Abrir menú principal

Santo Sudario de Oviedo

reliquia de la catedral de Oviedo
Arca Santa de Oviedo, que albergaba el Santo Sudario.

El Santo Sudario de Oviedo (conocido también por Pañolón de Oviedo) es una reliquia de la Iglesia católica que se encuentra depositada en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, España. Se trata un pañuelo de lino manchado de sangre y alguna quemadura de velas, de forma rectangular con una medida de 83 × 53 centímetros. Se le venera como una prenda funeraria de Jesús de Nazaret mencionada en el Evangelio de Juan. En él se habla de un «sudario» (σουδαριον) que cubría la cabeza, y una «prenda de lino» o «vendajes» (οθονιον) cubriendo el cuerpo.

Llegó después Simón Pedro, que le seguía; y, entrando en el sepulcro, vio los lienzos colocados en el suelo, y el sudario, que había estado sobre su cabeza, no en el suelo con los lienzos, sino plegado en un lugar aparte.

Evangelio de Juan. 20, 6-7

Índice

HistoriaEditar

En España, se puede constatar la existencia y estancia del pañolón en Oviedo desde el siglo VII. Su localización en fechas anteriores es más incierta. Los creyentes creen que salió de Palestina ante el ataque de los persas pasando por el norte de África hasta Cartagena, Sevilla, Toledo y por fin Oviedo. El paño ha sido datado mediante la técnica del radiocarbono como originario del siglo VII.[1][2]

El Santo Sudario se expone al público solo tres días al año que son el Viernes Santo, el 14 de septiembre y el 21 de septiembre, San Mateo Apóstol. El resto del año se encuentra depositado en la cámara santa.

EstudiosEditar

El primer estudioso sobre el paño fue Giulio Ricci, miembro de la Curia Romana y presidente del Centro Romano de Sindonología. Max Frei-Sulzer, que realizó análisis de los pólenes de la Sábana Santa de Turín, analizó también los pólenes del Santo Sudario de Oviedo con muestras no extraídas por él de 1978 y otras extraídas por él mismo en 1979. Encontró pólenes de plantas comunes con la Sábana Santa de Turín y pólenes de plantas que no crecen en Europa pero que son frecuentes en los desiertos de Tierra Santa.[3]

Mark Guscin, miembro del equipo de investigación multidisciplinario del Centro Español de Sindonología, investigó la relación entre el Santo Sudario de Oviedo y la Sábana Santa de Turín.[4]​ Mark Guscin realizó otro estudio sobre este tema en 1999.[5]​ Basándose en la historia, patología forense, composición sanguínea (de tipo AB, como la de la Sábana), y patrones de las manchas, concluyó que ambas prendas cubrieron la misma cabeza en dos momentos distintos, pero próximos entre sí. Avinoam Danin (ver abajo) asintió con este análisis, añadiendo que los granos de polen del pañolón coinciden con los de la Sábana.

 
La Cruz de los Ángeles en primer término. Detrás se puede ver el Santo Sudario, el cual está metido en un relicario de cristal.

Los críticos sostienen que el argumento es espurio. Puesto que las manchas de sangre en el Sudario de Turín no han podido ser confirmadas, las del pañolón son irrelevantes. El argumento sobre el polen está también muy debilitado debido al descrédito del trabajo de Danin sobre la sábana, ya que trabajó con muestras contaminadas. El polen de Jerusalén podría haber llegado al sudario por muy diversas vías y, en todo caso, solo indicaría la procedencia de la tela, no su fecha de creación.[6]​ Además, el Sudario de Turín está tejido con un patrón de espiga, mientras que el paño de Oviedo tiene una urdimbre de tafetán.[6]

Además, el sudario ha sido datado mediante radiocarbono fechando la tela alrededor de 700 d. C.[7]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Guscin, 1998.
  2. Nicolotti, 2016.
  3. Marinelli, 2012.
  4. Guscin, 1997.
  5. Guscin, 1999.
  6. a b Robert Todd Carroll (1994). «"Shroud" of Turin». The Skeptic's Dictionary. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
  7. «The Second International Conference on the Sudarium of Oviedo». Shroud. Abril de 2007. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar