Salmacis y Hermafrodito.

En la mitología griega, Salmacis o Salmácide era una ninfa de Frigia que amaba a Hermafrodito.

Salmacis era una de las ninfas de Frigia que habían criado a Hermafrodito. Salmacis, vivía en el lago y se enamoró de él al verle inmediatamente; sin embargo, él la intentó rechazar.

Un día Hermafrodito se desvistió y se lanzó a nadar al lago donde vivía Salmacis, que se abrazó a él forcejeando mientras rogaba que nunca se separaran pero fueron inútiles sus esfuerzos por escapar de sus brazos. Ella rogaba a los dioses que no les separan nunca, los dioses le concedieron su deseo y ambos cuerpos se fusionaron en uno. Hermafrodito por su parte suplicó a sus padres los dioses que todo aquel que se bañara en ese lago corriera su misma suerte, privando así de la virilidad o feminidad de aquel que se bañaba, los dioses le concedieron su petición.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar