Abrir menú principal

Sátira de la religión

sátira a la religión

La sátira religiosa es una forma de sátira cuyo objetivo es la religión. La sátira a costa del clero es un tipo de sátira política, mientras que la sátira religiosa tiene en el punto de mira las prácticas y creencias religiosas.[1]​ Puede ser resultado del agnosticismo o ateísmo, pero también tener sus raíces en la creencia propia.

Desde tiempos muy remotos, al menos desde las obras de Aristófanes, la religión ha sido uno de los tres temas principales de la sátira literaria, junto con la política y el sexo.[2][3][4]​ Volvió a emerger durante el Renacimiento con obras de Chaucer, Erasmo y Durero.

ReaccionesEditar

La sátira de la religión se enfrenta a menudo a la desaprobación de quienes piensan que las creencias religiosas no deben ser ridiculizadas. Por ello, la sátira de la religión se encuentra en el centro del debate entre libertad de expresión y blasfemia.

En numerosos casos se han censurado obras satíricas, o atacado a sus autores.

Por ejemplo, la obra Tartufo de Molière fue prohibida en 1664. La película La vida de Brian fue prohibida inicialmente en Irlanda, Noruega y partes de Estados Unidos y Reino Unido,[5]​ aunque, según los autores, los Monty Python, la película no es tanto una crítica de la religión como de la histeria y el exceso burocrático que a menudo la rodea.[6]

En tiempos recientes, las respuestas más violentas a la sátira religiosa provienen de grupos islamistas radicales. En el islam no se permite la representación de la imagen del profeta Mahoma (incluso aunque no sea con fines satíricos), aunque esa prohibición no proviene del Corán, sino de unos hadith (textos islámicos).[7]​ Unas caricaturas de Mahoma publicadas en 2005 en el periódico danés Jyllands Posten despertaron una gran controversia.

El 7 de enero de 2015 la sede del semanario francés Charlie Hebdo sufrió un atentado terrorista como respuesta por una portada con una caricatura de Mahoma. Con el eslogan Je suis Charlie («Yo soy Charlie» en francés), una parte significativa de la sociedad francesa y de otros países mostró su solidaridad con el semanario y su apoyo al derecho de sátira.

Richard Dawkins señala a menudo que no hay razón para excluir a la religión del escrutinio objetivo que ya afecta a cualquier otro fenómeno social.

Encuestas sobre aceptación de la sátira religiosa por paísEditar

EspañaEditar

Un estudio sobre religiosidad en España realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (número 2752, de febrero de 2008) señaló que el 55,3% de los encuestados españoles consideraba inaceptable la utilización de símbolos o personajes religiosos con fines humorísticos en los medios de comunicación, frente a un 34,6% que lo encontraba aceptable.[8]

En la encuesta, la aceptación de la sátira religiosa es mayor cuanto más a la izquierda se sitúan los encuestados en el espectro político, y, en líneas generales, es mayor cuanto mayores son los ingresos y menor es la edad, aunque solo resulta estadísticamente mayoritaria en la extrema izquierda, en el estrato salarial entre 1800 y 2400 euros y en edades comprendidas entre los 25 y los 34 años. Desde el punto de vista de la religión, la aceptación solo es mayoritaria entre ateos y agnósticos, mientras que el rechazo es más marcado entre los musulmanes que entre los católicos. Al analizar por sexo, la aceptación es mayor entre los hombres que entre las mujeres, aunque en ambos grupos predomina el rechazo.[9]

Estados UnidosEditar

Entre el 22 y el 25 de enero de 2015, dos semanas después del atentado contra Charlie Hebdo por su publicación de una caricatura de Mahoma, el Pew Research Center realizó en Estados Unidos una encuesta sobre aceptación de la publicación de esa caricatura.[10]

La encuesta arrojó un 60% de aceptación de la caricatura, un 28% de rechazo y un 12% de «no sabe/no contesta». Por sexos, la aceptación fue mayoritaria en hombres y mujeres, aunque mayor en hombres. Por edad, fue mayoritaria en todos los grupos, especialmente entre los 50 y los 64 años. Por nivel de estudios, fue mayor cuanto mayor el nivel educativo, aunque en todos los grupos fue mayor que el rechazo. Por afiliación y simpatía política, fue mayor en republicanos que entre los demócratas. Por religión, la aceptación fue cercana al 60% tanto en protestantes y católicos como en no afiliados. Finalmente, por raza, la aceptación fue del 70% (con un 20% de rechazo) en blancos no hispanos y del 37% (48% de rechazo) en el conjunto de no blancos.[10]

Ejemplos de sátira religiosa y personas satíricasEditar

Películas y documentalesEditar

Personajes ficticiosEditar

Literatura y publicacionesEditar

MusicalesEditar

TelevisiónEditar

PersonajesEditar

En la webEditar

  • Sinfest, tira cómica de Tatsuya Ishida que hace hincapié en temas religiosos (desde 2000)
  • Cómic semanal Jesus and Mo (desde 2005)
  • Series de comedia Mr. Deity, con dios, su asistente Jesús, Lucifer y otras caracteres bíblicos (desde 2006)
  • El LOLCat Bible Translation Project, proyecto wiki de Martin Grondin (desde 2007)

Religiones parodiaEditar

Véase también: Categoría:Parodias religiosas

OtrosEditar

ReferenciasEditar

  1. Hodgart (2009) p.39
  2. Clark (1991) pp.116-8 quotation:
    ...religion, politics, and sexuality are the primary stuff of literary satire. Among these sacret targets, matters costive and defecatory play an important part. ... from the earliest times, satirists have utilized scatological and bathroom humor. Aristophanes, always livid and nearly scandalous in his religious, political, and sexual references...
  3. Clark, John R. and Motto, Anna Lydia (1973) Satire--that blasted art p.20
  4. Clark, John R. and Motto, Anna Lydia (1980) Menippeans & Their Satire: Concerning Monstrous Leamed Old Dogs and Hippocentaurs, in Scholia satyrica, Volume 6, 3/4, 1980 p.45 quotation:
    [Chapple's book Soviet satire of the twenties]...classifying the very topics his satirists satirized: housing, food, and fuel supplies, poverty, inflation, "hooliganism," public services, religion, stereotypes of nationals (the Englishman, German, &c), &c. Yet the truth of the matter is that no satirist worth his salt (Petronius, Chaucer, Rabelais, Swift, Leskov, Grass) ever avoids man's habits and living standards, or scants those delicate desiderata: religion, politics, and sex.
  5. Vicar supports Life of Brian ban
  6. «The Secret Life of Brian». 2007. 
  7. Office of the Curator (8 de mayo de 2003). «Courtroom Friezes: North and South Walls» (pdf). Information Sheet, Supreme Court of the United States. Consultado el 8 de julio de 2007. 
  8. Centro de Investigaciones Sociológicas (febrero de 2008). «Estudio 2752 sobre religiosidad». Consultado el 19 de septiembre de 2015. «¿Le parece a Ud. que utilizar símbolos o personajes religiosos con fines humorísticos en los medios de comunicación, es aceptable o inaceptable? Aceptable 34,6 %; inaceptable: 55,3 %; N.S.: 8,1 %; N.C. 2.0 %». 
  9. Rodríguez Teruel, Juan (13 de enero de 2015). «Más de la mitad de los españoles no aceptarían las sátiras de Charlie Hebdo». eldiario.es. Consultado el 19 de septiembre de 2015. 
  10. a b Pew Research Center, ed. (28 de enero de 2015). «After Charlie Hebdo, Balancing Press Freedom and Respect for Religion». Consultado el 29 de noviembre de 2015. 

Véase tambiénEditar