Abrir menú principal

Sabatista

El término sabatista es usado por parte de algunas denominaciones cristianas, para referirse a las denominaciones cristianas que observan el día sábado como día de adoración a Dios. Ellos creen en el sábado, el séptimo día de la semana según el calendario (salvo para el calendario gregoriano) como el verdadero día de reposo, basando esta creencia en el mandamiento divino encontrado en Éxodo 20:8-11 que dice:

"Acuérdate del día del dia Sabado para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Yahvé, tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Yahvé los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Yahvé bendijo el día Sabado y lo santificó." Éxodo 20:8-11.[1]

Los adherentes a la observación del sábado manifiestan que no sólo fue observado en el Antiguo testamento como el día santificado por Dios, sino que Jesucristo lo respetó de acuerdo a lo relatado en Lucas 4:16 y que la virgen María lo guardaba y respetaba[2]​ al igual que los apóstoles [3]​, puesto que tanto los apóstoles como la virgen María, eran Judíos [4]​.

Los sabatistas cuidan y procuran no profanar el sábado teniendo en cuenta Isaias 56:2, respetar el Sábado haciendo la voluntad de Dios según Isaías 58:13,14 y obedecer a Dios antes que a los hombres según Hechos 5:29.

Entre las iglesias más conocidas que guardan el sábado se encuentran los Adventistas del Séptimo Día, la Iglesia de Dios (Séptimo Día) y los Bautistas del Séptimo Día, así como congregaciones independientes.

Ellos aseguran que el Sábado es parte de los Diez mandamientos, le dan considerablemente más importancia a guardar el séptimo día Sábado que la importancia que le dan otras denominaciones a la adoración en Domingo bajo el argumento de que fue Dios mismo quien ordenó la adoración sabática basada en los Diez mandamientos, ya que el domingo fue instaurado por el emperador Romano Constantino en su famoso edicto en el 321 D.C.[5]

ReferenciasEditar

  1. *«Santa Biblia, Versión Reina-Valera». BibleGateway.com. 1960. Consultado el 2008. 
  2. Lucas 23:56
  3. Hechos 17:2
  4. Mateo {{{2}}}
  5. Blázquez M., José María. Constantino el Grande y la Iglesia.