Sumo (banda)

grupo musical de Argentina

Sumo fue una banda argentina de rock formada en el año 1981 por Luca Prodan, e integrado, en su mayor parte, por el propio Prodan (voz), Germán Daffunchio (guitarra), Ricardo Mollo (guitarra), Diego Arnedo (bajo), Alberto Troglio (batería) y Roberto Pettinato (saxo).

Sumo
Sumo 1985.jpg
Sumo en 1985.
Datos generales
Origen Bandera de Argentina Hurlingham, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Información artística
Género(s) Post-punk
New wave
Reggae
Período de actividad 1981 - 2007
Artistas relacionados Hurlingham Reggae Band, Divididos, Las Pelotas, MAM, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota
Web
Sitio web http://www.sumo.com.ar
Miembros

Luca Prodan (Voz) (†)
Germán Daffunchio (Guitarra)
Diego Arnedo (Bajo)
Roberto Pettinato (Saxo)
Ricardo Mollo (Guitarra)
Alberto "Superman" Troglio (Batería)
Exmiembros

Stephanie Nuttal (Batería)
Alejandro Sokol (Bajo/Batería) (†)
Ricardo Curtet (Guitarra)

Originaria de la localidad de Nono, en las sierras de Córdoba, el grupo musical tendría varios cambios en su formación durante sus años iniciales, y luego sería trasladada a Hurlingham, donde publicarían su primer álbum de estudio, Divididos por la felicidad (1985), considerado el quinto mejor álbum de la historia del rock nacional argentino por la revista Rolling Stone. Sería seguido por los también exitosos álbumes Llegando los monos (1986) y After Chabón (1987), convirtiendo a Sumo en uno de los grupos más importantes de la cultura underground de Argentina durante la década de los 80. Luego de la muerte de Prodan en 1987, el grupo musical acabaría separándose en 1988, y dos grupos se formarían por ex-integrantes de Sumo, Divididos y Las Pelotas.

Sumo, a pesar de mantenerse underground en su corto período de actividad, se volvería uno de los grupos más influyentes en moldear el rock argentino contemporáneo. Se le acredita por introducir el post-punk británico en la escena latinoamericana, más que nada por sus canciones con letras en inglés, y por brindar un contrapunto visceral a las influencias progresivas y de nueva canción entonces dominantes en el rock en español.

HistoriaEditar

AntecedentesEditar

A mediados de los años 1970, un ítalo-escocés llamado Luca Prodan vivía en Londres. En paralelo, ya había tocado en diversos pubs con su banda The New Clear Heads. También había asistido a recitales de todo tipo, deslumbrándose principalmente con el rock progresivo, el reggae y el punk. Había aprendido diversos oficios y hasta llegó a trabajar en la compañía Virgin, vendiendo discos en su negocio en Marble Arch. Tras el suicidio de su hermana Claudia -quien era adicta, como él, a la heroína- , Luca había tocado fondo en 1979 y estuvo en coma por una sobredosis de heroína.

Buscando una salida para su adicción a la heroína, que ya había matado a su hermana y casi lo mató a él, Luca Prodan terminó instalándose en Argentina en agosto de 1980. Viajó sin saber prácticamente nada del país, ensoñado por una bucólica foto que le había enviado, incluida en una carta, su amigo argentino de origen escocés, Timmy McKern, con quien había compartido años escolares en Escocia y convivió luego en Londres. En la imagen se veía a la familia de McKern en las sierras de Córdoba.[1]​ Se veía como un paraíso, y su amigo Timmy le agregaba una información clave: en Argentina en ese momento, no había heroína, no se la conocía.

"Todo comenzó con una foto que cruzó el océano desde estas tierras hasta Roma. Luca Prodan caminaba al borde de la muerte y la postal familiar que recibió mostraba el refugio cordobés de su amigo Timmy McKern donde todo era vida y naturaleza. Un perro, dos niñas, una pareja sonriendo con las sierras de Nono como marco de una vida idílica. Con Timmy habían compartido el colegio del norte de Escocia al que también asistía el príncipe Carlos de Gales. Su invitación era la última carta que Luca tenía para jugar y ganar unos años más de vida. Ni siquiera imaginaba que, años más tarde, con su música marcaría un quiebre en la historia de nuestro rock." — Pedro Irigoyen, Memorias del Happy Valley Rock. Artículo en diario La Nación, 24 de diciembre de 2017

