Abrir menú principal

Se denomina standby (en español espera) al consumo en espera de diferentes aparatos electrónicos, tales como televisión, reproductores de audio o vídeo, aire acondicionado, algunos modelos de frigoríficos, algunas vitrocerámicas, alimentadores/cargadores, PC, etc. En stand by, el aparato se encuentra conectado a la espera de recibir órdenes, por lo que consume energía eléctrica. También se conoce como consumo vampiro.[1]​ Según el informe de REE del año 2010, se calcula que en España un 2 % del consumo de una vivienda se produce por aparatos electrónicos conectados en stand by.[2]​ Se recomienda que para ahorrar energía, averías, dinero y evitar contaminación se desconecten los aparatos electrónicos de manera que cuando no se vayan a utilizar queden totalmente desconectados de la red eléctrica.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «CONSUMO VAMPIRO». Agencia de Sostenibilidad Energética (Colombia). 17 de diciembre de 2015. 
  2. «Guía de consumo inteligente». 

Enlaces externosEditar