Sixto Enrique de Borbón

Reclamante carlista del trono de España

Sixto Enrique de Borbón-Parma y Borbón-Busset (Pau, 22 de julio de 1940) es un político carlista, líder de la Comunión Tradicionalista. Sus seguidores, llamados «sixtinos», representan dentro del carlismo el ala de orientación más tradicionalista.[1]

Sixto Enrique de Borbón-Parma
Regente de la Comunión Tradicionalista
Príncipe de Parma
XL Aniversario de D. Javier I.jpg
En Valencia, año 2017
Grandes armes OSLJ.svg
Gran maestre de la Orden
de San Lázaro de Jerusalén

(obediencia de Jerusalén)
10 de septiembre de 2015-presente
Predecesor Carlos Felipe de Orleans
Información personal
Nombre secular Sixto Enrique Hugo Francisco Javier de Borbón-Parma
y Bourbon-Busset
Otros títulos Duque de Aranjuez
Príncipe Regente de la Comunión Tradicionalista y abanderado de la Tradición.
Nacimiento 22 de julio de 1940 (79 años)
Pau, Francia
Residencia Castillo de Lignières
Predecesor Francisco Javier de
Borbón-Parma
Familia
Casa real Casa de Borbón-Parma
Dinastía Dinastía Capeta
Padre Javier I de Borbón-Parma
Madre María Magdalena de Borbón-Busset
Royal Coat of Arms used by the supporters of the Claimants to the Spanish Throne (adopted c.1942) Golden Fleece Variant.svg
Escudo de Sixto Enrique de Borbón-Parma
Sixto de Borbón, 1999.

Familia ducal parmesana
Coat of arms of the House of Bourbon-Parma.svg

El duque de Parma
La duquesa consorte de Parma

  • El príncipe heredero
  • La princesa Luisa
  • La princesa Cecilia

La condesa de Colorno
El conde consorte de Colorno
El conde de Bardi
La condesa consorte de Bardi

  • La princesa Zita
  • La princesa Gloria

La marquesa de Sala
El marqués consorte de Sala

Castillo de Lignières.

Sixto Enrique, al que también llaman «Enrique V»,[2]​ es príncipe de Parma y de Plasencia. De acuerdo con sus partidarios, es además «duque de Aranjuez, infante de España, regente de la Comunión Tradicionalista y abanderado de la Tradición»,[1]​ y reivindica derechos al trono de España como descendiente de Felipe V.[3]

BiografíaEditar

Primeros añosEditar

Nació en la ciudad francesa de Pau el 22 de julio de 1940, segundo de los varones de Francisco Javier de Borbón-Parma (reclamante del trono español) y de María Magdalena de Borbón-Busset.

Estudió en diversos colegios religiosos, completando su formación posteriormente con estudios de Derecho,[1]​ lenguas clásicas y modernas y finanzas. Ya en su juventud estuvo relacionado con la Action Française y era muy amigo del escritor tradicionalista Michel de Saint-Pierre.[4]

Bajo el nombre falso de Enrique Aranjuez, en 1965 se alistó en el tercio Gran Capitán, 1.º de la Legión. El 2 de mayo de aquel año juró bandera, pero al descubrirse su identidad fue expulsado de la Legión y de España.

Posteriormente pasó a Portugal, donde contactó con la extrema derecha portuguesa y española. Allí se vio con el antiguo Delegado Nacional de Requetés, José Arturo Márquez de Prado, y el con el carlista hispano-argentino Hermenegildo García Llorente. Durante su estancia en Portugal participó en 1968 en una concentración carlista celebrada en Fátima, todavía con su hermano Carlos Hugo. Después se alistó en el Ejército portugués y combatió en la guerra de Angola. Posteriormente estuvo en Brasil y Argentina, donde contactó con la extrema derecha de aquellos países.[4]

Actividad política durante la TransiciónEditar

Tras la cesión del control de la organización carlista en 1972 de su padre en su hermano Carlos Hugo, las divergencias con este se acentuaron, sobre todo debido al cambio ideológico del nuevo Partido Carlista, liderado por su hermano hacia el socialismo autogestionario. Finalmente, los sectores más tradicionalistas del movimiento se separaron. La ruptura se hizo pública mediante una carta dirigida por Sixto a su hermano, el 22 de septiembre de 1975, en la que le acusaba de traicionar los ideales carlistas:

