En anatomía, el sáculo es una de las partes en que se divide el oído interno. [1]

Sáculo
Figure 36 04 04 esp.jpg
Diagrama de las estructuras del oído interno.
TA A15.3.03.065
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

EtimologíaEditar

El término proviene del latín sacculus que significa bolsa o saco pequeño.

DescripciónEditar

 
Anatomía del oído interno

En la especie humana, el oído interno se sitúa en el interior del peñasco, en el hueso temporal, consta de dos porciones el laberinto anterior y posterior. El laberinto posterior u órgano del equilibrio se compone de cinco partes: Utrículo, sáculo y los tres canales semicirculares. El sáculo está lleno de endolinfa y se localiza entre el cóclea o caracol y el utrículo, mientras que el utrículo se encuentra entre el sáculo y los conductos semicirculares.[1]

Ductus reuniensEditar

Comunica el sáculo con el caracol.

FunciónEditar

 
Células sensoriales ciliadas.

La función principal del sáculo es captar las aceleraciones verticales cuando el individuo está en bipedestación (posición de pie). Ello es posible gracias a la estructura denominada mácula otolítica que está formada por células sensoriales ciliadas recubiertas por una membrana horizontal sobre la que se acumulan pequeños cristales de carbonato cálcico llamados otolitos. [2]

ReferenciasEditar

  1. a b Tortora-Derrickson: Principios de Anatomia y Fisiología. Consultado el 10 de octubre de 2018
  2. Fisiología del sistema vestibular. Libro virtual de formación en ORL. SEORL. Consultado el 10 de octubre de 2018