Abrir menú principal
Sistema pastoril a lo largo de los años.

Sistemas silvopastoriles (en latín, silva significa 'bosque') es la práctica de la integración de árboles, forraje y el pastoreo de animales domesticados de una manera mutuamente beneficiosa. Utilizando los principios del pastoreo gestionado y es una de tantas formas distintas de agroforestería.

Los sistemas silvopastoriles bien manejados adecuadamente puede aumentar la productividad general y los ingresos a largo plazo debido a la producción simultánea de cultivos de árboles, forrajes y ganado también puede proporcionar beneficios ambientales como la captura del carbono.[1]​ El sistema silvopastoril es una de las formas más antiguas de la agricultura, y se ha practicado en muchas partes del mundo durante muchos siglos. No es lo mismo que el pastoreo no gestionado en los bosques, que tiene muchas consecuencias ambientales negativas ya conocidas.[2]

Se diferencia de un sistema agroforestal en que el sistema silvopastoril incorpora a la ganadería.[3]​ Es una de las estrategias de adaptación al calentamiento global para las actividades económicas en zonas rurales.[4][5][6]

Índice

HistoriaEditar

Los sistemas silvopastoriles de frutas y nueces cubrieron grandes porciones de Europa Central hasta el siglo XX, y todavía están muy extendidas en algunas áreas. El cultivo de dehesas, un tipo silvopasturas en la península ibérica, Italia y Marruecos, es una práctica de uso de la tierra antigua, y un sistema histórico de ordenación del territorio en Europa en el que los bosques abiertos proporcionan refugio y forraje para los animales pastando, particularmente ovejas y ganado.[7]​ Así mismo, brindan productos forestales como la madera para la construcción y como combustible, vástagos para la fabricación de carbón y carboncillo, y árboles desmochados.[8][9]

MétodosEditar

La incorporaciónEditar

Los sistemas silvopastoriles pueden establecerse plantando árboles en los pastos existentes o estableciendo pastos en los bosques existentes. Estos dos métodos de establecimiento difieren significativamente.

Incorporación de los árboles en el pastoEditar

La plantación de árboles en pastizales existentes presenta varios desafíos: los árboles jóvenes deben protegerse del ganado, los árboles pueden tardar años en volverse productivos (dependiendo de la especie), y la plantación de árboles en un pastizal puede limitar la capacidad de usar esa tierra para otros fines en el futuro.

Incorporación del pasto en el bosqueEditar

 
Protección de plantón de bovinos.

La integración de los pastizales en los bosques existentes también presenta desafíos: es probable que los bosques necesiten ser reducidos para aumentar la infiltración de la luz, lo que requiere mucho tiempo y puede requerir maquinaria pesada , así como una estrategia para lidiar con los árboles talados. También es probable que los bosques delgados adquieran una oleada de crecimiento en las malezas y los árboles de las plántulas que deben tratarse para evitar que los pastos sean demasiado crecidos. Los forrajes de pastos también pueden necesitar ser sembrados debajo de los árboles, un proceso que puede ser difícil si los árboles ya han sido talados.[2]

Preparación del terreno e implantación

El trabajo de preparación del suelo será similar al de cualquier cultivo agrícola. Lo que sí hay que considerar es que dependiendo de la especie a plantar, el material de propagación puede ser diferente.[10]

Componente ganadero

La experiencia de engordar novillos (invernada y/o veraneada) en los sistemas silvopastoriles, dadas las características del forraje que crece en el sotobosque, hace que se alargue el ciclo de “terminación” de éstos. Por lo que en general, se prefiere la cría como actividad, ya que requiere una dieta de mantenimiento más que de engorde.[10]

BeneficiosEditar

Un beneficio primario de la técnica silvopastoril es el aumento de la utilización de las tierras de cultivo. Las silvopasturas pueden incorporar grandes zonas de bosques no utilizados en la producción y ponerla a producir múltiples productos en la misma superficie. Esto diversifica las fuentes de ingresos agrícolas y aumenta la viabilidad agrícola. La técnica del silvopastoril se ha encontrado para aumentar la abundancia y diversidad de la fauna y contribuir al secuestro de carbono y la mitigación del cambio climático.[2]

