Abrir menú principal

Controversia fundacional del Sevilla Fútbol Club

(Redirigido desde «Sevilla Football Club»)
Diario "La Provincia", reseñando un encuentro entre el Club Recreativo y el Club de Sevilla de Football.

La controversia fundacional del Sevilla Fútbol Club se refiere a la polémica nacida a principios del siglo XXI sobre la fecha fundacional del Sevilla Fútbol Club. La fundación del club sevillista tiene diversas interpretaciones dando según ámbitos en que existieron varios clubes cada uno con su fecha fundacional o bien desde la citada fecha en considerarlos como la misma entidad. El primero de ellos, el Sevilla Foot-Ball Club o Club Inglés de Football de Sevilla, nace en 1890 y desaparece en 1893, otro, el Sevilla Football Club en 1905 de donde nace sin discusión el actual club sevillista, y hay noticias no sin polémica de ser aceptadas como verídicas, de otro posible Sevilla Football Club en 1908, siendo parece ser el mismo de 1905. Una reciente asamblea en el club de Nervión dictaminó una autoproclama, según sus propios estudios y que no se dieron a conocer a la opinión pública, que su fundación se establecía en 1890, cuando hasta 2005 la tenían como 1905 según también sus propios datos históricos, siendo adoptada por los diferentes organismos como válida pese a la discrepancia de fuentes e informaciones, tratándose de información no independiente del propio club.[1]

Antecedentes y contexto del fútbol españolEditar

Los antecedentes se remontan a la entrada del foot-ball —hoy fútbol— en la geografía española a finales del siglo XIX gracias a diversas colonias de ingleses asentadas en el país. Fue en torno a los años 1870 cuando se empiezan a recoger las primeras crónicas sobre la práctica del citado sport.[2]

Existían así diversos colectivos de estudiantes o trabajadores que empezaron a difundirlo por diferentes regiones, siendo entre las conocidas las producidas en las áreas de Andalucía. Los practicantes de este deporte nacido años atrás en Inglaterra empezaron a organizar "partidas de foot-ball y cricket" —otro deporte muy vinculado al fútbol en sus orígenes— entre los distintos clubes que iban surgiendo en cada ciudad, popularizándose así entre la sociedad.

Poco a poco, tripulantes ingleses de buques en las costas españolas se dedicaban en su tiempo libre a la práctica del mismo, como el caso de las Minas de Riotinto —teniendo también éstas en el mismo 1873 las primeras referencias sobre el fútbol—,[3]​ reuniendo a curioso y entusiastas como público, a la par que van surgiendo los primeros «protoclubes» en las calles. Del mismo modo, otros estamentos comienzan a implantar el fútbol entre sus actividades, teniendo algunas referencias en el Socios del Club de Regatas de Barcelona, o en centros educativos como la Institución Libre de Enseñanza de la Universidad de Madrid, aunque sin establecerse como clubes dedicados a la práctica del fútbol.

La poca repercusión aún en la época, y las escasas crónicas, hacen que los orígenes futbolísicos españoles vayan variando, siendo revelados nuevos detalles para las conclusiones expuestas. Así, recientes estudios sitúan al Río-Tinto English Club onubense junto al Exiles Cable Club vigués, o al Cricket y Football (Club) de Madrid como los primeros embriones de clubes de los que se posee hoy día constancia de establecerse con objeto de la práctica futbolística, remontándose los hechos a los años 1870.[4][5]​ De ellos, el único en formalizarse como sociedad al año siguiente fue el conjunto madrileño, ya que los otros dos no eran sino unas formaciones sin ánimo de regularse para practicar el deporte originario de su país.

La ciudad costera de Huelva, es la región andaluza donde en 1884 se cree nace la primera sociedad con una sección dedicada en exclusiva al fútbol —en contrapartida con la entidad viguesa—, cuando la Sociedad de Juego de Pelota —después Club de Recreo o Recreation Club—, se forjó. Años después, en 1889, fue legalizada como Huelva Recreation Club, según datan historiadores como el doctor Alexander Mackay o Charles Adams,[6]​ y teniendo vigencia hoy en día. La proximidad de Gibraltar para con las regiones del sur, propició que surgiesen y se extendiesen más clubes futbolísticos que en el resto de la península.

Es por ello que es considerado el «decano» de los clubes españoles, siendo éste y el Sevilla Foot-ball Club inglés —o Club inglés de Sevilla formado en 1890— los que disputaron el primer encuentro entre dos sociedades futbolísticas, que no deportivas, en España.[7]

A todos los citados sucesos les fueron siguiendo otros equipos, sin embargo, el todavía reciente y poco conocido deporte en la península, hace que muy pocos se legalicen en primera instancia, y se juegue de manera amateur.

El primer club sevillano y las normativas fundacionalesEditar

 
Carta escrita el 25 de febrero de 1890 del secretario del Sevilla Football Club (Isaías White) proponiendo al secretario del Huelva Recreation Club (E. W. Palin) disputar un encuentro amistoso de football.

