Seno del topólogo

El seno del topólogo, en topología, es una curva contenida en utilizada frecuentemente para ilustrar determinadas propiedades de los espacios topológicos.[1]​ Se utiliza especialmente a modo de ejemplo de espacio topológico que es conexo pero no conexo por caminos.

DefiniciónEditar

Una definición usual del seno del topólogo es la adherencia de la curva

 ,

denotada  , y que se define a su vez como la unión de   con su frontera, el segmento

 

A medida que x se acerca a cero, 1/x crece cada vez más rápido (de hecho, tiende a infinito), por lo que la frecuencia de la curva sinusoidal también es cada vez mayor. En el límite, la frecuencia es infinita.

VariantesEditar

En ocasiones, se considera solamente  , o la unión de   con el punto  . También se puede considerar la función   definida en un intervalo distinto de (0,1],[2]​ aunque siempre en un intervalo abierto en 0. Incluso se puede hacer distinción entre la «curva cerrada» ( ) y la «curva abierta» ( ) del seno del topólogo.[1]

PropiedadesEditar

 
La función   no es de variación acotada.

Como adherencia de un conjunto conexo,   es un conjunto conexo. Sin embargo, no es conexo por caminos, pues no existe un camino   que una los puntos   y  . Para ver que es así, considérese la sucesión formada por los puntos, tomados de derecha a izquierda en la gráfica, cuya segunda componente es alternativamente +1 ó -1. Esta sucesión no converge.

Temas relacionadosEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Marcelo Salgado. «Relatividad». p. 29. 
  2. Gustavo Nevardo Rubiano Ortegón. Fundamentos de topología algebraica. p. 74.