GanadoEditar

Los árboles en los sistemas silvopastoriles proporcionan al ganado protección contra el sol y el viento, lo que puede aumentar la comodidad de los animales y mejorar la producción. Los árboles pueden proporcionar sombra en el verano y cortavientos en el invierno, lo que permite al ganado moderar su propia temperatura.[11]

ForrajeEditar

Los sistemas silvopastoriles bien administrados pueden producir tanto forraje como los sistemas de pasto abierto en las circunstancias adecuadas. También se ha observado que los sistemas de silvopastoriles producen forraje de mayor calidad nutritiva que el forraje sin silvopastura en ciertas condiciones. Se ha observado una mayor disponibilidad de forraje en los sistemas de silvicultura en comparación con los sistemas de pastos abiertos en condiciones de sequía, donde la combinación de sombra de los árboles y la captación de agua de las raíces de los árboles puede reducir los impactos de la sequía.[2]

ÁrbolesEditar

El sistema silvopastoril es compatible con la producción de frutas, nueces y madera. El pastoreo puede servir como un método rentable de control de vegetación y malezas. Los sistemas silvopastoriles también puede ayudar a reducir las plagas y enfermedades en los huertos: cuando se introducen en un huerto después de la cosecha, el ganado puede consumir frutas no cosechadas, evitando que las plagas y enfermedades se propaguen a través de estas frutas no cosechadas.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Contribución de los sistemas ganaderos tropicales al secuestro de Carbono». www.fao.org. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Consultado el 9 de mayo de 2019. 
  2. a b c d e Gabriel, Steve (1982). Silvopasture : a guide to managing grazing animals, forage crops, and trees in a temperate farm ecosystem. White River Junction, Vermont: Chelsea Green Pub Co. ISBN 9781603587310. OCLC 1020304962. 
  3. «Sistemas Agroforestales y Sistemas Agrosilvopastorales: ¿Cuáles son las Diferencias? | Un Universo invisible bajo nuestros pies». Consultado el 9 de mayo de 2019. 
  4. «What Can Farmers Do About Climate Change? Silvopasture». National Farmers Union (en inglés estadounidense). 6 de febrero de 2017. Consultado el 9 de mayo de 2019. 
  5. Erin Lane, USDA Northeast Climate Hub and Kate MacFarland, USDA National Agroforestry Center, US Forest Service, edlane@fs.fed.us. «360o of Silvopasturing to Adapt to Climate Change». www.aftaweb.org (en inglés británico). Consultado el 9 de mayo de 2019. 
  6. «Agroforestry.org - Overstory #255 - Climate Change Adaptation». agroforestry.org. Consultado el 9 de mayo de 2019. 
  7. «Expertos estudian la erosión en las dehesas | Sala de Prensa». saladeprensa.usal.es. Universidad de Salamanca. 6 de julio de 2011. Consultado el 11 de mayo de 2019. 
  8. Wolfe, Martin S.; Pearce, Bruce D.; Smith, Jo (December 2012). «A European perspective for developing modern multifunctional agroforestry systems for sustainable intensification». Renewable Agriculture and Food Systems 27 (4): 323-332. ISSN 1742-1713. doi:10.1017/S1742170511000597. 
  9. boletinagrario.com (24 de abril de 2019). «SISTEMAS SILVOPASTORILES - ¿Qué es sistemas silvopastoriles? - significado, definición, traducción y sinónimos para sistemas silvopastoriles». boletinagrario.com. Consultado el 24 de abril de 2019. 
  10. a b Luccerini, Sabrina A.; Subovsky, Esteban D. (2013). «Sistemas Silvopastoriles: una alternativa productiva para nuestro país.». Apuntes Agroeconómicos (Buenos Aires: Facultad de Agronomía - Universidad de Buenos Aires) 7 (8). ISSN 1667-3212. Consultado el 11 de mayo de 2019. 
  11. «::: IPCVA :: IPCVA Y AFoA impulsa sistemas silvopastoriles y avanzan hacia la certificación de "Carne Carbono Neutral".». www.ipcva.com.ar. Buenos Aires. 2017. Consultado el 9 de mayo de 2019. 

Enlaces externosEditar