El año 1884 es la fecha en el que nace el Real Club Recreativo de Huelva bajo el nombre de Sociedad de Juego de Pelota, y que fue formalizado el 23 de diciembre de 1889 cambiando su denominación por la de Huelva Recreation Club, surgido en la ciudad homónima a raíz de la llegada a la ciudad del doctor Williams Alexander Mackay. La sociedad, surgida del Club de Río Tinto inglés tras independizarse de ellos, jugó diversos partidos contra equipos vecinos, como contra el citado combinado inglés, y contra la sección de football del club inglés de Sevilla surgido en 1890, denominado Sevilla Foot-Ball Club. El primer enfrentamiento contra los sevillanos tuvo lugar el 8 de marzo en el Hipódromo de Tablada,[8]​ y que la Real Federación Española de Fútbol databa erróneamente como el primer partido disputado en España.[9]​ De este club surgen teorías diversas de que podría sel el mismo club ser los orígenes del actual Sevilla Fútbol Club,[10]​ dando a confusas interpretaciones con valedores y detractores en ambas partes.[11]​ La escasez de fuentes y referencias de la época sigue existiendo contrariedad sobre dicha fecha de fundación, pudiendo ser un club germinal que resultase a la postre tanto en la fundación del ya citado club sevillista, como el ejemplo del Real Betis Balompié, otrora España Balompié o que no tenga nada en relación.

La popularidad del fútbol fue creciendo, y poco a poco van surgiendo y legalizándose —no sin dificultad y lentitud— las nuevas sociedades hasta que en el año 1902, la (Sociedad) Madrid Foot-Ball Club, surgido en 1900, organiza el primer campeonato a nivel nacional bajo una inscripción libre para todos los clubes existentes en la península y a donde no contendió ningún equipo andaluz por la normativa. El campeonato fue calificado oficialmente como «Concurso Madrid de Foot-ball», y más conocido como Copa de la Coronación, con motivo del reciente nombramiento como Rey de España de Alfonso XIII de Borbón.[12]​ La competición fue el origen de la hoy conocida como la Copa del Rey, la más antigua competición futbolística del país. Conjuntos como el Athletic Club, surgido en 1898, o el Foot-ball Club Barcelona, en 1899, fueron dos de los contendientes de aquella primera competición inter-regional, en la que aquellos primeros protoclubes no llegaron a disputar debido a sus desapariciones.

El fútbol, que iba poco a poco creciendo y calando entre la sociedad, empezó a necesitar de ciertas regularizaciones, y es así como se solicita a los clubes existentes que presenten la documentación pertinente que atestigüe su constitución al Gobierno Civil de cada región,[13]​ debiendo el correspondiente gobernador civil darle validez administrativa según la vigente Ley de Asociaciones de 1887.[14]​ Dicho proceso solía demorarse, por lo que no era hasta la confirmación posterior cuando un club quedaba oficialmente reflejado e inscrito en el Registro de Asociaciones. Entre otras formalidades, dicha Ley recogía:

“La constitución de una Sociedad requiere de la presentación al Gobernador Civil de los estatutos y el Acta Constitutiva de la misma ocho días por lo menos antes de constituirla y sólo tras su aprobación será constituida pasando a ser inscrita en el Registro.”
Ley de Asociaciones de 1887

Sin embargo, cabe destacar que dicha formalidad tenía un valor declarativo, que no constitutivo en un principio. Es por ello que pese a la tardía legalización de estos primeros clubes, muchos recojan como anterior su fecha fundacional, caso de la Sociedad de Juego de Pelota, el Athletic Club, el Foot-Ball Club Barcelona, o la (Sociedad) Madrid Foot-Ball Club por citar algunos. Igualmente y de manera recíproca, existían otros clubes que dado su carácter puramente de entretenimiento, no llevaron a cabo este proceso no significando que no estuviesen constituidos a efecto, como el Exiles Foot-Ball Club, el Cricket y Foot-Ball (Club) de Madrid, el Río Tinto Foot-Ball Club Inglés, o el Sevilla Foot-Ball Club Inglés por citar otros tantos.

Dicha premisa comenzó a establecerse como indispensable para la disputa de la hasta el momento única competición oficial en el país, el Campeonato de España. Sus bases dictaminaban que sólo podrían contender aquellas Sociedades de Foot-ball Asociación de España legalmente constituidas, y se tornó en indispensable cuando tras la laxitud de la Ley de Asociaciones, el Gobierno Español promulgó dos disposiciones para forzar a la inscripción de las Sociedades en el Registro de Asociaciones, una con el Real Decreto para Asociaciones del 19 de septiembre de 1901 y otra con la Real Orden Circular para Asociaciones del 9 de abril de 1902.[15]

La inexistencia en el territorio nacional de un ente regulador del fútbol y sus competencias (la Federación Española no surgió hasta 1913), hizo que en gran medida fuesen los propios clubes y sus gobernancias civiles —entre las que sí se encontraban ya algunas federaciones regionales—, los que iban marcando las pautas según devenires y conveniencias. Esto provocó que surgiesen grandes desacuerdos y que fuesen los considerados clubes más antiguos o influyentes de cada región los más favorecidos, no deportiva, sino institucionalmente, algo que en la época era casi más importante debido a las dificultades para mantener unas sociedades futbolísticas que apenas sobrevivían merced a aportaciones de sus asociados.[n 1]

Detracciones y acepciones de los clubesEditar

El club de 1890Editar

El club de 1905Editar

El club de 1908Editar

Valoraciones de estamentos y clubesEditar

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • Aribau, Bonaventura Carles (1820, 24 y 25 de julio): “De la gimnástica y de las artes mecánicas consideradas como parte de la educación”. Diario Constitucional, político y mercantil de Barcelona.
  • Arnal Duran, Mario (1899, 1 de febrero): “Gimnástica, Música y Baile”. Los Deportes, Barcelona, p. 39-41.
  • Arranz Albó, Javier (2014): “Las aportaciones de la colonia industrial escocesa en la génesis del fútbol en Cataluña 1880-1906″. En: Materiales para la historia del deporte, nº12, Universidad Pablo de Olavide, Sevilla.
  • Martínez Patón, Víctor (2011, 1 de febrero): “Sociedades y equipos: criterios para un análisis histórico”. En: Cuadernos de Fútbol, nº18, CIHEFE.
  • Torrebadella Flix, Xavier (2014c): “Regeneracionismo e impacto de la crisis de 1898 en la educación física y el deporte español”. En: Arbor, vol. 190, nº769.
  • Torrebadella Flix, Xavier (2012c): “Orígenes del fútbol en Barcelona (1892-1903)”. En: RICYDE. Revista Internacional de Ciencias del Deporte, nº27, p. 80-102.
  • Martialay, Félix ; Martínez Patón, Víctor; Balmont, Antonio (2007): “La verdad sobre el foot-ball sevillano entre 1890 y 1893. Aclaraciones a los historiadores colaboradores del Sevilla F. C.”. En: Onuba, Huelva.

ReferenciasEditar

  1. Diario El Mundo Deportivo (ed.). «Constitución definitiva del Sevilla F. C. en 1908». Consultado el 23 de enero de 2017. 
  2. CIHEFE - Cuadernos de Fútbol (ed.). «Orígenes, nacimiento y consolidación del FC Barcelona (1875-1903)». Consultado el 13 de marzo de 2016. 
  3. Info Gibraltar (ed.). «¿Cómo entra el fútbol en España?». Consultado el 13 de marzo de 2016. 
  4. Portal digital LaFutbolteca (ed.). «Cricket y Football Club de Madrid». Consultado el 3 de marzo de 2016. 
  5. Revista El Campo. Agricultura jardinería y sport (ed.). «Cricket y Football Club de Madrid 1879». p. 12 (380). Consultado el 3 de febrero de 2017. 
  6. Phil Ball. Morbo: The Story of Spanish Football (en inglés). WSC Books Limited. ISBN 0-9540134-6-8. Consultado el 10 de julio de 2008. 
  7. CIHEFE - Cuadernos de Fútbol (ed.). «¿Cuándo se creó el Sevilla F.C.?». Consultado el consultado el 19 de marzo de 2016. 
  8. CIHEFE. Cuadernos de Fútbol (ed.). «El Recre entre 1893 y 1904: una etapa de hermetismo». Consultado el 13 de marzo de 2016. 
  9. Página oficial de la LFP (ed.). «Fundación del Recreativo de Huelva». Archivado desde el original el 18 de abril de 2008. Consultado el 17 de diciembre de 2007. 
  10. CIHEFE - Cuadernos de fútbol. «1890, 1905, 1908 ¿acta constitutiva del Sevilla?». Consultado el 17 de junio de 2014. 
  11. Portal digital LaFutbolteca (ed.). «Sevilla F. C. y 1890». Consultado el 17 de marzo de 2014. 
  12. Diario El Mundo (ed.). «Los 100 años del Real Madrid, uno a uno. 1902». Consultado el 1 de enero de 2013. 
  13. CIHEFE - Cuadernos de Fútbol (ed.). «Explicación del proceso de legalización de un club de fútbol en España a través del ejemplo del F. C. Barcelona». Consultado el 3 de abril de 2016. 
  14. José Daniel Pelayo Olmedo. Revista Historia Constitucional, ed. «El Derecho de Asociación en la historia constitucional española, con particular referencia a las leyes de 1887 y 1964». Consultado el 3 de abril de 2016. 
  15. Fernández Paradas, Antonio Rafael; Fernández Paradas, Mercedes (2011). Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Málaga. Estudios de Arte, Geografía e Historia, 33. Baetica, ed. El registro de entidades religiosas de 1887 y sus aplicaciones prácticas. La Hermandad de Nuestra Señora del Consuelo de Antequera y la búsqueda de su personalidad jurídica. p. 413-425. 

NotasEditar

  1. Recordemos que el fútbol era todavía en España un deporte no profesionalizado, por lo que tampoco había recaudaciones por partidos, ni mucho menos marketing, derechos y/o remuneraciones por campeonatos.