Sancta Sanctis. Canto propio de la Liturgia hispánica que se cantaba en la Misa, mientras el celebrante realizaba la ostensión y conmixtión del pan y del vino. Se trata de una invitación del celebrante a la asamblea para que se acerquen a comulgar. En las grandes solemnidades se la añadía el versículo In civitate Domini y se terminaba con la aclamación Agios.