El mismo día en que Luca llegó a Argentina, Timmy MacKern lo fue a esperar al aeropuerto y lo llevó a su casa en Hurlingham, Provincia de Buenos Aires. Le presentó a su familia, entre ellos a su cuñado Germán Daffunchio, que por esa época tenía 20 años y trabajaba como marinero. Al finalizar la cena, Daffunchio comenzó a tocar una guitarra criolla y Luca cantó. Nació entre ellos la idea de formar una banda. Inmediatamente se trasladaron al campo de Timmy MacKern en Traslasierras. Los acompañaban Germán Daffunchio y su amigo Alejandro Sokol. Comenzaron las zapadas. que dieron nacimiento a Sumo, con Daffunchio como guitarrista y Sokol como bajista.

Comienzos de la bandaEditar

Primera formaciónEditar

 
Primera formación en el año 1981. De izquierda a derecha: Alejandro Sokol, Ricardo Curtet, Germán Daffunchio, Stephanie Nuttal y Luca Prodan.

Tras observar la promisoria evolución de esas zapadas, Timmy McKern, su amigo y futuro representante de la banda, le presentaría a Luca un joven guitarrista amigo suyo, a quien le propondría la idea de formar una banda.[2]​ Era Ricardo Curtet, que en ese entonces residía en Mina Clavero y que fuera convencido por su amigo McKern, para formar parte del grupo. Una vez presentados, Luca regresa a Londres para comenzar con la compra de los instrumentos e intenta convencer (con éxito) a su amiga Stephanie Nuttal, para ser la baterista de su nueva banda.[2]​ Esta última había formado parte del grupo mancuniano Manicured Noise. [2]​ Meses después, Nuttal llegaría a la Argentina y se sumaría al equipo que estaba practicando en Córdoba. De esta forma, la banda quedaría conformada con Luca como voz principal, Daffunchio en la primera guitarra, Curtet como guitarra rítmica, Sokol en el bajo y Stephanie Nuttal en la batería. De esta última, su presencia en la alineación sería todo un suceso, ya que mayoritariamente las bandas de rock de esa época estaban conformadas exclusivamente por varones. Ya conformado el equipo, en 1981, se graba en el estudio de Nono lo que posteriormente sería parte de un álbum póstumo de Luca, Time, Fate, Love.

Tras esta grabación, comenzó a florecer la idea de trasladar todo el equipo hacia la ciudad de Hurlingham, de donde provenía la mayoría de los integrantes, sin embargo el equipo sufrió su primera baja al desvincularse Ricardo Curtet, quien tras haber sido padre durante ese tiempo decidió finalmente volverse a Mina Clavero para cuidar de su nueva familia.[3]

Segunda etapaEditar

El primer concierto de la banda fue en una discoteca de El Palomar llamada Caroline's Pub.[2]

La banda estableció su base en la casa de la madre de Timmy en Hurlingham, Provincia de Buenos Aires. Brindaban espectáculos con temas cantados en inglés. Tuvieron serios problemas durante la guerra de Malvinas, cuando todo lo relacionado con el Reino Unido — incluido el idioma — fue prohibido. Ello provocó el retorno de Nuttal a su país natal a pedido de sus padres.[4]​ A raíz de esta partida, Sokol pasó a la batería y el puesto de bajista pasó a ser ocupado por Diego Arnedo, quien tocaba en una banda de hard rock de Hurlingham llamada MAM, junto a los hermanos Omar y Ricardo Mollo.

La formación de Sumo alcanzaría su madurez con la entrada como saxofonista de Roberto Pettinato, a mediados de 1983. Pettinato era periodista, había dirigido la revista de rock El Expreso Imaginario en su última etapa, hasta que dejó de editarse en enero de 1983. Desde entonces conducía un segmento llamado "La Zona Fantasma" en Radio Del Plata. Impresionado tras ver una actuación en vivo de Sumo, invitó a Luca Prodan a su programa radial. Allí le hizo una entrevista histórica y, al finalizar la misma, trabaron amistad y decidieron la incorporación de Pettinato a la banda[5]​.

En 1984, Sokol dejó la banda y lo reemplazó Alberto "Superman" Troglio en la batería. Al poco tiempo, e invitado por Diego Arnedo, ingresó Ricardo Mollo en guitarra. También era exintegrante de MAM y su estilo de ejecución, inspirado en Jimi Hendrix, tenía más inclinación hacia el hard rock (de hecho, pocos días después de unirse a Sumo le llegó una invitación de Ricardo Iorio para sumarse a V8, la banda pionera del heavy metal en Argentina, invitación que desechó por su compromiso con Sumo). La formación con Prodan, Daffunchio, Arnedo, Mollo, Troglio y Pettinato se mantuvo hasta la disolución del grupo.

Por estos años, Sumo solía dividirse en dos bandas para poder recaudar más dinero, dando recitales como la Hurlingham Reggae Band y a veces como Sumito.[6]​ Ambos grupos tocaban varios recitales cada fin de semana en recintos como el Café Einstein, templo underground de los años 1980, o bien en el Parakultural.[6]

«En un principio, eran casi todos temas míos, cuando yo tocaba la guitarra. Después la cosa fue cambiando, entró una onda mucho más reggae, nos desdoblamos en la Hurlingham Reggae Band (que era únicamente reggae) y Sumo, por su parte, se puso más pesado. Y Fargo -que hoy es el guitarrista de los Redonditos de Ricota- era el violero de la Hurlingham. Después se unieron los dos grupos otra vez, Fargo se fue con Patricio Rey, yo me fui a Europa, y cuando volví con Sumo comenzamos a hacer temas de la Hurlingham... Ahora Sumo es medio reggae y medio pesado. En fin: medio raro.»
Luca Prodan, por Gloria Guerrero para Revista Humor.
 
Luca Prodan y Ricardo Mollo en vivo en el boliche "Oxigeno" (1985).

Con esta formación editarían el disco independiente Corpiños en la madrugada y que contendría varios de los hits que la banda volvería a grabar posteriormente junto a perlas que brillaban en los recitales de la banda pese a no haber integrado nunca los discos oficiales: "Night & Day" (la primera canción que compusieron en conjunto como banda), "Fuck You" (su primer himno punk, con el que solían cerrar sus recitales) y la contundente «Teléfonos /White Trash», con una voz apagada y abatida de Luca que luego salta a un sonido ska demoledor. Luca explicó que la parte de “Teléfonos” se basa en un mal viaje de LSD, una experiencia bastante terrorífica al no saber dónde se encontraba su novia, tuvo flashes de que estaba siendo asesinada, debido a que esta no respondía a su llamado telefónico e imaginaba desde su casa paredes bañadas de sangre. "White Trash", la segunda parte había sido compuesta en solitario por Luca mucho antes cuando se encontraba en Londres, aunque al momento de grabarla, fue el fraseo de saxo agregado por Pettinato lo que acabó de darle la fisonomía distintiva a la canción.

Divididos por la felicidad: debut discográfico (1985)Editar

El debut discográfico oficial llegó en 1985, tras haber sido vistos en vivo por un productor de la CBS. La placa se llamó Divididos por la felicidad, en referencia a uno de los grupos preferidos de Luca, Joy Division. Este trabajo vio la luz en formato de disco, tras una legendaria edición independiente en casete. La presentación del disco tuvo lugar en el teatro Astros, los días 11 y 12 de mayo de 1985, reuniendo 1300 personas por show. Este primer trabajo vendió 15 000 copias e incluyó el hit «La rubia tarada» (cuyo titulado originalmente era Una noche en New York City. No en referencia a la ciudad sino a una conocida discoteca de Buenos Aires de aquella época que llevaba ese nombre. La letra se basa en la rivalidad entre Luca Prodan y Pedro Braun a.k.a. Hari B, guitarrista de Los Violadores -a quien caricaturiza como un "pseudopunkito con el acento finito"- por el amor de una chica llamada Monica Stromp).

Otro punto alto del disco es «Mejor no hablar (de ciertas cosas)» con letra del Indio Solari, cantante de los Redonditos de Ricota. La historia de esta canción se remonta al 21 de septiembre de 1983, cuando los Redonditos de Ricota invitaron a Luca Prodan y Roberto Pettinato a tocar como invitados en un festival en el estadio del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires. Como ya había ocurrido en otras ocasiones, el Indio Solari se negó a actuar en un festival diurno y compartiendo escenario con otras bandas. Por ese motivo, y ante la decisión del resto de la banda de tocar en ese festival, Solari vio la actuación desde el público y Prodan cantó todo el recital en reemplazo suyo. Al momento de probar sonido le llamó poderosamente la atención esta canción, muy lenta, que la banda tocaba en forma casi improvisada. Simplemente era la banda zapando y Solari recitando la curiosa letra en un estilo muy similar a los "monólogos con fondo musical" que todavía por esa época solía hacer Enrique Symns en los recitales de los Redonditos de Ricota. Luca le comentó su interés a Poly, la productora de los Redondos quien le dijo que "le regalaban" el tema. De hecho los Redondos nunca más volvieron a interpretarlo. Al volver a su sala de ensayos Prodan se la tararea a Arnedo y le pide que acelere el ritmo de bajo para acercarla al sonido característico de Sumo. La canción ya estaba contenida en Corpiños en la Madrugada y es en este disco cuando adquiere su forma definitiva.

También repiten, de Corpiños en la Madrugada, “Divididos por la felicidad” y “Debede”, junto a canciones de un sonido reggae preciosista nunca escuchado hasta entonces en el rock nacional, como "No acabes”, “Regtest”, “El reggae de paz y amor”, “No duermas” y “Kaya”

El domingo 13 de octubre de 1985 se presentaron en el Festival Rock & Pop que se llevó a cabo en el estadio de Vélez Sarsfield. Junto a ellos estuvieron Nina Hagen, John Mayall, INXS, Los Abuelos de la Nada, La Torre, Fito Páez y Miguel Mateos/ZAS.

ConsagraciónEditar

 
Sumo en 1986. Póster de la revista Pelo.

En el año 1986, participaron de la segunda edición del Festival Chateau Rock, que se realizó en la provincia de Córdoba. Esa misma noche actuaron Metrópoli, La Sobrecarga, GIT y Virus. Entre marzo y abril del mismo año grabaron su segundo disco, Llegando los monos, también para el sello CBS, el cual tiene como "hit único" y "a propósito" como declarara Luca Prodan «Los Viejos vinagres». De este álbum sobresalen el punk-rock de «El Ojo Blindado» y las melodías new wave de «Estallando desde el océano», la épica «Heroine», «TV Caliente» (dedicada a la actriz italiana Virna Lisi), temas potentes como “Nextweek”, experimentales como “Cinco Magníficos”, reggae en “No Good” y “Rollando”, ska como “Que Me Pisen”. La placa fue presentada en vivo en el estadio Obras Sanitarias el 9 de agosto de 1986. Unos días después, ofrecieron un show en Uruguay, durante un festival en la ciudad de Montevideo, ante unas 25 000 personas y compartiendo escenario con varias de las bandas señeras del post punk en distintos países sudamericanos, como los uruguayos Los Estómagos y Los Tontos y los brasileños Legiao Urbana.

En octubre, se presentó el video «Sumo en Obras (9/8/1986)», que tenía una duración de 50 minutos y documentaba el show de presentación de «Llegando los monos». Volvieron al estadio de Av. del Libertador, el día 15 de noviembre de 1986, sólo que en esta oportunidad compartieron escenario con el grupo de rock brasileño Os Paralamas Do Sucesso, que realizaba su segunda visita a Argentina. Los tiempos del underground le habían cedido el paso a los de masividad.

After Chabón y muerte de Luca ProdanEditar

 
Sumo en vivo en la discoteca "Amadeus", el 7 de noviembre de 1986.

En el verano de 1987, tomaron parte del Festival Rock in Balí en Mar del Plata, donde pasaron grandes bandas, como Soda Stereo, Virus, Los Violadores y solistas como Pedro Aznar y Andrés Calamaro, etc.), que se realizó el 24 de enero de 1987. El lugar concreto del festival fueron las playas de Santa Clara del Mar, (Beach Balí), en cercanías de Mar del Plata, donde unas 4000 personas concurrieron. La nueva placa se editó durante ese año, pero ya la salud de Luca Prodan estaba muy deteriorada. Esto hizo que cediera el liderazgo artístico que tenía en los discos anteriores y solo participó de las partes imprescindibles, improvisando en las letras y en la interpretación como queda claro en uno de los mejores temas del álbum “Hola Frank”.

De este disco también se destacan temas como el imprescindible «Mañana en el Abasto», "No Tan Distintos”, “El Cieguito Volador”, «Crua Chan» y «Lo quiero ya», entre otros. La banda no contiene ningún "hit premeditado", como los mismos músicos llamaban a "La Rubia Tarada" y "Los Viejos Vinagres". No obstante, Pettinato manifestó alguna vez que la versión punk de "Noche de Paz" fue un "vano intento de tener un hit navideño" (...) "queríamos ver si podíamos tener un pequeño hit navideño que nos llenara la mesa de almendras. Luca después aclaró: “Lo hicimos porque estábamos locos. La hicimos punk y yo la canté en tres idiomas. Tocábamos esa noche de Navidad y así salió, en Zero Bar".[7]

Presentaron After Chabón en el estadio Obras Sanitarias el 10 de octubre ante más de 4.000 personas. Como invitados aparecieron en escena Tito Fargo, Semilla Bucciarelli, Andrés Calamaro y Geniol Con Coca.

La última actuación del grupo, con Luca a la cabeza, se realizó el 20 de diciembre de 1987 en la cancha de Los Andes, con muy poco público, apenas unas 500 personas[8]​. Era una fecha compartida con Los Violadores, quienes abrieron el show debido a que esa misma noche tenían otra presentación en una discoteca de Berazategui. Pil Trafa, el cantante de esta banda, recordó que «Lo vi muy delgado, muy demacrado. Estaba amarillo».[9]​ Sus ex-compañeros recordaron más tarde que esa noche Prodan llegó borracho y con una botella de ginebra en la mano, por lo que el personal de seguridad no lo reconoció y trató de impedirle el ingreso, generándose una breve pelea. Luego de la intercesión de sus compañeros de banda, ingresó al estadio, pero hizo una escena en el camerino, rompiendo botellas y gritando mucho.[10]​ Finalmente dio el show y, momentos antes de interpretar una poderosa versión de «Fuck you», Luca dijo: «Ahí va la última».[11]​ Evidentemente se refería a que era la última canción del show, pero los acontecimientos posteriores le dieron a esta frase un carácter profético.

Dos días después, el martes 22 de diciembre de 1987, fue hallado muerto en la habitación que alquilaba en la pensión ubicada en la calle Alsina 451, en el barrio de San Telmo (el inmueble era administrado por el pianista y afinador Marcelo Arbiser, amigo de Luca Prodan, y cada habitación se alquilaba por separado). Con el paso de los años surgieron distintas versiones sobre la causa de la muerte.

La prensa informó que había sufrido un paro cardíaco atribuido a una grave hemorragia interna causada por la cirrosis hepática que padecía.[12]​ Muchos años más tarde, el escritor Enrique Symns difundió en una entrevista una versión alternativa, diciendo que murió por una sobredosis de heroína. Según Symns, Luca había pasado años sin consumir heroína simplemente porque era imposible conseguirla en Argentina en esa época. En 1987 habrían llegado las primeras dosis de heroína a las calles de Buenos Aires y en ese momento intentó volver a inyectarse una dosis similar a las que consumía en Londres, pero su cuerpo ya no tenía la misma tolerancia, lo que le causó la muerte. "Luca se quería ir a la mierda. Justamente se pica heroína cuando estaba por cobrar los primeros 80.000 mangos que le iban a dar por derechos de autor, se iba a comprar una casa en Córdoba, la novia se iba a recibir de psicóloga... Yo creo que él no quiso saber".[13]​ El director de cine y amigo personal de Luca, Julián Espina, llegó a declarar: "Yo mismo tiré lo que quedó de la heroína que se inyectó. Fui uno de los primeros que cayó a la casa. Agarré la heroína, la tiré a un baldío, me comí unas puteadas grandes de alguien… Así fue. No sé quién se la dio, hay una historia media negra con una tercera persona que está bajo secreto”. También dijo que la única que conoce la identidad del proveedor sería Silvia Ceriani, quien en los últimos meses se había convertido en amante de Luca, pero que está seguro de que ella jamás dirá nada[9]​. Silvia Ceriani alquilaba otra habitación en la misma pensión, pero la abandonó inmediatamente después de la muerte. En las entrevistas que dio, afirma que Luca murió en sus brazos y que no fue por sobredosis.

Otro miembro de Sumo, Roberto Pettinato reafrimó la versión de la sobredosis, sólo que diciendo que no se trató de heroína sino metadona, droga que se usa como sustituto de la primera[14]​. Lo cierto es que no se realizó ninguna autopsia. Otros de sus allegados más íntimos, Timmy MacKern y el baterista Alberto Troglio, reconocieron más tarde que los compañeros y amigos de Prodan tenían miedo de que se iniciara una investigación de las causas de la muerte y dejaron todo en manos del abogado Albino "Joe" Stefanolo, quien fue el encargado de manejar la situación con las autoridades y dejarlo asentado como una "muerte natural".[15]

Homenaje y separación (1988)Editar

Pettinato, Arnedo, Daffunchio y Mollo, se presentaron en una nueva edición del Festival Chateau Rock, durante el verano de 1988. Esta actuación del grupo se tituló «Homenaje a Luca Prodan» e interpretaron temas como: «Crua Chan», «Nextweek», «Los Viejos vinagres», «Mejor no hablar (de ciertas cosas)» y «Fuck You», entre otros. Para cantar este último tema subió Mónica Stromp, la ex novia de Luca Prodan que había dado lugar a la pelea en el boliche "New York City" de la que habla la canción "La Rubia Tarada". Esta fue la primera actuación sin Luca y la última de Sumo.[16]​ Finalmente, en 1989 a través del sello CBS se editó una placa titulada «Fiebre» que incluyó temas inéditos, algunos de ellos iban a integrar una nueva producción de la banda.

A la muerte de Luca Prodan le siguieron las de dos importantes luminarias del rock argentino post-Malvinas de la década de los 80, Miguel Abuelo (26 de marzo de 1988) y Federico Moura (21 de diciembre de 1988), marcando un antes y un después en la historia del rock nacional. Su influencia se puede percibir en las paredes de Buenos Aires, donde todavía se pueden encontrar pintadas que claman «LUCA NOT DEAD».

Tras la separaciónEditar

Divididos y Las Pelotas, son las bandas que se formaron tras la separación de Sumo en 1988.

Los distintos restos de la banda dieron origen a dos agrupaciones: Divididos (Mollo y Arnedo) y Las Pelotas (Daffunchio, Sokol y Troglio), mientras que Pettinato vivió unos años en España, donde formó Pachuco Cadáver. A su regreso al país volvió al ámbito periodístico y de conducción de programas de televisión. Hay una teoría, que aparentemente es otra leyenda urbana, que dice que el nombre de estas bandas surgió de un reportaje a Luca. El periodista le preguntaba si veía en un futuro a los miembros de Sumo divididos, a lo que el cantante habría respondido: «¿Sumo divididos? ¡Las pelotas!»[17]

Los caminos de ambas bandas se cruzaron por primera vez en mayo de 1997 en el Teatro de Verano de Montevideo, al realizar el primer recital conjunto de Divididos y Las Pelotas. El espectáculo, que se había anunciado como la vuelta de Sumo, terminó con una polémica entre bambalinas con la negativa de Arnedo a tocar y un pedido de disculpas de Mollo y Daffunchio que no convenció a nadie. La casualidad quiso que este show, que comprometió a todos los que alguna vez integraron Sumo, tuviera lugar el día en el que Prodan hubiera cumplido cuarenta y cuatro años. Tal vez por eso, cuando las luces se apagaron definitivamente y bajaron los primeros silbidos medidos, si se compara con lo que podría haber sucedido en Buenos Aires, su hermano Andrea, quien fue invitado por la producción así como el saxofonista Roberto Pettinato y el baterista Alberto "Superman" Troglio, asumieron la responsabilidad de llenar el vacío. Ellos se sumaron a Las Pelotas para tocar tres clásicos de Sumo: Heroína, El Ojo Blindado y White trash. El menor de la familia Prodan rompió un pie de micrófono, se vació un litro y medio de agua mineral sobre la cabeza y reptó por el largo escenario generando el momento más parecido al caos que supo ser Sumo, aunque su sentida interpretación transitara la cornisa del papelón. A esa altura de los acontecimientos, casi escapando, Mollo y Arnedo apuraban el regreso en taxi al hotel en el centro de la ciudad donde se alojó la tropa de Divididos.

Breves reencuentros posterioresEditar

En mayo de 2006 en el festival Andes Vivo en Mendoza se dio realmente la primera reunión donde, luego de tocar Las Pelotas y Divididos, subieron todos los músicos al escenario para hacer «El Ojo Blindado», «Debede», «Fuck You» y «Mejor no hablar de ciertas cosas». En esa oportunidad no estuvieron Pettinato ni Superman Troglio.

El 12 de abril de 2007, a 20 años de la separación de la mítica banda, todos los miembros sobrevivientes de la última formación se juntaron a tocar durante el Quilmes Rock Festival en el estadio de River Plate. Interpretaron Crua chan, Divididos por la felicidad y Debedé. Con Marcelo Rodríguez «Gillespi» en trompeta, quien también participaba como invitado de los shows de Sumo allá por 1987.[18][19]

Fue un encuentro histórico: Ricardo Mollo, Diego Arnedo, Germán Daffunchio, Roberto Pettinato, Alejandro Sokol y Alberto "Superman" Troglio cerraron la primera noche del Quilmes Rock.

Todo empezó cuando, ante la mirada cómplice de Arnedo, Mollo jugueteó con un riff de Sumo que la multitud reconoció y, sin vueltas, presentó a Pettinato -otra vez con el legendario overol naranja-, Sokol y Daffunchio.

Después aumentó la emoción cuando invitó a «un baterista escocés» que se quería sumar al festejo, y apareció Troglio, vestido con un kilt (la falda que usan los escoceses) y su clásica remera con el logo de Superman.[20]​ El 12 de enero de 2009, Alejandro Sokol, ex multinstrumental y exlíder del grupo Las Pelotas, sufrió un paro cardiorrespiratorio en la terminal de ómnibus de Río Cuarto, provincia de Córdoba. Con 48 años de edad, Sokol se encontraba trabajando en un nuevo proyecto musical llamado «El vuelto S.A.».[21]

MiembrosEditar

Miembros anterioresEditar

Línea de tiempoEditar

DiscografíaEditar

Álbumes de estudioEditar

CompilacionesEditar

  • Greatest Hits (1988)
  • The Collection (1991)
  • Obras cumbres (2000)

Álbumes en videoEditar

VideografíaEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Biografía de Sumo Archivado el 15 de julio de 2013 en Wayback Machine. Consultado el 24 de septiembre de 2016
  2. a b c d Sumo «Biografía de Sumo». 20130715071447.  en Rock.com.ar Consultado el 19 de septiembre de 2015
  3. Entrevista audiovisual a Ricardo Curtet.
  4. «Luca Prodan cumpliría 66 años: el motivo por el que se radicó en la Argentina y cómo se gestó Sumo». Infobae. Consultado el 17 de mayo de 2019. 
  5. «Luca Prodan: “Cualquier copia de Bob Dylan es un asco”». 
  6. a b Biografía de Hurlingham Reggae Band Consultado el 24 de septiembre de 2016
  7. Pettinato, Roberto (3 de enero de 2010). «Dado vuelta estás vos». Página 12 (Argentina). Consultado el 22 de diciembre de 2022. 
  8. «Nacidos para molestar». 
  9. a b Insúa Escalante, Marianela (22 de diciembre de 2022). «Así fueron las últimas horas de Luca Prodan: entre la desidia, el abandono y una traición final». Infobae (Buenos Aires). Consultado el 22 de diciembre de 2022. 
  10. Occhiuzi, Javier M. (22 de diciembre de 2021). «Luca not dead: a 34 años del último recital de Sumo y la muerte de Prodan». La Izquierda Diario. Consultado el 16 de diciembre de 2022. 
  11. «Luca Prodan: el músico de las mil vidas cumpliría 69 años». 
  12. «Cinco videos para recordar a Luca Prodan, a treinta años de su muerte». Billboard. 26 de diciembre de 2017. Consultado el 19 de mayo de 2021. 
  13. «Enrique Symns habla sobre la muerte de Luca Prodan (heroina)». 
  14. «Pettinato habla de la muerte de Luca (metadona) y de Sumo». 
  15. Jalil, Oscar. Luca Prodan: libertad divino tesoro. Planeta. 
  16. Chateau Rock '88: Homenaje a Luca Consultado el 19 de septiembre de 2015
  17. La historia detrás de los nombres de las bandas del rock argentino Consultado el 4 de julio de 2017
  18. Noticia sobre la vuelta de Sumo en Mendoza Consultado el 19 de septiembre de 2015
  19. Noticia sobre la vuelta de Sumo en el estadio de River Consultado el 19 de septiembre de 2015
  20. Luca, un documental periodístico al cumplirse el 20 aniversario de su muerte Consultado el 14 de diciembre de 2013.
  21. Noticia sobre la muerte de Alejandro Sokol Consultado el 19 de septiembre de 2015
  22. Edición independiente solo en cassette, reeditado en 1991

Enlaces externosEditar