libertad!".[10]

Willi Graf ya había sido arrestado el 18 de febrero de 1943; En sus interrogatorios, que continuaron hasta su ejecución en octubre de 1943, cubrió con éxito a otros miembros del grupo. Alexander Schmorell fue reconocido, denunciado y arrestado el 24 de febrero de 1943, luego de su regreso a Munich tras un intento fallido de viajar a Suiza. Kurt Huber fue detenido el 26 de febrero, y solo entonces la Gestapo se enteró de su papel dentro del grupo de la Rosa Blanca.[10]

El segundo juicio de la Rosa Blanca tuvo lugar el 19 de abril de 1943. Fueron juzgados Hans Hirzel, Susanne Hirzel, Franz Josef Müller, Heinrich Guter, Eugen Grimminger, Heinrich Bollinger, Helmut Bauer y Falk Harnack. En el último minuto, el fiscal agregó a Traute Lafrenz, Gisela Schertling y Katharina Schüddekopf.[4]​ Willi Graf, Kurt Huber y Alexander Schmorell fueron condenados a muerte. Otros once fueron condenados a prisión, y Falk Harnack fue absuelto de las acusaciones. Schmorell y Huber fueron ejecutados el 13 de julio de 1943. Willi Graf fue interrogado nuevamente, pero logró cubrir a su amigo Willi Bollinger, y finalmente fue ejecutado el 12 de octubre de 1943. El 29 de enero de 1945, fue ejecutado Hans Konrad Leipelt. Había sido enviado desde la Universidad de Hamburgo en 1940 debido a su ascendencia judía, y había copiado y distribuido los panfletos de la Rosa Blanca junto con su novia Marie-Luise Jahn. Los panfletos entonces se titulaban «Y su espíritu sigue vivo».[32]

El tercer juicio de Rosa Blanca estaba programado para el 20 de abril de 1943, el cumpleaños de Hitler, que era un día festivo en la Alemania nazi. El juez Freisler tenía la intención de emitir sentencias de muerte contra Wilhelm Geyer, Harald Dohrn, Josef Söhngen y Manfred Eickemeyer. Debido a que no quería emitir demasiadas sentencias de muerte en un solo juicio, quería posponer el juicio hasta el día siguiente. Sin embargo, la evidencia en su contra se perdió, y el juicio finalmente tuvo lugar el 13 de julio de 1943. En ese juicio, Gisela Schertling, que había traicionado a la mayoría de los amigos, incluso miembros marginales como Gerhard Feuerle, cambió de opinión y se retractó de su testimonio en contra todos ellos. Como Freisler no presidió el tercer juicio, el juez absolvió por falta de pruebas a todos menos a Söhngen, quien fue sentenciado a seis meses de prisión. Después de su absolución el 19 de abril, Traute Lafrenz fue arrestada nuevamente. Ella pasó el último año de la guerra en prisión. Los juicios se pospusieron y se trasladaron a diferentes lugares debido a los ataques aéreos aliados. Su juicio finalmente se fijó para abril de 1945, después de lo cual probablemente habría sido ejecutada. Sin embargo, tres días antes del juicio, los Aliados liberaron la ciudad donde estaba prisionera, salvando así su vida.

Reacciones en Alemania y en el extranjero durante la Segunda Guerra MundialEditar

Las esperanzas de los miembros de la Rosa Blanca de que la derrota en Stalingrado incitaría a la oposición alemana contra el régimen nazi y su guerra no se hizo realidad. Por el contrario, la propaganda nazi usó la derrota para llamar al pueblo alemán a abrazar la "Guerra Total". Casualmente, el 18 de febrero de 1943, el mismo día que vio los arrestos de Sophie y Hans Scholl y Christoph Probst, el ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels pronunció su discurso en el Sportpalast, y su audiencia lo aplaudió con entusiasmo.

Poco después del arresto de los hermanos Scholl y Christoph Probst, los periódicos publicaron boletines de búsqueda de Alexander Schmorell. El 22 de febrero de 1943, los estudiantes de Munich se reunieron y protestaron oficialmente contra los "traidores" que habían salido de sus filas. La jurisdicción nazi y de la Gestapo documentó en sus archivos su visión de los miembros de la Rosa Blanca como "traidores y derrotistas". El 23 de febrero, el periódico oficial del partido nazi, Völkischer Beobachter, y los periódicos locales en Munich[33]​ informaron brevemente sobre la captura y ejecución de algunos "delincuentes degenerados".[34]​ Sin embargo, la red de amigos y simpatizantes demostró ser demasiado grande, por lo que los rumores sobre la Rosa Blanca no pudieron ser reprimidos por los funcionarios alemanes nazis. Otros enjuiciamientos tuvieron lugar hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, y los periódicos alemanes continuaron informando, principalmente en breves notas, de que más personas habían sido arrestadas y castigadas. El 15 de marzo de 1943, un informe del Sicherheitsdienst del Schutzstaffel declaró que los rumores sobre los panfletos extendieron "considerable malestar" entre la población alemana. El informe expresó particular preocupación por el hecho de que los buscadores no entregaban panfletos a las autoridades nazis tan pronto como solían hacerlo en el pasado.[35]

El 18 de abril de 1943, el «New York Times» mencionó la oposición estudiantil en Múnich.[36]​ The paper also published articles on the first White Rose trials on 29 March 1943 and 25 April 1943.[37]

El 27 de junio de 1943 el Premio Nóbel de Literatura Thomas Mann, en su programa mensual anti-nazi de la BBC dijo que la audiencia alemana elogiaba mucho el coraje de los miembros de la Rosa Blanca. La propaganda del ejército soviético emitió un panfleto, erróneamente atribuido por investigadores posteriores al Comité Nacional para una Alemania Libre, en honor a la lucha de la Rosa Blanca por la libertad.[38]

El texto del sexto panfleto de la Rosa Blanca fue enviado de contrabando fuera de Alemania a través de Escandinavia hasta el Reino Unido por el abogado alemán del Círculo de Kreisau, Helmuth James Graf von Moltke. En julio de 1943 los aliados lanzaron copias sobre Alemania desde sus aviones, con el título «El manifiesto de los estudiantes de Múnich».[39]​ Así, las actividades de la Rosa Blanca se hicieron ampliamente conocidas en la Segunda Guerra Mundial en Alemania, pero, al igual que otros intentos de resistencia, no provocaron ninguna oposición activa contra el régimen totalitario dentro de la población alemana.

Investigación históricaEditar

Durante muchos años, las principales fuentes de investigación se limitaron a las proporcionadas por los miembros de White Rose y sus partidarios. Estos incluyeron el libro conmemorativo de 1952 de Inge Scholl "La rosa blanca",[40]​, copias sobrevivientes de los panfletos, cartas y diarios de Sophie y Hans Scholl[41]​ y Willi Graf,[42]​ y otras personas con conocimiento directo de las actividades del grupo.[7][43]​ Con el fin del comunismo en la Unión Soviética y la República Democrática Alemana a principios de la década de 1990, los protocolos de interrogatorio de la Gestapo y otros documentos de las autoridades nazis se hicieron públicos. Los protocolos de interrogatorio formaban parte de los documentos del Volksgerichtshof, y fueron confiscados por el Ejército Rojo soviético y llevados a Moscú. Aquí, se mantuvieron en secreto en un archivo especial. Después de la fundación de la República Democrática Alemana, la mayor parte de los documentos nazis fueron entregados al gobierno de Alemania Oriental, excepto los documentos relacionados con Alexander Schmorell, quien nació en Rusia. Los documentos fueron distribuidos entre el Archivo Central del Partido Comunista de la Unidad Socialista de Alemania y el archivo del Ministerio de Seguridad del Estado. Con la reunificación alemana, los documentos fueron transferidos al Archivo Federal de Alemania en Berlín, y finalmente publicados. Los documentos relativos a Alexander Schmorell aún permanecen en el Archivo Militar Estatal de Rusia, pero se han transcrito y publicado por completo en una edición alemana/rusa.[44]

Legado y homenajesEditar

Con la caída de la Alemania nazi, la Rosa Blanca llegó a representar la oposición a la tiranía en la psique alemana y fue elogiada por actuar sin interés en el poder personal o el engrandecimiento personal. Su historia se hizo tan conocida que el compositor Carl Orff afirmó (falsamente por algunos relatos)[45][46][47]​ a sus interrogadores aliados que fue miembro fundador de la Rosa Blanca y fue liberado. Conocía personalmente a Huber, pero no hay evidencia de que Orff haya estado involucrado en el movimiento.

El 5 de febrero de 2012 Alexander Schmorell fue canonizado como Nuevo Mártir por la Iglesia Ortodoxa Oriental.

La plaza donde se encuentra la sala central de Universidad de Munich ha sido nombrada "Geschwister-Scholl-Platz" en honor a Hans y Sophie Scholl; la plaza de enfrente es "Profesor-Huber-Platz". Junto a la universidad hay dos grandes fuentes, una a cada lado del la avenida Ludwigstrasse. La fuente frente a la universidad está dedicada a Hans y Sophie Scholl. La otra, al otro lado de la calle, está dedicada al profesor Huber. Muchas escuelas, calles y otros lugares en Alemania tienen nombres de los miembros de la Rosa Blanca.

En la ciudad de Hamburgo, en la que hubo una importante célula de la Rosa Blanca, llamada también la Rosa Blanca de Hamburgo, existe en su honor una calle, la Geschwister Scholl Straße, en la que se encuentra una antigua celda de castigo.

Uno de los principales premios literarios de Alemania se llama Geschwister-Scholl-Preis (el premio "Scholl Siblings"). Del mismo modo, el asteroide 7571 Weisse Rose lleva el nombre del grupo.

Cine y músicaEditar

Las actividades del grupo han sido tema de dos películas alemanas: Die weiße Rose, de 1982, dirigida por Michael Verhoeven, y distribuida en los Estados Unidos (subtitulada) como The White Rose, y Sophie Scholl - Die letzten Tage, del 2005, dirigida por Marc Rothemund.

También ha dado pie a una ópera, Weiße Rose, de Udo Zimmermann, escenas para dos cantantes y conjunto instrumental, basadas en textos de Wolfgang Willaschek. Otras piezas musicales han sido «In memoriam: die Weisse Rose» de Hans Werner Henze y la ópera «Kommilitonen!» de Peter Maxwell Davies, y una pieza de órgano de 2017 de Carlotta Ferrari.[48]

En 1997, el grupo francés de dark ambient Les joyaux de la princesse publicó, en colaboración con Regard Extrême, el ya clásico en el género: "Die Weiße Rose".

Les han sido dedicadas dos canciones: Die weiße Rose, de Konstantin Wecker, y The White Rose, de los Maniacs.

Además, Mr. Robot, la serie de televisión estadounidense creada por Sam Esmail, nombra de esta manera uno de los personajes recurrentes de la primera temporada.

ReferenciasEditar

  1. «Los jóvenes alemanes que intentaron derrocar a Hitler»
  2. Artículo sobre la Rosa Blanca de Erin Blakemore en Smithsonianmag.com (Consultado 24 de febrero de 2017) (en inglés)
  3. The Newsletter of the Center for White Rose Studies: Roses at Noon. Archivado el 21 de mayo de 2013 en la Wayback Machine. 17 de diciembre de 2011
  4. a b Marcuse, Harold. «George Wittenstein biography and links». Archivado desde el original el 24 de mayo de 2013. 
  5. «Wittenstein, George (Jurgen), M.D., Memories of the White Rose (Part 4, Trial and Aftermath)». Archivado desde el original el 4 de agosto de 2013. Consultado el 1 de febrero de 2020. 
  6. Miriam Gebhardt (2017). Die Weiße Rose: Wie aus ganz normalen Deutschen Widerstandskämpfer wurden. Deutsche Verlags-Anstalt. ISBN 9783421047304. 
  7. a b c d «Wittenstein, George J., M.D., "Memories of the White Rose" (Part 1, Introduction and Background), 1979». Archivado desde el original el 6 de agosto de 2003. Consultado el 1 de febrero de 2020. 
  8. «1942/43: The White Rose Resistance Group». Archivado desde el original el 19 de octubre de 2017. 
  9. German Bundestag, 10th Term of Office, 118. plenary session. Bonn, Friday, 25 January 1985. Protocol, p. 8762: "The Volksgerichtshof was an instrument of state-sanctioned terror, which served one single purpose, which was the destruction of political opponents. Behind a juridical facade, state-sanctioned murder was committed." PDF Archivado el 3 de junio de 2016 en la Wayback Machine., consultado el 3 de mayo de 2016
  10. a b c d e f g h Inge Scholl: The White Rose: Munich, 1942–1943. 2nd ed., originally published as "Students Against Tyranny". Transl. from the German Edition by Arthur R. Schulz. ISBN 978-0819560865, p. 6
  11. «The White Rose Revolt & Resistance www.HolocaustResearchProject.org». Archivado desde el original el 23 de mayo de 2016. 
  12. Eckard Holler, "Hans Scholl zwischen Hitlerjugend und dj.1.11 – Die Ulmer Trabanten", Puls 22, Verlag der Jugendbewegung, Stuttgart, 1999
  13. Mosse, George, Nationalism and Sexuality, University of Wisconsin Press, 1985. ISBN 978-0299118945.
  14. a b Jud Newborn, "Solving Mysteries: The Secret of 'The White Rose'," 2006 «Judnewborn.com». Archivado desde el original el 13 de julio de 2011.  (267 KB)
  15. Scholl, Hans, and Sophia Scholl. At the Heart of the White Rose: Letters and Diaries of Hans and Sophie Scholl. Ed. Inge Jens. Trans. Maxwell Brownjohn. New York: Harper & Row, 1987, p. 103
  16. George Weigel, "Learning from the White Rose", First Things, 3.14.18, «Archived copy». Archivado desde el original el 27 de marzo de 2018. Consultado el 27 de marzo de 2018. .
  17. Lifton, Robert Jay (1986). The Nazi Doctors: Medical Killing and the Psychology of Genocide. Basic Books. ISBN 978-0465049059. p. 135.
  18. a b The White Rose (enlace roto disponible en este archivo). Shoah Education Project Web
  19. Inge Scholl: The White Rose: Munich, 1942–1943. 2nd ed., originally published as Students Against Tyranny. Transl. from the German edition by Arthur R. Schulz. ISBN 978-0819560865. p. 30.
  20. Scholl, Hans, and Sophia Scholl. At the Heart of the White Rose: Letters and Diaries of Hans and Sophie Scholl. Ed. Inge Jens. Trans. Maxwell Brownjohn. New York: Harper & Row, 1987, p. 88.
  21. Scholl, Hans, and Sophia Scholl. At the Heart of the White Rose: Letters and Diaries of Hans and Sophie Scholl. Ed. Inge Jens. Trans. Maxwell Brownjohn. New York: Harper & Row, 1987, p. 87.
  22. Anneliese Knoop-Graf, Inge Jens (ed.): Willi Graf – Briefe und Aufzeichnungen. – Letters and [diary] records. Berlin, 1994, Fischer Verlag, ISBN 978-3596123674, p. 88.
  23. Detlef Bald, Die "Weiße Rose". Von der Front in den Widerstand. – The "White Rose". From the front to resistance. Aufbau Taschenbuch Verlag, Berlin 2004, ISBN 978-3746681160, pp. 11–24
  24. "The White Rose", Holocaust History.org. Archived from the original
  25. Anneliese Knoop-Graf, Inge Jens (ed.): Willi Graf – Briefe und Aufzeichnungen. – Letters and [diary] records. Berlin, 1994, Fischer Verlag, ISBN 978-3596123674, p. 147, in German
  26. Dumbach, Annette & Newborn, Jud Sophie Scholl & The White Rose, p. 58. 2006 One world Publications. ISBN 978-1851685363
  27. «Interrogation protocols of Sophie Scholl.». 
  28. «The White Rose – A Lesson in Dissent». Archivado desde el original el 13 de julio de 2014. 
  29. Schmid, Jakob. Gestapo Interrogation Transcripts: Willi Graf, Alexander Schmorell, Hans Scholl, and Sophie Scholl. ZC13267, Volumes 1–16. Schmaus. 18 February 1943. E-Document.
  30. Dumbach & Newborn, (2006)
  31. Hanser, A Noble Treason
  32. Ulrich Chaussy, Gerd R. Ueberschär: "Es lebe die Freiheit!" Die Geschichte der Weißen Rose und ihrer Mitglieder in Dokumenten und Berichten – "Let Freedom live! – The history of the White Rose and its members in documents and reports. Munich, Fischer Verlag, 2013, pp. 99–100, in German
  33. Münchener Neuste Nachrichten, 23 February 1943
  34. Corina Petrescu: Against all odds: Models of subversive spaces in National Socialist Germany. Peter Lang Publishers, Bern 2010, ISBN 978-3039118458
  35. Boberach, Heinz (ed.). Meldungen aus dem Reich. Die geheimen Lageberichte des Sicherheitsdiensts der SS 1938–1945 = Reports from the Reich – The secret reports of the SS Sicherheitsdienst 1938–1945 (en alemán). Herrsching: Pawlak Verlag. p. 4944. 
  36. New York Times: Signs of strain seen in German populace. 18 April 1943, p. 13 online Archivado el 9 de mayo de 2016 en la Wayback Machine., consultado el 25 de abril de 2016
  37. George Axelsson (29 de marzo de 1943). «Nazis Execute 3 Munich Students For Writing Anti-Hitler Pamphlets». New York Times (Ciudad de Nueva York). p. 1. Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2014. Consultado el 8 de septiembre de 2013. 
  38. "Senkt die Fahnen über frischen Gräbern deutscher Freiheitskämpfer! – Lower your banners to honor German freedom fighters' graves!". State Library of Berlin Collection of Manuscripts: Einbl. 1939/45, 8725, p. 75
  39. "G.39, Ein deutsches Flugblatt" Archivado el 24 de diciembre de 2013 en la Wayback Machine., Aerial Propaganda Leaflet Database, Second World War, Psywar.org, with link to English translation
  40. Inge Scholl: The White Rose: Munich, 1942–1943. 2nd ed., originally published as "Students Against Tyranny". Transl. from the German Edition by Arthur R. Schulz. ISBN 978-0819560865
  41. Scholl, Hans, and Sophia Scholl. At the Heart of the White Rose: Letters and Diaries of Hans and Sophie Scholl. Ed. Inge Jens. Trans. Maxwell Brownjohn. New York: Harper & Row, 1987.
  42. Anneliese Knoop-Graf, Inge Jens (ed.): Willi Graf – Briefe und Aufzeichnungen – Letters and [diary] records. Berlin, 1994, Fischer Verlag, ISBN 978-3596123674, in German
  43. Otl Aicher: innenseiten des kriegs – the inside of war. 3rd ed., 1998, Fischer Verlag, Berlin, ISBN 978-3596137954
  44. Igor Chramov (ed.): Alexander Schmorell. Gestapo-Verhörprotokolle Februar–März 1943. – Gestapo interrogation protocols February–March 1943 (RGWA 1361K-1-8808). Dimur-Verlag, Orenburg 2005, ISBN 5768901256. See section "Primary Sources" for an English translation
  45. Stephen Thursby re Karen Painter's 'symphonic aspirations: German music and politics 1900–1945' Archivado el 15 de agosto de 2016 en la Wayback Machine. (ISBN 978-0674026612) at h-net.org
  46. «H-German – H-Net». Archivado desde el original el 24 de julio de 2008. 
  47. Kettle, Martin (1 de enero de 2009). «Secret of the White Rose». Archivado desde el original el 26 de agosto de 2016 – via The Guardian. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar