Abrir menú principal

La sal kosher es una sal pura (sin añadidos) que es empleada tradicionalmente por los judíos para la salazón de algunos alimentos kosher, estos son, los permitidos por la tradición culinaria judía. Se trata, por regla general, de una sal de granos gruesos.

Se emplea en el proceso de desangrado de algunas carnes permitidas (cordero, vaca, etc) pues las normas kosher no permiten que se ingiera la sangre. Así, los animales deben ser sacrificados en una forma específica para que puedan ser desangrados adecuadamente y, según esta creencia, si la carne no va a ser cocinada inmediatamente, debe ser puesta en salazón con este tipo de sal para que se seque y poder extraer así la mayor parte de la sangre.

CaracterísticasEditar

La sal kosher es una sal de grano grueso que suele emplearse hoy en día en la cocina debido a que no posee aditivos especiales. Lo más normal es que la sal de esta denominación provenga de salina aunque puede tener un origen mineral. En algunas cocinas se suele emplear como condimento. En algunos casos, se denomina así a la sal empleada en la industria cárnica para conservar la carne.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar