Sínodo de Chanforan

Es conocido como Sínodo de Chanforal la asamblea de los valdenses, desarrollada a partir del 12 de septiembre de 1532, en el prado de la localidad de Chanforan, en el municipio de Angrogna, en la actual Provincia de Turín, Italia.[1]​ Este histórico encuentro, que según algunos autores no puede ser llamado de "sínodo" puesto que en la época no existía aún la Iglesia valdense, la que comenzaría a estructurarse a partir de este evento, y asumiría los sínodos sucesivos como asamblea legislativa anual de ministros y laicos de la Iglesia valdense para el gobierno de la misma. [2]​ Como resultado de la asamblea general, que tuvo una duración de 6 días,[3]​ se destacan tres aspectos: la adhesión a la Reforma suiza; los veinte artículos aprobados por la asamblea, definiendo la doctrina de la iglesia; y, la decisión de traducir la Biblia al idioma corriente, en ese momento - el francés. [4]

Waldensians 01.jpg

AntecedentesEditar

En el transcurso de su historia, los valdenses se establecieron principalmente en Europa Central (Austria, Alemania, Bohemia), Provenza, Delfínado, Piamonte, Lombardía, Irpinia, Apulia y Calabria, donde fueron sometidos a la represión sangrienta, a pesar de que su presencia en el territorio era poco visible.[5][6]

Los "Barba" fueron predicadores itinerantes que se desplazan en parejas formadas por un anciano (regidor) y un joven para anunciar el Evangelio en las comunidades de la diáspora Valdense, durante toda la Edad Media. [7]​ El universo valdense se compone de grupos de fieles que se conectan gracias a la itineranza de los Barbas, a la llegada de los cuales la comunidad se reúne, generalmente de noche y en la clandestinidad, durante las cuales se celebra la liturgia y se confiesan. Los Barbas mantenían, una vez al año, una reunión general en la que se ocupaban de cuestiones doctrinales y disciplinarias. La reunión de Chanforan, puede enmarcarse en una de estas reuniones anuales.

Antes de adherirse a la Reforma, el valdismo que, en el juicio expresado por Girolamo Miolo en 1587 en su "Historia brevee et vera", todavía tenía "un poco de harina papal en alguna puntos de su doctrina",[8]​ es teológicamente influenciado por el hussitismo de tendencia taborita y por Luca da Praga, que hasta su muerte en 1528 fue la personalidad más visible de la "Unitas fratrum boema".[9]

Tras la rápida difusión de las ideas de la Reforma en Europa, nace la necesidad de obtener información de primera mano; y por otro, la necesidad de afrontar las cuestiones teológicas planteadas por los reformadores se hace más viva. Esto ocurre por primera vez en 1526 en la asamblea de Barbas mantenida en Laux en el Alto Chisone, uno de los Valles Valdenses, donde se reúnen 150 barbas en representación de los Valdenses europeos. Lo poco que se conoce de este encuentro es que se encarga a dos barbas, Guido di Calabria y Martino Gonin, la tarea de establecer un primer contacto con los reformadores. Las barbas se reúnen para este propósito, en 1530 en Mérindol, en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, un evento que se llamó un punto de partida de la llegada en la historia de la Iglesia valdense.[10]

En el momento de la adhesión a la Reforma suiza, no exenta de oposición de los valdenses más tradicionales, los reformadores que tuvieron mayor influencia fueron Zwingli, Bucer, Ecolampadio y Farel.[11]

La investigación histórica recientes han permitido reconstruir con bastante claridad, gracias a las publicaciones de fuentes precisas, tanto las discusiones previas al sínodo y al debate a lo largo del mismo día, así como los detalles relacionados con el desarrollo histórico y los relacionados con el contexto en el que se desarrollaron los hechos. Ellos se refieren a la fase de intercambio más intensa que llevó al concilio y la declaración final producida por la discusión común, también conocida como la confesión de la fe de Chanforan.[11][12]

La fe valdense se centra fuertemente en la lectura radical del sermón de la montaña y en su aplicación rígida, y se caracteriza, entre otras cosas, por el rechazo del culto de María y de los santos, no creen en el Purgatorio, rechazan el juramento y la jerarquía eclesiástica, teología que, según A. Molnár, era un desafío al constantinismo.[13]

