Schweigt stille, plaudert nicht, BWV 211

Schweigt stille, plaudert nicht, BWV 211 ("Silencio, no habléis"), también conocida como la Cantata del café, es una cantata secular compuesta por Johann Sebastian Bach, probablemente entre 1732 y 1735. A pesar de que está clasificada como cantata, es esencialmente una ópera cómica en miniatura. En un tono satírico, la obra habla de forma jocosa de una adicción al café.

Cafetería Zimmermann (detalle de un grabado de Johann Georg Schreiber, 1732).

Historia y textoEditar

Bach dirigió regularmente un conjunto musical establecido en la Cafetería Zimmermann, un collegium musicum fundado por Georg Philipp Telemann en 1702. El libreto sugiere que algunas personas del siglo XVIII de Alemania veían el consumo de café como un mal hábito. Aun así, la obra probablemente pudo haber sido representada por primera vez en la casa de café de Leipzig.[cita requerida]

El libreto de la cantata (escrito por Christian Friedrich Henrici, conocido como Picander), incluye líneas como: «Si no pudiera, tres veces al día, beber café, mi pequeña taza de café, en mi angustia me convertiré en un reseca cabra asada».[1]

Bach no escribió ninguna ópera: la cantata se escribió para ser interpretada como concierto, pero se representa actuada, escenificada con trajes.[2]

PartituraEditar

La partitura de la obra está escrita para tres solistas vocales en las funciones de:

  • Narrador, tenor
  • Schlendrian (literalmente: palo en el barro), bajo
  • Lieschen, su hija, soprano.

La orquesta consta de flauta travesera, dos violines obbligato, viola, clave y bajo continuo.[3]

En la cultura popularEditar

  • La Cantata del café suena en el aparato de radio que enciende uno de los personajes de la serie Shtisel (temporada 1, episodio 6), acerca de las costumbres del sector religioso de la comunidad judía en Israel.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar