Abrir menú principal

Subdiácono

orden menor de la iglesia católica

El hipodiácono[cita requerida] o subdiácono (del griego Ypo, bajo, Diakonos, servidor) es un clérigo ordenado para servir en el altar. Es un orden anterior al diaconado y posterior al acolitado.

Sus orígenes se remontan a los primeros tiempos de los apóstoles cuando las distintas iglesias fueron creciendo y hubo necesidad de ordenar a más de siete diáconos. Por ser éste el número establecido por la Biblia, se procedió a seguir ordenando para el servicio bajo la denominación de subdiáconos. Diferentes referencias se encuentran desde los cánones del Primer Concilio Ecuménico de Nicea. Las Iglesias orientales católicas así como las ortodoxas, aún conservan este ministerio y esta distinción entre el diaconado ordenado, sin embargo Pablo VI lo abolió para el rito occidental de la Iglesia católica.

Su investidura litúrgica oriental es el stijarion y la estola u orarion. En la iglesia latina usaban la tunicela, similar -prácticamente igual- a la dalmática. Actualmente, en el rito romano reformado tras el Concilio Vaticano II, sus funciones han sido asimiladas por los ministerios de lector y acólito en virtud de la Ministeria quaedam de 1975, pero a estos últimos se les puede, a juicio de la Conferencia Episcopal correspondiente, seguir llamando subdiáconos. Sin embargo, los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica que emplean exclusivamente la forma extraordinaria del rito romano, sí mantienen el subdiaconado, ya que la instrucción Universae Ecclesiae de 2011 establece para ellos el uso del Pontifical Romano en vigor en 1962.

ReferenciasEditar