«Hoy, después de la forzada abdicación de nuestro Padre, me obligas, con el documento que acabo de recibir, a definirme públicamente y tomar la firme decisión de mantener en alto la bandera de la Comunión Tradicionalista-Carlista que tú has abandonado; y ello por lealtad al pueblo Carlista, al cual nos debemos, y por fidelidad a los grandes principios de nuestra Causa que son inalterables, sin pretender con ello arrogarme derechos que no me corresponden».[5]

En agosto de 1975 Sixto ya había iniciado una gira política por España. Aunque todavía seguía vigente la orden gubernamental de expulsión contra toda la familia Borbón-Parma, Sixto se movía por el territorio español con pasaporte expedido en el Consulado de Bayona, mientras que periódicos tradicionalistas o afines como El Alcázar, El Pensamiento Navarro, Brújula, Iglesia-Mundo, ¿Qué pasa?, promovían la campaña sixtina de «Reconquista de Montejurra», de la que también se hizo eco la prensa del Movimiento.[6]

El 25 de septiembre Sixto nombró a Juan Sáenz Díez Jefe Delegado de una Comunión Tradicionalista reconstituida, con la finalidad de reagrupar a todos los tradicionalistas españoles y de darles una estructura, reconstruyendo los cuadros y organizaciones.[7]

El 26 de abril de 1976 presidió el acto del Quintillo, en Sevilla, que venían realizando los carlistas desde 1934. Después de aquel acto, se hizo pública una declaración de principios, afirmando que la Comunión Tradicionalista proclamaba «la defensa de la independencia moral y política de España frente a toda internacional socialista o comunista», lamentando «las graves desviaciones doctrinales del príncipe don Carlos Hugo por su pública adscripción a la doctrina socialista». El manifiesto decía asimismo del príncipe don Sixto que «ha sabido mostrarse fiel al juramento prestado por su padre, don Javier, ante la tumba de don Alfonso Carlos, y sigue enarbolando con la Comunión Tradicionalista la bandera de Dios, Patria, Fueros y Rey».[8]

El 9 de mayo de ese mismo año, en la romería de Montejurra, un heterogéneo grupo «sixtino», compuesto por miembros de la nueva Comunión Tradicionalista, la Hermandad de Excombatientes, Unión Nacional Española y Fuerza Nueva, acompañados de pistoleros ultraderechistas españoles, argentinos, italianos y franceses, agredió a los militantes del nuevo Partido Carlista, partidarios de Carlos Hugo, cuando trataban de recuperar el tradicional Viacrucis para el tradicionalismo, resultando muertas dos personas. Según afirmó José Arturo Márquez de Prado (uno de los principales tradicionalistas sixtinos que acudió a Montejurra y jefe de la Secretaría Política de Don Sixto en aquellos años)[9]​ también hubo miembros de ETA que acompañaron a los integrantes del Partido Carlista, recibiendo los partidarios de Sixto de Borbón ráfagas de metralleta.[10]

No todos los grupos tradicionalistas participaron en la nueva Comunión Tradicionalista, como fue el caso de Unión Carlista o Comunión Católico-Monárquica,[11]​ y parte de los que sí lo hicieron, como algunos tradicionalistas asturianos[12]​ y valencianos,[13]​ desde fechas tempranas empezaron a mostrar desconcierto y distancia respecto a las actuaciones políticas de Sixto.

El 4 de marzo de 1977 Sixto Enrique se mostraba junto a su padre en una entrevista concedida a Alfredo Amestoy en La Actualidad Española, en la que Don Javier reafirmaba el pensamiento carlista tradicional, condenando expresamente «el marxismo y el separatismo» en un manifiesto.[14]​ Carlos Hugo denunció entonces que Sixto había secuestrado a su padre, lo cual fue desmentido oficialmente por la secretaría personal de Don Javier, que calificó la denuncia como «una baja maniobra política» debido a que el jefe de la Casa Carlista se había negado a apoyar «ciertas iniciativas cuyo contenido marxista o socialista es contrario a los ideales del carlismo». Según su secretaría personal, esta denuncia provocó que Don Javier tuviera que ser hospitalizado, muy afectado por el escándalo generado.[15]

Sixto Enrique de Borbón, partidario de la liturgia católica tradicional y fiel de la Hermandad Sacerdotal San Pío X, asistió en 1988 a las consagraciones episcopales realizadas por el arzobispo Marcel Lefebvre en Écône y frecuenta en París la iglesia de Saint-Nicolas-du-Chardonnet, que administra dicha organización.[16]

Época recienteEditar

En enero de 2001, Sixto de Borbón sufrió un grave accidente de automóvil en Argentina. Ese mismo año publicó un manifiesto llamando al reagrupamiento de los carlistas, en el que destacaba la misión providencial del Carlismo:[17]

«En las Españas, la Hispanidad repartida por todos los continentes, que ha sido la más alta expresión de la Cristiandad en la historia, radica nuestra principal fuerza. A la reconstrucción de su constitución histórica y a la restauración de un gobierno según su modo de ser debemos dedicar todos nuestros empeños. Desde que una parte creciente de los españoles los olvidara, a partir de los días de la invasión napoleónica, solo hemos tenido decadencia e inestabilidad. La actuación del Carlismo impidió que la decadencia se consumase en agotamiento, quizá fatal. Porque, aunque nuestros antecesores no llegaran a triunfar, su resistencia, aquel "gobernar desde fuera" que practicaron, impidió la muerte de nuestro ser. No puede ser otro el papel de nuestra Comunión, baluarte desde el que confiamos conservar los restos que -si Dios lo quiere- nos permitan el triunfo, el ciento por uno de nuestros desvelos, además de la vida eterna que es -por encima de todo- lo que deseamos alcanzar. Como escribió mi padre en su Manifiesto de tres de abril de mil novecientos cincuenta y cuatro: "Aun con nuestra limitada visión humana, tenemos que entender que obedece a un plan providencial la conservación sorprendente de esta selección de hombres que a lo largo de un siglo ha mantenido la pureza de sus ideales frente a la persecución, la derrota y el hastío". De esta pureza de ideales, y no de la cesión a cualesquiera de las tentaciones de adaptación que por doquier nos acechan, ha de nacer la victoria que necesitamos. Que este siglo que comienza sea el de nuestras Españas.»

A consecuencia de este manifiesto sus seguidores comenzaron a desarrollar cierta actividad, reactivando la Comunión Tradicionalista —al margen de la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC)— y en torno a una Secretaría Política —dirigida por Rafael Gambra y, tras la muerte de éste, por Miguel Ayuso; en 2010 asumió su Jefatura Delegada José Miguel Gambra—.

En una carta el año 2002, mostró su apoyo al líder ultraderechista francés Jean-Marie Le Pen. En otra, se opuso, infructuosamente, al deseo de Carlos Hugo de donar los fondos del archivo carlista al Archivo Histórico Nacional.[18]​ Asimismo, participó en un acto en Madrid contra la Constitución Europea, y en 2006 dirigió una carta a Benedicto XVI con motivo de su visita a España.

En 2008 realizó un viaje de contenido político a Perú, donde participó en el simposio «Bartolomé Herrera y su tiempo», coordinado por el abogado y ex congresista de la nación Fernán Altuve-Febres. En el Congreso de la República del Perú fue recibido con honores militares y saludado por su Vicepresidente Primero.[1]

Siempre según sus partidarios, los matrimonios desiguales de sus sobrinos Carlos Javier de Borbón-Parma (2010) y Jaime Bernardo de Borbón-Parma (2013), habrían legitimado las pretensiones de Sixto Enrique por ser contrarios a las disposiciones de la Pragmática Sanción de 1776. Según esta Ley, el matrimonio desigual supone la pérdida de los derechos de sucesión.[19][20]

Según el historiador Ricardo Mateos, que ha realizado investigaciones sobre la genealogía, la historia y la biografía de las casas reales europeas,[21]​ pruebas de ADN habrían clarificado que Sixto Enrique desciende «sin rastro de ilegitimidad» de Luis XIV de Francia.[22]

Actualmente reside en el castillo de Lignières, aunque se desplaza frecuentemente a diversos países de habla hispana. Ha organizado seminarios y conferencias de geopolítica relacionada con Europa, Iberoamérica y Oriente Próximo.[1]

Participó en 2014 en un encuentro de figuras de extrema derecha en Viena auspiciado por Konstantin Malofeev, en el que los participantes discutieron cómo «salvar a Europa del liberalismo y del "satánico" lobby gay».[23][n. 1]​ Se declara amante de Rusia desde que de pequeño leyó la novela Miguel Strogoff.[24]

En 2015 fue nombrado 50.º Gran Maestre de la Orden de San Lázaro de Jerusalén[25]​ de la llamada «obediencia de Jerusalén», que según José María de Montells constituye una escisión de la Orden.[26]

Durante la década de 2010 Sixto Enrique ha participado en diversos actos organizados en España por la agrupación tradicionalista dirigida por Gambra. En 2011 acudió al Hotel NH Zurbano de Madrid para la presentación del libro «A los 175 años del Carlismo: una revisión de la tradición política hispánica», editado por Miguel Ayuso,[27]​ y desde 2013 ha acudido anualmente a los actos que con motivo de la fiesta de los Mártires de la Tradición organizan durante el mes de marzo los carlistas sixtinos en El Pardo (Madrid).[28]

Distinciones honoríficasEditar

AncestrosEditar

Véase tambiénEditar

NotasEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Rey y Cabieses, Amadeo-Martín (6 de septiembre de 2008). «Sixto de Borbón Parma, hermano del Duque de Parma, visita Lima y Cuzco». Monarquía Confidencial. 
  2. «Medalla en el 40 aniversario de la muerte del Rey Don Javier». Comunión Tradicionalista. 6 de marzo de 2018. 
  3. «Borbón y Borbón-Busse, Sixto Enrique de (1940-VVVV)». MCNBiografias.com. 
  4. a b «Sixto Enrique». Cuadernos para el Diálogo (160): 19. 22-28 mayo 1976. 
  5. Caspistegui, Francisco Javier (1997). El naufragio de las ortodoxias. EUNSA. pp. 272-273. 
  6. Miralles Climent, Josep (2016). «El primer crimen de Estado de la monarquía franquista: En el 40 aniversario de los asesinatos de Montejurra». 
  7. Caspistegui, 1997, p. 273.
  8. «Concentración de la Comunión Tradicionalista en Sevilla». Mediterráneo. 27 de abril de 1976. 
  9. «Declaración y contradeclaración de don Javier de Borbón». Mediterráneo: 10. 8 de marzo de 1977. 
  10. Entrevista sonora a José Arturo Márquez de Prado
  11. «Nace la opción centro del carlismo». Diario 16. 27 de abril de 1977. 
  12. «Los grupos políticos en Asturias». Asturias Semanal (365): 10. 12 de junio de 1976. 
  13. Divergencias entre tradicionalistas. 1977. 
  14. Amestoy, Ignacio (marzo de 1977). «Don Javier firmar un manifiesto carlista». La Actualidad Española 1314: 34-39. 
  15. Laborde, Enrique (8 de marzo de 1977). «Don Francisco Javier de Borbón-Parma desmiente que haya sido secuestrado». ABC de Sevilla: 9. 
  16. Chalmin, Thibaud (1994). «Une affaire d’Église : les débuts de l’occupation de Saint-Nicolas-du-Chardonnet (27 février-4 juillet 1977)». Histoire. dumas-01116760f: 126. 
  17. «Manifiesto de S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón de 17 de julio de 2001». 
  18. «Carlos Hugo de Borbón Parma cede el Archivo Carlista al Estado durante 99 años». El País. 5 de julio de 2012. 
  19. Polo, Fernando (1968). ¿Quién es el rey? (2ª edición). Sevilla: Editorial Tradicionalista. p. 181. 
  20. Polo, Fernando (1968). «APENDICE IX Texto del Real Decreto de 23 de enero de 1936.». ¿Quién es el rey? (2ª edición). Sevilla: Editorial Tradicionalista. p. 157. 
  21. «Ricardo Mateos Sáinz de Medrano». la esfera de los libros. 
  22. «Monárquicos franceses se preguntan si Luís Alfonso de Borbón se someterá a las pruebas de ADN para demostrar su legitimidad como aspirante a la corona de Francia». EXTRAConfidencial.com. 20 de octubre de 2013. 
  23. a b Shekhovtsov, 2018, p. 199.
  24. «Entrevista realizada por Eric Letty». Monde & Vie. 9 de abril de 2014. 
  25. «Nueva cabeza de la Orden de San Lázaro de Jerusalén». Saint Lazare International. 
  26. «Nobles verdaderos, falsos Grandes Maestres». Atavis et Armis. Mayo de 2016. 
  27. «Don Sixto Enrique de Borbón, en Madrid». Comunión Tradicionalista. 7 de noviembre de 2011. 
  28. «Mártires de la Tradición». Comunión Tradicionalista. 

BibliografíaEditar