La asamblea designa a dos Barbas, George Morel y Pierre Masson para viajar a Alemania y Suiza con cuestionarios escritos para presentar a los reformadores para pedir explicaciones acerca de la doctrina y la disciplina en su opinión verdaderamente evangélica. Los dos Barbas viajan a Neuchatel para encontrar a Guillaume Farel, a Berna por Berthold Haller, a Basilea por juan Ecolampadio y Estrasburgo por Martin Bucer y Wolfgang Capito. En el camino del regreso fue detenido en Dijon, por lo que el único que regresó a Masson fue Morel con las respuestas dadas por Bucer y Escolampadio, escritas en Provenzal que, de ser aceptadas por la asamblea de los Barba, constituiría un cambio radical en la vida eclesial de los valdenses; estos documentos serán la base de la animada discusión durante la asamblea campestre ", celebrado en Chanforan en el actual municipio de Angrogna en Val Pellice, el 12 setiembre del 1532, a la cual también participan Farel y el reformador de Payerne Antoine Saunier. [14]

Varios estudiosos consideran que la asamblea, sínodo o reunión campestre de Chanforán marca un antes y un después en la historia de la Iglesia valdense.[11][15][16]

BarbaEditar

Los "Barba", es un personaje histórico bien definido, perteneciente al "valdismo del siglo XV", particularmente del área latina, y particularmente en el mundo alpino, fueron predicadores itinerantes, que se movilizaban permanentemente en lo que actualmente es Francia e Italia, predicando el evangelio a los grupos dispersos de valdenses. Siendo que en la época la inquisición estaba activa y actuante, disimulaban su actividad haciéndose pasar por negociantes o artesanos. En algunos casos tenían conocimientos de medicina y aplicaban sus conocimientos cuando era necesario.[17]

Mucho de lo que se conoce actualmente sobre la vida y creencias de estos predicadores valdenses lo debemos a las actas de los juicios a que fueron sometidos por la Inquisición.[18]

La formación de los "Barba". Durante la reunión anual de los Barba, los candidatos son presentados ante la asamblea, para que todos tengan la oportunidad de manifestar su opinión.[19]​ La mayoría de estos jóvenes provienen de actividades en la agricultura o en la cría de animales y tienen entre 25 y algo más de 30 años, no siendo personas instruidas. Estos jóvenes son puestos a prueba por un período de 3 a un máximo de 4 años, solo dos o tres meses, en invierno, se les enseña a leer y escribir, y a memorizar todos los Evangelios de Mateo y Juan, capítulos de todas las epístolas llamadas canónicas, y buena parte de Pablo. Transcurrido este período, si son aprobados, los candidatos son conducidos a un "cierto lugar", a una especie de retiro con una duración de uno a dos años, ocupándose de "actividades terrenales".[19]​ Al finalizar este noviciado, el joven Barba inicia su misión. Los Barba recorren el territorio visitando la diáspora de los seguidores de Pedro Valdo, en parejas, un Barba experimentado y uno más joven, en el inicio de su misión.

La predicación itinerante. Los "Barba" no se casaban, si bien no se mantenían siempre castos, según confiesa el "Barba" Morel en las Peticións dirigidas a Ecolampadio y a Bucero. Las vestimentas y los alimentos les eran ofrecidos gratuitamente por las comunidades a las que visitaban. Estas comunidades, o miembros de estas, en fin de vida, les ofrecían también otros bienes temporales y dinero, que eran compartidos por todos los "Barba".[20]

Los "Barba", predicadores itinerantes se movían en parejas formadas por un anciano (regidor) y un joven (coadiudor) para anunciar el Evangelio en las comunidades de la diáspora Valdense. Anualmente se reunían durante algunos días para intercambiar experiencias y programar las actividades del próximo año, las parejas no necesariamente se mantenían, y también los recorridos podían cambiar. El mal llamado "Sínodo de Chanforan" fue una de estas asambleas generales, que mereció, como se ha mencionado una importante preparación previa.

Se tienen registros de varias de estas asambleas generales de los "Barba", por ejemplo en 1526, en la localidad de Laux en la parte alta del Val Chisone, se reunieron 150 "Barba". Lo poco que se sabe de esta asamblea general es que dos "Barba"; Guido di Calabria y Martino Gonin, fueron encargados de establecer un primer contacto con los reformadores.[21]

Resultados de la asamblea generalEditar

Del sínodo no se conocen las discusiones y el curso exacto de los trabajos, sin embargo estos pueden ser reconstruidos en parte mediante el análisis de las 23 proposiciones, es decir las decisiones tomadas en Chanforan y contenidas en la declaración final, y de las actas del proceso inquisitorial del aspirantes a Barba Pierre Griot, arrestado en el camino de regreso de Chanforan. Griot revela la presencia en la asamblea de Chanforan del sacerdote de la orden agustiniana Agostino Mainardi, un predicador famoso que unos años más tarde se vería obligados a refugiarse en los "Grigioni religionis causa" y moriría como pastor reformado en Chiavenna; y un fraile dominico Tommaso, ambos identificables por sus hábitos, negro (el Agustino ) y blanco (el Dominico). Los dos, junto con Morel, Farel y Saunier, parecen haber sido las figuras más influyentes del sínodo, aportando una contribución decisiva para orientarla de manera reformada. A partir del relato de Griot se percibe que se dio un intenso debate, entre otros temas se debatió sobre: la justificación por la fe; el celibato de los Barbas, aunque esto puede reflejar sobre todo el interés de Juan de Roma, el inquisidor que llevó a cabo el interrogatorio de Griot.[22]

Las proposisiones, el proceso inquisitorial en los puntos relacionados con el sínodo de 1532 y la correspondencia que precede al sínodo (la letra de Morel y Masson a Ecolampadius; la respuesta de Ecolampadius; una carta de Morel y Masson a Bucero; "Mémoires" o "Peticions" de Morel)[23]​ constituyen el corpus de fuentes para referirse a la comprensión de la asamblea de Chanforan y su significado histórico. [24]

Consecuencias de la asamblea generalEditar

En el debate teológico en la asamblea de Chanforan se fijaron puntos importantes de la doctrina valdense: sólo dos sacramentos, el bautismo y la Cena del Señor; la importancia de la Biblia; el Ministerio de los "Barba" relacionado con una comunidad local y no itinerantes, serían los futuros pastores. Luego, se abordan muchos problemas prácticos: cargos públicos, la usura, la autoridad de los magistrados, entre otras cosas.[25]

No todos estaban convencidos de adherir a la Reforma: temían una crisis y la pérdida de muchos aspectos importantes del valdismo. Farel instó a la reflexión reformada sobre posiciones radicalmente anti-católicas: el rechazo de la confesión, del ayuno, de la ley del día festivo, acentuación de la libre gracia de Dios para con todos los méritos humanos inherentes a toda buena obra. La espiritualidad medieval, todavía atado, al menos formalmente, a la católica se reorienta a una base teológicamente más bíblica: así se dan cuenta de la necesidad de herramientas apropiadas debido a que las antiguas traducciones en provenzal Valdense ya no corresponden a las nuevas exigencias del testimonio.[25]

Por lo tanto, la Asamblea tomó la importante decisión de encomendar traducir e imprimir la Biblia en francés, pagando el costo (1500 escudos), a pesar de que esta decisión no figura entre las resoluciones de la asamblea. El traductor fue Pierre Robert, conocido como Olivetan, primo y compatriota de Calvino. [25]

Un año más tarde en 1533, en el Sínodo o asamblea general de Pra daval[26]​ se ratificaron las decisiones de Chanforan,[27]​ en particular la decisión de traducir la Biblia de los textos originales.[28]

Notas y referenciasEditar

  1. Arcuri, Andrea (27 de febrero de 2020). «DA MOVIMENTO ERETICALE A CHIESA RIFORMATA: UNA LETTURA DEL VALDISMO ATTRAVERSO LE SUE CONFESSIONI DI FEDE». Saitabi (68): 87. ISSN 0210-9980. doi:10.7203/saitabi.68.10902. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  2. ver "sínodo"en la Enciclopedia Treccani [1] (en italiano)
  3. A valdens Biblia és Olivetan fordítása. [2] (en húngaro) Consultado el 01/11/2017
  4. Giuseppe Platone. La Reforma y el Sínodo de Chanforan (en italiano) Consuktado el 14/09/2017 [3]
  5. M. Scaduto S.J, Tra inquisitori e riformati. Le missioni dei gesuiti tra i valdesi dellaCalabria e delle Puglie. Con un carteggio inedito del cardinale Alessandrino (s. PioV), in Archivum Historicum Societatis Jesus 15 (1946) 1-76;
  6. Cristoforo Rodriguez, Tra i valdesi della Capitanata e dell’Irpinia 1563-1564. Con nuovi documenti, in Archivum Historicum Societatis Jesu 35 (1966) 3-77; Cfr. la lettura della repres-sione delle comunità valdesi in Calabria di A. Prosperi, Tribunali della coscienza. Inquisitori, confessori, missionari, Torino 1996, 5-15.
  7. Audisio, Gabriel. Preachers by Night: The Waldensian Barbes (15th to 16th Centuries), trans. Claire Davison. Studies in Medieval and Reformation Traditions. Lieden: Brill, 2007. 264 pp
  8. G. Miolo, Historia breve et vera de gl’affari de i valdesi delle valli, a cura di E.Balmas, Torino 1971, 99 Sulla storiografia valdese del XVI secolo si veda J.-F. Gilmont, Aux origines de l’historiographie vaudoise du XVI Siècle: Jean Crispin, Etienne Noël et Scipione Lentolo, in E. Balmas (a cura di), I Valdesi e l’Europa, TorrePellice 1982, 165-202.
  9. A. Molnár, Luc de Prague et les Vaudois d’Italie, in bollettino della Società di studi valdesi 90 (1949) 40-64; Id., A.A. Hugon, V. Vinay, Storia dei valdesi, 3 voll;, Torino1974-1980, I, 194-195.
  10. G. Gonnet, Mérindol 1530: fin du valdéisme?, in Id., Il grano e le zizzanie…, I, 567-587, qui 567 (en francés)
  11. a b c Da barba a pastori. Il concilium generale di Chanforan (1532) (en italiano) Consultado el 14/09/2017 [4]
  12. Le confeioni di fede dei valdesi riformati, a cura di V. Vinay, (Colección de la Facoltad valdese de teología, 12), Torín 1975.
  13. A. Molnár, A Challenge to Constantinianism. The Waldensian Theology in Middle Age, Genève 1976; Id., Storia dei valdesi, I, 301-330
  14. A. Molnár, Storia dei valdesi…, I, 210-220. J. Jalla, La bible d’Olivétan, in bollettino commemorativo del Sinodo di Cianforan …, 76-92, qui 77: “assemblée cham-pêtre”
  15. G. Gonnet, Le développement des doctrines vaudoises de Lyon à Chanforan, dans Revue d’histoire et de philosophie religieuses 4 (1972) 397-406; ristampato in Id., Il grano e le zizzanie. tra eresia e riforma (secoli XII-XVI), (Biblioteca di storia e cultura meridionale. Saggi, 1), II Soveria Mannelli 1989, 897-912
  16. G. Platone, 1532 Chanforan: Svolta del valdismo, Torre Pellice 1982, 5 (nota 1)
  17. G. Tourn. Il Barba - Una Figura Valdese del Quatrocento. Ed. Claudiana. XVII Febbraio 2001. p.64. ISBN 88-7016-373-3 (El Barba - Una Figura Valdense del Siglo XV)
  18. G. Tourn, ya mencionado, Apéndice - L'interrogatorio del Barba Martino e Pietro (1492). pag.53-64.
  19. a b G. Tourn, ya mencionado, pág. 10.
  20. G. Tourn, ya mencionado, pag. 11
  21. Foresta, P. Da barba a pastori. Il concilium generale di Chanforan (1532). Pág.745.
  22. G. Audisio, Le Barbe et l’inquisiteur. Procès du Barbe vaudois Pierre Griot par l’inquisiteur Jean de Roma (Ap., 1532) , Aix en Provence 1979, 103-120 (fol. 183v-191v)
  23. Publicado en traducción al alemán, con el original en nota, en J.J. Herzog, Die romanischen Waldenser, ihre vorreformatorischen Zustände und Lehren, ihre Reformation im 16. Jahrhundert und die Rückwirkungen derselben, hauptsächlich nach ihren eigenen Schriften dargestellt, Halle 1853, 350-362. Herzog todavía no publica la completa respuesta de Bucer que sigue la petición 27 de Morel respecto a la justificación por la fe, publicada en V. Vinay, Le confessioni di fede dei valdesi riformati …, 118-137, sino solamente un resumen (372-376). Un análisis del código del Trinity College de Dublín que contiene las cartas de Morel y Masson a Ecolampadio y Bucer, las "Mémoires" de Morel y las decisiones del Sínodo de Chanforan in V. Vinay, Mémoires de George Morel. La importancia del código valdense c-5-18 (Ms. 259) del Trinity College de Dublín para la historia de la adhesión de los Valdenses a la Reforma en "Bollettino della società di studi valdesi" 132 (1972) 35-48 Ver también Id., Il breve diálogo fra prima e seconda riforma, en "Bollettino della società di studi valdesi" 136 (1974) 99-115.
  24. V. Vinay, Le confessioni di fede dei valdesi riformati… , 32-34; G. Gonnet, I rapporti tra i valdesi franco-italiani e i riformatori …, 443-447.
  25. a b c M. Rostan. Guillaume Farel, il predicatore che partecipò all’assemblea di Chanforan. Riforma.it - IL quotidiano on-line delle chiese evangeliche battiste, metodiste e valdesi in italia. 11 settembre 2015 [5] Consultado el 01/11/2017 (en italiano)
  26. palabras derivadas del idioma occitano que indican "pradera baja" o "pradera de abajo"
  27. Un grupo de "Barba", llamado por el historiador Ernesto Comba: "partido conservador", se obstinaba en su oposición a las decisiones del Sínodo de Chanforán, no era muy numeroso; lo representaban dos Barbas del Delfinado: Daniel de Valencia y Juan de Molines. Estos intransigentes partieron, llevando consigo diversos manuscritos preciosos que desgraciadamente se perdieron y se dirigieron a Bohemia para solicitar el apoyo de aquellos Hermanos con el fin de conseguir la revocación de las innovaciones que tanto los habían afectado.
    Entre los Hermanos de Bohemia se propiciaba la unión con la Reforma alemana, pero también aquí, existía un grupo de conservadores extremistas. A éstos se dirigieron los dos Barbas presentándose falsamente como diputados enviados por los Valdenses de los Alpes, y refirieron a su modo los sucesos acontecidos en el Sínodo de Angroña. Fueron muy bien acogidos; varios pastores de Bohemia y de Moravia, no sabiendo con exactitud como se habían desarrollado los acontecimientos, creyeron las versiones que les refirieron estos dos y escribieron por consiguiente a los hermanos Valdenses de los Alpes una carta, reprochándoles su infidelidad y conjurándolas a remediar el error que habían cometido adhiriéndose con ligereza a las novedades propuestas "por gente cuya buena fe no está aún demostrada"; una carta, en fin, que no obstante los sentimientos fraternales que la habían dictado, dejaba traslucir más de un malentendido y un celo no exento de prejuicios.
    Con esta carta, Daniel de Valencia y Juan de Molina, volvieron a los Valles del Piamonte se presentaron al Sínodo de Prali, en agosto de 1533. El Sínodo leyó la carta de los Hermanos de Bohemia y, reconsiderada atentamente toda la cuestión, confirmo las decisiones del Sínodo de Chanforán y respondió a los pastores de Bohemia restableciendo la verdad de los hechos. Entonces los Barba intransigentes se separaron y la discordia terminó allí. (Ernesto Comba Historia de los Valdenses. Editorial: Libros CLIE, Barcelona, 1987. ISBN 10: 8476451822 / ISBN 13: 9788476451823 Traducción de Levy Tron y Daniel Bonjour. [6]
  28. Molnar Amedeo, Storia dei valdesi, vol I , Torino, Claudiana, 1974 (en italiano)

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar

  • Sínodo de Chanforan en la Enciclopedia Treccani [7] (en italiano) Consulyada el 14/09/2017
  • Foresta, Patrizio. Da barba a pastori. Il concilium generale di Chanforan (1532) (en italiano) Consultado el 15/09/2017 [8]
  • Andrea Arcuri, "Da movimento ereticale a Chiesa riformata:una lettura del valdismo attraverso le sue confessioni di fede", Saitabi. Revista de la Facultat de Geografia i Història 68 (2018), pp. 87-103, https://doi.org/10.7203/saitabi.68.10902