Abrir menú principal
Tagliatelle con salsa bolognesa (tagliatelle al ragù).
Salsa boloñesa (ragù)

La boloñesa o bolognesa (ragù bolognese [raˈɡu boloɲˈɲeːze] en italiano) es una salsa muy comúnmente usada para acompañar pastas (una de las más comunes son las tagliatelle al ragù) o a la típica polenta. Es una salsa espesa, de color marrón-rojo, muy empleada en las comarcas cercanas a Bolonia. En italiano lleva el nombre ragù como deformación del francés "ragoût".

HistoriaEditar

En octubre del año 1982 una delegación de Bologna que representaba la Accademia Italiana della cucina depositó en la Camera di Comercio Industria Artigianato e Agricoltura di Bologna la receta oficial del ragù bolognese, con el objetivo de garantizar la continuidad y el respeto a la tradición gastronómica boloñesa en Italia y en el mundo.

CaracterísticasEditar

Sus ingredientes principales son, por un lado, la carne picada (o molida) de ternera (o de buey), pancetta de cerdo, y por el otro hortalizas varias (zanahorias, apio y cebollas) y salsa de tomate. A estos ingredientes se añaden vino blanco, caldo de carne, mantequilla y leche.[1]

UsosEditar

La gente de Bolonia sirve esta salsa tradicionalmente con tallarines frescos (tagliatelle al ragù), polenta o ñoquis. La salsa se usa también como relleno de la lasaña boloñesa o a veces de los canelones. Fuera de Italia es muy conocida una combinación de salsas (más o menos) parecidas al ragù con los espaguetis (Spaghetti alla Bolognese o Spaghetti Bolognese). En realidad, los espaguetis son un tipo de pasta nativo de Napoles y no pertenece a la cultura culinaria de la región de Bolonia.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar