Talasio (¿? - c. 630) fue un eclesiástico suevo, obispo católico de Astorga desde c. 588.

Nacido en el seno de la familia de los Camaño, perteneciente a la nobleza del reino suevo, Talasio fue señor del promontorio Nerio y de las islas Cíes, en la costa de Galicia; estuvo casado con Indegunda, sobrina del rey visigodo Atanagildo, y tomó el estado eclesiástico tras quedar viudo.[1][2]

Hacia el año 588 fue nombrado obispo de la diócesis de Astorga, sufragánea de la de Braga, que estaba encabezada por su hermano Pantardo. Ambos hermanos participaron en el III Concilio de Toledo presidido por Leandro de Sevilla y Eutropio de Valencia el año 589 en tiempos del rey Recaredo, en el que se decretó el abandono del arrianismo y la adopción del catolicismo como religión oficial del reino visigodo de Toledo, que tan solo cuatro años antes había conquistado y anexionado el reino suevo.[3][4][5][6][7][8]

No hay noticias de este personaje más allá de su asistencia al concilio, aunque algunos autores creen que debió vivir al menos hasta el año 630.[6][7]


Predecesor:
Polemio
Obispo de Astorga
c. 588 – c. 630
Sucesor:
Concordio[9]

ReferenciasEditar

  1. Felipe de la Gándara: Armas i triunfos: hechos heroicos de los hijos de Galicia, p. 581, cita como fuentes las "Genealogías de linajes nobles de Galicia", atribuidas al obispo de Lugo Vasconio. Manuel Risco (España sagrada, vol. XL, p. 80) duda que estas genealogías fueran de este autor.
  2. Luis Vilar y Pascual: Diccionario histórico, genealógico y heráldico de las familias ilustres de la monarquía española, tomo II, p. 125 (1859).
  3. Gil González Dávila: Theatro eclesiastico de las ciudades e iglesias catedrales de España, tomo I, pp. 209-210 (1618).
  4. Gregorio de Argaiz: La Soledad laureada por San Benito y sus hijos en las iglesias de España, p. 505 (1675).
  5. Enrique Flórez: España sagrada, vol. XVI, pp. 111-112 (1762).
  6. a b Pedro Rodríguez López: Episcopologio asturicense, tomo I, p. 153-158 (1907).
  7. a b Matías Rodríguez Díez: Historia de la muy noble, leal y benemérita ciudad de Astorga, pp. 325-326 (1909).
  8. Luis Agustín García Moreno: Prosopografía del reino visigodo de Toledo, p. 154 (1974).
  9. Flórez admite que entre Talasio y Concordio pudiera haber habido otro obispo cuyo nombre no ha llegado hasta nosotros. Argaiz menciona a un tal Mancio, obispo ficticio sacado del falso cronicón de Hauberto hispalense.