En la mitología romana, Sancus o Sanco (también conocido como Sangus o Semo Sancus) era el dios de la lealtad, honestidad y el juramento. Se consideraba que habían sido los sabinos los que habían instaurado el culto a esta divinidad.[1][2]

Ilustración de una estatua de Sancus encontrada en el lugar sagrado de Sabine en el Quirinal, cerca de la moderna iglesia de S. Silvestro.

JuramentosEditar

Sancus era el dios que protegía los juramentos matrimoniales, la hospitalidad, la ley el comercio y los contratos en particular. Algunas formas de juramento se usaban en su nombre y honor en el momento de firmar contratos y otros actos civiles importantes. Ciertas palabras como "santidad" y "sanción" -para el caso del incumplimiento de pactos-, derivan etimológicamente del nombre de este dios, cuyo nombre está conectado con sancire "santificar" (de ahí sanctus, "santificado").

referenciasEditar

  1. Ovidio, Fastos VI,213.
  2. Dionisio de Halicarnaso, Historia antigua de Roma II,49.

Enlaces externosEditar